And we are the law here

Archivo mensual: febrero 2018

El extraño silencio en aquel local fue roto por una voz que tomó por sorpresa a todos los clientes.

— ¡Hoy es noche de Karaoke queridos clientes!

Los ojos de Bianca brillaron y preguntó a sus compañeros de mesa

— ¿Quieren participar en el karaoke?

—Y ¿Dónde quedó esa angustia que tenías esta mañana por el examen del lunes?— le preguntó Lucrecia—, que en materia de estudiante irresponsable no eres buena. Además que eso, es cosa mía.

—Tengo todo el domingo para estudiar. Además que nuestra participación no depende de ti o de mi ¿Qué dices Vaquero? ¿Nos apuntamos a ese rodeo?

—Creo que podríamos participar, eso sí, pero después nos vamos. Mi querida abuela va a necesitar a “Silver” para mañana y mi segundo día de descanso me lo quiero pasar sin sobresaltos, la verdad.

De repente, aquella voz que anunció la apertura de la “Noche de Karaoke” hizo lo propio con los primeros participantes, quienes resultaron ser ni más ni menos que Josh y su pareja. Quienes ya habían perdido algo más que su marcado gusto por el tequila, algunos kilos adicionales sino también buena parte del sentido del ridículo, lo que quedó demostrado con su selección, esa canción que cantaron Frank Sinatra y su hija Nancy.

—Creo que eso no me lo esperaba— Comentó Lucrecia al ver subir a una humilde tarima a Josh y a su esposa—.

— ¿Ver de nuevo a Josh en el mismo día o que esté casado?— le preguntó Richard—; pero pensé que sabías muchas cosas sobre ese locutor.

—No, el hecho que fuese un apasionado por cantar. Lo intentó en varias ocasiones, pero cuando lo compararon con Paris Hilton, simplemente desistió del asunto.

—Apuesto a las de perder que te mueres de ganas por pedirle un autógrafo y una oportunidad para hacerle la entrevista. Así que debo preguntar ¿Qué te detiene?

La pregunta que le hizo Richard dejó pensando a Lucrecia, pero ¿Qué le iba a decir? Ciertamente, había muchas cosas, incluso el clásico “puede darme su autógrafo” se paseaba por su mente. Pero, aquella situación se volvió más extraña cuando el comentarista deportivo se acercó a Arthur y le comentó.

—Sabía que te había visto en otra ocasión. Y ¿Quién iba a creer que el ganador de ese concurso me lo volvería a encontrar? Y ahora sé que también eres conductor de esta cosa moderna llamada Uber. Me hiciste un gran favor con ese par que se va a subir a cantar.

—Las coincidencias son algo extraordinario, señor Colt. De hecho no vengo a cantar, ya sabe, conductor designado, aunque lo peor del caso es que ninguno de mis amigos está con altos niveles de alcohol en la sangre. Así que vine a registrar a unos amigos a este asunto del Karaoke.

Arthur, después de esas palabras, le pidió un autógrafo a quien fuese el ídolo de su abuelo, sino también de su padre. Quizás en aquellos días cuando era jugador era raro para él firmar autógrafos a gente que no apoyaba a su equipo, pero cuando se hizo de un nombre como comentarista, se volvió normal.

— ¿Me puedes dar tu número de contacto? Digo, para tener alguien de confianza cuando me toque un viaje lejos de esta soleada ciudad. Y creo que no te tocará llevar a ese par nuevamente esta noche, te doy mi palabra.

—Aunque me gustaría pedirle un pequeño favor, si no es mucha molestia de mi parte.

—Claro que no será molestia alguna, Vaquero. Tu solo dispara.

— ¿Ve esa muchacha que está con otros dos “entonando”? No le menciono a la de cabello castaño, sino a la de cabello oscuro; su nombre es Lucrecia y es una de esas admiradoras de su buen amigo Josh. Tiene algo de tiempo queriendo hacerle una entrevista para una asignación de su universidad ¿Cree que podría arreglar una?

El comentarista deportivo estuvo callado unos segundos, posteriormente, le respondió a Arthur con mucha seguridad.

—Déjame ver eso que me propones, pero ten por seguro que esa entrevista va a ser realizada.

Después de ese suceso, Lucrecia, Richard y Bianca estuvieron preparando sus cuerdas vocales para entonar ni más ni menos que “Septiembre” una de esas piezas clásicas de la música pop y que parecía perdida para la fecha. Mientras tanto, Arthur vio como no era el único conductor designado aquella noche así como el ex jugador apodado como “El Ariete” volvía a su mesa tranquilamente.

Quizás para unos puristas, Josh y su esposa no destruyeron tanto aquella mítica canción. Extrañamente era una pieza musical que les recordaba buena parte de las locuras que habían vivido desde aquel día en que se conocieron; aquella misma canción que, por alguna extraña coincidencia, a su abuela se le ocurrió usarla para el funeral de su querido esposo. Ciertamente, una extraña elección.

A partir del presente momento, debemos relatar algunos pormenores de lo que pasó en la camioneta de Wilson. Extrañamente, Russel y Melisa se encontraban dormidos, mientras que Josh trataba de ocultar el hecho que cabeceaba de un lado a otro.

—Qué semana tuvimos, eh Josh. — Comentó el piloto del vehículo—, extrañamente hasta tu saliste metido en el asunto del  aniversario. Ciertamente debo felicitarte por eso.

—Creo, que es lo menos que puedo hacer por ti. Después de…todo por lo que te he hecho pasar así como todo las cosas buenas que has hecho por mí y mi familia.

— ¿Pero le ofreces a un extraño un show de Pole Dance de tu esposa pero no a mí? Eso te costará caro, Josh y más sabiendo que ese extraño era el conductor de Uber que los llevó a casa.

Josh al escuchar eso estaba apenado, como era normal, pero ya no podía usar la excusa del alcohol para enmendar el asunto ni mucho menos irse por las ramas, otra de sus especialidades. Así que le salió apelar por la honestidad, aunque lo bueno es que su querida esposa no estaba escuchando aquella conversación.

—Con razón se nos hacía conocida la cara. Y me gustaría disculparme con ese muchacho de alguna forma, justo cuando creí que ya no me iba a suceder ese tipo de cosas nuevamente, recaigo. Algo me decía que no debía beber ese día, pero ¿Cómo no hacerlo? ¡Había que celebrar la independencia de la nación!

—Un día hablaremos sobre tu extraño concepto de patriotismo y como ustedes dos están tomando el asunto de dejar de beber alcohol; pero creo que si te carcome lo que te queda de moral por ese hecho, hay algo que puedes hacer. Una amiga de ese muchacho te quiere hacer una entrevista.

— ¿No hay trampa en el asunto?

—Te iba a pedir que limpiaras las canaletas de mi casa. Pero creo que no es algo que tu harías, además que parece que ese tipo de cosas es más de tu esposa y creo que tu estas más que dispuesto de tomar esa bala. Aunque debo admitir una cosa, no es un acto muy noble lo que te estoy haciendo en este momento.

—Creo que tienes un extraño sentido del humor, Wilson. No lo puedo creer que tengas algunas manchas oscuras en tu noble alma. Ese estereotipo de los jugadores de futbol americano no es tan errado después de todo.

—Oye, tengo derecho en hacerte una broma de vez en cuando. Ya que, si tu esposa lo hace ¿Qué me impide a mi hacerlo?  Además, creo que más bien es algo que siempre tuve ganas de hacerte una broma pesada.

 

See Your Space Cowboy

Anuncios

Imagen 100


¿Se acuerdan de los problemas de la caja idiota y la programación? En concreto, todo lo referente al mundo plástico de la farándula y la prensa rosa. Ya saben, una de las tantas razones por las cuales buena parte de la juventud se mudó a la red social llamada Youtube, ya que en ese rincón de Google podían elegir que ver y hay un acercamiento con los responsables de los contenidos, cosa que se ve difícil hacer con la caja idiota por mucho que esa distancia se cortó con otras redes sociales.

Si, el mismo problema se ha pasado a YouTube y creo que es debido (o gracias) al hecho que vino después de la tendencia que a los responsables de esos contenidos comenzaron a sacar libros y que, como es evidente, pues la basura es lo que vende; por mucho que unos digan que se rompan las vestiduras por eso pues, me atrevo a decirles que ustedes también son responsables de eso.

Creo que el hecho que abrir un poco su vida personal a los usuarios fue lo que hizo lo de la caja de Pandora, independientemente de que parte de la comunidad se encuentre, es que todos quieren ver lo que va a pasar en el próximo feudo entre los usuarios. Quizás lo bueno de todo eso es que los usuarios reconocidos de origen venezolano y que aun residen en la cuna de libertadores, no tienen la misma presencia de sus pares de otras latitudes.

Por mucho que se quejen unos de la situación, en muchas ocasiones son los primeros en vivir de la polémica rancia entre unos y otros; como genera visitas y dinero, pues creo que la situación no va a mejorar para esa gente en un largo plazo. Creo que el primer error que cometieron fue comenzar con el asunto de reunirse todos en el mismo sitio, convirtiendo la comunidad en una especie de ciudad donde todos se conocen y se esconden los trapos sucios.


No sé si mi amigo Luis Fernando vaya a leer las presentes líneas y si lo hace, espero que no le vaya a dar un ataque al corazón en vista de mi redacción y que posiblemente no le vaya a hacer justicia a la autora y a los aportes que ha hecho a la lucha más singular de todas, la lucha por el libre mercado en la trinchera de las ideas. Si, debo admitir que esta es una de las primeras obras que leo de la polémica autora llamada Ayn Rand, una de esas mujeres que nunca será mencionada por alguna feminista moderna, pero vaya que ayudó con esto de dar a conocer las ideas del libre mercado en este lado del mundo.

Pero dejando eso de lado, esta obra es una que hizo la autora tratando de advertir el problema que se estaba acercando, a pesar que para el momento en que escribió esta obra corta (allá en el año de1938) las cosas no parecían tan mal para el Socialismo de línea marxista, en vista que gozaba de una  popularidad entre los intelectuales muy notoria, aunque le daría algo en ver que ese apoyo aún sigue presente.

En cuestión, la presente novela corta de doce episodios es una especie de novela ambientada en una distopía en la cual el colectivismo ganó un conflicto de gran escala, al punto de limitar toda actividad humana. De hecho,  el totalitarismo aquí es tal que podemos ver que hay atraso en ese mundo, pero las cosas cambian un día cuando nuestro protagonista descubre una misteriosa cueva y su mente cambia radicalmente. Así comienza su desafío a todo lo que había conocido, aunque desde el comienzo ya lo hacía pero parece que después de ese descubrimiento, lo va a hacer a lo grande, gracias a la electricidad y todos los conocimientos que una vez se consideraron perdidos.

 

See Your Space Cowboy


Debo admitir que este fue el primer disco de los cuatro de la ciudad de Liverpool escuché, de hecho, también fue mi primer acercamiento al idioma de Shakespeare que tuve a temprana edad. De hecho, cuando volví a escuchar esta obra, me causó la misma impresión cuando lo escuché en ese tocadiscos que había en mi casa y creo que el mentado disco aún se encuentra en mi casa; quizás era cosa del destino regresar a esta obra musical y quizás mejorar mi inglés.

 

El séptimo disco de los cuatro de Liverpool es uno de esos discos que marcó el cambio que estaba teniendo la banda, es decir ese paso a la madurez que estaban dando no solo en las letras, quizás la experimentación con el LSD y la inclusión de instrumentos como la cítara de la India era una prueba de ello. Pero también es uno de esos que trae varios de los tantos clásicos de la banda, de hecho el paso que dieron con el disco llamado R.S aquí parece más como ese en el cual estaban avanzando a una nueva dirección. Y sin embargo, ha pasado el tiempo desde aquellos días cuando escuchaba ese disco de acetato y allí me encontraba yo, esta vez con treinta y un años cantando esas canciones que no han perdido del todo su valor, quizás unos de los logros más impresionantes de esta banda.

Lanzado al mercado en el año de 1966, creo que fue ese paso que estaban dando John y sus compañeros de banda hacia una época que la juventud no era la misma cuando ellos estaban dando sus comienzos musicales. De hecho, creo que me atrevo a decir que es una de esos puntos en la cultura pop que estaban dando a entender que el movimiento Hippie podría toparse con unos días oscuros.


Según, el presente año son las mentadas por unos y esperadas por otros, las elecciones presidenciales en la cuna de libertadores y todo parece que, va a seguir las negaciones entre el gobierno y la mal llamada oposición, el espectáculo electoral ya no tiene tanto impacto y creo que eso viene a bien. Ya que, la gente se encuentra bastante descontenta ya que se están dando cuenta que con votos, esta plaga no va a salir. Es un hecho que muchos no han querido comprender de forma plena, debo admitir que es una de esas ideas que se hace complicada de asimilar, pero considerando la forma en que esta gente llegó a la palestra, es la única forma en la que entienden cómo será su salida. Así que con un intento de llegar a las mil palabras, voy a exponer una que otra cosa sobre el próximo show electoral y todo lo que eso puede traer y todo lo que podemos aprender de eso; creo que es tiempo de comprender alguna que otra cosa sobre ese mal hábito de creer que con votos las dictaduras se pueden terminar.

Pero ¿Cómo se puede explicar que tanto descontento y hambre no han hecho que agarren sus maletas? Es una pregunta que hasta yo me hago y no puedo concretar una respuesta sólida y si me toca revisar la historia de la cuna de libertadores pues por mucho menos de eso, se han derrocado a presidentes.  Al menos, eso nos ha hecho creer la historia, de hecho la historia que me tocó estudiar hace ya tiempo, no sé si la historia que escribió la revolución cuando llegó diga algo totalmente diferente, ya sabemos que a los revolucionarios les encanta reescribir todo, siempre y cuando eso les haga ver como los redentores de los obreros; cuando las cosas no son así. Y el fracaso económico venezolano es una prueba de eso.

Yo creo que no es del todo inteligente votar, por muy grandes e importantes que te vendan las elecciones presidenciales, ya que sabemos que mientras tengan en su poder todos los poderes públicos, no hay mucho para donde correr; quizás la opción es, si decide la persona votar, hacerlo por un tercero. Pero es que hasta los independientes tienen ese tufo que no convence plenamente. Creo que el bipartidismo rancio no solo es un problema que se encuentra muy presente en el Gigante del Norte, ya que en la cuna de libertadores también se encuentra presente y quizás no tan notorio y rancio como el otro, pero presente al fin y al cabo.

Honestamente, no importa mucho si esas elecciones presidenciales se hacen en marzo o en algún otro mes del 2018; quizás me encuentre contradiciendo ya que en (intentos de) artículos pasados he dicho que estas elecciones, si la gana alguien diferente a la plaga roja, podría ser la chispa necesaria para el cambio de mentalidad que necesita el venezolano. Pero bueno, en mi defensa puedo reiterar que está complicado que se gane esas elecciones ya sabemos los motivos, que muy difícilmente una tercera opción pueda arrastrar tantos votos.

Es muy posible que el descontento sea tal que la gente simplemente no salga a votar y deje de creer ese cuento relacionado con la importancia y magnitud de esas elecciones, en vista que no importa cuántas veces la gente vote o deje su firma, la mal llamada oposición va a buscar una nueva forma de decepcionar a la gente y eso ya está cansando a muchos y si agregamos a la mezcla todo lo referente al dialogo, pues no es bonito lo que veo en el horizonte. Claro, no seré un asesor en temas políticos, pero hay que tener tres dedos de frente y ver que el escenario es adverso para ambas partes y que la salida electoral no es la mejor opción; algo que comprendió la formación nueva que está dando de qué hablar.

Debo agregar algo más al asunto, es el hecho que tampoco la gente se encuentra con los mejores ánimos para ir a unas elecciones y eso incluye a los votantes que defienden a la plaga roja, es el hecho de que estamos todos pasando hambre y estamos molestos; de hecho el dinero ya no alcanza para nada, salir a comerse un dulce en alguna panadería cercana (si bien te va) te puede consumir buena parte de la quincena y ni hablemos de los gastos de transporte. De hecho, todo pareciera estar premeditado, cada detalle y cada respuesta que dan, dando la impresión que están plenamente convencidos de todas las mentiras que dicen.

Y es que decir que no estamos en el mejor momento de nuestra historia no se dice a la ligera, la verdad es que las guerras imaginarias de los revolucionarios, sus hurtos, el descaro con el cual mienten a toda la población va a ser una de esas facturas que van a tener que pagar por un largo rato. Ciertamente, mil palabras que escriba no van a bastar para describir todo el daño que le han causado a la misma nación que dicen defender con celo, la verdad es que sus acciones dicen todo lo contrario. Y de esa hoguera tampoco se salvan sus mal llamados opositores y quizás por eso, muchos nos atrevemos a decirles que son algo peor que cómplices en todo el desastre.

De hecho, mientras la fecha del mentado asunto no sea expuesta, voy a seguir comentando  y meditando si esto de salir a votar va a servir de algo; quiero creer que es algo que todos los residentes venezolanos deben hacer y comprender, que esta gente (hablo de las dos partes del bipartidismo criollo) ya deberían estar pensando en esto que tienen que irse y no precisamente por la puerta grande. De verdad no es algo que se lo merecen, tampoco merecen que se les deje tranquilo cuando las cosas cambien (en algún momento, que ya toca) y es que ya está bueno de seguir desangrando a los venezolanos, sin distinción alguna de sus ideas políticas.


Aquel restaurante de comida rápida tenía varias paredes adornadas con las firmas de los clientes, pero una en concreto tenía un pequeño anuncio de neón donde se encontraban no solo las firmas, sino también las fotos de aquellos a quienes el dueño del lugar consideraba como sus mejores clientes.

Aunque llegar a esa condición no era algo tan complicado, bastante con pagar bien y no abusar tanto de las servilletas, robar cubiertos y listo ya estaba en esa lista. Su dueño era alguien que no le temblaba la mano en escribir el nombre de una persona en su lista negra, así como el hecho que tenía un cartel que decía con una fuente bien grande “Se reserva el derecho de admisión”

Pero aquella noche la suerte parecía estar haciendo muchas bromas, ya que allí se encontraban Josh, su esposa, Wilson y ni más ni menos que el contratista llamado Russel, ese que se había ofrecido en reparar la filtración en la casa donde todos esos muchachos vivían.

—Creo que he visto en otra parte a ese muchacho—comentó Josh—, estoy seguro. Y ¿Qué me dices de ti amor? Por cierto, nuestra querida niña ya está dormida, la niñera anda cenando, de hecho me sorprende que tenga como pagarse comida a domicilio.

—Oye, ahora que lo mencionas, creo que debo estar de acuerdo contigo, amor—agregó Melisa— ¡Por el protector bucal del gran Mohamed Ali! Estoy más que segura que podría reconocer ese sombrero donde sea. Y, tu que te estabas preocupando por el asunto que se demoraba demasiado en atender el teléfono de casa.

— ¿De qué me perdí Wilson?—le preguntó Russel al cronista deportivo. El contratista cristiano regresaba del baño y tomaba asiento en la mesa. —; aunque debes admitir que, a pesar de todo, no son tan malos padres. De hecho, el cambio que han hecho es algo digno de escribir.

—Esos dos hablando que reconocieron un rostro y un sombrero vaquero que acaba de entrar al restaurante. Creo que hice mal en dejarlos tomar y pagarles el taxi de regreso a su casa. –fue la respuesta de Wilson, entre apenado y tratando de hacer un chiste. Bueno, si a estos ñoños que suben videos en esa red social de videos los han convertido en escritores, creo que esos dos tienen algo de oportunidad. De hecho, yo compraría ese libro.

—Creo que estas de suerte, Wilson. He visto a ese par ponerse así de intensos por cosas más extrañas; de hecho, debes sentirte contento por el hecho que están discutiendo por un sombrero vaquero y no por una serie animada repleta de ponis.— comentó nuevamente el contratista, para luego beber un poco de su té con limón.

— ¡Eso fue una sola vez!—exclamó Melisa—, además, es la serie animada que compartimos con nuestra hija. De hecho, es la única que se ganó nuestra aprobación. Además, es una serie animada a la que le guardo mucho cariño, ya que la veía en secreto conjuntamente con mi madre.

Lucrecia estuvo mirando los rostros de los otros clientes, tratando de llevar por dentro aquella procesión que sentía. De hecho, a tiempo, concluyó que no había razones por las cuales sentirse así de extraña ante ese comentario que desató la llegada a ese local de comida rápida.

Quizás, meditaría sobre el tema al llegar a su casa. En la compañía de uno de sus libros, su querido I—POD y la almohada. Ahora debía dejar de pensar tanto y disfrutar no solo la victoria que tenía y la comida que estaba por comer. Y más considerando que Bianca iba a ser quien iba a pagar, cuando era un fenómeno raro que sucediese.

—Y dinos Lucrecia ¿Vas a ver tu sola la serie o la vas a compartir?— le preguntó Richard—, ya que dijiste que nos ibas a mostrar algunas películas de terror italianas y nunca pasó.

—Te recuerdo que mi amiga en el cine club del campus renunció hace tiempo. De hecho creo que me tocará asumir esa responsabilidad— fue la respuesta de Lucrecia. —, he estado meditando sobre ese tema, la verdad. Y no me parece tan mal tercio meterme en eso.

—Ya está cerca octubre, así que te toca cumplir con tu palabra—agregó la estudiante de medicina. —, además ¿Recuerdas el Halloween del año pasado? Lo más entretenido fue ver la casa embrujada que montaron los vecinos y el cine improvisado. Seguramente, ya la dirección de cultura de la universidad ya debe estar un poco cansados de tus locuras.

—De hecho, ver la clásica película “El Exorcista” en ese cine improvisado fue una experiencia digna de ser inmortalizada—agregó Richard—, más si agregamos el hecho que, esa película con todos los años encima que tiene, sigue dando ese miedo.

—De hecho, si me permiten comentar algo, esa película es un clásico del terror. Aunque, en lo personal, prefiero “El Resplandor” así como el hecho que podríamos hacer algo para esa fecha. De hecho, recuerdo que mi abuela me había comentado mucho de esas fiestas de Halloween en la urbanización. Me gustaría participar en una, claro si tengo ese día libre.

Las palabras de Arthur sorprendieron al resto de sus compañeros, aunque ya tendrían tiempo para hablar de ese asunto, ya que la amable mesonera estaba en frente de la mesa que estaba esperando para entregarles la carta.

Si había algo en que muchos concordaban era que el servicio de aquel restaurante de comida rápida estaba a la misma altura de otros locales. De hecho era una constante en las miles de páginas y aplicaciones que se dedicaban a escribir sobre los locales de comida y comida rápida en esa región de Los Ángeles.

Minutos en silencio, extrañamente aquellos muchachos estaban revisando sus teléfonos. Pero, había algo adicional en esa situación, ya que tanto Lucrecia como Arthur, no estaban escondidos detrás de las pantallas de su teléfono pero ¿De qué querían hablar aquellos dos? Y más, si iban a hablar ¿Cómo harían para no molestar a sus compañeros de mesa?

— ¿Ya saben que van a ordenar?— preguntó la mesonera con una sonrisa en la cara, aunque ya estaba dando señales de que estaba agotada. Segundos después de haber anotado el pedido de cada uno, se marchó.

—Vamos a ver si todo lo que dicen de este local es cierto— dijo Bianca, iniciando otra vez la conversación. —, aunque debe ser bueno, ya que creo que no estamos solos aquí. Más si consideramos el hecho que no estamos solo aquí.

—Más sí que los mismos que estaban en el concurso en el cual participamos, aquí se encuentran comiendo— agregó el estudiante de abogado—; aunque creo que nuestra querida amiga estudiante de periodismo debe saber mucho sobre este local y su relación con ese actor devenido en locutor de radio. De hecho, no lo hizo tan mal como moderador de ese concurso.

—Oye, ahora que lo mencionas citadino, es cierto— matizó Arthur—, creo que no era la primera vez que estaba metido en algo así, ya que supo cómo ocultar su nerviosismo. Aunque, es raro eso, considerando que tiene un historial de ser un actor de dudosa reputación.

—Les recuerdo que estuvo nominado a un Oscar—apuntó Lucrecia—, por una película que no es tan pesada como las que siempre están metidas en esa premiación. Creo que la he visto como dos veces nada más. Aunque lo interesante del asunto es que el director y guionista de la misma se retiraron del negocio el año pasado.

—Y ¿Qué hacen ahora?— preguntó Bianca.

—De seguro se van a reír—agregó Lucrecia, quien estaba por comenzar a dar su respuesta—, ahora dan clases en la Academia de Cine de la ciudad de New York, en sus respectivas áreas; de hecho he estado insistiendo que vengan un día para que sean parte del jurado de nuestro concurso de cortometrajes.

A los pocos minutos, aquella conversación se calmó con la llegada de la comida y la bebida, Arthur se quitó el sombrero y dio una pequeña plegaria, mientras sus compañeros estaban comenzando a comer y moviendo los contenedores de las salsas de un lado a otro.

Terminó la plegaria, vio a su alrededor y comenzó a comer

 

See Your Space Cowboy



Instituto Mises Cuba

Economy and Freedom: Tu ne cede malis, sed contra audentior ito.

Fernando Díaz Villanueva

Política | Economía | Historia

El Criticón

Opinión de cine y música

Neuronaliberal

«El estado es la gran ficción por la cual todo el mundo busca vivir a costa de todos los demás.»

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Series Ciencia Ficción

Ciencia Ficción, Fantasía y Terror en TV

El liberal escandalizado

Escritos indignados y otras cosas

Punto de Vista Economico

"There is only one difference between a bad economist and a good one: the bad economist confines himself to the visible effect; the good economist takes into account both the effect that can be seen and those effects that must be foreseen." Frederic Bastiat

Death Detective Blog

Una pequeña cueva de reunión friki

Tomos y Grapas

Tu sitio de Cómics!

Caribe Libertario

La voz de la Libertad, desde el Caribe para el Mundo

Comic Play

Hablamos de tus intereses sin censura

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

El Blog de Martín |x|

Notas, lecturas, apuntes e intereses...

Quiero ser presidenta

Politóloga y administradora publica en formación/UNAM/Pro la mujer/DDHH/Desarrollo sustentable/Seguridad pública.

TERRALBA

Inspiration, comics, art

Logos Podcast

Pensamientos, Cyberpunk y Tecnología.

Cautivos de un Sistema

Just another WordPress.com site

El Mundo de Shiku

THE WordPress.com weblog

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

ComicCriticon

ComicCriticon es un Blog de criticas y valoraciones sobre cómic y manga

Historias Siniestras

Escritores, Cuentos y Poemas Macabros

David Gaughran

Let's Get Digital

Vegeta Rukawa's Corner

Un blog sobre... no sé, lo que se me ocurra escribir ^^

Western Corner

Dos Pistoleros, un blog y muchas opiniones

Komic's Custodies Klub's Weblog

Viaja entre Universos

Todo y nada

Welcome to my world

Bloguionistas

La voz de los guionistas en castellano

The pfff blog

Nuestra misión en la tierra es descubrir nuestro propio camino. Nunca seremos felices si vivimos un tipo de vida ideado por otra persona.