Y ¿Qué le pasó a la revolución otaku?

Si hay algo en lo que estaba claro el Napoleón friki venezolano, ese personaje con nombre de un personaje de una popular serie de videojuegos de pelea, era en el hecho de que la revolución friki era un hecho que lo había comenzado ese estudio de animación nipona cuya gallina de los huevos de oro es la serie de los noventa. Ciertamente, una de las cosas a los que los detractores nunca les prestaron atención dado el historial de charlatán que tenía el ya mencionado.

Lo cierto es que el mencionado estudio y una de sus obras más conocidas fueron la señal de partida para lo que es la situación actual de la industria y que ha sido señalada, en varias ocasiones, por varias eminencias del medio; como cosa rara, desmeritadas por el mercado consumidor ya que el resultado salta a la vista. Ya no hay obras en las cuales cualquier ajeno pueda entrar al mundillo, hay un lenguaje que solo es entendido por la nueva sangre, sus pares han tomado la industria por asalto con sus consecuencias.

Por mucho que ese estudio quiera lavarse la cara, ahora que se ha metido con un proyecto con los personajes de Leiji Matsumoto una cosa que me parece detestable y que no me convence en lo absoluto, ya el daño está hecho. De hecho, se hace evidente con todo lo referente al nuevo ídolo de barro así como el hecho que el hijo del que recientemente se fue quiera tomar el legado confirman mi opinión.

No me molesta ser el que quiera arruinar la fiesta, pero Napoleón sabía muy bien esto y por eso su “convención” siempre daba de que hablar y pudo aguantar tanto tiempo. No quería aislarse de la sangre nueva, como lo hicieron los responsables del magno evento friki nacional, todos esos cuentos chinos de que estaban haciendo eso por amor al arte; cuando el dinero en los bolsillos siempre es un argumento más honesto ya que, si lo hacen las empresas productoras ¿Qué les impide que lo hagan los responsables de los mercadillos?

Ahora bien, la forma en como lo hizo el Napoleón dejó mucho que desear, de hecho enfocándose más en la polémica y en el conflicto que manteniendo a la asistencia contenta. De hecho, les guste o no a unos, dicho mercadillo siempre estuvo en los comentarios del mundillo capitalino y había como una especie de espera morbosa alrededor del mencionado. Como si se esperase su llegada para ver con qué nuevo chisme de pasillo iba a salir. De hecho, en ese aspecto siempre logró superarse con creces desde lo acontecido en la cancha de la UCV hasta todo el asunto del becado.

Pero lo que estaba promoviendo si bien llegó a un cierre, ya que eventualmente la gente se cansa de todo la polémica, parece que su legado de admitir abiertamente que lo hace por el dinero le ha dado una bocanada de aire a esta “revolución”. Se hace evidente en la joya de la corona en la ciudad jardín, es que al igual que las empresas que hacen las series animadas algo adictivo debe tener el dinero friki. Sabes que puede ser un mercado que te puede perjudicar, pero tiene la ventaja que como siempre pide lo mismo no debes matarte mucho la cabeza para ofrecerle un mercadillo, donde no solo se pueda ver con sus pares sino también consumir todo lo que le tengas que ofrecer.

Y llegamos al punto, sin querer, de las razones por las cuales el magno evento friki venezolano murió, el no comprender bien lo que estaba pasando, de hecho darle la espalda al mercado con la esperanza que este mejore es una de esas estrategias que no tienen ni pies ni cabeza y hemos visto el resultado de eso, el que fuese uno de los pioneros en el tema, ahora es una página en una red social dedicada a hablar del mentado cronograma nacional y los estrenos de temporada. En un punto de la historia, el Waterloo criollo y el magno evento llegaron a estar al mismo nivel, pero es que el paso acelerado del primero en ser mencionado con esto de la baja asistencia  es un caso digno de estudio. Y ¿Para qué? Simplemente para evitar que alguien siga ese sendero, ya que es mejor irse en un buen momento que desinflarse así de mal situación que parece se está repitiendo.

No quiero decir que hay que agradecerle al señor lo que trajo desde el lejano país del sushi, de hecho todo lo contrario, ya que eso fue el comienzo de una tendencia en la que aún estamos viviendo. Si bien ya la etapa de una afición que se cree al margen de la sociedad aún no se ha superado; lo cierto es que el comportamiento es el mismo desde los días pasados, incluso cuando yo estaba en ese mundillo. Las ideas ya habían sido sembradas, solo que para aquellos días estaban dando sus primeros pasos, no era algo que se hacía notorio, ya que los resultados de las mismas se vienen a ver hoy.

Cuando los patrones de consumo tanto en este lado del mercado, como los que consumen de forma legal el anime se parecen tanto y la fiesta de solo sacar reseñas complacientes sabes que el trabajo va bien, sino también que posiblemente (y de forma indirecta) va a seguir ya que no importa quienes estén en la parte más alta de la palestra. O en el mejor de las situaciones, pues del otro lado de  la puerta que da entrada al mercadillo.

Y ¿Qué me queda por agregar a todo esto? pues, algo muy simple. Los responsables del mercadillo se han hecho adictos al dinero friki, por mucho que se quejen de ellos tanto abiertamente como lo hagan puertas adentro, una tendencia que inició con el Waterloo criollo que todos han asimilado sin querer. Por mucho que aceptemos que murió, de alguna forma la nueva generación ha estado siguiendo una tendencia que podría jugarle en contra en algún momento.

 

See Your Space Cowboy

Anuncios

Busou Renkin Vol.1

Quizás hablar de Don Nobuhiro Watsuki y una de sus obras más conocidas, la del guerrero con una cicatriz en una de sus mejillas y que fue una de esas series animadas del país del sushi, que nos mantuvo al borde de nuestro asiento durante sus peleas y algunos decidimos indagar en esos hechos históricos que hablaba la serie en cuestión. Pero la presente obra no es de temática histórica, género donde han encasillado al autor, no es para menos, pero tampoco le ha ido muy bien después que concluyó una de sus obras más reconocidas, aunque esta parece que (en su momento) lo trajo de nuevo a la palestra.

Esta obra comenzó a publicarse en el año de 2003, y nos narra las aventuras de un estudiante de bachillerato que es regresado a la vida luego de hacer lo posible para salvar a una chica de un monstruo. En el primer tomo vemos como esta obra ambientada en ese género llamado la fantasía urbana, el cual parece que no va a desaparecer por un buen rato, aunque lo interesante es que se sube a la estela de otra obra y todo el asunto de la alquimia. Aquí hay elementos que me parecieron interesantes, el hecho que nuestro protagonista debe entrenar sus nuevas habilidades, relacionada con su nueva vida y ese amuleto que tiene en el corazón, así como la chica que ahora lo tomó como un aprendiz; ya que ella, por muy fuerte que parezca, ella sola no es del todo fuerte para hacerle frente a la amenaza de los homúnculos que han estado usando la escuela como un coto de caza.

Si bien todo parece un guión demasiado simple y con muchos puntos ya conocidos y que debe depender del género escolar, las notas que deja el autor en algunos momentos, la obra se deja disfrutar y que apenas el guión ha mostrado una de sus primeras capas. Yo le tengo mucha fe a la obra, ya que este primer tomo es bastante interesante y que promete bastante.

De opiniones y libros.

Mientras sigo pensando en que parte de esta cosa voy a dedicarme a escribir así como a falta de uno nuevo tema del cual escribir en las secciones donde escribo con más frecuencia; pero de repente, me acordé de una pequeña vivencia que tuve durante una especie de charla a la que asistí un día sábado. Durante en aquella charla de temática cultural, pues comenté que no me agradaba mucho la literatura venezolana ya que, no nos hagamos los tontos, buena parte de la misma ha sido la base de las telenovelas.

¿Cómo me puedo conectar con una amplia gama de escritores que (posiblemente) sin querer han dado la piedra angular para uno de los productos que ha estado en el ojo del huracán en la historia criolla? En el  este momento, me encuentro leyendo una de las tantas obras de renombre de nuestra literatura. Ni más ni menos, la afamada “Las Lanzas Coloradas” de ni más ni menos don Arturo Uslar Pietri; que se engloba en un género que siempre ha estado metido en nuestra literatura, el género histórico. Hasta donde voy, no me parece mal libro, pero creo que para después escribiré mis opiniones.

Ciertamente, mi opinión hizo saltar a más de unos, a un señor mayor le pareció algo preocupante, asumiré que algo digno de un joven rebelde  y para otra persona, seguramente, un comentario de una “víctima cultural” de un mundo eurocéntrico; pero creo que mi pregunta no le dieron una respuesta concreta, al menos eso creo. Pero ¿Cómo no migrar la vista hacia otras latitudes? Cuando simplemente, nuevamente de forma personal, uno no se siente identificado con esas letras, que son en esas obras de otras latitudes en las que uno encuentra lo que anda buscando y apoyado por las adaptaciones a la gran pantalla, el desinterés marcha a un paso que el amor quieren que le tengan a las letras criollas simplemente no va a ponerse a la par, les guste o no a los nuevos defensores de la cultura venezolana, por mucho que  agreguen la palabra moderna.

Ya que a los hechos me remito, ya que por mucho respeto que le tenga a don Rómulo Gallegos o a Francisco Herrera Luque, el primer gran problema que noto con la literatura criolla deriva del hecho que, como cosa rara, te la meten por la fuerza en el bachillerato. En general, creo que si bien ese es el problema no solo con nuestro sistema educativo, también está el hecho que lejos de sembrar la curiosidad en los estudiantes, le crean un poco de repudio.

El criollismo aburre y como te lo machacan en varias etapas de la formación como bachiller, ese repudio poco a poco va creciendo, con alguna que otro buen momento leyendo la obra de autores no venezolanos. En algún punto, esto es ya personal, consideras que la librería de tu casa hay libros mucho más interesantes o que esas ideas que comienzan a formarse en tu cabeza comienzan a ser un poco más interesantes que esas novelas venezolanas debes leer de forma obligatoria y creo que ese es el principal problema que tengo con la literatura de mi país, el como la conocí y como seguramente se la siguen presentando al sol de hoy a la juventud, ya que dudo mucho que haya cambiado poco el sistema educativo nacional desde ese año cuando me convertí en bachiller en ciencias. Creo que en fue en el último año de mi formación en el cual, la exposición a la literatura nacional se estaba haciendo más evidente, aunque si les soy honesto, no recuerda muchas de las obras que me tocó leer en esos años. Puedo recordar alguna que otra, pero la de ese año recuerdo Canaima, de don Rómulo Gallegos, obra que me pareció en aquel momento que tenía una que otra parte interesante, pero bastante gris en general.

Y uno comienza a preguntarse ¿Cómo es que esta obra que parece una telenovela es la representación literaria más importante para buena parte de la población pero ven con desdén cualquier obra del arte secuencial? Para ellos, melodramas como La Trepadora es la más fina representación literaria, pero nunca le darán una oportunidad a Corto Maltes, ya que es una “caricatura”. Sin saber que Umberto Eco fue uno de los lectores más apasionados del marinero sin barco, aunque dudo mucho que sepa quien fue ese notable escritor italiano. Pero, extrañamente, mucha gente se rompe las vestiduras cuando llegan a oír que a un joven no se siente identificado plenamente con buena parte de los responsables de la literatura venezolana, ya que esta cosa de apoyar el talento nacional no es algo nuevo, me atrevo a decir.

Por mucho que se hable de “regresar a nuestras raíces” o de “sentir como nuestra esa literatura” cuando primeramente esa literatura nos la dan a conocer a la fuerza, que no podemos conocerla a nuestro propio ritmo, después se encuentra el hecho no hay que esconder la cabeza en el tema que la cultura se ha convertido en la punta de lanza del actual gobierno, cosa que refuerza más el distanciamiento que (al menos personalmente) unos puedan tenerle.

Lo grotesco del asunto es que no solo hay criollismo en la literatura nacional, ya que al otro lado del espectro la política ha sido otro de los temas en los cuales se ha vertido bastante tinta. Ciertamente, hay otros temas que por mucho que a unos les guste o no, generan un buen número de ventas pero hablar del embarazo adolescente, ponen el grito en el cielo. Pero apología a una ideología criminal y todos la sangre que derramó hay bastante, ya saben, el buen revolucionario criollo venezolano que no tiene ningún interés personal, solo el ayudar a otros…que piensen como él, de lo contrario lo va a mandar al paredón. No niego la importancia que tiene la política para un país y que es un tema que puede servir para llenar varios tomos y que hay muchos puntos de vistas sobre el tema, pero considero que es un tema que ha estado opacando otros en los que se pueden escribir.

CERO EN PROGRESISMO

Blog de Exprogre

Instituto Mises Cuba

Economy and Freedom: Tu ne cede malis, sed contra audentior ito.

Fernando Díaz Villanueva

Política | Economía | Historia

El Criticón

Opinión de cine y música

Neuronaliberal

«El estado es la gran ficción por la cual todo el mundo busca vivir a costa de todos los demás.»

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Series Ciencia Ficción

Ciencia Ficción, Fantasía y Terror en TV

El liberal escandalizado

Escritos indignados y otras cosas

Punto de Vista Economico

"There is only one difference between a bad economist and a good one: the bad economist confines himself to the visible effect; the good economist takes into account both the effect that can be seen and those effects that must be foreseen." Frederic Bastiat

Death Detective Blog

Una pequeña cueva de reunión friki

Tomos y Grapas

Tu sitio de Cómics!

Caribe Libertario

La voz de la Libertad, desde el Caribe para el Mundo

Comic Play

Hablamos de tus intereses sin censura

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

El Blog de Martín |x|

Notas, lecturas, apuntes e intereses...

TERRALBA

Inspiration, comics, art

Logos Podcast

Pensamientos, Cyberpunk y Tecnología.

El Mundo de Shiku

THE WordPress.com weblog

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

ComicCriticon

ComicCriticon es un Blog de criticas y valoraciones sobre cómic y manga

Historias Siniestras

Escritores, Cuentos y Poemas Macabros

David Gaughran

Let's Get Digital

Vegeta Rukawa's Corner

Un blog sobre... no sé, lo que se me ocurra escribir ^^

Western Corner

Dos Pistoleros, un blog y muchas opiniones

Komic's Custodies Klub's Weblog

Viaja entre Universos

Todo y nada

Welcome to my world

Bloguionistas

La voz de los guionistas en castellano

The pfff blog

Nuestra misión en la tierra es descubrir nuestro propio camino. Nunca seremos felices si vivimos un tipo de vida ideado por otra persona.