Irredeemable 1-4

Comenzamos el especial con los primeros cuatro números de la serie y los cuales son una clara señal que el fuerte comienzo es apenas el acto de apertura de lo que vendrá. Y ¿De qué trata está serie exactamente? Pues nos da una serie de pormenores de todos esos quieres que tuvo un héroe en convertirse en el peor villano y las razones que tuvo para hacerlo.

Nuestro desgraciado, comienza fuerte ajusticiando a sus viejos compañeros de andanzas y también a los villanos. Pero su lista no se limita a ambos bandos, sino también a inocentes; tal como lo expone en uno de estos números, su desprecio por lo humanidad viene del hecho que no solucionó con la prontitud esperada los problemas de un ciudadano más del mundo. La irrupción en la sede de las Naciones Unidas es otro punto alto aquí, pero el que se lleva el ejemplo es ese relacionado con una mujer de su pasado, al menos personalmente, siendo uno de los puntos que consigue destruir lo establecido por cierto hombre de acero.

La vida de esa persona tan relacionada con el desgraciado está al mismo nivel de peligro que la del resto de las personas. De hecho, los villanos tampoco se han salvado de su furia, aunque no esconde el hecho de comentarles que los admira no sin antes jugar con ellos, haciéndoles creer que les puede dar un espacio en el plan que está llevando a cabo. Y ¿Cuáles son esos planes? ¿Qué otros sucesos acontecidos durante su carrera como el héroe que una vez fue lo llevaron a cambiar de bando?

Dudo mucho que alguna de las casas editoriales de renombre vaya a arriesgar el prestigio de uno de sus personajes con una historia de este calibre y si se la hubiesen dado a la casa editorial que marcó los noventa, sólo fuese un burdo espectáculo de sangre y groserías al por mayor, tal como lo es cierta obra de muertos vivientes.

Anuncios

A la final sigo comentando

Pues parece que el artículo (o intento) previo a este salió antes de lo esperado, cosas que pasan así de simple. Pero quería aprovechar la oportunidad y ver si puedo llegar a las mil palabras y dar a conocer algunas cosas que podría significar el año 2018 para el mundillo. Creo que en ese punto lo primero que hay que sacar al sol es el hecho que se cumplen, pero en agosto, ni más ni menos que diez años del último nacional; o al menos el nacional que valió la pena mencionar. De ese tema, ando preparando su respectivo mar de letras pero siento que debo adelantar unas cosas, más a modo de preparativo para lo que vendrá en el mencionado mes de agosto.

De verdad que es un tema un tanto complicado, dado el hecho que ya se dijo mucho al respecto y agregar algo es como llover sobre mojado. Un proyecto cuyos mismos responsables mandaron por un barranco y lo peor del asunto, con la esperanza que así pudiera irse a mejor y que prácticamente pasó al olvido casi de la misma forma en cómo llego a la palestra; todo lo que vino después de esa entrega le cayó mal a los organizadores y a su famoso foro, la verdad, aunque fue un final que ellos mismos se lo buscaron. Lo peor del asunto, es que muchas personas con las mejores intenciones, se lo habían estado comentando (unos no de la mejor manera, pero advertencia al fin y al cabo) y cayeron en oídos sordos.

¿Cuántas entregas tiene esa feria que se ha estado haciendo en el centro comercial Hiper Jumbo de la ciudad jardín? Y la pregunta la hago en serio, sabiendo que el organizador no es santo de mi devoción así como el hecho que sorprende ver un proyecto de ese tamaño aun siga en pie. Para muchos, al menos los conocidos que me quedan en el mundillo que siguen en el país, es un evento que ha hecho lo posible para mantenerse fresco. No me consta, como dije en líneas pasadas, tampoco es que me interesa mucho ir pero creo que las alabanzas que ha estado recibiendo han sido un tanto exageradas.

Aunque considerando el acontecer, dudo mucho que llamar a los usuarios de la red social YouTube en las ferias aquí mencionadas, si bien parece uno de esos aciertos que podrían mejorar enormemente esta cosa llamada ventas de entradas. Pero, para uno de los organizadores capitalinos y quien dejó un comentario al respecto de esa idea, pues parece que ambos egos desbordados no caben en un mismo sitio. Eso sí, el trono de las ferias a nivel nacional sigue vacío y me parece extraño que el reinado de la triple C no duró mucho; a lo mejor este año será un tanto similar, aunque estando escribiendo esto en el mes de enero, no hay nada plenamente claro en el horizonte, solo el tiempo lo dirá.

Pero si me toca ponerme serio, de todos las ferias que aparecieron en la ciudad jardín que estuvieron de boca en boca, pues yo pensé que la joya de la corona no iba a durar mucho y que otros caballos iban a tomar ese lugar; pero las circunstancias fueron otras y esos otros competidores perdieron el combustible y lo peor del asunto, se sumaron al carrito de los pésimos finales. Con todo y eso, la joya de la corona pues es todo un logro que se haya mantenido pero me da en la nariz que algo pasa con las ventas de los boletos o será este año que veremos algunas cosas salir a la superficie. Ya que eventualmente los trapos sucios se van a ir acumulando de tal forma que van a salir, le guste o no a los organizadores por muy bien que sepan manejar sus redes sociales cuando estas cosas pasan.

 O quizás no, de seguro no es un evento que a la inquisición le gustaría hundir, o lo que queda de ella más bien, así que les sale mejor mantener esa alegría y optimismo que han estado manteniendo como fachada desde la llegada. Pero no le voy a negar el hecho que han llegado a sitios de Maracay poco explotados, tal como ese enorme salón (ahora vacío) que hay en la Casa de la Cultura y más recientemente el salón de eventos del ya mencionado centro comercial. Pero siendo honesto, hay muchos más eventos que le dan mejores beneficios a los dueños, algo que no van a querer comprender muchos; de hecho, sabes que estas apoyando a un buen caballo en esa carrera cuando esa gente se distancia de los eventos frikis de forma plena.

También quiero ver quienes más se van a unir a este asunto de los cambios de sus líneas editoriales que si bien pasaron por debajo de la mesa, creo que merece ser algo de lo que se debe seguir escribiendo y que se debe seguir haciendo en el 2018; por supuesto, no todos los que decidieron hacer esos cambios son personas que van a despertar el interés de muchos y de la nueva generación de frikis criollos, que no son tan diferentes de la posterior. De hecho quizás la única diferencia es que la nueva generación ha sabido, hasta ahora,  saber esconder sus desastres, algo que debió haber aprendido hacer la generación friki en la que estuve, ciertamente en ese aspecto dejábamos mucho que desear y para unos, que siempre hacían bastante ruido, eso era motivo de orgullo.

¿Qué nuevo desastre nos traerá este año la industria de la animación japonesa?  Una industria que hace rato perdió su brújula, que si adaptaciones mediocres de alguna serie, que si otra nueva transformación del monito peleador y pare usted de contar. Unos comentan que fue a partir de 2006 que todo se fue por el barranco, pudiera ser cierto. Pero la cosa es que entre la tendencia de adaptar las novelas ligeras y obras mangas a medio cocinar, pues no se podía esperar mucho del resultado final.

Cuando pasen las regionales

Originalmente iba a escribir sobre la evidente cancelación de un evento friki, pero creo que hay cosas más importantes que merecen un mar de letras en este momento y creo que ese tema no era lo suficientemente denso para uno de estos artículos que llevo haciendo con algo más de mil palabras, además que era algo que se veía venir.

A la final la mentada constituyente se llevó a cabo, aunque el engaño que produjeron fue de tales magnitudes que se ve más realista esas explosiones con talco y maquetas de ciertas producciones japonesas; ni hablemos del comentario vertido por uno de las rémoras que se ha estado beneficiando de este desastre, ese que dijo que el Poliedro de Caracas lo llenó el pueblo y que los conciertos de bandas de rock internacionales se quedaron cortos. A mí me gustaría ver a ese ser pidiendo cacao cuando nuevamente le cierren su deficiente circo romano musical y su programa en la caja idiota.

Pero ahora todo aquel que proteste no solo es traidor a la patria sino que se le suma una larga visita a la cárcel, de repente toda la furia y frustración que se sentía en las protestas han cambiado de escenario, no se puede hablar mucho de ese tema en las redes sociales ya que el gran hermano está muy pendiente de lo que se dice de él y creo que las fallas recientes en los servicios más básicos son otra prueba más en el control que quieren imponer en la sociedad; ya que no es suficiente con los que ya tienen.

La mal llamada oposición ahora va a aceptar las regionales, con la excusa de no perder espacios y quién sabe si van a seguir aceptando alguna nueva locura que se le ocurra al partido de gobierno y parece que no han entendido que cuando esas elecciones se realicen, igual van a perder esos espacios. En vista que la mentada constituyente en su locura de hacerle un traje al emperador, puede hacer lo que le venga en gana con ese resultado; ya que como todo lo hacen en nombre del poder originario (nunca por la fuerza, que es lo que realmente han estado usando) y del pueblo.

La democracia en este país es tal, que la disidencia no se le permite expresarse, ya que un mero cartel pidiendo a la gente abrir los ojos, es arrancado; que no hay dinero para reparar una falla en el servicio de agua o telecomunicaciones, pero si hay para armar a los perros de cacería del gobierno para que repriman. Ciertamente, prefieren ver todo destruido a entregar el poder a alguien que sea diferente; no sé si de aquí a octubre, mes fijado para las elecciones regionales estas líneas vean la luz del sol o quizás el panorama cambie para mejor.

En lo personal, tal cual como está el escenario, yo no pienso ir a votar en las regionales. No me importa quienes sean los candidatos de uno y otro ni mucho menos los independientes, no me genera confianza el ente parcial electoral que tenemos así como el hecho que ¿Para qué ir a votar? No ha servido de mucho en estos últimos años y creo que igual van a pasar por encima de mi opinión; así que lo mejor que puedo hacer es lo siguiente, voy a seguir dando a conocer mi descontento, haciendo pequeños carteles sobre lo que está por llegar en vista que unos se han quitado la máscara.

No hay peor cadena que uno mismo se pone, aquí ha pasado eso mismo, de hecho se ha llegado al punto, grotesco por decirlo de alguna manera, que pensar diferente es un crimen ya que ¿Cómo es posible que gente como yo no pueda ver la utopía obrera que se está construyendo en la cuna de libertadores? Dicen que antes de amanecer, la noche es más oscura, pero ¿Acaso no ha sido suficiente martirio? Si bien admito que esa frase que reza “cada país tiene el gobierno que se merece” considero que ya hemos tenido suficiente de una revolución que nos ha empobrecido a unos.

Dicen unos que se está dando un cambio, ya que parece que hay un notorio descontento no solo con el actual gobierno sino con el paquete de ideas que dicen defender así lo mismo pasa con la mal llamada oposición. En lo personal, buena parte de ese argumento me lo puedo creer, pero esto que la gente se encuentre cuestionando que el socialismo (el de corte marxista) no es otra cosa que un engaño, pues me lo pienso; ya que en las interminables colas que se hacen para comprar comida aún no he escuchado al primero en decir que el socialismo marxista no sirve. Eso sí, hay muchos que siguen creyendo en esas ideas, siempre recurriendo al hecho que no lo han implementado de forma correcta.

De hecho, lo han implementado tal como lo establece la receta y el resultado era el obvio.  Quiero creer que esas personas que hacen esas afirmaciones se encuentran en un estado de negación, que al ver materializadas esas ideas que tanto defienden, el resultado no es una utopía proletaria tal como se lo prometieron, sino todo lo contrario.

De hecho, se ha implementado en muchas partes del globo y el resultado es el mismo así que se hace evidente que el problema no es la sociedad en donde ha estado implementando, en las ideas como tal.  ¿Cómo es posible que gente de clase media como Marx, Fidel Castro entre otros puedan entender lo que padecen los obreros? Y es que la revolución se debe expandir con las tripas llenas, los obreros en la actualidad tienen muchas otras cosas por las cuales preocuparse.

Además de la pregunta de fondo es ¿Cómo se llagará a la segunda etapa de las ideas de Marx? Ya que no han explicado cómo va a funcionar el socialismo, como es que de repente los obreros van a aumentar la productividad de las empresas en base a mandatos de un ente central, que si lo cuestionas solo te queda una salida ni más ni menos que una bala para todo aquel que cuestione todo.

 

See Your Space Cowboy

Pueden llamarme radical.

Creo que la verdadera salida al predicamento bolivariano-bolchevique que en la cuna de libertadores se puede reducir a una pregunta ¿Cuándo se van? Y debió ser una pregunta que alguien pudo formular en aquellos cuestionables diálogos entre oposición y dictadura. Se hace notoria que la teoría predatoria del Estado encaja perfectamente en la cuna de libertadores.

Todos quieren vivir del Estado, pero la realidad es otra, posiblemente la solución es limitar sus funciones, que se encargue de seguridad y justicia, dejando a la sociedad encargarse de sus asuntos, no creo que sea algo complicado de entender; pero estas ideas tienen un adicional, la responsabilidad del individuo tanto como su libertad, es decir toda acción tiene sus consecuencias y responsabilidad.

Pero esos dos elementos no les gustan mucho al grueso de los venezolanos, ya que así pueden justificar todos sus actos y culpar a alguien que no ha tenido culpa alguna de aquel acto, algo que se ve en los saqueos de negocios; los malos ejemplos se han convertido en los que se deben seguir y los que son ejemplos positivos para una sociedad, son vistos como seres despreciables.

¿Quieren una prueba? Cuando se habla del serio problema de la natalidad infantil, una autoridad del tema tuvo que invocar al Estado para que tomara cartas en el asunto ¿En serio? La salud es una de las cosas más personales que hay, de hecho ponerse a reclamar que se necesita una oficina pública que se dedique al asunto que las madres venezolanas le den pecho a sus hijos es un pequeño ejemplo de lo que NO hay que hacer. Todo eso, dicho en un programa de radio en el cual, el famoso locutor venezolana llamado César Miguel Rondón en su famoso programa de radio en el cual invitó a una autoridad en el tema médico relacionado con los neonatos y que, si mal no recuerdo, que también era una persona importante en una organización que estaba combatiendo dicho problema.

Y lo implica eso es que para abrir esa oficina se va a destinar cuentas del presupuesto nacional, que cuando la cosa no vaya bien se va a imprimir dinero inorgánico, se va a aumentar el gasto público y más casos de corrupción van a asomar su fea cabeza. Es decir, el problema de fondo de todo lo que ocurre en el país se va a hacer más grande. Y si, entiendo que con el asunto de la salud no se juega, pero ya tenemos esa oficina y se llama Ministerio de Salud y juega con tan valioso activo como le da la gana, pero como es una rama del Estado no hay mucho que criticar, pero si fuese algo privado, ya todo el mundo pusiera el grito en el cielo.

Y ¿Debemos comentar algo sobre los sueldos, salarios y los sindicatos? Pues ciertamente están en su derecho en reclamar por unos sueldos y salarios dignos, pero le están gritando a la persona equivocada. Si quieren que ese dinero sea uno que corresponda a todo el esfuerzo que el capital humano hace dentro de una organización, pues primero hay que bajar los impuestos, bajar el gasto público, eliminar los controles de precios y de divisas y ese artículo sobre el sueldo mínimo; que sea la acción humana (o el mercado) que sea la guía para ponderar el valor del esfuerzo de las personas, es decir los sueldos y salarios.

A los que hay que gritar son a los burócratas que dicen estar tan atentos a nuestras necesidades, que solo quieren lo mejor para la sociedad que desmantelen eso. Son ellos los que han estado molestando y que no quieren que el panorama sea diferente, de hecho ¿Qué hay de malo con la propiedad privada? Creo que si no te gusta que las compañías con sus ideas de ganancias y pérdidas manejen elementos tan esenciales para una sociedad como, la salud, la cultura y la educación sea manejada por organizaciones sin fines de lucro ¿Qué les parece?

Y debo reiterar una pregunta ¿Cuánto nos cuesta mantener Venezolana de Televisión y sus clones? ¿Cuánto nos cuesta mantener el sistema de pensiones y oficinas como la Oficina Nacional Anti Drogas o los mismos Barrio Adentro?  Nos cuesta y mucho, ya que no están “trabajando para el pueblo”, no son entes “democráticos”, ya que solo le sirven a los políticos y a sus ambiciones; ya que para mantener esas oficinas “funcionando” se necesita dinero y salen de nuestros bolsillos (impuestos) o en el peor de los casos, sus deudas son distorsionadas gracias a la impresión de dinero como si fuese panfletos.

También debo reiterar que no necesitamos a alguien que “guie” cada acción de la sociedad, ya que a la larga esa ayuda no va a ser más que una molestia y que va a causar un problema mayor ya que esas palabras bonitas que usan, ciertamente confunden. Ya han admitido que quieren “al pueblo” pobre, ya que así lo pueden manipular con sus fines de perpetuarse en el poder a expensas de los recursos de una sociedad que apenas tiene como sostenerse.  Lo vemos en nuestros pantalones que nos quedan grandes, en el hecho que ya ni por un helado se puede ir sin gastar una cantidad exagerada de dinero y que apenas tengamos algo para comer en nuestras despensas; eso es lo que sucede en la realidad que vivimos cada día, la nomenclatura simplemente no entiende ese, está muy inflada de la barriga y de discursos vacíos.

Este gobierno tuvo dieciocho años y unos ingresos petroleros increíbles para enmendar todo el desastre que dejaron los anteriores ¿Qué les hace creer que con modificar la carta magna, asesinando la República y con más controles en la sociedad van a mejorar todo? Simplemente con decir “legado”, “pueblo” y “participación incluyente” ya compraron las conciencias que les interesaban. Pero bueno, con palabras bonitas se llega lejos y los burócratas que manejan al engendro lo saben, por mucho que se diga que el comediante sideral trajo una nueva forma de hacer política, la realidad es otra, solo usó las viejas fórmulas y se aprovechó de una coyuntura que tenía que ver más con la corrupción que con el capitalismo.

 

See Your Space Cowboy

Una larga consideración sobre los medios de comunicación.

Originalmente tenía en mente escribir sobre los dramas que se han estado formando en la red social llamada Youtube, pero en vista que era un tema del cual dudo mucho poderle sacar un mar de letras que pueda tener la extensión de mil palabras, decidí descartar el tema. Creo que hay cosas más interesantes que merecen la pena escribir y si bien los medios de comunicación actualmente son una punta de lanza para todos los cambios que se están dando en la sociedad, me pareció pertinente dedicar un pequeño mar de letras a esa gente que tiene un trabajo, al menos en la cuna de libertadores, bastante fuerte.

Pero debo comenzar por un punto fuerte, ha pasado bastante rato desde la salida del famoso canal venezolano llamado Radio Caracas Televisión y debemos tomar eso como lo que realmente fue, un punto de quiebre en la historia del país; podemos argumentar lo que sea con respecto a su programación así como esas opiniones sobre ese documental que se hizo no hace mucho al respecto de los diez años que han pasado desde su salida del aire. Pero una cosa es cierta y es que hay un largo trecho por recorrer. No va a ser un camino de rosas, ya que el principal deber de estos medios será registrar el acontecer nacional mientras damos los pasos a una mejora, algo que no se hará de la noche a la mañana.

Y debo reiterar la pregunta ¿Cuánto nos cuesta mantener a todas esas emisoras de radio, canales de televisión y prensa que dicen ser del pueblo? Pues bastante, de hecho como son entes que viven de nuestros impuestos y no del patrocinio así como las ventas pues pueden darse el lujo de ser elementos que pueden tener baja audiencia, con tal, el dinero público les sirve para tapar los huecos del presupuesto y en el peor de los casos, solo necesitan suplicar a la Inquisición y se cierra el problema.

Lejos de asegurar la libertad de expresión, cada vez la mordaza se ajusta. Así de simple, ya que ¿A dónde vas a quejarte si buena parte de los medios de comunicación están en manos de la clase política o simplemente asustados? No hay mucho para donde correr y creo que para comenzar a construir la Venezuela del futuro, eso debe cambiar. Pero ¿Basta con sólo demoler la ley de responsabilidad social en radio y televisión así como darle la despedida a la Inquisición?

Creo que la respuesta es un poco más compleja, claro que al eliminar esos dos elementos que mencioné arriba las cosas podrían cambiar, pero no debe venir sola tal medida; ya que si realmente se quiere democratizar el espectro radioeléctrico criollo así como la prensa, lo mejor es que ya no sea feudo del Estado, sino que cada ciudadano se arriesgue en invertir en esa frecuencia. Ese asunto de las licencias se presta para toda clase de barbaridades que se cometen sin consultar a los ciudadanos y se hacen más por un mero capricho de un político de turno. Basta con recordar que los medios de comunicación y su programación siempre han sido los mejores culpables así como, tristemente, los mejores aliados de gobiernos de dudosa reputación. Unos van a estar bajo constante asedio de la Inquisición, mientras otros no tanto. Ejemplos de eso en la nación tenemos bastante y creo que no es del todo bueno recordar eso.

La otra parte del asunto recae en los ciudadanos, quienes se van a convertir en los espectadores así como lectores, oyentes y futuros patrocinadores de los medios de comunicación en el país. Quizás a muchos no les va a agradar que le quiten su espacio en el espectro radioeléctrico así como sus programas; pero creo que le estarán haciendo un favor a la causa. La programación basura si bien es un problema que no va a desaparecer,  no lo va a hacer en base a mandado de la Inquisición eso hay que tenerlo bien claro. Ya que, debo retirar, que empeora el asunto a la final y no importa cuántos intentos, muchos casos fallidos, necesiten ya que los que asumimos el precio de todo eso somos los ciudadanos.

Dudo mucho que estos productores nacionales independientes así como los guionistas altamente conocidos del mundo de las telenovelas vayan a querer ver como sus posiciones vayan a menguando, ya que espero que la gente sea lo suficientemente inteligente para abandonar el formato de las telenovelas entre otros que poco o nada aportan. Creo que hay una generación de guionistas esperando su momento para brillar y ofrecer historias totalmente nuevas, con influencias totalmente diferentes a las que ya estaba acostumbrada la gente.

Claro, el miedo a que todo esto no se cumpla así como el hecho que posiblemente lo que he estado describiendo no lo vayamos a ver es algo real y hasta obvio. No es para menos, también el asunto de abandonar a la censura y realmente democratizar los medios de comunicación no es algo sencillo y va a llevar su tiempo en dar buenos resultados; aunque también todo el asunto de que se va a poner peor la programación creo que no es así. De hecho, si hay canales o emisoras en las cuales no se adapten a las exigencias de los clientes y oyentes simplemente va a desaparecer. No es algo tan complicado de entender.

También está el hecho que buena parte de la gente que laboran en este mundo no tiene los mejores sueldos,  con el entorno que describo podrán dedicarse plenamente a esas labores, con la tranquilidad que no van a perder sus empleos. Deben mirar al horizonte, buscando uno mejor o la oportunidad de crear algo totalmente diferente y que, por supuesto, puedan vivir de esa idea. Si queremos unos mejores medios de comunicación, no hay que tenerle miedo a las líneas editoriales que cada uno vaya a ofrecer, lo que hay que conseguir son a los ciudadanos dispuestos a defender la libertad de expresión así como buscar una línea editorial que más se adecua a sus ideas.

 

See Your Space Cowboy

¿Por dónde comenzar a reconstruir?

Cuando la pesadilla bolchevique Bolivariana llegue a su final tendremos una pregunta muy seria que atender ¿Por dónde  comenzar? No es para menos, el paso destructivo de esa cosa ha tenido repercusión en muchos aspectos de nuestra vida cotidiana. La respuesta tampoco va a ser sencilla, mucho menos las soluciones a aplicar posiblemente generen rechazo. Quizás, deberíamos comenzar ese proceso de forma lenta, pero sin pausa y en un plazo que no es del agrado de muchos políticos y ciudadanos venezolanos,  a largo plazo.

Considero que uno de los puntos a abordar será todo lo referente al individuo, esa minoría que más golpes se ha llevado en todo esto; no es para menos, ya que todo lo que debe hacer esa minoría es sacrificar todo lo que aspira por el bien colectivo, algo que no ha generado los resultados esperados. Asegurar que sus derechos más básicos, como lo son la libertad, el derecho a la propiedad y la búsqueda de su felicidad, no sean comprometidos es más que suficiente, ya que lo demás llega tranquilamente por añadidura.

Pero luego llegamos al asunto de la educación, uno que puede generar comentarios encontrados. Yo creo que la educación debe servir para hacer ciudadanos, no borregos que defienden ciegamente a su propio verdugo; suena difícil, pero se comprueba que estos mal llamados programas sociales enfocados a la educación en Venezuela, también conocidos como misiones, sólo han servido para coaccionar a un sector de la población y asegurar un flujo de votos.

Y lo mismo sucede con el sistema de pensiones, la asignación de viviendas, los espacios culturales y al punto donde quería llegar. Los medios de comunicación en el país. Seamos honestos, después del sector empresarial el ya mencionado sector ha sido uno de los que ha tenido que lidiar con dos engendros y uno de ellos, generado por ellos mismos en vista del panorama en que estamos.

Se ha escrito mucho con respecto al tema de la censura y de su hermana la auto censura, en nuestros medios de comunicación y si bien no la necesitan implementar en la red de redes, basta con prestar un servicio barato pero de calidad dudosa para hacer el trabajo de ahorcar el Internet. Pero lo que hay que empezar a escribir desde ya es saber si vamos a estar a la altura de la libertad de expresión, sin un ente público que actúe como la Inquisición.

Podemos quitar buena parte de los controles al mercado, es decir el control de precios y cambiario, así como el hecho de otros controles sociales tal como la mentada ley de responsabilidad social en radio y televisión; aunque eso que mencioné es apenas una pequeña parte de todo el aparato que tiene aplastada no sólo a la sociedad, sino a cada ciudadano de la cuna de libertadores. Lo más extraño del asunto, es que es una ofensa que no tiene distinción alguna entre los ciudadanos, sean o no adeptos al gobierno y su extraña mezcla de ideas.

Pero ¿Cómo se convirtió este ejemplo a seguir en todo lo contrario? Es una pregunta válida si queremos superar el problema, ya sabemos que el Gobierno (o el Estado) no es precisamente alguien indicado para encargarse de todos los asuntos de la sociedad; hemos visto hasta las peores consecuencias que no genera una mejora en el problema sino que lo empeora. Así mismo, hay ejemplos alrededor del mundo en el cual todo ese asunto de la propiedad comunal y propiedad estatal no impulsa a la sociedad a un mejor estadio. De hecho, lo que es de todos a la final no es de nadie ya que un problema con esa propiedad, por ejemplo una avería, no sólo empeora sino que se multiplica ya que es “problema de alguien más”.

Y esto de buscar un líder no ha servido de buena idea. A la final el líder quiere convertirse en una figura que debe ser adorada y que se necesita de su aprobación para manejar nuestras vidas, en ocasiones no se convierte sino que la misma sociedad lo pone en ese sitio y lo peor del asunto con la ayuda de algunos quienes el término de intelectuales les queda muy grande. Creo que la sociedad venezolana está tan acostumbrada al desastre, a la rapiña y al mal comportamiento que por eso no ha entendido bien el mensaje de libertad.

De hecho, creo que si dejamos de escuchar los cantos de sirena así como a esos que se venden como el elegido del pueblo para enmendar sus problemas lo mejor es dejarlos hablando solos; no sólo sería regresar al problema el cual vamos cerca de salir; sino también una señal de que no entendió bien las razones por las cuales muchos se sacrificaron. Dudo mucho que quiera una persona volver a caer en una fantasía que no es otra cosa que una estafa intelectual, cuyos resultados dejan mucho que desear y que sólo llevan a la violencia desmedida.  Como cosa rara, ejemplo de eso también la historia está repleta y es triste ver como Venezuela es uno de esos ejemplos y todo esto se lo busco la misma gente ya que puso por encima la revancha y no la calma.

Considero que los primeros pasos para una Venezuela libre y mejor no van a ser sencillos, de hecho por cada buena idea que se debe implementar y otorgar más libertad al individuo, de seguro muchos van a poner el grito en el cielo cuando, por ejemplo, se decida prescindir de los servicios de algún Ministerio o de alguna otra institución. Pero no pongamos en duda que eso es lo que va a pasar, cada uno de nosotros podemos pensar cuáles serían las primeras instituciones van a desaparecer pero se debe ver como una liberación, como una cadena que se rompe y que ese hecho lejos de llenarnos a la barbarie, nos llevará a una  mejor sociedad, una que pone por encima la cooperación voluntaria y espontánea ante cualquier delirio de convertir al individuo en una masa al servicio de un líder.

 

See Your Space Cowboy

Y ¿Qué le pasó a la revolución otaku?

Si hay algo en lo que estaba claro el Napoleón friki venezolano, ese personaje con nombre de un personaje de una popular serie de videojuegos de pelea, era en el hecho de que la revolución friki era un hecho que lo había comenzado ese estudio de animación nipona cuya gallina de los huevos de oro es la serie de los noventa. Ciertamente, una de las cosas a los que los detractores nunca les prestaron atención dado el historial de charlatán que tenía el ya mencionado.

Lo cierto es que el mencionado estudio y una de sus obras más conocidas fueron la señal de partida para lo que es la situación actual de la industria y que ha sido señalada, en varias ocasiones, por varias eminencias del medio; como cosa rara, desmeritadas por el mercado consumidor ya que el resultado salta a la vista. Ya no hay obras en las cuales cualquier ajeno pueda entrar al mundillo, hay un lenguaje que solo es entendido por la nueva sangre, sus pares han tomado la industria por asalto con sus consecuencias.

Por mucho que ese estudio quiera lavarse la cara, ahora que se ha metido con un proyecto con los personajes de Leiji Matsumoto una cosa que me parece detestable y que no me convence en lo absoluto, ya el daño está hecho. De hecho, se hace evidente con todo lo referente al nuevo ídolo de barro así como el hecho que el hijo del que recientemente se fue quiera tomar el legado confirman mi opinión.

No me molesta ser el que quiera arruinar la fiesta, pero Napoleón sabía muy bien esto y por eso su “convención” siempre daba de que hablar y pudo aguantar tanto tiempo. No quería aislarse de la sangre nueva, como lo hicieron los responsables del magno evento friki nacional, todos esos cuentos chinos de que estaban haciendo eso por amor al arte; cuando el dinero en los bolsillos siempre es un argumento más honesto ya que, si lo hacen las empresas productoras ¿Qué les impide que lo hagan los responsables de los mercadillos?

Ahora bien, la forma en como lo hizo el Napoleón dejó mucho que desear, de hecho enfocándose más en la polémica y en el conflicto que manteniendo a la asistencia contenta. De hecho, les guste o no a unos, dicho mercadillo siempre estuvo en los comentarios del mundillo capitalino y había como una especie de espera morbosa alrededor del mencionado. Como si se esperase su llegada para ver con qué nuevo chisme de pasillo iba a salir. De hecho, en ese aspecto siempre logró superarse con creces desde lo acontecido en la cancha de la UCV hasta todo el asunto del becado.

Pero lo que estaba promoviendo si bien llegó a un cierre, ya que eventualmente la gente se cansa de todo la polémica, parece que su legado de admitir abiertamente que lo hace por el dinero le ha dado una bocanada de aire a esta “revolución”. Se hace evidente en la joya de la corona en la ciudad jardín, es que al igual que las empresas que hacen las series animadas algo adictivo debe tener el dinero friki. Sabes que puede ser un mercado que te puede perjudicar, pero tiene la ventaja que como siempre pide lo mismo no debes matarte mucho la cabeza para ofrecerle un mercadillo, donde no solo se pueda ver con sus pares sino también consumir todo lo que le tengas que ofrecer.

Y llegamos al punto, sin querer, de las razones por las cuales el magno evento friki venezolano murió, el no comprender bien lo que estaba pasando, de hecho darle la espalda al mercado con la esperanza que este mejore es una de esas estrategias que no tienen ni pies ni cabeza y hemos visto el resultado de eso, el que fuese uno de los pioneros en el tema, ahora es una página en una red social dedicada a hablar del mentado cronograma nacional y los estrenos de temporada. En un punto de la historia, el Waterloo criollo y el magno evento llegaron a estar al mismo nivel, pero es que el paso acelerado del primero en ser mencionado con esto de la baja asistencia  es un caso digno de estudio. Y ¿Para qué? Simplemente para evitar que alguien siga ese sendero, ya que es mejor irse en un buen momento que desinflarse así de mal situación que parece se está repitiendo.

No quiero decir que hay que agradecerle al señor lo que trajo desde el lejano país del sushi, de hecho todo lo contrario, ya que eso fue el comienzo de una tendencia en la que aún estamos viviendo. Si bien ya la etapa de una afición que se cree al margen de la sociedad aún no se ha superado; lo cierto es que el comportamiento es el mismo desde los días pasados, incluso cuando yo estaba en ese mundillo. Las ideas ya habían sido sembradas, solo que para aquellos días estaban dando sus primeros pasos, no era algo que se hacía notorio, ya que los resultados de las mismas se vienen a ver hoy.

Cuando los patrones de consumo tanto en este lado del mercado, como los que consumen de forma legal el anime se parecen tanto y la fiesta de solo sacar reseñas complacientes sabes que el trabajo va bien, sino también que posiblemente (y de forma indirecta) va a seguir ya que no importa quienes estén en la parte más alta de la palestra. O en el mejor de las situaciones, pues del otro lado de  la puerta que da entrada al mercadillo.

Y ¿Qué me queda por agregar a todo esto? pues, algo muy simple. Los responsables del mercadillo se han hecho adictos al dinero friki, por mucho que se quejen de ellos tanto abiertamente como lo hagan puertas adentro, una tendencia que inició con el Waterloo criollo que todos han asimilado sin querer. Por mucho que aceptemos que murió, de alguna forma la nueva generación ha estado siguiendo una tendencia que podría jugarle en contra en algún momento.

 

See Your Space Cowboy