Quizás hablar de Don Nobuhiro Watsuki y una de sus obras más conocidas, la del guerrero con una cicatriz en una de sus mejillas y que fue una de esas series animadas del país del sushi, que nos mantuvo al borde de nuestro asiento durante sus peleas y algunos decidimos indagar en esos hechos históricos que hablaba la serie en cuestión. Pero la presente obra no es de temática histórica, género donde han encasillado al autor, no es para menos, pero tampoco le ha ido muy bien después que concluyó una de sus obras más reconocidas, aunque esta parece que (en su momento) lo trajo de nuevo a la palestra.

Esta obra comenzó a publicarse en el año de 2003, y nos narra las aventuras de un estudiante de bachillerato que es regresado a la vida luego de hacer lo posible para salvar a una chica de un monstruo. En el primer tomo vemos como esta obra ambientada en ese género llamado la fantasía urbana, el cual parece que no va a desaparecer por un buen rato, aunque lo interesante es que se sube a la estela de otra obra y todo el asunto de la alquimia. Aquí hay elementos que me parecieron interesantes, el hecho que nuestro protagonista debe entrenar sus nuevas habilidades, relacionada con su nueva vida y ese amuleto que tiene en el corazón, así como la chica que ahora lo tomó como un aprendiz; ya que ella, por muy fuerte que parezca, ella sola no es del todo fuerte para hacerle frente a la amenaza de los homúnculos que han estado usando la escuela como un coto de caza.

Si bien todo parece un guión demasiado simple y con muchos puntos ya conocidos y que debe depender del género escolar, las notas que deja el autor en algunos momentos, la obra se deja disfrutar y que apenas el guión ha mostrado una de sus primeras capas. Yo le tengo mucha fe a la obra, ya que este primer tomo es bastante interesante y que promete bastante.

Anuncios