Este es el artículo de regreso.

Pues aquellos días de estar sin actualizar esta cosa ya son cosa del pasado y creo que hay mucho que comentar, así que debo comentar que el presente mar de letras va a ser uno de más de mil palabras, bien sé que esta cosa se verá publicada tiempo después de la primera actualización, pero creo que considere esto como  el artículo oficial del mencionado evento. Al momento en que escribo esto, parece que las elecciones en el Brasil ya dan un ganador en concreto, a quienes unos han comparado con el actual presidente del gigante del norte. Voy a ir dejando en claro una cosa, ese señor no me convence, su antecedente dentro del mundo militar no me convence plenamente, tampoco debemos dejar de lado algunos detalles.

Bolsonaro, al igual que muchas opciones que salieron ganadoras, son la respuesta de la sociedad a lo que se conoce como lo políticamente correcto, una de esas tantas estrategias de la nueva izquierda para aferrarse al poder, eventualmente esos casos de corrupción iban a ser tan grandes (en el caso de Brasil) que simplemente la gente se iba a cansar de ellos y de su “preocupación” por las minorías; las mismas a las que años atrás perseguían y hasta asesinaban.

El asunto no deja de ser un claro ejemplo de lo que se conoce en la cuna de libertadores como voto castigo, el famoso Foro de Sau Paulo debe estar más angustiado que antes, ya que no hay nada peor que alimentar a su propio enemigo. Pero la pregunta que yace ¿Se puede repetir ese fenómeno en la cuna de libertadores? Solo el tiempo lo dirá, ya que en la política criolla, no hay alguien con el perfil del mencionado señor.  Pero creo que el fenómeno que inició con la salida de los ingleses de la Unión Europea parece que seguirá engendrando hijos por un buen tiempo.

Para ese sector mal llamada la oposición venezolana, la salida sigue siendo en base al voto. Creo que ese discurso ya no cala tanto como en días atrás, es que la gente ya no cree en ese tipo de cuentos de camino; además se demostró que cuando el gobierno no gana por el voto, siempre tiene un as bajo la manga para acomodar sus fichas, cuando las cosas no salen como ellos quieren. Creo que con la muerte del concejal ya esa propuesta comienza a ser un tema que les resta credibilidad (más) y el apoyo internacional tampoco es para tanto.

Aún es muy temprano para alegar que lo políticamente correcto va de salida, creo que si bien se ganó varios golpes contundentes alrededor del globo, lo mejor que se puede hacer es sacar a la gente que lo promueve de los círculos de intelectuales, así como culturales, donde extrañamente se la pasan hablando de revoluciones obreras. Aunque esos discursos en favor del obrero ya parecen cosa del pasado, es que sale mejor iniciar los conflictos en otros ámbitos, en donde pueden atraer gente disfrazando sus ideas.

Dejando de lado el asunto de la política, tema que seguiré abordando, debo reiterar que al momento en que escribo esto el mundo friki sigue sin dar señales de vida. Mira que me hicieron escribir una especie de antesala a todo ese asunto de una página de la red social de FB cuyo administrador estaba metido hasta el cuello con unos problemas y una de las personas que había comentado sobre eso estaba preparando una demanda.

Ese tema parece que se quedó en eso, en una amenaza, si bien no es la primera vez que sucede en el mundo friki nacional; la diferencia era que ese asunto si iba en serio y con todos los hierros. Pero parece que todo eso se detuvo gracias al “capítulo final” de la serie del mono peleador y el que se ha estado perfilando como su sucesor en toda regla, el chiquillo encerrado en un videojuego masivo de cabello negro.  Las mal llamadas convenciones en Venezuela están tomando el sendero que debieron tomar hace ya tiempo, la tumba. Lo de renovarse o morir nunca fue lo suyo, ya que la misma fórmula que han estado usando desde que comenzó todo les ha sido funcional hasta la fecha; quizás los ingresos que hagan no sean muchos, pero la pregunta que dejo sobre la mesa ¿Son lo suficientes como para mantener el asunto vivo?

El poder de convocatoria de las mal llamadas convenciones se ha reducido bastante, seamos honestos en esto, las razones son muchas la verdad. Quizás el cambio generacional es uno de los tópicos de lo que usualmente hablo con uno de los contados amigos de ese mundo (y que no se ha ido) con quien me siento a hablar. Debe notarse también entre los organizadores, pensando que podrían sacar a algunos de sus viejos conocidos, en ocasiones despiertan los ánimos bélicos de algunos cuantos y la verdad es un tanto evidente,  este año no será el gran año para este mundillo, por mucho que se hable de películas del mono peleador, nuevas series de los bailarines del horóscopo y nuevas temporadas de series.

Para ir cerrando el tema friki ¿Veremos algo nuevo para 2019? Ciertamente, no si me toca ser honesto, además si no se logró un cambio significativo antes de la conversión de la ciudad jardín a un monopolio ¿Se va a lograr ahora? Ya que, siendo honestos, estamos ante una colmena que considera los cambios como algo que se debe tomar de forma lenta; y a los hechos me remito ¿Han cambiado la fórmula de las mal llamadas convenciones en este país? Ciertamente no, la fórmula sigue siendo la misma lo único que cambió fue el poder de convocatoria. Y ¿Van a cambiar la fórmula? Tampoco, eso conlleva una serie de gastos así como apelar por el método de ensayo y error, algo que (en caso de salir mal) puede generar la muerte de la mencionada fiesta. Tampoco parece que tendremos una nueva en la ciudad jardín, quizás el pensamiento de “pero es nada” sigue dando frutos en algunos.

 

See Your Space Cowboy

Lone Wolf and Cub Vol 17

Regresó las reseñas de la saga, de hecho tenía tiempo sin escribir un poco por estos rumbos y creo que de alguna forma debo hacer bulto para lo que se llama introducción de estas cosas mal llamadas artículos.

Poco se vio la influencia directa del clan rival pero como se hizo notar. Personalmente creo que la mejor historia de esta entrega fue la de los cazadores de recompensa que se juntaron en una casa. Con la obvia finalidad de dar fin al asunto relacionado con el lobo solitario, para mí si se hubiera cerrado el tomo aquí, las cosas serían otras.

Pero lo que pasó después de allí, a pesar que que algunos relatos fueron muy buenos, como era de esperar el del final se mete en ese lote, me acerco lentamente a la entrega número veinte de la serie y creo que lo mejor será darle cierre. Yo pienso que la trama principal se puede extender, pero creo también que debió concluir hace rato. Vamos a ver si con los tomos que quedan me confirman, de nuevo, su estadía en las obras legendarias del manga.

Y ¿Qué pasa con los noticieros en la cuna de libertadores?

No sé si las presentes líneas vayan a ser publicadas en pleno apogeo del mundial, cuando el asunto este de las finales ya es algo real; pero considerando que tengo tiempo que escribo poco en esta sección así como que el presente tema se mezcla mucho con el apartado general, se me ocurrió hacer un mar de letras en donde ambas secciones se mezclan.

Siguiendo con las consideraciones, la pregunta que le da título al presente intento de artículo, parece que la censura hace tiempo llegó a eso programas, pero parece que hay algún que otro rastro de honestidad, pero no con las noticias que no le causa problemas a la inquisición, pero los anuncios de personas buscando medicamentos y donantes de sangre dicen algo más. Dicen que la situación del país es bastante deficiente, que el asunto de las medicinas no es una cosa a tomarse a chiste, es algo bastante serio y ¿Quién es el culpable de todo eso?

El culpable de esa situación, es ampliamente conocido, el malvado imperio y la guerra económica y todo ese discurso que repiten y repiten los bandidos que secuestraron a la cuna de libertadores; pero las noticias de robos, secuestros, asesinados y la crisis económica son temas que deciden marear un poco, si se va a hablar que sea para usarlo para castigar a la mal llamada oposición, como cosa rara, para usarlos como los culpables.

A todas estas, la respuesta a esa pregunta es simple al menos a mi parecer, es el hecho que existe algo llamado censura y también hay algo que la apoya (y bastante) llamada inquisición. Si, el departamento estatal que regula todo el asunto de las telecomunicaciones en el país no es otra cosa que la inquisición, más enfocada en los medios de comunicación y es que, tal cual como lo planteó uno de los iconos revolucionarios, es que la revolución no va a ir a ningún lado con la libertad de prensa.

No es de extrañar que el rancio feminismo moderno ahora se encuentre en la cuna de libertadores y hablando del aborto, asunto que se sometió a debate en la tierra de Gardel. Pero lejos de traer un debate nuevo al estancamiento, solo es una cortina de humo, para quien sabe qué cosa.