Pues resulta que el séptimo artículo cayó en la sección en la que menos esperaba, la sección de reseñas de discos, así que me dediqué a pensar sobre el octavo y resulta que ya estaba escrito en otra sección que también necesita un poco de cariño; pero el noveno trae un problema de los otros dos, el tema a tratar. Originalmente no quería volver a escribir sobre el tema de la convención avalancha, ya que (como cosa rara) no hay mucha información sobre el asunto, aunque por ahí anda rondando el tema que parece que el problema lo andan resolviendo con la ayuda de los abogados, es decir dejando de lado a los frikis y la inquisición ya que esos dos lejos de ayudar, empeoran el asunto.

El tema de la situación en la cuna de libertadores si sigue en tensión, creo que lo mejor será no escribir menos del tema ya que lo mejor será no abordar tanto ese tema ya que no habrá mucha diferencia entre la vieja línea editorial y la nueva línea editorial; además que quiero escribir algo con la misma extensión, pero lo mejor es esperar un poco.  Pero ¿Qué hay que esperar? Pues algún hecho mucha más serio, eso si no quiero quitarle importancia a todos los que han sucedido.

Se me hace muy barato escribir sobre quienes van a agitar sus respectivos féretros con todo este asunto del regreso de avalancha pero la verdad no lo veo como algo factible, que sea un tema que pueda ser algo medianamente divertido de hacer; tampoco creo que seguir machacando el tema político de la nación, lejos de convertirse en una terapia para mí, va a ser un recordatorio de momentos amargos de la realidad. Quizás, estamos viviendo una secuela de aquellos días extraños donde lo que queda de sociedad se atrincheró, 2014, así que lo mejor que se puede hacer es no perder esta nueva oportunidad.

See Your Space Cowboy

Anuncios