Archivos del mes: 28 julio 2017

Y ¿Si hablamos del país que queremos?

Hemos hablado mucho, así como escrito, sobre el país en el que estamos actualmente así como el país que muchos conocieron en días pasados. Pero creo que ha llegado la hora de escribir un poco sobre el país que muchos anhelamos que es el que hay que construir a partir de ahora. Ya que, si somos honestos, la segunda independencia va rumbo al cementerio y el margen de tolerancia que se tiene a la doctrina socialdemócrata corre por ese mismo sendero pero con una duración más breve.

El cambio de brújula se ha hecho, en términos académicos, las ideas colectivistas ya tienen la fecha de vencimiento cerca. Así que es tiempo de describir esa nación y sus características, esas señales que tienen otras que las convierten en el paradero de muchos de los que se van del país. Ciertamente no es una tarea fácil, ya que hay muchos venezolanos con sus ideas ya formadas de cómo tiene que ser el país del futuro.

En el presente mar de letras voy a tratar de venderles lo que yo considero que debe ser el camino que debe tomar la cuna de libertadores cuando la pesadilla revolucionaria llegue a su evidente final y sus primos, la socialdemocracia, sea vista como unas ideas que no sirven de mucho. Primeramente, la base de todo lo que debe venir son los ciudadanos, tienen que abandonar esa noción populista del pueblo y todos sus matices; ya hemos vivido en carne propia los desastres que puede hacer un hombre del pueblo. Hay que dejar de lado ese asco al individualismo y a la búsqueda personal de nuestra felicidad, ya que no hay un mayor ejercicio de nuestra libertad que eso. Eso causa un efecto secundario maravilloso que es la ayuda voluntaria y espontánea hacia tus prójimos, algo que hay que comprender.

Hay que dejar en claro que el Estado no debería meterse en nuestros asuntos personales y mucho menos en nuestros bolsillos, si queremos emprender o buscar un empleo que nos ayude a seguir adelante pues el Estado sólo debe limitarse a las funciones de seguridad y justicia, de resto la sociedad puede encargarse tranquilamente de sus asuntos y problemas. Es decir, que ya está bueno del asunto de que alguien más nos regule lo que podemos hacer así como el hecho que nos diga que es lo mejor para nosotros.

Como expresé anteriormente, no somos tan tontos y entendemos mejor todos los efectos negativos y sus indicadores de buena parte de las políticas que han estado implementando en todos estos años. No me voy a cansar de repetir que la mentada ley de responsabilidad social en radio y televisión no le dio sepultura a la programación deficiente en Venezuela, sólo complicó más el problema. Mucho menos me cansaré de decir que imprimir billetes a lo loco no es producir riquezas, es condenar a la población a una pobreza así como al pago del peor impuesto, llamado inflación.

También es necesario abandonar la noción que somos un país rico, lo que hay es muchos recursos naturales que, por desgracia, no se pueden explotar de forma individual. Es decir, que si un día consigues oro en tu jardín lo ideal es que fuese tuyo y que decidas cual es la mejor forma de aprovechar esa mina de oro; ciertamente sabemos que esos burócratas no tienen la menor idea de cómo hacerlo, sólo quieren crear un círculo vicioso en el cual ellos se ven beneficiados.

Pero no debemos de olvidarnos de la cultura, si bien es algo que despierta polémica, hay que considerar que ha sido la piel de cordero que ha estado usando la mal llamada revolución venezolana para aferrarse al poder así como hacer llegar sus ideas a miles de personas. Pero seamos honestos ¿Cuánto nos ha costado en mantener a todas esas televisoras y emisoras de radiodifusión que dicen ser del pueblo pero en realidad le sirven al gobierno de turno?

Ya que dudo que esos medios de comunicación le quieran abrir las puertas a alguien con unas ideas como las mías o con alguien que si bien puede comulgar con las ideas del gobierno, tiene muchas cosas que objetar y denunciar. La libertad de expresión se asegura con medios privados y que sea la sociedad quien decida que línea editorial va a consumir. Las telenovelas se verían obligadas a salir del aire o a mejorar su contenido, si se le deja crear a sus anchas a nuevos talentos que tengan la pequeña oportunidad de presentar sus ideas.

Debemos motivar a la lectura desde temprano, en eso estoy de acuerdo, pero hay que darles la preparación a esos muchachos que se están formando como quieren conocer la literatura nacional, no sólo a los autores de días pasados, sino también a los nuevos a esos que puede darse la situación con los cuales si puedan conectarse y comprender lo que plasmaron en el papel. Y no me limito a los escritores, sino también a cualquier artista que quiera darse a conocer, pero debe hacerlo con sus medios y no por un subsidio o por la Santa intervención de un gobierno.

Hemos visto que unos, con muy buenas razones, dicen que rock en la cuna de libertadores murió hace ya tiempo. Que ese cadáver ahora es usado para consignas políticas en conciertos de calidad dudosa y que buena parte de su asistencia va por los invitados internacionales. Ya que si dependiese del organizador, no duden que usaría el poder coercitivo del Estado para asegurar llenos y regularidad en las presentaciones.

Si queremos todas estas cosas y más, es necesario un fuerte y profundo análisis de dos preguntas ¿Dónde estamos? Y ¿A dónde queremos ir? Es un proceso personal, netamente, pero lo ideal es que también sea algo que se comparta con el resto de los habitantes, que debemos recuperar no sólo el tiempo perdido buscando revoluciones en ideas fallidas, hay que buscar cambios constantes en la sociedad en base a la convivencia, a nuestro natural espíritu de búsqueda de algo mejor.

 

See Your Space Cowboy

Busou Renkin Vol.2

Si bien considero que ando a paso lento no sólo con el especial en cuestión, sino también con la lectura en general, más que todo por cuestiones personales que no vienen al caso, me parece que este segundo tomo de la obra es simplemente genial.

No es para menos, ya que se cierra una de las tramas secundarias del primer tomo que a mí parecer era una que debía cerrarse pronto, el mentado parásito que cayó en Tokiko y cuya cura dependía de otra trama secundaria, la historia personal de nuestro villano enmascarado. Quizás fue demasiado apresurado despachar este antagonista, al menos eso creo ya que posiblemente se encuentra vivo o con otro plan, uno cuyas motivaciones e historia me pareció bastante bien logradas; no es para menos, ya que no buscaba crear simpatía, ya que un chico enfermo que estaba encerrado en una institución escolar y que no era muy apreciado por su familia llega a convertirse en un villano no sólo excéntrico, sino uno que quiere vivir y superar esa enfermedad que padece.

Otro asunto a destacar aquí son los combates, si bien los considero un poco cortos, tiene un punto positivo enorme a su favor que es el hecho que van al grano y sin tanta habladurías de por medio, incluso siendo parodiado ese recurso en un punto en esta entrega, bastante inteligente cabe agregar, no parece que es la típica obra que debe recurrir al préstamo de ideas de otra ya establecida para buscar su propio sendero, a esto me refiero con el asunto de la alquimia.

Otro elemento a destacar serían los personajes o elenco de soporte, vaya que se han comportado bien hasta ahora ese grupo conformado por la hermana del protagonista y sus compañeros de estudios, que no se comportan como una carga sino como lo que son, personas que si bien no comprenden plenamente lo que sucede, están ahí apoyando a Kazuki.

¿De regreso al género costumbrista? Y mi opinión de los universos conectados

Ya quitado del medio el tema de la literatura de dudosa calidad y otros temas, creo que me toca dedicarle unas cuantas líneas a otros temas, considerando que el tema del que más estoy escribiendo recientemente, la política, tiene tantas aristas que lo mejor es descansar un momento del mismo. Digo, hasta yo me canso del mencionado tema, pero siento que es mi deber escribir de ese tema para dar a conocer mi punto de vista.

Pero el presente mar de letras no va de ese tema, en los últimos días en los cuales no he escrito mucho mis historias, la idea de alejarme de la ciencia ficción al menos por un instante y como dudo que cierto colega escribidor, esa palabra existe señores, vaya a leer estas líneas creo que es momento de extenderme.

Más ahora que estoy tomando como nuevo objetivo, escribir (intentos de) artículos que tengan un número de mil palabras, en ocasiones con un pequeño margen de llegar a algo más del número expuesto, algo que es bueno, aunque hay días que escribo al menos dos artículos de esa extensión al día, aunque con la consecuencia de sentirme agotado después de todo eso.

No sé si sea correcto equiparar el género costumbrista con el que se le apoda como rebanada de vida, la traducción literal, un género que fue bastante prolífico en el cine adolescente de los años ochenta y que ahora se mudó al país de los kimonos quizás para morir. Así que pensé que sería bueno que algunos que aglomeramos palabras pudieran dar su toque al mencionado género, uno que no debería morir.

Tampoco es que el camino que ha estado tomando con los japoneses sea del todo bueno, no tengo nada en contra de mezclar los géneros de los relatos, pero esto de contar historias que no llevan a nada y englobada en el entorno escolar no es algo precisamente me interese mucho, aunque también tiene que ver con el hecho que buena parte de la población que consume el anime siempre ha sido joven, al punto de que en muchos casos siguen dentro de los confines de escuelas o institutos; a duras penas los universitarios tienen tiempo para ver una serie u otra actividad.

Como no me lo pidieron, considero que los universos ficticios mancomunados o conectados no son una mala idea, siempre y cuando el asunto de la continuidad de las diferentes historias sean respetadas; de hecho  no es una tarea fácil de lograr, aunque extrañamente con el género arriba mencionado, quiero creer, que el manejo de la continuidad es un elemento un poco más fácil de manejar.

Aunque creo que el asunto de manejar una continuidad de sucesos y un abanico creciente de personajes que entran y salen, es un asunto que no cualquiera puede manejar, no por nada las casas editoriales de los que usan supera mallas pasan bastante trabajo con el tema.

A todas estas y gracias a un problema de filtración que está dando de qué hablar en el edificio donde vivo, es uno de esos temas serios (aparte de las recién llegadas rondas de los residentes para proteger el edificio) he estado pensando no solo en regresar a ese extraño género al cual le dediqué buena parte de mis primeros relatos, sino que tratar de tejer un universo mancomunado alrededor de algunas ideas de esa historia y quién sabe si pueda hacer algo más ambicioso.

Debo ser honesto, luego de ciertos episodios en mi vida, pensé que no tenía muchas ganas de regresar al género al que denominaba simplemente como drama, aunque no sé qué tan correcto sea la clasificación que le daba, la ventaja de todo este tema es que no es rock pesado. Mira que clasificar mal una banda de rock pesado te puede pesar, ya que no hay género musical con más ramificaciones que el rock pesado que parece más un conejo en celo que un género musical. De hecho, ese es otro tema, pero el asunto es que nuevamente me ando desviando del tema original, pero creo que como este es mi artículo, yo me hago responsable de lo que aparece; además creo que alguien debía comentarlo, por mucho que se quejen los defensores del mencionado género.

Lo mejor de no solo crear un universo, sino escribir una historia donde la ciencia ficción o el terror no son los géneros predominantes, es un cambio que ciertamente merecía; pero el chiste radica en ¿Cuándo comenzará la producción de dicho relato? Realmente no tengo idea, quizás tenga que tomar el consejo que dio el escritor Stephen King y aplicarlo no a estos mares de letras sino también a mis (intentos de) relato, digo también se merecen algo de cariño y creo que en los últimos días no les doy la importancia que realmente tienen para mí.

Cuando en días pasados, esos relatos eran material que salía de lo que me quedaba de corazón, pero bueno, debe ser por el hecho que este loco sueño de vivir de escribir comencé a desecharlo, aunque si las cosas siguen así, tendré que hacer lo mismo con esto de ejercer por mi cuenta, dada la situación de la cuna de libertadores. Donde, por mucho que hablen unos que están con el pueblo defendiendo al pueblo y a su cultura, lo que salta a la vista es que están por otras razones ajenas a las letras; de hecho no es algo nuevo ya que desde hace tiempo creo que la literatura criolla venezolana la siento como desfasada.

Pero escribir ha sido, desde que comencé a escribir en esta cosa, algo más que una terapia así como también algo más que un pequeño rincón donde doy a conocer mis relatos y mis opiniones de diferentes temas; así que mi compromiso de ahora en adelante será quitarle el polvo a la sección de relatos y mantenerla fresca. Si bien he estado compartiendo material nuevo, lo ideal es que lo repita pero a una escala mucho mayor y de forma más seria.

 

Carta abierta a una camarada revolucionaria radical española.

Querida camarada:

Seguramente ya ni me recuerdas, pero yo sí. Posiblemente todo hombre blanco heterosexual capitalista merece la muerte o ser enviado a un Gulag, pero ¿Qué pasa con un hombre mestizo latinoamericano que es capitalista? Creo que eso fue lo que te dio corto circuito cuando tuvimos nuestro primer cruce de palabras. Pero bueno, de seguro ese hecho ya es cosa del pasado para ti y si bien dudo que vayas a leer estas líneas, igual te las escribo.

¿Cómo un latinoamericano puede ser capitalista? Simple, quiere algo mejor en la vida, algo que se aleje de las famosas ayudas sociales de un gobierno, sea cual sea, en la búsqueda de su bienestar ayudando a su prójimo. No es algo complicado de entender, si en mis días como partidario de Keynes lo tenía claro, ahora como liberal-libertario me es más evidente.

Yo te pregunto, si el estado es una institución fastidiosa tal como lo expuso Marx ¿Cómo es eso de usarla para derrocar a la burguesía usando su mismo títere apelando por la “lógica proletaria”? que yo recuerde, la lógica es igual para cada ser humano en el planeta, sin distinción alguna de la clase social.

Ahora bien,  en ese momento recuerdo que defendías al gobierno del fiambre cósmico y aseguro que te sentías identificada con ese show man devenido en político, pero seguramente ahora dices que lo que hay en Venezuela no es verdadero socialismo;  creo que no estas clara, camarada. De hecho el socialismo en Venezuela tiene rato llevándose a cabo y con el fiambre sideral la receta se ha estado implementado de forma textual, te guste o no verlo así. Y comienzo con lo siguiente ¿Cómo puedes sentirte identificada con un cambio social que te agarra un poco lejos? Si bien es cierto que Venezuela y España comparten mucho culturalmente hablando, somos sociedades diferentes ¿No será que caíste en una trampa solo con escuchar los típicos gritos de anti-imperialismo, anti-guerra y pueblo? No quiero poner en tela de juicio tu formación académica, a diferencia de como tú lo hiciste en su momento, ¿Sabes en dónde queda Venezuela en un mapa?

Posteriormente, puedes leer mucho a Chomsky y a Michael Moore por su postura anti-capitalista, pero cuando consumes sus obras, le estas pagando dinero. Continuando ese círculo vicioso, en donde se identifican dos tipos de “progresistas”, el que lee a Marx con fervor y cree sus ideas cual dogma incuestionable y los que se lucran a costa de los primeros. De hecho, los discos de ska-punk anti sistema, las biografías del Che y los barbudos de Sierra Maestra no te los donan, por muy baratos que los consigas sigues contribuyendo a mantener el sistema que tanto odias.

Y te pregunto ¿Cómo un hombre casado con una Baronesa puede entender los padecimientos de la clase obrera? Marx estaba tan comprometido con los pobres que los multiplicaba, sino pregúntale a su chica de servicio o a su buen amigo que era dueño de empresas textiles. Es que, si te soy honesto, las revoluciones deben hacerse con la tripa llena y de eso saben mucho tus ídolos, por mucho que lo niegues, los revolucionarios españoles no comprendían el padecer de los obreros, el Che y Fidel eran de la clase media, esa que tanto odias y cuando tus ideas se deben imponer a la fuerza, usando la coacción pues de verdad hay algo malo en ella.

La planificación central de la economía, una de las etapas del socialismo, conlleva a un gasto público desmedido y a una recaudación de impuestos agresiva y eso, simplemente, no hace mejorar la vida del “pueblo”, de hecho todo lo contrario. Creo que el mejor ejemplo actual de eso es ese país con el cual te identificas tanto con su revolución, alegando que hay guerras imaginarias en contra de una nación pequeña para justificar la pésima administración de los recursos así como los resultados de las expropiaciones y demás medidas. Aparte de eso ¿Acaso esas ideas no estaban enfocadas en destruir las clases sociales? Y ¿Cómo es que terminó manteniendo las diferencias entre los que gobiernan y los gobernados?

Digo, yo no gozo de los mismos privilegios de la clase dirigente venezolana ni siquiera de los hijos o familiares de los mismos. De hecho, cada vez que salgo de mi casa es un riesgo enorme que corro. No vaya a ser que la inseguridad, esa medida de control social del gobierno venezolano, me convierta en otra estadística de hurto o de difunto. Y todo el asunto de la repartición a partes iguales de la riqueza me lo tomo como lo que es, un chiste; ya que nunca se ha cumplido y no me soluciona de fondo los problemas, esos problemas de burguesía que tanto anhelo tener, como un auto propio, un departamento propio y miles de proletarios a explotar en una fábrica. Así que me queda explotarme a mí mismo como profesional, ya que trabajo por mi cuenta y el dinero que hago con esa explotación, a duras penas me alcanza para algo.

No sé, debe sentirse extraño ver fallar al nuevo timonel del socialismo para luego salir con el cuento de que no era verdadero socialismo. Claro, todos apoyaban al fiambre cósmico cuando la cotización del barril del petróleo estaba en los cien dólares; ahora que ese precio está bajo y que se murió ¿Ahora a quien apoyaras? Dudo mucho que a sucesor, ya que de seguro lo tildas de traidor del legado. Cuando todo lo contrario, lo está siguiendo al pie de la letra. De hecho la promesa de terminar con la programación basura de la caja idiota creó un problema mayor, lejos de empoderar al “pueblo” lo que creó fue una serie de seres que dependen de una beca, la cual tiene tiempo sin recibir y el problema de un pueblo inculto sigue presente, ya que el regueton sigue siendo un género musical que arrasa por estos rumbos y el tema de la violencia está más que presente, ahora quieren lograr sus fines por las armas en caso de que no se les dé por vías más civilizadas.  Además que el fiambre sideral llegó a la palestra política por un golpe de estado, uno que fue un fracaso y que dejó un reguero de sangre que aun hoy causa problemas.

Me despido camarada, pero no sin antes recordarte que Chávez está muerto al igual que Fidel Castro y que allá donde no pasa la cooperación voluntaria y el comercio solo pasan las balas, así como el hecho que fue el comercio lo que nos llevó a estar civilizados, ya que lo que tus ideas proponen es el desastre asegurado.

 

See Your Space Cowboy

Batman The Arrow and the Bat

Desde el número 127 al 131 de la publicación llamada leyendas del caballero oscuro, nos llega esta simple historia pero, igualmente, sumamente interesante. No es para menos, ya que el legendario Dennis O Neal trabajó como el guionista de este pequeño arco argumental, donde el murciélago comparte protagonismo con, ni más ni menos, el arquero esmeralda.

La historia va sobre un tirano que quiere sacar a Oliver del camino, extrañamente, usando una fórmula química que hizo la empresa del álter ego del arquero y que también vincula a las empresas de Bruce Wayne. Así que los veremos correr contra el reloj y a lo largo de cinco números para indagar sobre los planes de cómo llegó al poder ese criminal y algunos detalles de que estaba pasando en la mente de Oliver, ya que desde el comienzo lo vemos pasando por una etapa de frustración, al punto de abandonar una de sus mejores facetas, la arquería.

 Quien abandonó por un buen rato el arco y la flecha, quizás de forma muy temprana, pero sin perder su acostumbrado carácter, ese que le dio tantos problemas a quien se trata de homenajear en el presente especial. Esta historia huele a días pasados, ya que pareciera que ambos personajes no se conocen, aunque han compartido afiliación con la Liga de la Justicia, aunque lo hacen para evitar problemas; espero equivocarme, pero también huele a que fue una de las tantas historias que hicieron entre algunos momentos después de obras tales como el fantástico Año Uno del murciélago y su correspondiente Año Uno del arquero, en algún momento del viejo universo de la Distinguida Competencia.

La serie no será una de esas que siempre estará mencionada en esos conteos de los mejores relatos de alguno de los dos personajes, pero es suficientemente buena para llegar a tu corazón, ya que su guionista conoce muy bien a ambos.

 

La Balada de la Curva 9

Héctor seguía entrenando, para él aquel nuevo empleo era una mezcla singular. De algo nuevo con algo conocido, quizás aquel vehículo no estaba diseñado para volar, pero para la velocidad salvaje, casi incontrolable que desarrollaba era la que estuvo buscando.

—Creo que aprendes mejor directamente con la fiera que con el simulador, mocoso—comentó el ingeniero Hans, suplantando a Fangio en aquella sesión—; esto es lo más cercano a lo que creemos que será la primera entrega de la Pole y la primera competencia, las quinientas millas de Indianápolis.

—Estos circuitos ovalados son un poco monótonos, una vez donde sabes dónde están las curvas y las rectas se pierde la emoción—respondió el piloto con un tono confiado.

— ¡Me haces el favor y bajas el tonito, mocoso! Debes mantenerte alerta—el ingeniero al escuchar esa respuesta trataba de contener la risa, pero al mismo tiempo ese semblante de hombre serio—; detente en el pit, hay algo que no me gusta mucho en el sonido del motor.

“Lo bueno del mocoso, es que sabe acatar bien las órdenes como todo soldado y no es un niño mimado como algunos pilotos.” Pensó Hans mientras veía llegar al “Leopardo”.

El personal mecánico hacía su trabajo también, mientras el piloto contaba los segundos para regresar.

—Cómo lo supuse, el pistón número ocho no está trabajando en armonía con sus hermanos. Es algo que debemos atender y es bastante serio—aquellas palabras dejaron fríos a todos de la Escudería, era algo que estaba bastante mal.

— ¿Cuánto tiempo puede demorarse en reparar eso?

—No te va a gustar esa respuesta mocoso, créeme ¡Muchachos, el ejercicio se terminó! Quiero todo el personal llevando a “Leopardo” y por si acaso mocoso, eso es una orden para ti también. Regresa a tu casa y prepárate para mañana, que toca clases teóricas.

— No entiendo a qué se debe que la sesión usted quiera terminarla así de rápido.

En teoría, mientras más cilindros un pistón tiene más espacio y más robustez para hacer sus funciones, pero para el perfeccionista de Hans, un pistón que no trabaja en armonía con el resto es una señal que ese motor tan poderoso era una bomba de tiempo a la que había que desarmar a tiempo y no durante la competencia. Pero ¿Era cosa del piloto y sus exigencias alejadas del contexto del automovilismo lo que causó tal problema?

Y ¿Qué le pasó a la revolución otaku?

Si hay algo en lo que estaba claro el Napoleón friki venezolano, ese personaje con nombre de un personaje de una popular serie de videojuegos de pelea, era en el hecho de que la revolución friki era un hecho que lo había comenzado ese estudio de animación nipona cuya gallina de los huevos de oro es la serie de los noventa. Ciertamente, una de las cosas a los que los detractores nunca les prestaron atención dado el historial de charlatán que tenía el ya mencionado.

Lo cierto es que el mencionado estudio y una de sus obras más conocidas fueron la señal de partida para lo que es la situación actual de la industria y que ha sido señalada, en varias ocasiones, por varias eminencias del medio; como cosa rara, desmeritadas por el mercado consumidor ya que el resultado salta a la vista. Ya no hay obras en las cuales cualquier ajeno pueda entrar al mundillo, hay un lenguaje que solo es entendido por la nueva sangre, sus pares han tomado la industria por asalto con sus consecuencias.

Por mucho que ese estudio quiera lavarse la cara, ahora que se ha metido con un proyecto con los personajes de Leiji Matsumoto una cosa que me parece detestable y que no me convence en lo absoluto, ya el daño está hecho. De hecho, se hace evidente con todo lo referente al nuevo ídolo de barro así como el hecho que el hijo del que recientemente se fue quiera tomar el legado confirman mi opinión.

No me molesta ser el que quiera arruinar la fiesta, pero Napoleón sabía muy bien esto y por eso su “convención” siempre daba de que hablar y pudo aguantar tanto tiempo. No quería aislarse de la sangre nueva, como lo hicieron los responsables del magno evento friki nacional, todos esos cuentos chinos de que estaban haciendo eso por amor al arte; cuando el dinero en los bolsillos siempre es un argumento más honesto ya que, si lo hacen las empresas productoras ¿Qué les impide que lo hagan los responsables de los mercadillos?

Ahora bien, la forma en como lo hizo el Napoleón dejó mucho que desear, de hecho enfocándose más en la polémica y en el conflicto que manteniendo a la asistencia contenta. De hecho, les guste o no a unos, dicho mercadillo siempre estuvo en los comentarios del mundillo capitalino y había como una especie de espera morbosa alrededor del mencionado. Como si se esperase su llegada para ver con qué nuevo chisme de pasillo iba a salir. De hecho, en ese aspecto siempre logró superarse con creces desde lo acontecido en la cancha de la UCV hasta todo el asunto del becado.

Pero lo que estaba promoviendo si bien llegó a un cierre, ya que eventualmente la gente se cansa de todo la polémica, parece que su legado de admitir abiertamente que lo hace por el dinero le ha dado una bocanada de aire a esta “revolución”. Se hace evidente en la joya de la corona en la ciudad jardín, es que al igual que las empresas que hacen las series animadas algo adictivo debe tener el dinero friki. Sabes que puede ser un mercado que te puede perjudicar, pero tiene la ventaja que como siempre pide lo mismo no debes matarte mucho la cabeza para ofrecerle un mercadillo, donde no solo se pueda ver con sus pares sino también consumir todo lo que le tengas que ofrecer.

Y llegamos al punto, sin querer, de las razones por las cuales el magno evento friki venezolano murió, el no comprender bien lo que estaba pasando, de hecho darle la espalda al mercado con la esperanza que este mejore es una de esas estrategias que no tienen ni pies ni cabeza y hemos visto el resultado de eso, el que fuese uno de los pioneros en el tema, ahora es una página en una red social dedicada a hablar del mentado cronograma nacional y los estrenos de temporada. En un punto de la historia, el Waterloo criollo y el magno evento llegaron a estar al mismo nivel, pero es que el paso acelerado del primero en ser mencionado con esto de la baja asistencia  es un caso digno de estudio. Y ¿Para qué? Simplemente para evitar que alguien siga ese sendero, ya que es mejor irse en un buen momento que desinflarse así de mal situación que parece se está repitiendo.

No quiero decir que hay que agradecerle al señor lo que trajo desde el lejano país del sushi, de hecho todo lo contrario, ya que eso fue el comienzo de una tendencia en la que aún estamos viviendo. Si bien ya la etapa de una afición que se cree al margen de la sociedad aún no se ha superado; lo cierto es que el comportamiento es el mismo desde los días pasados, incluso cuando yo estaba en ese mundillo. Las ideas ya habían sido sembradas, solo que para aquellos días estaban dando sus primeros pasos, no era algo que se hacía notorio, ya que los resultados de las mismas se vienen a ver hoy.

Cuando los patrones de consumo tanto en este lado del mercado, como los que consumen de forma legal el anime se parecen tanto y la fiesta de solo sacar reseñas complacientes sabes que el trabajo va bien, sino también que posiblemente (y de forma indirecta) va a seguir ya que no importa quienes estén en la parte más alta de la palestra. O en el mejor de las situaciones, pues del otro lado de  la puerta que da entrada al mercadillo.

Y ¿Qué me queda por agregar a todo esto? pues, algo muy simple. Los responsables del mercadillo se han hecho adictos al dinero friki, por mucho que se quejen de ellos tanto abiertamente como lo hagan puertas adentro, una tendencia que inició con el Waterloo criollo que todos han asimilado sin querer. Por mucho que aceptemos que murió, de alguna forma la nueva generación ha estado siguiendo una tendencia que podría jugarle en contra en algún momento.

 

See Your Space Cowboy

Busou Renkin Vol.1

Quizás hablar de Don Nobuhiro Watsuki y una de sus obras más conocidas, la del guerrero con una cicatriz en una de sus mejillas y que fue una de esas series animadas del país del sushi, que nos mantuvo al borde de nuestro asiento durante sus peleas y algunos decidimos indagar en esos hechos históricos que hablaba la serie en cuestión. Pero la presente obra no es de temática histórica, género donde han encasillado al autor, no es para menos, pero tampoco le ha ido muy bien después que concluyó una de sus obras más reconocidas, aunque esta parece que (en su momento) lo trajo de nuevo a la palestra.

Esta obra comenzó a publicarse en el año de 2003, y nos narra las aventuras de un estudiante de bachillerato que es regresado a la vida luego de hacer lo posible para salvar a una chica de un monstruo. En el primer tomo vemos como esta obra ambientada en ese género llamado la fantasía urbana, el cual parece que no va a desaparecer por un buen rato, aunque lo interesante es que se sube a la estela de otra obra y todo el asunto de la alquimia. Aquí hay elementos que me parecieron interesantes, el hecho que nuestro protagonista debe entrenar sus nuevas habilidades, relacionada con su nueva vida y ese amuleto que tiene en el corazón, así como la chica que ahora lo tomó como un aprendiz; ya que ella, por muy fuerte que parezca, ella sola no es del todo fuerte para hacerle frente a la amenaza de los homúnculos que han estado usando la escuela como un coto de caza.

Si bien todo parece un guión demasiado simple y con muchos puntos ya conocidos y que debe depender del género escolar, las notas que deja el autor en algunos momentos, la obra se deja disfrutar y que apenas el guión ha mostrado una de sus primeras capas. Yo le tengo mucha fe a la obra, ya que este primer tomo es bastante interesante y que promete bastante.

De opiniones y libros.

Mientras sigo pensando en que parte de esta cosa voy a dedicarme a escribir así como a falta de uno nuevo tema del cual escribir en las secciones donde escribo con más frecuencia; pero de repente, me acordé de una pequeña vivencia que tuve durante una especie de charla a la que asistí un día sábado. Durante en aquella charla de temática cultural, pues comenté que no me agradaba mucho la literatura venezolana ya que, no nos hagamos los tontos, buena parte de la misma ha sido la base de las telenovelas.

¿Cómo me puedo conectar con una amplia gama de escritores que (posiblemente) sin querer han dado la piedra angular para uno de los productos que ha estado en el ojo del huracán en la historia criolla? En el  este momento, me encuentro leyendo una de las tantas obras de renombre de nuestra literatura. Ni más ni menos, la afamada “Las Lanzas Coloradas” de ni más ni menos don Arturo Uslar Pietri; que se engloba en un género que siempre ha estado metido en nuestra literatura, el género histórico. Hasta donde voy, no me parece mal libro, pero creo que para después escribiré mis opiniones.

Ciertamente, mi opinión hizo saltar a más de unos, a un señor mayor le pareció algo preocupante, asumiré que algo digno de un joven rebelde  y para otra persona, seguramente, un comentario de una “víctima cultural” de un mundo eurocéntrico; pero creo que mi pregunta no le dieron una respuesta concreta, al menos eso creo. Pero ¿Cómo no migrar la vista hacia otras latitudes? Cuando simplemente, nuevamente de forma personal, uno no se siente identificado con esas letras, que son en esas obras de otras latitudes en las que uno encuentra lo que anda buscando y apoyado por las adaptaciones a la gran pantalla, el desinterés marcha a un paso que el amor quieren que le tengan a las letras criollas simplemente no va a ponerse a la par, les guste o no a los nuevos defensores de la cultura venezolana, por mucho que  agreguen la palabra moderna.

Ya que a los hechos me remito, ya que por mucho respeto que le tenga a don Rómulo Gallegos o a Francisco Herrera Luque, el primer gran problema que noto con la literatura criolla deriva del hecho que, como cosa rara, te la meten por la fuerza en el bachillerato. En general, creo que si bien ese es el problema no solo con nuestro sistema educativo, también está el hecho que lejos de sembrar la curiosidad en los estudiantes, le crean un poco de repudio.

El criollismo aburre y como te lo machacan en varias etapas de la formación como bachiller, ese repudio poco a poco va creciendo, con alguna que otro buen momento leyendo la obra de autores no venezolanos. En algún punto, esto es ya personal, consideras que la librería de tu casa hay libros mucho más interesantes o que esas ideas que comienzan a formarse en tu cabeza comienzan a ser un poco más interesantes que esas novelas venezolanas debes leer de forma obligatoria y creo que ese es el principal problema que tengo con la literatura de mi país, el como la conocí y como seguramente se la siguen presentando al sol de hoy a la juventud, ya que dudo mucho que haya cambiado poco el sistema educativo nacional desde ese año cuando me convertí en bachiller en ciencias. Creo que en fue en el último año de mi formación en el cual, la exposición a la literatura nacional se estaba haciendo más evidente, aunque si les soy honesto, no recuerda muchas de las obras que me tocó leer en esos años. Puedo recordar alguna que otra, pero la de ese año recuerdo Canaima, de don Rómulo Gallegos, obra que me pareció en aquel momento que tenía una que otra parte interesante, pero bastante gris en general.

Y uno comienza a preguntarse ¿Cómo es que esta obra que parece una telenovela es la representación literaria más importante para buena parte de la población pero ven con desdén cualquier obra del arte secuencial? Para ellos, melodramas como La Trepadora es la más fina representación literaria, pero nunca le darán una oportunidad a Corto Maltes, ya que es una “caricatura”. Sin saber que Umberto Eco fue uno de los lectores más apasionados del marinero sin barco, aunque dudo mucho que sepa quien fue ese notable escritor italiano. Pero, extrañamente, mucha gente se rompe las vestiduras cuando llegan a oír que a un joven no se siente identificado plenamente con buena parte de los responsables de la literatura venezolana, ya que esta cosa de apoyar el talento nacional no es algo nuevo, me atrevo a decir.

Por mucho que se hable de “regresar a nuestras raíces” o de “sentir como nuestra esa literatura” cuando primeramente esa literatura nos la dan a conocer a la fuerza, que no podemos conocerla a nuestro propio ritmo, después se encuentra el hecho no hay que esconder la cabeza en el tema que la cultura se ha convertido en la punta de lanza del actual gobierno, cosa que refuerza más el distanciamiento que (al menos personalmente) unos puedan tenerle.

Lo grotesco del asunto es que no solo hay criollismo en la literatura nacional, ya que al otro lado del espectro la política ha sido otro de los temas en los cuales se ha vertido bastante tinta. Ciertamente, hay otros temas que por mucho que a unos les guste o no, generan un buen número de ventas pero hablar del embarazo adolescente, ponen el grito en el cielo. Pero apología a una ideología criminal y todos la sangre que derramó hay bastante, ya saben, el buen revolucionario criollo venezolano que no tiene ningún interés personal, solo el ayudar a otros…que piensen como él, de lo contrario lo va a mandar al paredón. No niego la importancia que tiene la política para un país y que es un tema que puede servir para llenar varios tomos y que hay muchos puntos de vistas sobre el tema, pero considero que es un tema que ha estado opacando otros en los que se pueden escribir.

El primer borrador de una charla que me gustaría darle a Venezuela.

Hace tiempo hemos visto que, como cosa rara, nuevamente el profeta abanderado del socialismo deja un problema mayor al que quería solucionar.  Más bien, creo que la llegada de la “segunda independencia” de la cuna de libertadores y la del sucesor bigotón nos sale reflexionar un poco como sociedad. De hecho yo, quizás sea la juventud la que está hablando, creo que lo mejor es que dejemos de seguir creyendo que las ideas socialistas y socialdemócratas con un gobierno que cada vez oprime más a la sociedad.

Si queremos que este problema no se repita lo mejor es que tengamos claras algunas cosas, unas que han hecho que desde nuestros vecinos en la región y lugares tan remotos en el continente asiático han disfrutado de una buena economía. Y debo comenzar por nuestro querido amigo llamado el Gobierno, si ese engendro que se pinta como un noble arbitro en los problemas de la sociedad y que no tiene sus propios intereses.

El mejor ejemplo de eso ha sido el gobierno revolucionario de Venezuela, la máxima representación de todos los beneficios que han obtenido así como los casos de corrupción en las que están envueltos buena parte de sus funcionarios. Ciertamente buena parte de la cúpula de la nomenclatura se beneficia de esto, sino ¿Qué me dicen de esos conductores de la versión juvenil de La Hojilla? Por mucho que ahora se llamen a sí mismos como críticos al proceso, apuesto a las de perder que  tienen muchas más entradas de dinero que cualquier obrero a quienes dicen proteger.

Ya es tiempo que dejemos de lado la idea que el gobierno debe ser ese ente que, por derecho de haber nacido en una determinada zona, tiene derecho a una serie determinada de servicios, esos servicios no son gratis y de calidad como siempre van a alegar los defensores. Ya que ese dinero sale de los bolsillos de cada ciudadano y ¿Saben que es lo peor de ese asunto? Que en mucho de los casos, esos servicios no son de calidad y no son precisamente gratuitos; en muchos casos, esos servicios que pagan unos, sirven para engordar a algún burócrata haciendo un trabajo paupérrimo y que se convierten en una pesada carga para un sector de la población. Aparte de eso, servicios que dejan mucho que desear y que lo mejor sería que esos servicios sean prestados por otras personas, para buscar algo que realmente cumpla con lo que estamos buscando.

Esperamos mucho del sector privado, pero estamos acostumbrados a que ese sector público haga la cantidad de desastres que normalmente hace y no lo tomamos mal; es tiempo de cambiar la regla con la que medimos esos estándares. Si, el sector privado puede llegar a nuevos estándares, pero sería bueno (para variar) que el gobierno se deje de tonterías en buscar ciudadanos que puedan mantenerse por sí mismos y que deje de lado la multiplicación de los pobres,  para buscar cómo mantenerse.

Es tiempo, también, de buscar la forma de que el próximo gobierno se mantenga lejos de nuestros bolsillos, que nosotros somos los soberanos queremos saber que leyes están redactando, que tenemos derecho en decir “no queremos esa ley” así como derechos tan básicos como la vida y la propiedad son inviolables; un gobierno debe limitarse a dos funciones, la seguridad y la justicia, pero con un marco legal que la minoría más débil, esa llamada el individuo, tenga como defenderse de los abusos de algún burócrata.

Fue ese contexto, lo que ayudó a países en salir del abismo en donde han estado metidos por buen tiempo o en el mejor de los casos, es un contexto que los ha mantenido en los altos niveles de desarrollo económico.  Pero eso es apenas una pequeña parte del asunto, ya que para eso es necesario un buen número de ciudadanos que comprendan no solo sus derechos, sino también los deberes que tienen ante la sociedad. En términos sencillos, tus derechos terminan donde comienzan los de tu vecino.  La única forma de saber que estamos listos para vivir en libertad es irla degustando poco a poco; creo que también es tiempo de comprender que ya está bueno de darle apoyo a cuanto profeta del caos, encantadores de serpientes también conocidos como Populistas que han estado dañando a la sociedad. Si están harto de que consideren a la región como el patio de atrás de otro país, pues deben dejar de lado creer en cuentos chinos y revolucionarios gritones ¿No es difícil?

Con un gobierno limitado a cosas puntuales y cuyo norte sea mantener las reglas del juego claras, con unos ciudadanos dispuestos a arriesgarse a emprender a hacer negocios que no solo repercutirán en beneficios económicos para ese grupo, sino también para el resto de la sociedad. Con una economía sin aranceles, con impuestos bajos  y sin dinosaurios que estén buscando que promulguen leyes para protegerlos, ya que le tienen miedo a la competencia.

No dudo que superar estos problemas va a ser algo complicado, pero no es algo imposible señores. Ya hemos visto las consecuencias que trae una de las peores tradiciones en la cultura venezolana, esa detestable idea que se necesita un líder para enmendar cuanto problema hay en la sociedad. Por muchos que unos hablen de orden, no es más que cantos de sirena, debemos comprender que para que esto sea una nación de verdad, se necesitan ideas y ciudadanos. Debemos dejar de lado eso que se use el término pueblo, ya que ese es el combustible de los charlatanes que dicen que solucionaran todo y a la final empeoran la situación.

Necesitamos más ciudadanos y menos gobierno, más iniciativa y menos imposición. Así de simple, aunque debo admitir que si bien es algo simple, es una noción que es un tanto extraña, pero no por ellos una de las ideas que quiero no solo venderles a ustedes, sino que analicen. Nos estamos quedando atrás en todo lo que es el desarrollo de las ideas y su fuerte influencia en la sociedad y en la economía, son casi veinte años de atraso que debemos sortear y que los primeros años no van a ser cosa sencilla. No necesitamos más de cuentos de caminos y de castigar a esa gente que anda buscando la forma de seguir adelante sin necesidad de violentar a su vecino.

 

See Your Space Cowboy

Instituto Mises Cuba

Economy and Freedom: Tu ne cede malis, sed contra audentior ito.

Fernando Díaz Villanueva

Política | Economía | Historia

El Criticón

Opinión de cine y música

Neuronaliberal

«El estado es la gran ficción por la cual todo el mundo busca vivir a costa de todos los demás.»

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Series Ciencia Ficción

Ciencia Ficción, Fantasía y Terror en TV

El liberal escandalizado

Escritos indignados y otras cosas

Punto de Vista Economico

"There is only one difference between a bad economist and a good one: the bad economist confines himself to the visible effect; the good economist takes into account both the effect that can be seen and those effects that must be foreseen." Frederic Bastiat

Death Detective Blog

Una pequeña cueva de reunión friki

Tomos y Grapas

Tu sitio de Cómics!

Caribe Libertario

La voz de la Libertad, desde el Caribe para el Mundo

Comic Play

Hablamos de tus intereses sin censura

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

El Blog de Martín |x|

Notas, lecturas, apuntes e intereses...

Quiero ser presidenta

Politóloga y administradora publica en formación/UNAM/Pro la mujer/DDHH/Desarrollo sustentable/Seguridad pública.

Minerva de Terralba

Just a gal and her dreams

Logos Podcast

Pensamientos, Cyberpunk y Tecnología.

Cautivos de un Sistema

Just another WordPress.com site

El Mundo de Shiku

THE WordPress.com weblog

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

ComicCriticon

ComicCriticon es un Blog de criticas y valoraciones sobre cómic y manga

Historias Siniestras

Escritores, Cuentos y Poemas Macabros

David Gaughran

Let's Get Digital

Vegeta Rukawa's Corner

Un blog sobre... no sé, lo que se me ocurra escribir ^^

Western Corner

Dos Pistoleros, un blog y muchas opiniones

Komic's Custodies Klub's Weblog

Viaja entre Universos

Todo y nada

Welcome to my world

Bloguionistas

La voz de los guionistas en castellano

The pfff blog

Nuestra misión en la tierra es descubrir nuestro propio camino. Nunca seremos felices si vivimos un tipo de vida ideado por otra persona.