¿Nos pueden dejar tranquilos un momento?

El presente mar de letras, el cual hago con intenciones de que llegue a algo más de las mil palabras, tiene una interesante pregunta de título y esa pregunta es una de las tantas que los ciudadanos le deberíamos hacer a los políticos, en especial a esos que se creen entes sin maldad alguna y que creen las ideas Marxistas y en la variación llamada socialdemocracia. Creo que es una pregunta válida y que es tiempo que no se quede conmigo, sino que buena parte de los venezolanos se las haga.

Pero ¿A qué me refiero con esto de que nos dejen tranquilos? Simple, que no se sientan con la autoridad moral de decirnos que debemos comer, hacer y con quienes debemos comerciar; digo, ya es bastante molesto con buena parte de sus ingresos salgan de nuestros bolsillos con esto de los impuestos y más recientemente todos los mecanismos que anda usando el gobierno actual con esto del carnet de la patria y todas la controversia que eso trae.

De hecho ¿No queda demostrado que los mentados controles de cambio y de precios han sido malas ideas llevadas a cabo? Para mejorar un poco la economía nacional no se necesita controles, ya que mientras más controles y más cuellos de botellas aparecen los actos de corrupción más desalmados que hay. De hecho, la acción humana y el libre mercado son los mejores canales humanitarios que existen y lejos de ser salvajes, se basan en el principio de la colaboración voluntaria.

Señores, sus ideas son las que llevaron al país al presente predicamento. De hecho, han creado una generación de personas que creen que pueden vivir del gobierno, pero la realidad es otra y es que el gobierno vive de esa gente tanto del dinero que saca de sus bolsillos como de los votos que siempre sacan y no precisamente de forma democrática. De hecho, no es de extrañar que se vean espectáculos decadentes como el que hubo en la ciudad de Valencia con unos juguetes y pare usted de contar los miles de ejemplos de lo que han convertido a la gente.

Lejos de crear una sociedad menos diferente entre unos y otros, han hecho todo lo contrario. Las diferencias entre los burócratas del gobierno y los ciudadanos son abismales, mientras unos van a los grandes centros comerciales en el extranjero, usando la moneda que más odian (el dólar) o los euros, buena parte de los venezolanos nos estamos comiendo un cable. Pero bueno, para muchos esto es lo mejor que le ha pasado al país, aunque no tiene idea de todas las cosas que ha estado perdiendo en nombre de una supuesta “dignidad regresada”. Ya saben que esos discursos cursis revolucionarios tienen mucho gancho con los venezolanos, ya que le llegan a los instintos más básicos, es que la envidia y el odio son sentimientos bastante fuertes y que son la base de las ideas de Marx.

Así que, la reforma que necesita el país pasa por esa pregunta que le da título a estas líneas ¿Qué les cuesta dejarnos tranquilos? Ya hacemos suficiente con mantenerlos a costa de buena parte de nuestros ingresos, pero como buenos vampiros, siempre van a querer más. Pero quiero creer que esto debe estar cerca del final, que tanto unos como otros comprenden muy bien que tienen sus días contados con estos shows que han estado montando con este asunto de los diálogos.

De hecho, es bastante irónico, que ahora la misma Inquisición revolucionaria se encuentra pasando factura a los mismos que una vez la defendían. De hecho, se está tornando en un tema bastante interesante y es que los mismos marxistas son los primeros que van detrás de sus propios correligionarios cuando el barco comienza a hundirse; pero también es momento en que se debe demostrar que la gente no es tan tonta en el asunto de mantenerse con vida.

No necesitamos de un burócrata que nos diga que es lo mejor para nosotros ni mucho menos todo lo referente a las ideas que cada persona debe tener en la cabeza, de hecho estamos viendo las últimas consecuencias de dejar todo en manos de un tercero y el panorama lejos de estar claro, sigue un tanto oscuro. Pero hay que tener fe, la gente sigue molesta aunque buena parte aún cree en la segunda independencia fue un remedio peor que la enfermedad pero ¿Cómo es posible que aún apoyen al desastre? La verdad, escapa de mis manos.

Los políticos deben dejar de ser parásitos de la sociedad, así de simple, dejarnos tranquilos y respetar algunos derechos naturales como lo son la propiedad, la vida y nuestra búsqueda de la felicidad. No es un concepto complicado de entender, de hecho, ha sido esa premisa lo que permitió el desarrollo de naciones tan dispares como Singapur, pasando por Nueva Zelanda y hasta España (que no anda muy bien recientemente). De hecho, algunos de esos países que mencioné también tuvieron gobiernos de gran tamaño que llevaron a la ruina a la sociedad y que limitándose en funciones, dejando a la gente tranquila fueron un ejemplo a seguir hoy.

Que nos dejen tranquilos implica, aunque a unos les cueste comprenderlo, tiene una repercusión en la prosperidad de una nación y que un gobierno con dos funciones definidas (seguridad y justicia) y manteniéndose alejado de los bolsillos de la gente puede llegar a ser un lugar en el mundo bastante diferente a lo que es hoy la cuna de libertadores. A mayor libertad de los ciudadanos de una nación, mayor será la prosperidad que tendrá esa nación; debo admitir que es un concepto un tanto complicado de comprender para unos cuantos, pero vamos, no sabemos de lo que somos capaces de hacer si no lo intentamos. Es decir, no sabemos  que nos puede ofrecer el capitalismo si no lo dejamos funcionar sin restricciones.

Los peores desastres y tragedias ecológicas en Venezuela las hemos vivido con el socialismo ¿Alguien se acuerda de los derrames petroleros en el oriente del país o las tragedias en las refinerías? Bueno, que yo recuerde eso sucedieron durante la revolución y no hay culpables algunos que hayan dado la cara.

 

See Your Space Cowboy

Anuncios

Lone Wolf and cub Vol.11

Pues retomo la obra más aclamada y conocida de Don Kazuo Koike después de un merecido descanso de la misma. De hecho creo que me cayó de perlas, en vista que era necesario variar un poco, pero dejando eso de lado debo comentar que las historias que están aquí contenidas las sentí mucho más unidas, es decir todas las andanzas de esta entrega van sumando para cumplir un fin en concreto, es decir descifrar la carta que consiguió el lobo solitario en el tomo anterior.

La reunión de padre e hijo es impactante, más que todo por el hecho en cómo se llevó a cabo, recuerdo que ambos se habían separado en un punto y hasta llegué a pensar que el pequeño había caído en manos de los malos del cuento. Quizás el único punto en contra, que narrativamente no es malo, es que buena parte del arsenal que disponía nuestro lobo solitario se ha ido a mejor vida, algo que se agradece bastante ya que parece que este señor no sufre herida alguna en los muchos combates que ha tenido.

Lo interesante aquí, a diferencia de los otros tomos, es el hecho que hay muchas más razones de fondo para que nuestro protagonista y su hijo hayan tomado ese camino así como, a riesgo de equivocarme, seguramente hay un buen número de intrigas de palacio de fondo en todo el asunto, más allá de ese simple hecho que uno de los Clan rival no fue elegido como verdugo personal del Shogun.

De todas formas, quiero saber que puede suceder, ya que todo indica que las personas que se comprometieron a ayudar al lobo solitario con el asunto de descifrar la mentada carta van a llevar a cabo todo lo necesario para hacerlo, como cosa rara, después de solicitar los servicios del mismo. Quizás el combate en las páginas finales pudo ser mejor, siendo uno de los puntos cuestionables de la lectura y que en ese apartado, esta obra ha sido algo que han llevado bien.

La primera canción que uno se aprende, ya no es el himno nacional

Posiblemente, estas líneas no son tan necesarias en esta sección ya que en las últimas actualizaciones se ha puesto de manifiesto más reseñas que comentarios. Pero en vista que escuché una opinión donde se mezclaban dos temas muy recurrentes en los últimos años en la cuna de libertadores, la música y la política, pues creo que era hora de soltar unas cuentas palabras al respecto y así aprovechar la oportunidad de  hacer otro de esos artículos que usa varias secciones del blog.

Recuerdo que una locutora de un programa radial comentó que una de las primeras canciones que nos aprendemos de niños es el himno nacional, no sé si es algo que sea recurrente ver en otras naciones del globo. Quizás se puede decir mucho al respecto, que es una de las tantas formas de control mental que usa el Estado para asegurarse adeptos, aunque como en los últimos años  quien más se ha aprovechado del rancio fervor criollo ha sido el gobierno revolucionario pues la carga (según unos) no debe ser tanto en ese tema.

A riesgo de equivocarme o de mencionar lo obvio, el himno nacional ha sido desplazado. Pero ¿Qué cántico pudo haber logrado eso? No es tarea fácil si se analiza con cabeza fría en vista que estamos hablando no solo de una de las primeras canciones que uno se aprende en la infancia y esa canción a la que siempre las tías molestas le piden a sus nietos entonar durante las visitas. La respuesta los puede dejar fríos, aunque en realidad estoy viendo mal el termómetro.  Ya que el asunto no es ir a los polos, sino al trópico y al caribe, en donde todo esto anda sucediendo, ya que Venezuela les guste o no a unos no es más que una República (fallida) del caribe.

El himno nacional con su ritmo lento, letra que da risa con respecto a la situación actual de la cuna de libertadores fue sustituido no por una canción sino por un repertorio de ritmo estridente pero repetitivo, letras groseras pero con mucho sentido en la realidad que se vive hoy. Ni más ni menos que el regueton; si ese ruido molesto ha sustituido el himno nacional así como forma parte normal de las canciones que se escuchan en las fiestas tanto infantiles como las de la juventud.

La generación de oro creció entre los discursos del comediante atómico sideral y las letras que se entonan de forma casi nasal sobre relaciones de una sola noche ¿No es de extrañar que se encuentre así la juventud de estos días?  Ahora es normal ver a las niñas alegando que no quieren ir a estudiar, sino ser bailarinas exóticas, es normal escuchar hablar a la juventud de oro que entre cigarrillos y otros estupefacientes mencionar con quienes han estado y “filosofando” sobre el mundo en el que están metidos. Una generación que hoy tiene dos horizontes, si no se convierten en usuarios de renombre de la red social de videos llamada YouTube, quieren emular el mal comportamiento de los criminales y una sociedad con tal mentalidad no va a llegar muy lejos; ciertamente el convertirse en un profesional en la cuna de libertadores no solo lo han asociado a una persona que pasa trabajo y es alguien mal pagado, lo han asociado al peor ejemplo que se puede dar. Es decir, se han invertido las cosas en favor de esa cosa llamada ser políticamente correcto.

Ciertamente no hay género que se salva de tener letras que dejan mucho que desear, en eso estoy de acuerdo con muchos que critican tanto al regueton como al rock. Pero señores, deberíamos tener también la idea que ni el uno ni el otro son los mejores géneros musicales con los cuales exponer a los infantes; creo que ese gusto tan marcado por el ruido nacido en Puerto Rico, tiene mucho que decir sobre las personas que lo escuchan. Es que no puedes pedirle mucho a una persona que la vida se disfruta metida en una discoteca y despotricando después de la falta de cultura en la nación. Es algo muy básico para gente que, sin importar la formación que tengan así como el estatus económico (aunque esto último no importa mucho en Venezuela ya que todos estamos mal en ese aspecto) lo consideran como algo inofensivo si lo canta un niño.

Lo mismo se dice del rock al sol de hoy, pero creo que desde la llegada del gran Elvis Presley al presente, muchos han mantenido la idea que es un género se mantiene mucho de la juventud de los que la oyen, no por nada sus majestades vestidas de negro cuando llegan a cierta edad en la vida cambian el rock ultra pesado de maquillados noruegos por algo menos estridente y por la búsqueda de un empleo con el cual sostenerse. Siendo un género que, por mucho que aleguen sus defensores, ciertamente no es tan complicado cantarlo; basta con unas letras con un paupérrimo español, unas cuantas groserías la evidencia de ver a la mujer como un mero trofeo y listo. Ya puedes ser un cantante (si es que se le puede llamar así) que puede asegurar unas cuantas copias de discos vendidas.

Es posible que los gustos musicales digan algo de la persona, pero es sorprende ver que estos infantes de hoy prefieren la jerga de esas cosas al que el título de canción le queda grande al himno nacional. Tampoco es que el segundo sea algo bajado por los ángeles, pero es un asunto que te pone a pensar. Quien pueda encontrar una respuesta no tan limita a todo este asunto, espero que la pueda compartir con su servidor, mira que yo solo doy por el factor geográfico y que en muchas ocasiones son esos discos y canciones los que pueden calmar a los engendros a los que se han convertido los niños. Eso sí, esos padres deberían saber muy bien la clase de consecuencias que tal exposición va a traer en el futuro.

Drums of the dead

Esta es la primera serie relacionada con ese anfibio que compartía no sólo viñetas, sino también protagonismo en las aventuras del investigador de lo oculto de la casa editorial del caballo oscuro. Creo que de ese abanico de personajes que habían aparecido no sólo en las viñetas, sino también en las adaptaciones cinematográficas era uno que merecía unas cuantas dedicadas a él.

Y la presente obra corta, es una de las tantas. De hecho, la forma en como comienza da un toque de comedia al asunto, en vista que una empresa que lleva mercancía desde el continente africano y que hace parada en las Bahamas quería a rojo en el asunto. Pero debieron conformarse con el hombre pez llamado Abraham Sapiens.

Aquí lo vemos uniendo fuerzas con un humano para atender un caso de unos extraños ataques que se mezclan con los comentados tambores que le dan título a la obra en cuestión y que cuenta uno de los episodios más crueles de la historia de la humanidad, el tráfico de esclavos del oscuro continente al que una vez fue llamado el nuevo mundo.

 

See Your Space Cowboy

Casa Número Ochenta y Seis 9

Tanta adrenalina ¿Solo por un pack de DVD? Para Arthur, había algo más de fondo, quizás que las habituales (y puntuales) rivalidades entre las mujeres. Posiblemente, algún día conocería esos detalles. Mientras tanto, había un juego por delante el cual no debía permitirse perder.

Ya el presentador del concurso había hecho el acostumbrado preámbulo, pero de repente Wilson entró y comentó—A partir de ahora, seré yo quien funcionará como moderador del juego. Además, que el buen Josh se merece un descanso. Además ¿Le damos un aplauso a mi buen compañero de labores?

Una tormenta de aplausos no se hizo esperar, incluso entre los participantes de aquel sencillo concurso. Pero el ex jugador de futbol americano volvió a tener el derecho de palabra.

—Para los que están llegando tarde, pues me toca recordar un poco el contexto dejado por mi buen amigo; hay una película con la nominación al Oscar a la mejor película extranjera de un director que su obra, simplemente, no conoce frontera alguna. Sin más palabrerío ¿Qué película japonesa fue nominada al Oscar de Mejor Película extranjera para el año de 1981?

— ¿Qué te sucede Arthur?— le preguntó Lucrecia a su compañero—, es una pregunta bastante complicada. De cine japonés no se tanto, pero no es para que te quites el sombrero.

—No es por eso, si miras detenidamente tu rival y su compañero tienen un problema. Están delatando que, simplemente, la respuesta a esa pregunta no la tienen.

—Y ¿Tú la tienes?

Arthur se quedó en silencio por unos segundos, para luego apretar el timbre que tenía al frente. Sentía que debía hacer un comentario.

—Antes que nada, un gusto enorme tener la oportunidad enorme de estar aquí con usted sr Colt. Pero debo ser breve, así que debo comentar que la respuesta que anda buscando es “La Sombra del Guerrero” del director Akira Kurosawa.

El nuevo moderador no pudo ocultar su cara de sorprendido, había elegido aquella pregunta dado el hecho que, posiblemente, ninguno de los presentes podría saber tal respuesta. De hecho sabía que sus fieles oyentes se quedarían en casa o en sus oficinas aquel día, no estarían en aquella estación de trenes devenida a atracción turística.

— ¡Correcto, Muchacho! Debo admitir que esa era una pregunta que pensé que iba a servir como filtro, pero creo que ha llegado la hora para saber quiénes pasan a la  segunda ronda. Debo comentarles que las categorías se van a repetir pero con un nivel de dificultad mayor.

Arthur, se puso de nuevo su sombrero. Sentía alivio, pero también como que tenía algo que decirle a Lucrecia, aquella respuesta. Dicha respuesta ya no lo dejaba como un simple texano, con una cultura digna de alguien que pudo ir a la universidad. Pero ¿Qué razones tenía para ocultar todo eso?

—Antes de que te adelantes en preguntarme, era el presidente del club de cine en mi universidad. Y esa película fue una de las tantas que dimos. Extrañamente, durante los días finales de dicho club.

— ¿Quién iba a creer que tenías una sensibilidad artística por el cine? De verdad, eso me sorprende. Digo, creo que con eso me acabas de sorprender ya que tenemos que hablar mucho un día. Eso sí, dejemos de lado nuestro sarcasmo pero acercamos un café ¿Trato?

—Tienes un trato, peregrina.

Con aquella respuesta, algo en su cabeza se agitó y no era algo precisamente agradable de recordar para Arthur. –Ya tendré tiempo para lidiar con ese asunto, ahora lo primordial es no dejar mal a la citadina— pensó el muchacho, aquel tema podría esperar quizás su querida abuela le ofrecería la ayuda que necesitaba.

La reducción de participantes fue considerable, aunque obvia. Solo quedaban Lucrecia y Bianca. De hecho, habían opacado al resto de los participantes, aunque ¿Con que iban a salir los responsables del concurso? Primeramente con un reto extra para Bianca y su compañero, en vista que fueron los que más se acercaron al marcador y los responsables admitieron que no les pareció correcto dejarlos fuera del concurso.

¿En qué consistió dicho reto adicional? Un pequeño reto físico para animarlos a estar nuevamente en la competencia, el acercamiento a la rutina de ejercicios que debía cumplir un defensor de línea a primera hora de la mañana. Richard se ofreció como voluntario en hacer cines combinados navales, ochenta lagartijas, y veinte saltos paracaídas.

—Quizás unos consideren que la siguiente pregunta, relacionada con la serie donde actuó el buen Josh no fue una serie animada y que simplemente no podría ser válida; pero es que no podíamos dejarla de lado. Quizás con el reto extra la joven Bianca y su compañero los pone de nuevo en la competencia, pero eso no les asegura que se queden, pero la condición de “rebote” aún se mantiene. Por los siguientes diez puntos ¿En qué temporada de la serie “La Familia T” vimos la primera y única aparición de Astrid, la Valkiria de Bolsillo?

—La…segunda—fue la respuesta insegura que dio Bianca.

— ¡Rebote para la señorita Lucrecia!

—Tercera temporada. Exactamente, a mediados de la misma, pero ¿Me permite extenderme un poco?

—Tal como decía el personaje de mi amigo ¡Adelante Capitán!

—Dicho personaje fue introducido, torpemente, con el fin de atraer de ver cómo funcionaría el concepto en una serie que, inicialmente, se pensó que sería la primera ramificación de dicha serie. Pero en vista de la pobre recepción que tuvo y que se sintió fuera de lugar, todo volvió a la normalidad a partir del siguiente episodio; donde el asunto de la Valkiria de Bolsillo no fue más que un mal sueño del perro de la familia.

Josh volvió a estar en el centro del concurso, le pidió el micrófono a su buen amigo y le comentó a Lucrecia.

—Correcto, señorita. De hecho, decidí regresar después de su respuesta que si bien es correcta, solo tengo que hacerle una pregunta ¿No es demasiado joven para saber eso? Digo, la serie ya tiene sus años encima.

—Mi madre fue quien me presentó esa serie, señor Josh. De hecho la tenía grabada en el arcaico sistema llamado VHS hasta justamente esa temporada, por alguna extraña razón tanto a mi madre como a mí nos mató de la risa ese episodio.

Si había un episodio el cual causó estragos en la cabeza de aquel joven Josh y que sirvió para buscar cómo salir de sus locos padres fue ese, de hecho un joven judío y una Valkiria no solo era una mezcla extraña, sino que hasta tenía aires de ser políticamente incorrecta. Más que todo por el hecho de ver a un chico jugando, con lo que parecía, lo más cercano a una muñeca Barbie, pero en vez de ser el blanco del odio de las feministas, lo fue de sus padres.

El cheque del pequeño Josh fue bajo después de aquel suceso, de hecho muchos opinan que fue ese preciso momento donde comenzó todo a irse por el acueducto con relación a los valores de producción de la serie y con especial hincapié con el guión, lo bueno fue que no se convirtió en un tropo como “el salto de tiburón”.

Aunque, por extraño que parezca, la idea de la Valkiria de Bolsillo estuvo rondando en otras series de aquel estudio. Se vio en la sexta temporada de la serie de ciencia ficción “Julián Límite” donde el aguerrido piloto tenía un extraño colgante en su monoplaza de guerra; posteriormente, en la serie “Extraviados” volvió a aparecer, ahora en forma de una Valkiria quien fue castigada por Odín por no ser lo suficientemente aguerrida y convertida en el juguete de una niña, una muñeca de trapo, algo peor que ser expulsada del mítico Valhala.

Reseñas Amargadas: Speed Grapher

La primera de las reseñas amargadas llega con una serie que si bien data del año 2005 y cuando aún el formato de los 26 episodios estaba en su mejor momento, aquí el estudio GONZO nos trae (conjuntamente con una de las canciones de la banda DURAN DURAN) y si viene esta obra tiene la duración de 25 episodios y fue una de las tantas que formó parte del catálogo que tuvo el canal ANIMAX para promocionarse, hay muchos puntos a su favor como en contra.

Primeramente, con los años que tiene encima se ha mantenido y si no te molesta tanto su mensaje tan mamerto, mira que usar una serie de anime para criticar a la economía de mercado que mantiene a la industria con vida (de forma artificial) me parece una hipocresía bastante notoria; es una serie bastante buena, que nos muestra no solo un Japón sino también un mundo donde, como cosa rara después de una guerra, las cosas no son tan estables como parecen. Aunque debo admitir que es una de esas pocas series que abordan temas medio densos, como la homosexualidad y la avaricia cuando no es algo que poco se ve incluso en las obras más maduras.

Pero ¿De qué trata? Pues a pesar de que eventualmente decanta por una serie de peleas con habilidades sobrenaturales, nos narra las andanzas de un fotógrafo buscando hacerse una vida en el mundo que le toca vivir, ese después de una guerra, hasta que encuentra no solo una sociedad secreta que tiene un club donde políticos, empresarios y grandes personajes de la sociedad hacen de las suyas con sus deseos secretos. Pero eso es apenas una parte de la corporación que es manejada por una mujer, hay un adicional en todo el asunto, es que la hija de la mentada mujer es un ente que otorga esas misteriosas habilidades a un selecto grupo. El fotógrafo bajo la promesa de darle a conocer la libertad decide sacarla de ese mundo no sin antes de ponerse una soga en el cuello con todos los problemas que eso le trae, no solo a él sino también a la chica en cuestión.

Como puntos en contra y como es habitual en las series anime, para los finales la animación decae bastante, en ocasiones se siente que el guión hace lo que puede para llegar a la meta de los 25 episodios también hay que sumar el hecho que al decantarse (en muchas ocasiones) a las peleas llega a ser un poco molesto, ya que corta el excelente desarrollo que hace con los secundarios y todas las tramas secundarias que, como cosa rara, explotan en los episodios finales. Y con algo más de cuatrocientas palabras le dio inicio a la primera reseña amargada así como el primer formato que tengo en mente usar aquí.

Sobre el nuevo billete de la cuna de Libertadores.

No soy economista y todo el asunto relacionado con teoría monetaria no es precisamente uno que me interese mucho. Pero lo que voy a decir es bastante evidente, la desesperación revolucionaria venezolana no conoce límites así como han logrado uno de sus objetivos, destrucción de la moneda nacional desde el primer día de su llegada al poder; quizás unas trescientas o cuatrocientas palabras sean lo suficiente para decir una cosa; todo lo que han hecho responde a una agenda bastante clara.

Simplemente no les puedes pedir a unos socialistas de línea Marxista que se adhieran a una política medianamente decente, eso va en contra de todos los controles que quieren imponer en cada aspecto de la sociedad, la tragedia de perder la libertad económica no sólo se ve en que cada vez se puede comprar menos, sino también en el hecho que emprender una empresa es algo bastante complicado.

En nombre del «pueblo» hoy y en el pasado «proletariado», unos que simplemente no son de los grupos que dicen representar ya que la revolución se debe hacer con algo de comida asegurada, se han estado cometiendo los peores crímenes y lejos de acabar con la «burguesía», se ha instalado otra que se debe más a un discurso necesario para asegurar votos mientras disfrutan del saqueo con sus cuentas suizas y compras en las Antillas.

Así llegamos al nuevo billete, que con el cual no puedes comprar mucho, si es que lo consigues y pueden decir lo que quieran, pero es una forma de admitir que no les importa la inflación en el país y que lo que están haciendo es apagar un incendio con gasolina. Y ¿Cuál billete les causa más ansias de tenerlos entre sus manos a los revolucionarios venezolanos? Pues ese que es el emblema del Imperio del mal. O si no lo consiguen, pues unos cuantos Euros podrá bastar para calmar la ansiedad. Que los obreros vean que hacen con esos billetes que parecen salidos de una mala imitación del famoso juego monopolio.

El nuevo billete de cien mil bolívares no es más que otro de los tantos recordatorios que en la cuna de Libertadores el partido de gobierno juega a la destrucción así como a vender al país, dejando de lado a esa palabra que siempre usaban llamada soberanía. Una palabra que gusta a unos cuando se trata de dar un discurso y esperar el aplauso fácil.

 

See Your Space Cowboy

CERO EN PROGRESISMO

Blog de Exprogre

Instituto Mises Cuba

Economy and Freedom: Tu ne cede malis, sed contra audentior ito.

Fernando Díaz Villanueva

Política | Economía | Historia

El Criticón

Opinión de cine y música

Neuronaliberal

«El estado es la gran ficción por la cual todo el mundo busca vivir a costa de todos los demás.»

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Series Ciencia Ficción

Ciencia Ficción, Fantasía y Terror en TV

El liberal escandalizado

Escritos indignados y otras cosas

Punto de Vista Economico

"There is only one difference between a bad economist and a good one: the bad economist confines himself to the visible effect; the good economist takes into account both the effect that can be seen and those effects that must be foreseen." Frederic Bastiat

Death Detective Blog

Una pequeña cueva de reunión friki

Tomos y Grapas

Tu sitio de Cómics!

Caribe Libertario

La voz de la Libertad, desde el Caribe para el Mundo

Comic Play

Hablamos de tus intereses sin censura

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

El Blog de Martín |x|

Notas, lecturas, apuntes e intereses...

Quiero ser presidenta

Politóloga y administradora publica en formación/UNAM/Pro la mujer/DDHH/Desarrollo sustentable/Seguridad pública.

TERRALBA

Inspiration, comics, art

Logos Podcast

Pensamientos, Cyberpunk y Tecnología.

El Mundo de Shiku

THE WordPress.com weblog

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

ComicCriticon

ComicCriticon es un Blog de criticas y valoraciones sobre cómic y manga

Historias Siniestras

Escritores, Cuentos y Poemas Macabros

David Gaughran

Let's Get Digital

Vegeta Rukawa's Corner

Un blog sobre... no sé, lo que se me ocurra escribir ^^

Western Corner

Dos Pistoleros, un blog y muchas opiniones

Komic's Custodies Klub's Weblog

Viaja entre Universos

Todo y nada

Welcome to my world

Bloguionistas

La voz de los guionistas en castellano

The pfff blog

Nuestra misión en la tierra es descubrir nuestro propio camino. Nunca seremos felices si vivimos un tipo de vida ideado por otra persona.