And we are the law here

Archivo de la categoría: reseñando manga

Justo cuando todo parecía marchar mediante bien en esta entrega, en vista que Sara estaba bien cerca de conseguir dos de sus hijos, la cosa se complicó bastante. Indicando así que no todo iba a ser color de rosa, más considerando el hecho que el camión del alegre compañero de viaje de nuestra peregrina fue quemado, creo que era una señal que todo se iba a poner feo.  Aunque, conociendo al autor, creo que su concepto de poner fea una situación es un tanto extrema y ya verán.

Y si bien no todo es lo que parece, ya que las conversaciones de paz entre los dos bandos sirvieron más para ponerlos en contra de un enemigo en común que tienen en ese sector del desierto, el hijo de Sara y que su muerte sería un excelente acto de apertura para todo el asunto de calmar las ganas de usar las armas. Eso sí, ese plan que parece que puso en jaque a todos los involucrados en el conflicto, parece que también a puesto en una extraña condición a muchos de los partidarios de nuestro querido forajido, de hecho en lo que quedaba de entrega se le dedicó mucho tiempo a él y sus compañeros de armas.

Pero la pandilla de Harato, quien se nos ha presentado como el hijo de nuestra querida peregrina, se encuentra muy confiando no sólo de su plan estratégico para alcanzar la paz, a pesar de que uno de los suyos ha caído prisionero y ya comienza a verse problemas internos en su grupo de combatientes. Eso sí, la pequeña trama entre el conductor del camión donde viaja Sara y el inventor loco que ayuda a los forajidos fue una bastante interesante y que se alejó de los giros argumentales más oscuros y densos los cuales están reservados para Sara.

Anuncios

Justo cuando creía que las reseñas estaban pasando por una lenta etapa de desarrollo, vengo a darme cuenta que ya voy por el sexto volumen de la serie así como en esa hermosa etapa muy cercana a no solo el final de esta serie, sino también del especial que le hace escolta. Pero dejando eso de lado, a mi parecer creo que de todas las entregas de la serie (hasta el momento) creo que la que más se ha enfocado en el asunto bélico que condenó a la tierra a la situación en la que está, ha sido este.

Pero parece que las intenciones del autor van sobre ruedas y a toda velocidad, en vista que ese particular forajido que le hace la vida de cuadros a ambas partes aun en conflicto, tiene el mismo nombre que uno de los hijos de nuestra querida peregrina, así que esta necesaria parada es una en la que las cosas se van a ver mucho más densas. No es para menos, ya que en las páginas finales comienzan a darse las primeras (y tensas) conversaciones de paz entre las partes así como el hecho que el particular forajido quiere hacer una entrada por todo lo alto.

El forajido en cuestión no está solo, llegando al punto de que toda su pandilla lleve su nombre y que sean los responsables de ayudar a un inventor de la localidad a desarrollar un avión cuyos controles lo llevaba ni más ni menos que el hermano de nuestro particular Robin Hood. De hecho, creo que al autor le pasó lo mismo que a mí, de repente se dio cuenta que todo estaba marchando lento y decidió apretar el acelerador. Y ¿Qué otra cosa hay que resaltar? Muchas obras a esta altura ya estarían dando señales que alguna de las tramas secundarias ya estaría cerrada o en el peor de los casos, pues con una caída en el dibujo por algún lado.


Retomando la serie, regresamos a un paraje estilo desierto tal como lo vimos al comienzo. Nuestra viajera llega a este pueblo por la información que le dio uno de los soldados de la entrega anterior, pero si bien pudo encontrar a uno de sus hijos, concretamente a una de sus hijas no todo es color de rosa en esta entrega. Ya que estamos ahora en otro pueblo bajo el yugo militar y casi que al otro lado del espectro tenemos nada amable monja que se encarga no sólo de atender a los heridos, sino también a las otras monjas más jóvenes.

La cuestión en esta parada, no olvidemos el hecho que está obra narra un peregrinaje, es que parece un punto de avanzada de los militares y las monjas, muchas de ellas pacifistas, pues hacen lo posible para evitar más derrames de sangre. Si bien aquí nuestra viajera consigue a su hija, todo se tuerce para peor, en vista que el puesto de avanzada sigue con el asunto del conflicto, aunque las monjas y su cuidadora también tienen una larga serie de secretos ocultos. El reencuentro familiar si bien no se hace esperar, tiene un sabor agridulce no sólo para Sara sino también para el lector.

Vemos plenamente el horror de la guerra en esta entrega así como la pérdida de humanidad que se da, pero lo interesante radica en el hecho que los militares no son los únicos en que son retratados como unos verdaderos seres carentes de toda decencia, ya que la madre superior no es precisamente una blanca paloma. Todo eso por la parte amarga, por la parte dulce el reencuentro entre madre e hija es bastante fuerte pero la llegada de un nieto es la que ayuda a aliviar todo el asunto. Aunque el viaje aún sigue, ya sabemos que Sara tiene uno de sus hijos en una parada y que debe regresar con el resto de su descendencia a ese mismo lugar.

 

See Your Space Cowboy


El olor a rebelión hizo su efecto y nuestra peregrina finalmente se liberó de quienes estaban controlando todo el asunto en esta parada, la locación más extraña al momento de escribir esta reseña. Quizás una ciudad llena de jóvenes militares y todos ellos huérfanos dicen mucho no solo de la obra sino también del conflicto que está narrando. Aquí vemos, de forma adicional claro está, muchos más detalles de lo que fue el pasado de Sara y cómo fue que se perdieron buena parte de sus retoños. Pero la peor revelación de todas era saber quién era el verdadero villano en todo el relato, ni más ni menos que  ese niño molesto que estaba controlando las mentes de sus superiores. Incluyendo juegos estilo circo romano con nuestra protagonista y viajera.

A la final del día el cambio de escenario mostró también la peor parte que tiene que ofrecer nuestra querida humanidad, pero esa la que decidió cambiar su voluntad e individualismo por un uniforme y unas armas. Si agregamos al asunto todo lo referente a los desechos nucleares y que el rebelde finalmente pudo concretar sus planes creo que difícilmente se le puede llamar todo esto como una derrota, aunque es una pequeña victoria en vista de todo el trabajo que le queda por delante hacer.

Y ahora, con nueva información relacionada con el paradero de uno de sus hijos Sara nuevamente comienza su peregrinar. En esta ocasión, no creo que la canción caminante no hay camino sea una indicada para el final de este breve arco argumental, ya que todo indica que el viaje apenas está dando sus primeros pasos y que si bien un cuarto tomo y la protagonista  aún no ha tenido un nuevo compañero de viaje, ya que hasta la fecha pues no ha encontrado a alguno de sus hijos.

 

See Your Space Cowboy


Avanzando lento, pero de forma segura sigo leyendo esta serie. Pues la llegada de nuestra querida viajera a esa cosa a medio camino de una ciudad y un cuartel, parece que las tensiones aquí llegaron al punto más alto. En vista que se hizo evidente de quien era el verdadero villano en esta parada era ni más ni menos que el hijo más cercano a quien se consideraba como la líder de esta parada. Si han leído algunas obras de este estilo, vamos a tener muchas paradas y villanos en este largo viaje.

También tenemos algo que posiblemente no veremos en mucho tiempo, esto lo digo a riesgo de equivocarme enormemente, grandes secuencias de acción acompañadas de secuencias mudas en donde, como cosa rara, se nos muestra un poco más del pasado de nuestra viajera. De hecho hasta el personaje que sirve de contrapeso cómico también tuvo sus buenos momentos participando activamente en la historia, el villano de esta parada me recordó el comportamiento manipulador que actualmente tienen muchos infantes al sol de hoy. Para empeorar el panorama, el muchacho en cuestión podía manipular los recuerdos y acciones de las personas.

El olor a rebelión se hizo llegar, extraordinariamente a tiempo, durante ese momento en que metieron a Sara en una especie de circo romano y que todo indicaba que no iba a salir bien librada de tan sangrienta situación. En lo personal, creo que todo el asunto relacionado con los desperdicios nucleares me pareció algo que si bien a la final si tiene relación con la trama general, siendo una de los elementos que llevaron a los humanos a esa situación; me pareció que, al menos en esta parada, lo sentí que estuvo un poco de sobra. Ya finalmente Sara tiene una dirección clara sobre la ubicación de dos de sus hijos, a pesar de todo esto no fue tan malo.


Seguimos con esa obra de don K.O que dejé inconclusa en su momento y lo mejor del asunto es que nos vimos en un cambio de escenario bastante fuerte, dejando de lado el paraje desértico a uno helado casi polar. Extrañamente, en ese viaje que está dando Sara en la búsqueda de sus hijos y con el nuevo escenario en el fondo llega a una ciudad habitada por unos jóvenes militares de uno de los bandos en conflicto. Eso sí, se me olvidó mencionar que el comerciante del tomo pasado repite aparición aquí, sirviendo de contrapeso cómico en la obra.

Pero aparte de estar habitada la ciudad por infantes militares ¿Qué otra particularidad tiene? Pues que la encargada de la misma es una mujer que, para variar, es una persona no muy cuerda y que ve en nuestra protagonista una amenaza, lo que la lleva a estar en la cárcel así como en el campo de trabajos forzados. Escenario en el cual, nuestra querida protagonista nuevamente se encuentra con un personaje secundario que le recuerda a uno de sus hijos. Y ya que estamos en el tema, lo bueno de este tomo se encuentra en esa larga secuencia muda, pero plagada de acción en la cual vemos no solo como  se hizo una cicatriz que lleva y más detalles de que fue lo que hizo posible esa amarga separación.

Pero no todo se debe centrar en el pasado ya que el presente sigue pegando con mucha contundencia; ahora vemos que los planes de esa líder militar no están muy cuerdos y que parece que tiene unos extraños planes, al punto de que llevó a un matón de sus filas a darle a entender quién es la que manda en el sitio. Aunque como trama secundaria, tenemos el hecho que hay un fuerte olor a alzamiento  y que veremos si llega o no a peor en el tomo que está por venir.


En el pasado, había hecho una reseña que quedó incompleta dado el hecho que la primera vez que leí la obra pues al hecho que no conseguí de forma integral la presente. Pero a partir de esta nueva línea editorial, pues pensé que lo ideal sería cerrar ese tema, como creo que lo comenté en ese momento, ya que creo que es mi deber hacerle justicia a uno de los autores del arte secuencial del país del sushi que demuestra que no todo lo que sale de allá son ídolos con pies de barro.

Insisto en arriesgar todo al decir que esta obra se encuentra influenciada por la famosa película llamada Mad Max, más que todo por la forma en que se ve los paisajes desérticos y que el conflicto que llevó a esa situación no fue otro que uno con armas nucleares. Lo interesante es que aquí la protagonista ya anuncia que anda en la búsqueda de sus hijos, un peregrinaje que en su primera parada la llevó a un pueblo donde los dos bandos que mantienen el problema siguen haciendo desastres. Pero creo que esta segunda lectura me da una mejor impresión de algunos detalles que se me perdieron.

Una parte de la humanidad se fue a las estaciones espaciales y el resto se quedó en un planeta que ya no es tan amable y a pesar de que hay una ley que dice claramente que no se debe prolongar los conflictos armados, como cosa rara, ninguna de las partes parece comprender eso. Y si a todo este panorama le agregamos que en ese pueblo donde llegó Sara un grupo de militares han encontrado oro, así como en un segundo foco de conflicto tenemos a un joven soldado que fue desechado y que con el mencionado descubrimiento tiene en mente pedir su reintegro.



Instituto Mises Cuba

Economy and Freedom: Tu ne cede malis, sed contra audentior ito.

Fernando Díaz Villanueva

Política | Economía | Historia

El Criticón

Opinión de cine y música

Neuronaliberal

«El estado es la gran ficción por la cual todo el mundo busca vivir a costa de todos los demás.»

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Series Ciencia Ficción

Ciencia Ficción, Fantasía y Terror en TV

El liberal escandalizado

Escritos indignados y otras cosas

Punto de Vista Economico

"There is only one difference between a bad economist and a good one: the bad economist confines himself to the visible effect; the good economist takes into account both the effect that can be seen and those effects that must be foreseen." Frederic Bastiat

Death Detective Blog

Una pequeña cueva de reunión friki

Tomos y Grapas

Tu sitio de Cómics!

Caribe Libertario

La voz de la Libertad, desde el Caribe para el Mundo

Comic Play

Hablamos de tus intereses sin censura

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

El Blog de Martín |x|

Notas, lecturas, apuntes e intereses...

Quiero ser presidenta

Politóloga y administradora publica en formación/UNAM/Pro la mujer/DDHH/Desarrollo sustentable/Seguridad pública.

Minerva de Terralba

Just a gal and her dreams

Logos Podcast

Pensamientos, Cyberpunk y Tecnología.

Cautivos de un Sistema

Just another WordPress.com site

El Mundo de Shiku

THE WordPress.com weblog

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

ComicCriticon

ComicCriticon es un Blog de criticas y valoraciones sobre cómic y manga

Historias Siniestras

Escritores, Cuentos y Poemas Macabros

David Gaughran

Let's Get Digital

Vegeta Rukawa's Corner

Un blog sobre... no sé, lo que se me ocurra escribir ^^

Western Corner

Dos Pistoleros, un blog y muchas opiniones

Komic's Custodies Klub's Weblog

Viaja entre Universos

Todo y nada

Welcome to my world

Bloguionistas

La voz de los guionistas en castellano

The pfff blog

Nuestra misión en la tierra es descubrir nuestro propio camino. Nunca seremos felices si vivimos un tipo de vida ideado por otra persona.