En el pasado ya había hablado de como veo a la casa editorial Imagen y si bien es cierto que ya casi esos personajes hipermusculados que solo saben hacer desangrar a sus enemigos ya no están entre sus filas (bueno, cierto engendro infernal sí) poco a poco se ha ido quitando esa imagen; pero quería confirmar eso, así que decidí comenzar a leer alguna que otra cosa del mencionado sello editorial, al que cada día le crecen no solo los admiradores sino también autores.

Y creo que una ópera espacial que narra los esfuerzos, en apenas cinco entregas, de la humanidad para salvarse de una catástrofe así como de otro encuentro (sangriento) con una raza parasitaria de extraterrestres que, dando a entender, estos últimos vienen a cerrar su ciclo de destrucción con los terrestres. En lo personal no me pareció un mal concepto, pero puede ser que la misma extensión de la obra fue la que le jugó en contra; creo que faltó por desarrollar mejor los personajes involucrados, a pesar de que es una épica que se nota que tiene mucha influencia de los comics de la competencia, no conseguí algún personaje con el cual conectarme y estamos hablando del guionista que fue laureado por su etapa con, ni más ni menos, los cuatro fantásticos.

Pero quizás su mayor punto fuerte se encuentra en la narración de la misma, es una obra que desde ese punto de vista, la narración es acertada así como (nuevamente, consideración personal) el arte si bien se siente un poco extraño al comienzo, cumple su cometido en ayudar a la narración. Es una ópera espacial muy diferente, quizás el autor quería hacer llegar un mensaje, posiblemente, pero a lo mejor algo más le pudo jugar en contra a los planes. O posiblemente esto no es más que una secuela a alguna de las obras que hizo el autor para el mencionado sello editorial.

Anuncios