La RAE se ha manifestado en varias ocasiones sobre el “lenguaje incluyente y no machista”, casos de violencia en los campus universitarios estadounidenses y canadienses así con nuevos artistas que nunca veremos florecer gracias al acoso de defensores de la nueva visión de la justicia. Son apenas una pequeña muestra de lo que ha hecho “los oprimidos” pero políticamente correctos.

Están en todos lados y cualquier cosa los ofende, gracias a ellos Trump llegó a la casa blanca y los premios Oscar se convirtieron en un desfile de discursos progresistas y de buscar películas sobre minorías. Todos esos asuntos, así como todos esos sucesos horribles en Suecia y Alemania perpetrados por minorías oprimidas nunca van a ser temas a discutir, la agenda políticamente correcta no los va a reconocer ya que “el patriarcado” (entre otros engendros) son los que controlan los medios.

Entonces, asuntos como que en ciertos países por un mismo crimen el castigo es muy diferente el que recibe una mujer en comparación con el que recibe un hombre ¿Qué pasó con la igualdad ante la ley entre hombre y mujer? Me parece bien que salgan dedos acusadores cuando un hombre agrede a una mujer, pero cuando es al revés no me parece correcto que aparezcan las risas o en su defecto “se lo buscó” ya que no importa quién es la víctima, violencia es violencia y es algo que debe culminar.

Pero entre estos nuevos defensores de la justicia y la nueva ola del feminismo es normal que unos los vea con repudio, ya que las pancartas con lemas como “machete al machote” o excluir plenamente a los hombres del movimiento feminista, solo confirma lo que siempre se ha catalogado como “estereotipo”.

Quiero creer que no todas las feministas modernas quieren exterminar al hombre, quiero creer que los SJW quieren incluir a todos y no a unos cuantos, pero creo que no va hacer así. Dudo mucho que esa gente tenga el corazón en el lado correcto ya que no saben a qué género pertenecen, tampoco creo que quieran ver todos los daños que han causado así como todos los gobiernos que dicen defender. Cuando para ellos el silencio reina en casos sobre tortura y violación me da que pensar, que su doble moral y el sonido de sus propias voces les encantan. Prácticamente, son una nueva versión de la Inquisición, que se ofende por todo y todos somos los malos.

See Your Space Cowboy

Anuncios