Cuando estas líneas vean luz, estaré preparando mi mente para una reunión con mis compañeros de la universidad a quienes tengo un buen tiempo sin ver. Así mismo, por otro lado estaré preparando ideas a las cuales convertiré en (intentos de) artículo para esta cosa. Conjuntamente, pues la segunda línea editorial de este rincón estará dando comienzo dentro de poco, cuando termine de salir de algunos artículos que me quedan pendientes.

¿Seguiré publicando mis historias aquí? Pues, creo que es lo mejor ya que a falta de artículos con los pueda comenzar las actualizaciones, son un material que espero me sirva de algo o que le despierte el interés en algún visitante; aunque al parecer, las cosas han cambiado en estos días. Necesitas ser un usuario famoso de la red social del YouTube para poder tener acceso a las casas editoriales, las cuales te van a contactar en vista del número de suscriptores y reproducciones que tengan tus vídeos.

Así mismo, en una de las cuentas bancarias que tengo, tiene la cifra de dos mil bolívares (dos millones de los antiguos) cifra que no me alcanza para nada; aparte de eso que el nuevo “empleo” que tengo, pues no hay quince ni mucho menos último. Todo depende de vender  bienes inmueble en una economía como la venezolana; todo un desatino a mi parecer, pero tengo la fe que en algún momento (y después de haber concretado unas ventas) me llamen de algún sitio.

En estos días, leer y escribir se han convertido en una de esas actividades que me alivian la mente, ya que con estos paros de transporte así como las fallas en el servicio de electricidad, agua y más recientemente el internet  me han puesto de malas, incluso he llegado al punto de que en esas extrañas horas dentro del nuevo empleo siento que me iría mejor si estuviese en mi refugio escribiendo; aunque tarde me di cuenta que las hojas perforadas que uso para escribir se me están acabando al igual que los blocks rallados están menguando en números.

¿Qué más puedo comentar?  Ah sí, he estado pensando en volver a escribir dentro del género costumbrista, incluso pensé en lo siguiente. Juntar a todos los personajes que creé en ese género en una sola historia la cual se ambientaría en un  edificio; voy a ver si un día me animo en escribir tal idea ya que  no puede ser en comparación que otras cosas que he escrito.

See Your Space Cowboy

Anuncios