Publicado en Crónicas Blogueras

Sobre el sexto mes del año.


El sexto mes del año se fue, inicia el conteo regresivo para diciembre y las cosas lejos de mejorar, solo están peor. Eso sí, el desastre nacional sigue con su rumbo a quien sabe dónde puede llegar. Por mucho que unos digan que aún este asunto sigue en caída libre, yo creo que posiblemente el fondo está un poco más cerca; por otro lado, el plan de sacar un poco más de dinero con esto de tomar horas extras y sábados en mi nuevo empleo resultaron en algo raro ya que el dinero que eso me trajeron no era el que esperaba.

Y hablando del empleo en que ando, yo he estado pensando de forma recurrente que posiblemente en algún momento me vayan a decir hasta aquí Fermín, ya que las novatadas que he cometido son bastante densas. Aunque no puedo mentalizarme en negativo, ya que hacerlo es llamarlo y de verdad, que el asunto este de trabajar por mi cuenta está peor que antes y de verdad que algunos de los beneficios que me ofrece la mencionada organización, no son tan malos en comparación con otros lados.

Quiero creer que no solo me voy a quedar en ese sitio, a pesar de todo, sino también que esa esperada reunión con las compañeras de mi antiguo empleo nos podamos ver; ya que parece que, a pesar de lo toxico que era ese departamento, las cosas van medianamente bien. También aprovecho en comentar que espero que a partir del próximo mes que estará por llegar, el proyecto que tengo en mente para el blog comience, así como mi singular plan de sacarme otra tarjeta de crédito y pagar la que tengo; ya que el en cuestión de días, el límite que se mostraba como amplio, quedó consumido en un fin de semana; luego hay unos que dicen que en la cuna de libertadores no hay inflación.

 

See Your Space Cowboy

Anuncios

Un comentario sobre “Sobre el sexto mes del año.

  1. Una sola vez permití una novata en uno de mis trabajos, luego dejé bien en claro que no habría posibilidad de repetir nada semejante. Mi cara de desprecio fue más que suficiente para que entendieran que hablaba en serio.
    Nunca tuve amigos en ninguno de mis trabajos, pero tampoco los busqué, ni nadie volvió a meterse conmigo.

    Y así continúo.

    Saludos,

    J.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.