And we are the law here

Archivo de la etiqueta: caudillismo

Se ha escrito y hablado mucho del principal problema que tiene la economía venezolana y es su dependencia del petróleo. Incluso en el ¿Gobierno? Actual el tema ha sido puesto sobre la mesa en varias ocasiones, pero por mucho que se hable del mismo, no hay una solución concreta a tan tóxica relación.

Pueden hablar mucho de guerras imaginarias y de los apellidos que quieren ponerle a la soberanía, pero mientras un país no tenga como producir su propia comida no puede considerarse ni soberano ni mucho menos independiente. Es así de simple, lo interesante del tema es que unos hablan de regresar a las raíces, lo cierto es que no tenemos muchas raíces ya que somos un país producto del mestizaje y buscar nuestras raíces cuando deberíamos buscar en el horizonte nuestro futuro.

Los nativos venezolanos antes de la llegada de los europeos no tenían un buen estilo de vida, una precaria agricultura, constante acoso por parte de otras tribus, especialmente la llamada Caribe, así como un atraso tecnológico en comparación con otras tribus del continente ¿Creen que es buena idea regresar a esa situación?  Por mucho que me hablen de eso, la situación del país es la del retroceso y para peor.

Las sanciones comerciales al único producto que ofrece la cuna de libertadores nos pone, nuevamente, en una difícil situación. Una en la cual ya no hay chequera abultada de ceros por la venta de oro negro que pueda servir para comprar votos en algún organismo internacional; las deudas contraídas en el extranjero son tales que ya nadie quiere vender sus mercancías al país.

Y debo reiterar que el petróleo como fuente de combustible tiene los días contados. Se va a concretar el uso de nuevas fuentes de energía de un momento a otro, así que lo mejor será buscar otras fuentes de ingresos, se hace notorio que la dependencia económica tiene los mismos problemas que la dependencia emocional y más en una relación de abuso. Ya que no importa quiénes estuvieron en el gobierno de la cuna de libertadores, todos abusaron de la dependencia económica.

Siendo honestos, todo este esfuerzo no sólo llega tarde sino también que en una cuantía pobre; en criollo, pues simplemente llega como Adán en el día de las madres, perdido. En plena época de vacas flacas no es muy inteligente esperar que reduciendo la producción puede subir los precios, cuando el gobierno revolucionario se queja de eso mismo dentro de sus fronteras. Un poco de coherencia en el tema no caería nada mal.

No debo negar la importancia que ha tenido no sólo en la economía, sino también en la historia de la cuna de libertadores pero también hay que admitir, de forma adicional, que también ha sido un lastre; uno que nos condenó a tener un Estado que quiere hacer de todo, pero lo hace mal, una población que cree en el mito que esto es la Tierra Prometida pero lo que hace falta no es alguien con ideas, sino un caudillo que sepa como repartir lo que hay. Yo creo que todo esto que estamos viviendo debería servir de escarmiento por apoyar una serie de pésimas ideas, las cuales deberían ser ya descartadas.

Y para los que les encanta hablar del ecologismo, por mucho que ahora esa idea está integrada no sólo a la carta magna de la cuna de libertadores, el tema de fondo es que (como cosa rara) no se cumple. Los derrames petroleros, tragedias en refinerías y otros ataques al medio ambiente se han hecho tan recurrentes que el gobierno, ese que dice que la famosa Petróleos de Venezuela es ahora del pueblo, no ha mostrado a algún responsable por tales situaciones, de hecho Venezuela teniendo un río contaminado en la capital y que su saneamiento fue usado como campaña electoral.

En algún momento se va a concretar el cambio en la fuente de energía para la flota de vehículos y la cuna de libertadores tendrá que ver como usará el recurso llamado petróleo para no sólo salir de las deudas que tiene, sino como elemento para ver en qué debería invertir. Aunque la elección es obvia, la elección es invertir en la gente y esto se logra con bajos impuestos, bajo gasto público y dejando que el Estado se limite a las funciones de seguridad y justicia, ya que para lo demás la misma sociedad lo puede hacer con suma tranquilidad.

Invertir en la gente es asegurar que sus derechos naturales no van a ser violentados y que podrán arriesgar su dinero en cuanto proyecto así lo deseen; hay países que con pocos recursos naturales pero con ciudadanos dispuestos a todo para mejorar no sólo sus vidas, sino también las de sus vecinos, han salido del abismo. Claro, debo ser honesto, no va a ser un viaje agradable para Venezuela, salir de dos lastres como lo son la dependencia del petróleo y el caudillismo, pero hemos intentado casi todo tipo de ideas colectivistas que sale mejor intentar algo nuevo, algo que realmente funcione y que nos haga prosperar no sólo en lo económico sino también como individuos.

Quizás hay algo que se puede rescatar de la idea de regresar a las raíces, es decir, los libros de historia nos vendieron la idea que en días previos al descubrimiento del petróleo, la cuna de libertadores vivía de la agricultura; pero si vamos a tomar ese sendero, hay que hacerlo de tal forma que los que quieren dedicarse a tan noble tarea pueden tener la seguridad que nadie les va a robar o les va a poner algún control en los precios de sus productos. Así mismo, con asegurar que van a estar tranquilos en el campo, con buenas escuelas y servicios ya es suficiente. Lo demás llega por cuenta propia, que puedan invertir en un tractor nuevo para ser más eficiente en sus labores. No es una idea tan descabellada, es lo que ha hecho prosperar a otras naciones, pero ¿Qué nos pasa que no la queremos? La promesa de repartir suena mejor que la de producir.

 

See Your Space Cowboy

Anuncios

Hace tiempo hemos visto que, como cosa rara, nuevamente el profeta abanderado del socialismo deja un problema mayor al que quería solucionar.  Más bien, creo que la llegada de la “segunda independencia” de la cuna de libertadores y la del sucesor bigotón nos sale reflexionar un poco como sociedad. De hecho yo, quizás sea la juventud la que está hablando, creo que lo mejor es que dejemos de seguir creyendo que las ideas socialistas y socialdemócratas con un gobierno que cada vez oprime más a la sociedad.

Si queremos que este problema no se repita lo mejor es que tengamos claras algunas cosas, unas que han hecho que desde nuestros vecinos en la región y lugares tan remotos en el continente asiático han disfrutado de una buena economía. Y debo comenzar por nuestro querido amigo llamado el Gobierno, si ese engendro que se pinta como un noble arbitro en los problemas de la sociedad y que no tiene sus propios intereses.

El mejor ejemplo de eso ha sido el gobierno revolucionario de Venezuela, la máxima representación de todos los beneficios que han obtenido así como los casos de corrupción en las que están envueltos buena parte de sus funcionarios. Ciertamente buena parte de la cúpula de la nomenclatura se beneficia de esto, sino ¿Qué me dicen de esos conductores de la versión juvenil de La Hojilla? Por mucho que ahora se llamen a sí mismos como críticos al proceso, apuesto a las de perder que  tienen muchas más entradas de dinero que cualquier obrero a quienes dicen proteger.

Ya es tiempo que dejemos de lado la idea que el gobierno debe ser ese ente que, por derecho de haber nacido en una determinada zona, tiene derecho a una serie determinada de servicios, esos servicios no son gratis y de calidad como siempre van a alegar los defensores. Ya que ese dinero sale de los bolsillos de cada ciudadano y ¿Saben que es lo peor de ese asunto? Que en mucho de los casos, esos servicios no son de calidad y no son precisamente gratuitos; en muchos casos, esos servicios que pagan unos, sirven para engordar a algún burócrata haciendo un trabajo paupérrimo y que se convierten en una pesada carga para un sector de la población. Aparte de eso, servicios que dejan mucho que desear y que lo mejor sería que esos servicios sean prestados por otras personas, para buscar algo que realmente cumpla con lo que estamos buscando.

Esperamos mucho del sector privado, pero estamos acostumbrados a que ese sector público haga la cantidad de desastres que normalmente hace y no lo tomamos mal; es tiempo de cambiar la regla con la que medimos esos estándares. Si, el sector privado puede llegar a nuevos estándares, pero sería bueno (para variar) que el gobierno se deje de tonterías en buscar ciudadanos que puedan mantenerse por sí mismos y que deje de lado la multiplicación de los pobres,  para buscar cómo mantenerse.

Es tiempo, también, de buscar la forma de que el próximo gobierno se mantenga lejos de nuestros bolsillos, que nosotros somos los soberanos queremos saber que leyes están redactando, que tenemos derecho en decir “no queremos esa ley” así como derechos tan básicos como la vida y la propiedad son inviolables; un gobierno debe limitarse a dos funciones, la seguridad y la justicia, pero con un marco legal que la minoría más débil, esa llamada el individuo, tenga como defenderse de los abusos de algún burócrata.

Fue ese contexto, lo que ayudó a países en salir del abismo en donde han estado metidos por buen tiempo o en el mejor de los casos, es un contexto que los ha mantenido en los altos niveles de desarrollo económico.  Pero eso es apenas una pequeña parte del asunto, ya que para eso es necesario un buen número de ciudadanos que comprendan no solo sus derechos, sino también los deberes que tienen ante la sociedad. En términos sencillos, tus derechos terminan donde comienzan los de tu vecino.  La única forma de saber que estamos listos para vivir en libertad es irla degustando poco a poco; creo que también es tiempo de comprender que ya está bueno de darle apoyo a cuanto profeta del caos, encantadores de serpientes también conocidos como Populistas que han estado dañando a la sociedad. Si están harto de que consideren a la región como el patio de atrás de otro país, pues deben dejar de lado creer en cuentos chinos y revolucionarios gritones ¿No es difícil?

Con un gobierno limitado a cosas puntuales y cuyo norte sea mantener las reglas del juego claras, con unos ciudadanos dispuestos a arriesgarse a emprender a hacer negocios que no solo repercutirán en beneficios económicos para ese grupo, sino también para el resto de la sociedad. Con una economía sin aranceles, con impuestos bajos  y sin dinosaurios que estén buscando que promulguen leyes para protegerlos, ya que le tienen miedo a la competencia.

No dudo que superar estos problemas va a ser algo complicado, pero no es algo imposible señores. Ya hemos visto las consecuencias que trae una de las peores tradiciones en la cultura venezolana, esa detestable idea que se necesita un líder para enmendar cuanto problema hay en la sociedad. Por muchos que unos hablen de orden, no es más que cantos de sirena, debemos comprender que para que esto sea una nación de verdad, se necesitan ideas y ciudadanos. Debemos dejar de lado eso que se use el término pueblo, ya que ese es el combustible de los charlatanes que dicen que solucionaran todo y a la final empeoran la situación.

Necesitamos más ciudadanos y menos gobierno, más iniciativa y menos imposición. Así de simple, aunque debo admitir que si bien es algo simple, es una noción que es un tanto extraña, pero no por ellos una de las ideas que quiero no solo venderles a ustedes, sino que analicen. Nos estamos quedando atrás en todo lo que es el desarrollo de las ideas y su fuerte influencia en la sociedad y en la economía, son casi veinte años de atraso que debemos sortear y que los primeros años no van a ser cosa sencilla. No necesitamos más de cuentos de caminos y de castigar a esa gente que anda buscando la forma de seguir adelante sin necesidad de violentar a su vecino.

 

See Your Space Cowboy


Primero debo comentar que voy a hacer lo posible para que esta entrada sea lo más extenso posible, ya que creo que me hace faltan más artículos de más de trescientas palabras en el blog en general. Así que, para ir arrancando todo esto debo indicar que si bien son necesarias las protestas, no vamos a conseguir mucho si las ideas del socialismo sigan presentes. Es decir, me parece bien que ya estemos hartos de estas ideas, pero seguir apoyando a los primos socialdemócratas no va a servir de mucho para el cambio, ya que seguiríamos en un ciclo destructivo y vicioso del cual nunca vamos a salir, de estar en una perpetua montaña rusa que nos obliga a estar con los nervios de punta y no precisamente por gusto.

A la final, prohibir las ideas socialistas lo que van a hacer es darle más fuerzas, hay que dejarlas libres ya que tienen algo muy singular, tienen la particularidad que después de tan nefastas experiencias en la realidad a la gente no les da por seguir con ese cuento. Yo, honestamente, espero que eso ocurra aquí y entendamos que apoyar las ideas de tío Marx y sus defensores, es una pésima idea.

Pero, por paradojas de la vida, para concretar el cambio que la cuna de libertadores necesita debemos buscar el apoyo en aquellos que una vez defendieron la “segunda independencia” y que hoy no están del todo contentos con lo que pasa en la nación. Si, necesitamos una idea que nos arrope a todos por igual y sin distinción alguna en base a las ideas y posturas que tomamos y que, para el momento cuando se acabe esta pesadilla, las manos de todos van a tener que ser requeridas. Quizás, la idea de tender un puente con quien en el pasado nos dijo injurias o nos agredió ya a nivel físico se pasa de noble.

Yo soy partidario de una reforma bien seria a la carta magna de la cuna de libertadores, ya que es la máxima representación de un problema que ha estado muy presente en la sociedad venezolana, el cual puedo resumir en un solo calificativo, Caudillismo. En algún momento de nuestra historia le dimos demasiada importancia a la fuerza, a lo militar, a dar órdenes y ver a esa persona que no está de acuerdo con lo anterior como un traidor a la patria; así que es momento en darle importancia a estas nociones, a los actores civiles, al debate de ideas, a la solidaridad voluntaria y espontánea, la paz y ver al otro como un igual y no como un traidor así como entender que el individuo es la minoría que debe defenderse con pasión.

Cuando se termine la pesadilla bolivariana será un momento de alivio, pero debe ser el momento para comprender una cosa,  el atraso económico, social e intelectual que ha tenido el país no va a ser un obstáculo fácil de sortear; podemos hablar todo lo que quieran de los programas sociales del gobierno revolucionario de Venezuela, pero debemos preguntarnos ¿Han valido la pena? Digo, difícilmente cualquier dirigente del gobierno va a meter a sus hijos o algunos de los suyos en tales programas y que los egresados “del pueblo”, se encuentran en el mismo predicamento que sus homólogos de otras casas de estudios. En el desempleo. Se debe entender de una buena vez, que el gobierno no puede ni debe absorber todos los egresados, la población activa, que hay que dejar que tomen dos opciones. Buscar empleo en el sector privado o que se arriesguen en emprender y abrir sus propios negocios; lo que hay que asegurar es que los competidores tengan un inicio de la carrera igual, más no que todos lleguen a la meta a base de subsidios y amiguismos con algún burócrata.

Si la meta de aquel que sueña en ser presidente y  anhela que los exiliados regresen, pues tendrá que ofrecer algo más que bonitas palabras, algo a lo que ya deberíamos renunciar como sociedad, que queremos hechos y no castillos en el cielo. A mi juicio personal, tendrá que mantener el aparato llamado gobierno lejos de los bolsillos de los ciudadanos, permitir la libre asociación y la libre empresa, limitarse a las tareas de justicia y seguridad, consultar a los ciudadanos si están de acuerdo con las leyes que estén redactando los políticos, regresar a los cuarteles a los militares, eliminar cuanta oficina pública que interfiera en la vida cotidiana y la economía, exonerar el pago de impuestos a los ciudadanos sería un buen paquete para captar mi atención. Tampoco debemos olvidarnos de la libertad individual, de nuestro derecho a la propiedad y que el comercio fue uno de los factores más importantes en nuestra historia, ya que fue eso los que nos llevó a ser civilizados.

 

See Your Space Cowboy


El asunto es el siguiente, se necesita de un acuerdo entre el partido de gobierno (aquí incluyo las instancias del poder público que aun controlan) y la oposición (incluyendo la nueva asamblea) deben llegar a un acuerdo. El desastre económico, que una de las partes no quiere reconocer el desastre en que ha metido a toda la nación y no quiere reconocer su cuota de culpa en este asunto.

Si no hay un acuerdo ni entre los mismos ciudadanos, que vivimos con miedo y desconfiamos de todos; considero muy complicado que los políticos, más habituados a insultarse unos con otros y a las acusaciones sin fundamento, considero difícil que el mentado acuerdo nacional se pueda concretar en algún momento, ya que la caída se anda acelerando y mientras unos sigan negando la realidad, creyendo que su tiempo les llegó y que buena parte de la situación en la que está metido el “pueblo” se debe a ellos.

Además, a la final del día, el partido de gobierno y la oposición no dejan de tener puntos en común. Ya que ambas facciones son de ideología de “izquierda”; al menos ambas creen en este asunto de una planificación central de la economía, de un Estado que interviene en los procesos que son correspondencia del mercado.

No importa el hecho que tengan buenas intenciones (un sector de la política nacional) se ha hecho evidente el fracaso del modelo rentista petrolero así como el fracaso de lo que ambas secciones defienden, el modelo Socialista.  Creo que se h hecho evidente que el populismo y el socialismo lejos de ofrecer una solución a los problemas en los cuales siempre se los toma a modo personal, los empeora. Si quieren hechos ¿A qué se debe que Cuba ande de nuevo retomando la diplomacia con los Estados Unidos?

La situación económica de la cuna de libertadores es tal que parece un agujero negro de caos económico que parece estar influyendo (de forma negativa) a toda la región. Esto no es un modelo a seguir, tal como lo propusieron los de Podemos en España. Ciertamente, es todo lo contrario, es un modelo que no puede repetirse en  ninguna parte del mundo, pero que tristemente el modelo se sigue usando y creyendo que con unos cambios puntales va a ser mejor.

A todas estas ¿Es necesario el mentado acuerdo? Por supuesto que sí, ya que toda la sociedad debe estar de acuerdo en que se necesita, al menos, poner un paño de agua tibia en las heridas como primer paso para salir del abismo en el que estamos.

 

See Your Space Cowboy

 

 


Antes de comenzar a hacer mi mar de palabras, no sé para cuándo verán luz, escribo esto mucho antes de las elecciones parlamentarias y, me atrevo a decir, que muy posiblemente esta cosa salga en enero.

Se habla mucho de la pérdida de valores en la sociedad venezolana, otros hablan que nunca han estado presentes los mencionados valores y si bien mucho he escrito sobre que no los anti-valores en los que se encuentra fundamentados la sociedad de caudillos de Venezuela, de lo que se puede esperar y que no de la misma ¿Es válida la pregunta que hace título a esta cosa?

Ni yo mismo lo sé; así como es posible que yo no sea el indicado para escribir sobre el tema, pero lo cierto es que esperar que los políticos, quienes también son ciudadanos de la cuna de libertadores y que en muchos casos han resultado ser unos pillos, esperar a que ellos sean quienes motiven a un cambio social es una idea un tanto infantil.

En muchos aspectos sociales la cuna de libertadores es la nación más atrasada y me atrevo a decir pobre de la región. Aún se sigue creyendo que debe venir alguien a repartir la riqueza y no que cada ciudadano debe aportar a que la riqueza de sus mentes sean las que hagan verdaderamente rico el país. Se puede tener mucho petróleo, pero desde hace rato sabemos a dónde van a parar esos billetes que no son billetes locales. Soy de los que piensan que es más fácil tener muchas riquezas que repartir a esperar que el oro negro y sus dividendos sean repartidos por los caudillos de turno.

Vivimos desconfiados unos de otros, el concepto de “amistad” solo dura mientras el “amigo” te sirve por el tiempo en que necesitas de su apoyo o servicios, se quiere ser un país de primera clase pero los ciudadanos se comportan de tercera clase y cuando esta gente se va y no logran adaptarse a las leyes de ese país, se regresan alabando a Venezuela, que allá no se puede “vivir”.

Por eso poco comulgo con ese nacionalismo acartonado que han estado vendiendo todos los políticos venezolanos en los últimos años, cuando lo que realmente venden es la dependencia al caudillo de turno.



Instituto Mises Cuba

Economy and Freedom: Tu ne cede malis, sed contra audentior ito.

Fernando Díaz Villanueva

Política | Economía | Historia

El Criticón

Opinión de cine y música

Neuronaliberal

«El estado es la gran ficción por la cual todo el mundo busca vivir a costa de todos los demás.»

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Series Ciencia Ficción

Ciencia Ficción, Fantasía y Terror en TV

El liberal escandalizado

Escritos indignados y otras cosas

Punto de Vista Economico

"There is only one difference between a bad economist and a good one: the bad economist confines himself to the visible effect; the good economist takes into account both the effect that can be seen and those effects that must be foreseen." Frederic Bastiat

Death Detective Blog

Una pequeña cueva de reunión friki

Tomos y Grapas

Tu sitio de Cómics!

Caribe Libertario

La voz de la Libertad, desde el Caribe para el Mundo

Comic Play

Hablamos de tus intereses sin censura

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

El Blog de Martín |x|

Notas, lecturas, apuntes e intereses...

Quiero ser presidenta

Politóloga y administradora publica en formación/UNAM/Pro la mujer/DDHH/Desarrollo sustentable/Seguridad pública.

Minerva de Terralba

Just a gal and her dreams

Logos Podcast

Pensamientos, Cyberpunk y Tecnología.

Cautivos de un Sistema

Just another WordPress.com site

El Mundo de Shiku

THE WordPress.com weblog

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

ComicCriticon

ComicCriticon es un Blog de criticas y valoraciones sobre cómic y manga

Historias Siniestras

Escritores, Cuentos y Poemas Macabros

David Gaughran

Let's Get Digital

Vegeta Rukawa's Corner

Un blog sobre... no sé, lo que se me ocurra escribir ^^

Western Corner

Dos Pistoleros, un blog y muchas opiniones

Komic's Custodies Klub's Weblog

Viaja entre Universos

Todo y nada

Welcome to my world

Bloguionistas

La voz de los guionistas en castellano

The pfff blog

Nuestra misión en la tierra es descubrir nuestro propio camino. Nunca seremos felices si vivimos un tipo de vida ideado por otra persona.