Si, de seguro muchos ya están cansados de que mis mares de texto diga lo evidente sobre el bipartidismo venezolano así como la situación en la que estamos metidos. Quizás es un prefacio demasiado extenso para una propuesta que se tomaré el mismo tiempo en darla a conocer, pero con el presente mar de letras quiero hacer algo diferente, quiero acercar lo que quiero proponer a algún curioso, sea venezolano o no, que se atreva a leer esas líneas así como las presentes.

La solución al problema en la cuna de libertadores se dice fácil, pero la aplicación será otro cuento y no será para nada sencillo, prácticamente será una terapia de choque para muchos cuyos beneficios, posiblemente, lo van a disfrutar sus nietos. Pero, los años  de atraso que nos dejaron el socialismo del comediante sideral y su sucesor no van a hacer un obstáculo fácil de sortear aunque por mucho que sintamos que van de salida.

Pero, debemos comenzar con una pregunta ¿Qué contexto sirvió como detonador para qué países como Singapur pasaron de ser un desastre a lo que es hoy?  Digo, aquella nación del continente asiático  pasó por malos ratos, algunos periodistas opinan que hay similitudes entre Singapur de días pasados y la cuna de libertadores actual y la respuesta es sencilla. Un gobierno que se limita a dos simples tareas, justicia y seguridad. Quizás Singapur no sea el mejor ejemplo de libertad, de hecho allá también hay violencia policial y represión lo admito, pero luego de ser prácticamente la guarida de cuanto criminal asiático ¿Cómo creen que van a enmendar las cosas? No esperen flores y arco iris con eso, la verdad.

Pero Singapur, así como Suiza o Chile llegaron a donde están gracias a una simple noción, mantener a la burocracia política lo más lejos de los bolsillos de las personas y que se limiten a sus labores ya que la sociedad por su acción, es decir el mercado, puede encontrar formar de desarrollarse de forma libre, espontánea y sin necesidad de que alguien se comporte como un general que de órdenes aquí y allá.

Hay que entender algo, allí donde el comercio no puede llegar, llega los tanques. Por mucho que nos quejemos del mercado negro (bachaqueros) no son más que una consecuencia de la necesidad humana y de dos leyes que rigen al mercado, oferta y demanda. Y les planeto lo siguiente, si dejasen al sector privado producir y llenar los anaqueles de productos ¿Qué creen ustedes que estarían haciendo esas personas? No tiene sentido contralar precios de forma obligatoria, ya que causas el efecto contrario, si quieres que bajen los precios deja que otras personas ofrezcan bienes o servicios y asunto arreglado

¿Qué creen ustedes que pasa con el petróleo? Lo mismo, hay una situación llamada sobre-oferta, es decir alguien dentro de la OPEP anda ofreciendo muchos barriles y si a la situación le sumamos que Estados Unidos se está comiendo su propio petróleo y los nuevos pozos que se han conseguido ¿Creen que el resultado de todo eso iba a ser una lavadora? Y les pregunto ¿Sirvieron el control cambiario, el de precios o la ley en contra de la violencia? No, de hecho  han empeorado la situación y la solución al predicamento no está en mantener eso.

 

See Your Space Cowboy

Anuncios