Debo comenzar diciendo que originalmente la dicha del tercer artículo en la nueva línea editorial iba estar en otra sección de este rincón, pero cómo la situación en la cuna de libertadores sigue igual de tensa decidí escribir al respecto. Aunque, debo admitir que estas líneas se pueden leer más como un mero ahogo personal, más que un intento de artículo de los que siempre hago aquí.

 Honestamente, no es para menos comentar que para unos el llamado a elecciones podría ser una válvula, pero no. Debemos ver un poco más allá, ya que las condiciones para elecciones no están puestas, mucho menos sabiendo que el resultado va a ser olímpicamente desconocido por el Gobierno, ya que sabe que le va a ser desfavorable.

Así que, lo mejor que podemos hacer es no aceptar esa manzana envenenada ni mucho menos permitir que el Gobierno y la mal llamada oposición vayan a sentarse en una mesa de diálogo; aún es tiempo de enmendar la situación, de echar para atrás la transacción y convertir eso en una transición.

Una hacía algo mejor, ya que es evidente que al actual gobierno no le molesta mucho lo que sucede dentro de las fronteras de la nación, prefieren buscar desesperados el apoyo internacional que antes contaban. Y debo reiterar que las elecciones no son la salida al predicamento en el estamos, hay un montón de asuntos que debemos atender como sociedad, pero no los vamos a atender bien mientras no tengamos los insumos más básicos para afrontar lo cotidiano.

Ya que eso que acabó de exponer, no va a cambiar con elecciones mis estimados, ya que el cambio comienza primeramente de forma interna si es que queremos que perdure en el tiempo. Quizás para unos no hay marcha atrás y lo mejor es abandonar el barco y desde afuera ayudar a los que se quedan, pero quedarse tampoco es de cobardes.

See Your Space Cowboy

Anuncios