Se ha estado hablando mucho de una nueva figura en la escena política criolla, ni más ni menos que Don Lorenzo Mendoza, quien ejerce como presidente de empresas Polar. Si le soy honesto al lector, no voy a poner en duda el hecho de que si esa postulación llega a ser cierta, el ya mencionado gerente puede ganar la contienda tranquilamente en vista del rechazo que hay en el bipartidismo imperante.

Pero eso, es apenas una pequeña parte de todo el panorama al que debe hacer frente, tiene que hacerle frente también a unos antecedentes para nada buenos. Me refiero a que los gerentes que deciden convertirse en presidente no les ha ido bien, tomemos los casos del ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi, el ex presidente chileno Piñera así como Jimmy Carter en el gigante del norte (aunque debemos ir mencionado a Trump en el grupo), se debe medir también a una sociedad venezolana cuyo rancho mental no fue demolido, sino que lo modificaron para peor; un escenario, a mi parecer, no muy diferente al que debe enfrentarse otros con ese mismo cargo, pero con el adicional que podría ser agravado por los problemas ya conocidos.

Es válido que nos hagamos la pregunta ¿Qué tendrá su plan de gobierno? Se hace difícil deducir que tendrá, en vista que no formo parte de su equipo de campaña, pero me arriesgo a pensar que esto es lo que tiene en mente. Primeramente, va a sacarse la piedra en su zapato llamada sueldo mínimo, puede mandarlo a congelar o puede derogar su existencia legal, dándole de comer a su oposición política; posteriormente tendrá en mente darle una estocada fatal a los impuestos nacionales reduciendo su porcentaje y a los estatales pues espero que les de sepulcro o una buena reducción, luego se podría encargar de otra piedra, las obligaciones parafiscales quizás abriendo el mercado al sector privado en temas de pensiones y demás. En cuanto a las empresas que le hacen la competencia, pues posiblemente a las que están en manos del gobierno privatización parcial o de plano completa, es que a un pez grande como Polar le interesa que existan algunos peces pequeños a las empresas de otros ramos las va a dejar tranquilas.

Supongo que su prioridad va a estar en demostrar todo lo referente a los controles de precio y cambiario en vista de todo el predicamento en que se han convertido esas medidas, que lejos de ayudar han llegado al abismo económico a la cuna de libertadores. Quizás su oposición no entienda bien esas medidas, de seguro atacará otros aspectos de la nueva administración, quizás todo lo referente  a lo arriba expuesto o quizás a otras medidas que tomaría durante el gobierno. Es que el tema del largo plazo la izquierda sólo lo entiende cuando quieren tomar el poder, cuando ya lo tienen la noción se les olvida.

See Your Space Cowboy

Anuncios