And we are the law here

Archivo mensual: mayo 2017

No puedo asegurar si son cincuenta o más los días en los que buena parte de la población de la cuna de libertadores han volcado su furia en las calles. No es para menos, no estamos en el mejor momento, así que salir a la calle a pesar de todo los riesgos que eso nos ha traído, sucesos que están bien documentados.
Pero ¿Qué nos queda? Pues nada, la verdad; si bien es cierto que los socialdemócratas de la oposición piden elecciones generales, son pocos los que hablan de una renuncia tanto del partido de gobierno como de sus cómplices en todo el desastre. A todo este escenario, hay que agradecer el hecho que todos hemos encontrado un punto de encuentro, el repudio a la constituyente, es decir la modificación a la carta magna para perpetuarse en el poder; siendo muy inteligentes se podría canalizar ese descontento en algo mejor.
Cincuenta días protestando se dicen fácil, pero no lo han sido para todas esas personas que han perdido familiares, todo gracias a la represión. Pero también creo que es tiempo de buscar otros escenarios para darle de golpes al gobierno, no se va a lograr nada si por un lado logramos sacar al partido de gobierno si para después, vamos a aplaudir ideas similares; así que es ir aclarando algunos puntos serios, el primero sería que la pesadilla está por terminar, segundo es el hecho que debemos dejar de lado las ideas del bipartidismo actual y tercero abrazar la libertad.

See Your Space Cowboy

Anuncios

La cuarta entrega de la serie es, se mi parecer, la que tiene un cambio de ritmo bien extremo. Lo que comenzó como un acercamiento bien fuerte al drama, pasó a ser un regreso a la comedia todo gracias a la llegada de la abuela de nuestro protagonista, quien añadió una nueva dinámica a la serie; aunque creo que, muy posiblemente, algo de corto dramático va a suceder con la abuela en algún punto, en vista de lo que brevemente expuso la madre de nuestro protagonista.

Es decir, con la llegada del verano así como con el personaje ya mencionado, nuestra pareja debe afrontar más enredos de los que ya tienen encima. Desde ese episodio donde los residentes de la singular casa se unen para hacer un equipo de béisbol, la comedia ha estado ahí, aunque también nos han lanzado algo de luces sobre el difunto esposo de Kyoko y su relación aunque nuestro protagonista tuvo sus momentos, podrá ser un patán indeciso, pero tiene algo que atrae a las féminas de la serie, por mucho que se diga lo contrario, eventualmente tendrá que tomar una decisión. Quizás, lo mejor del asunto fue ver un poco la relación entre él y su abuela, personaje que si bien ya se vio en entregas pasadas, sus motivaciones para ingresar a esa casa, supongo, deben estar un poco más allá de ayudar a su nieto. Esta parte de la obra me ha tocado, en serio, quizás por el hecho que desde cierta tragedia atacó a mi familia por el lado materno, asunto que trajo un extraño acercamiento entre mi abuela y yo.

Creo que la montaña rusa de la comedia comienza justo después del ya mencionado episodio relacionado con el béisbol, aunque el tema que quieren ver a Kyoko casada nuevamente y que le dé nietos a sus padres hace nuevamente su aparición. Un tema que no pierde vigencia al sol de hoy, a pesar del hecho del tiempo que ha pasado desde la publicación de la esta obra.

Hasta el momento, una de esas entregas que en muchos aspectos te toma por sorpresa, así como trae una nueva dinámica a la serie con la llegada de un nuevo personaje que se integra de forma natural al elenco.


La pregunta que le da título al presente mar de letras, creo que es una que todos los ciudadanos de la cuna de libertadores debemos hacernos. Se hace pertinente hacerla desde temprano, a mi parecer, en vista de que la pesadilla socialista da señales de estar dando sus primeras patadas de ahogado, le guste o no a unos cuantos.

El descontento es notorio con los medios de comunicación, pero como dije en líneas pasadas, ellos tampoco la tienen fácil. Aunque debemos admitir que darles el beneficio del perdón no va a ser lo primero que pase por la cabeza de mucho ya que mira que emitir programas de farándula que lo que realmente sucede en el país, ya pone en entredicho muchas cosas.

Entonces,  se está planteando otra pregunta también válida ¿Cómo será el futuro de los medios de comunicación? Ciertamente es algo complicado ya que no puedo ver el futuro, pero he aquí mi propuesta de lo que se debería hacer para evitar el problema se repita. Lo primero sería quitar el ente censor estatal por excelencia, si bien estamos de acuerdo que todos los monopolios son malos, creo que el peor monopolio que existe es aquel que el gobierno maneja.

Estamos claros, que esos monopolios son (primeramente) bastante ineficientes y que lo peor del asunto, el dinero para financiarlos sale de nuestros bolsillos así que mi propuesta es que el espectro radioeléctrico de la cuna de libertadores se libere. Es decir que los venezolanos que quieran invertir su dinero en el espectro radioeléctrico sean dueños plenos de esa “señal”, que puedan desarrollar sus propias líneas editoriales en los medios impresos así como en el ya mencionado espectro o en la misma red de redes.

No es algo tan descabellado, de hecho en un país de la Europa Oriental lo hicieron y quizás como sociedad sigan teniendo problemas, ninguna se escapa de eso, pero lograron algo que  siempre los socialistas se la pasan hablando “que sea del pueblo”.

No importa que cada medio de comunicación tenga su propia línea editorial, que sea cuestión de la gente decidir que leer, que ver o que escuchar.

 


Las presentes líneas son extrañas, ya que a partir de aquí (el noveno artículo de la nueva línea editorial) quiero dejar de lado numerar los artículos ya que me voy a hacer un enredo llevar un orden; pero a raíz de algunos hechos acontecidos en mi casa, salieron estas líneas. Así que el presente mar de letras  trataré de alejarlo lo más posible del tema político.

No hace mucho le di santa sepultura a unos certificados que me dieron en la categoría “Blog del año y usuario más serio” ya que no solo la asociación civil “sin fines de lucro” que me  entregó tales reconocimientos tiene ya años en una tumba; sino que ya su vida útil pasó, así de simple. Dudo mucho que esa mentada organización vaya a salir de tumba. Aunque no dejo de preguntarme que hubiese pasado si días antes de esa ceremonia yo hubiese declinado recibir esos certificados, aunque dada la situación y mi aversión a esa gente, esa medida no formaba parte de los planes; aunque debo agregar, que esos certificados me los gané gracias a la votación   de muchas personas.

En lo personal, considero que si tenemos razón para quejarnos de esos eventos “disque” culturales patrocinados por el gobierno de turno. No es para menos, ya que esos eventos se financias con nuestro dinero, si ese dinero que usan para financiarlos sale de nuestros bolsillos. Y no voy a apelar por la frase “tienen que ser de calidad”; no, simplemente si se tomaran la molestia en preguntarme deseo que ese dinero que sale de mis cuentas bancarias por concepto de impuesto al valor agregado lo vayan a usar para financiar el circo romano del mentado “rock pesado nacional” o para pagarle el sueldo a cualquier policía (esos que en días recientes salen a reprimir y hasta matar), simplemente no pago nada. Honestamente, prefiero donar ese dinero a los hospitales públicos o a mi querida alma mater.

Si bien es cierto que en este momento no podemos reclamarle a esos que antes eran revolucionarios pero ahora quieren un cambio a una economía más libre y con un gobierno reducido, no dejo de plantearme la pregunta ¿Acaso no escuchaban nuestras advertencias? Incluso de alguien que comulgaba con las ideas de Keynes; las cuales tienen más en común con la socialdemocracia que con la noción de mantener alejado de mis bolsillos. Noción que antes, les causaba una mezcla de risas y molestia es ahora que la abrazan, viendo ya el abismo en la que está metida la cuna de libertadores.  Y debo agregar, que seguramente su estilo de vida (mucha veces burgués) se ha visto recortado o quizás ya no pueden hacer lo que hace unos años atrás podían hacer. De hecho, todos los venezolanos hemos visto como nuestra vida y rutina ha estado siendo recortada.

See Your Space Cowboy


El autor Warren Ellis vuelve a aparecer en el blog, debo ser honesto, no le he prestado la atención que se merece; en algún momento del año 2000 este autor regresó a las grandes ligas del comic estadounidense y siendo conocido por su visión del mundo (oscura y cínica) fue uno de los responsables de darle nueva vida a ese singular equipo mutante llamado X Force, ese que se hizo famosos por sus acciones dentro de las viñetas y que entre sus responsables se encuentra un Rob muy famoso, más por su deficiente estilo de dibujo que por ser un artista medianamente decente.

X Force, desde sus días cuando Cable consistía en un grupo de mutantes que hacían el trabajo que sus hermanos mutantes (los de la academia de Xavier) más heroicos no podían hacer; quizás por eso el enfoque que le dio don Warren  era una revisión necesaria, durante una etapa dentro de la casa de las ideas con el título de “Revolución”, etapa que servía para renovar todo lo referente a la franquicia mutante.

Ahora, este equipo lejos de ser una guerrilla, ahora devenidos en un equipo de operaciones encubiertas y en el presente caso, el equipo recibe entre los suyos a un agente británico llamado Peter (como cosa rara también agente secreto) y con lo que queda del mencionado equipo (personajes que a duras penas reconozco, la verdad) y que deben detener a una amenaza que no solo data de los días de la guerra fría sino que, como cosa rara, todo deriva de un plan para derrotar al enemigo desde adentro, esta vez usando los genes mutantes latentes en todos los humanos.  Quizás el villano, a mi parecer, así como el encargado del equipo son los mejores personajes, ya que el equipo como tal me parece un poco olvidable, quizás sea por el hecho que estos números son muy avanzados, lo que hace difícil conocer a los integrantes de este equipo.


Posiblemente,  para cuando las presentes líneas vayan a verse publicadas la joya de la corona en la ciudad jardín tuvo su primera entrega del año (2017). Y seguramente todo será unicornios de colores así como arco iris para los medios frikis que van a estar reseñando su asistencia al mencionado evento. O en su defecto, están más preocupados en escribir notas sobre el regreso (pero con otro nombre) de una convención o de los sucesos más recientes en los anime de moda.

Debo admitir que aquí no estoy diciendo nada nuevo, que los mentados medios no les convienen perder no solo sus pases de prensa sino también el sustento que deben llevarse a la boca las personas que los integran; pero es muy sabroso opinar de todo lo bonito que se ve en esas convenciones gracias a esos pases mientras se hace caso omiso a opiniones diferentes. No es una práctica desconocida en el mundillo, la verdad, solo que ahora se hace con unos ligeros cambios cosméticos para que no desentonen con la alegría de la nueva generación.

Se habla más del papelillo que del dinerillo, simplemente lo digo. Nadie quiere leer o escribir sobre los costos que asumen los organizadores, pero todos quieren emitir opinión alguna sobre el precio de las entradas; las opiniones que ponen en tela de juicio la calidad de un evento me parecen que ahora son un tabú, nadie quiere comentar, cuando en días pasados eso era recurrente, incluso en los antiguos foros.

Honestamente, creo que estamos ante el final de la fiesta friki criolla ya está dando sus notas finales. Poco se ha estado hablando del cronograma criollo y como dije en líneas anteriores, seguramente para el presente año se ha hecho evidente una reducción en su tamaño. Sí, también se ha estado hablando de la abundancia de los famosos eventos chatarras que solo dura una sola entrega, uno de esos problemas que estuvieron en aquellos días en los que yo estaba más activo; así que creo que lo mejor es que disfruten los días que le quedan celebrando.


Pues resulta que el séptimo artículo cayó en la sección en la que menos esperaba, la sección de reseñas de discos, así que me dediqué a pensar sobre el octavo y resulta que ya estaba escrito en otra sección que también necesita un poco de cariño; pero el noveno trae un problema de los otros dos, el tema a tratar. Originalmente no quería volver a escribir sobre el tema de la convención avalancha, ya que (como cosa rara) no hay mucha información sobre el asunto, aunque por ahí anda rondando el tema que parece que el problema lo andan resolviendo con la ayuda de los abogados, es decir dejando de lado a los frikis y la inquisición ya que esos dos lejos de ayudar, empeoran el asunto.

El tema de la situación en la cuna de libertadores si sigue en tensión, creo que lo mejor será no escribir menos del tema ya que lo mejor será no abordar tanto ese tema ya que no habrá mucha diferencia entre la vieja línea editorial y la nueva línea editorial; además que quiero escribir algo con la misma extensión, pero lo mejor es esperar un poco.  Pero ¿Qué hay que esperar? Pues algún hecho mucha más serio, eso si no quiero quitarle importancia a todos los que han sucedido.

Se me hace muy barato escribir sobre quienes van a agitar sus respectivos féretros con todo este asunto del regreso de avalancha pero la verdad no lo veo como algo factible, que sea un tema que pueda ser algo medianamente divertido de hacer; tampoco creo que seguir machacando el tema político de la nación, lejos de convertirse en una terapia para mí, va a ser un recordatorio de momentos amargos de la realidad. Quizás, estamos viviendo una secuela de aquellos días extraños donde lo que queda de sociedad se atrincheró, 2014, así que lo mejor que se puede hacer es no perder esta nueva oportunidad.

See Your Space Cowboy



Instituto Mises Cuba

Economy and Freedom: Tu ne cede malis, sed contra audentior ito.

Fernando Díaz Villanueva

Política | Economía | Historia

El Criticón

Opinión de cine y música

Neuronaliberal

«El estado es la gran ficción por la cual todo el mundo busca vivir a costa de todos los demás.»

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Series Ciencia Ficción

Ciencia Ficción, Fantasía y Terror en TV

El liberal escandalizado

Escritos indignados y otras cosas

Punto de Vista Economico

"There is only one difference between a bad economist and a good one: the bad economist confines himself to the visible effect; the good economist takes into account both the effect that can be seen and those effects that must be foreseen." Frederic Bastiat

Death Detective Blog

Una pequeña cueva de reunión friki

Tomos y Grapas

Tu sitio de Cómics!

Caribe Libertario

La voz de la Libertad, desde el Caribe para el Mundo

Comic Play

Hablamos de tus intereses sin censura

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

El Blog de Martín |x|

Notas, lecturas, apuntes e intereses...

Quiero ser presidenta

Politóloga y administradora publica en formación/UNAM/Pro la mujer/DDHH/Desarrollo sustentable/Seguridad pública.

Minerva de Terralba

Just a gal and her dreams

Logos Podcast

Pensamientos, Cyberpunk y Tecnología.

Cautivos de un Sistema

Just another WordPress.com site

El Mundo de Shiku

THE WordPress.com weblog

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

ComicCriticon

ComicCriticon es un Blog de criticas y valoraciones sobre cómic y manga

Historias Siniestras

Escritores, Cuentos y Poemas Macabros

David Gaughran

Let's Get Digital

Vegeta Rukawa's Corner

Un blog sobre... no sé, lo que se me ocurra escribir ^^

Western Corner

Dos Pistoleros, un blog y muchas opiniones

Komic's Custodies Klub's Weblog

Viaja entre Universos

Todo y nada

Welcome to my world

Bloguionistas

La voz de los guionistas en castellano

The pfff blog

Nuestra misión en la tierra es descubrir nuestro propio camino. Nunca seremos felices si vivimos un tipo de vida ideado por otra persona.