Publicado en El Fanático del Anime, La Tribuna del Amargado

¿Sobre qué va este mal llamado artículo? Parte 2

Originalmente, tenía ganas de sacar un pensamiento extendido sobre mis razones por las cuales dejé de escribir sobre la joya de la corona así como mi teoría personal sobre sus orígenes, pero me dio de todo hacerlo. Honestamente, no le vi mucho potencial a la idea y creo que lo mejor será seguir esperando ese momento en el cual sea pertinente sacar mi opinión sobre ese tema.

Eventualmente las cosas tampoco da pie para que salga a dar mi opinión, posiblemente me tardé en hacerlo, pero creo que no; creo que el tema de fondo es que hay que admitir una cosa y es algo que hay que resaltar y es el hecho que supo aguantar todo el mal rato que aún hay en la ciudad no jardín. De hecho, algún aquelarre que haya tenido la antigua administración con la competencia o con la inquisición seguramente fue un asunto menor. Aunque no voy a negar que me gustara apoyar a un caballo que no fue ganador, mira que ese caballo tenía alguna que otra oportunidad para mejorar un poco.

No hace mucho estuve nuevamente revisando todo lo referente a la muerte de cierto grupo capitalino y todos los comentarios que ese tema generó en su momento, de hecho me sorprende que no solo sea un tema que comenzó allá en el año de 2009 y que no derivó en todo en lo que una de las personas dio a conocer. Extrañamente, esa persona comentaba que los grupos estaban por meterse en una guerra a muerte súbita y que sería un grotesco show que la inquisición estaría al pendiente; cuando  fue todo lo contrario, al menos en la ciudad no jardín la cosa fue que algunos grupos decidieron no seguir adelante con sus guerras, simplemente muchos de los integrantes llegaron a esa edad de la juventud en la cual sale mejor ponerse serio con otras cosas.

Pero ¿Volverán los grupos? A mi parecer, no. Quizás la situación sea parecida cuando todo ese asunto comenzó, pero creo que hay cosas más importantes así como el hecho que difícilmente un grupo pueda mantenerse, con todo este asunto del éxodo masivo de la gente en esta mal llamada nación. Así no se puede mantener un grupo, sin gente está complicado hacer algo, así sea reunirse para hablar tonterías.

Anuncios
Publicado en El Fanático del Anime, La Tribuna del Amargado

¿El último mar de letras sobre la joya de la corona? Al parecer, sí.

Creo que el título lo dice todo, además que ya había comentado algo al respecto de la joya de la corona y en el presente mar de letras no daré a conocer mis suposiciones al respecto de su origen, sino que me voy a enfocar en otros asuntos relacionados al mentado sarao que, dada las circunstancias, llegó al mismo punto que otros similares de la región, se encontraba solo en el trono. Así que será un mar de letras de alrededor de mil palabras para sacarme unas cuantas cosas de encima, creo que no puedo decir más al respecto.

Desde su trono, en lo alto del mundillo regional la joya de la corona ha vivido una etapa que abarca desde la caída de los grupos hasta días actuales, donde la alegría de cartón piedra y los pases de cortesía a la inquisición sirvieron bien, pero también es uno de los tantos entornos que se ha visto afectado por el fenómeno de la diáspora venezolana. Adicionalmente, también ha servido (como en antaño) como el megáfono para las ideas de su responsable, quien se cree con la autoridad en pontificar sobre las puntuales polémicas acontecidas o determinadas actitudes de algunos integrantes del mundillo.

El cambio de administración de estos saraos pocas veces es una buena señal, pero parece que la joya de la corona quiere escapar a ese tema, quizás lo logre pero ¿Por cuánto tiempo? De hecho, vamos a partir de una idea sencilla, que después de la última entrega finalmente un cambio en el sitio donde siempre se llevaba a cabo ¿Qué pasó con todo esos elogios que estuvieron recibiendo por parte de la administración de ese centro comercial? Dicen que los cambios siempre vienen para bien, pero ¿Cómo se lo van a tomar cuando simplemente no tengan como mantener todo eso o cuando aparezca otra fiesta friki que juegue a su mismo nivel? Parece que eso siempre ha sido el tema a evitar y el blanco de los comentarios que sirven a los organizadores en alzar sus voces en contra de quienes consideran competencia desleal o con respecto a algún comportamiento que pueden comprometerlos de forma muy directa ante los ojos de sus asistentes.

De hecho, entre los próximos eventos que anuncia el salón de usos múltiples del centro comercial donde la joya de la corona hacía de las suyas ya no salen mencionados, no sé qué nuevas actividades puedan traer a la palestra así como ¿a qué van a recurrir para mantener ese cuento de camino que se habla de esta fiesta en la capital? Parece que el mundo friki regional  hace lo que puede para mantenerse con vida, ya que hasta la capital y sus fiestas parece que encontraron otros públicos a los cuales convocar, de hecho es un escenario un tanto difícil de asimilar para unos cuantos, parece que finalmente se hace evidente que el dinero de los frikis de los animados japoneses ya no es tan sólido como en días pasados.

Lo que en una oportunidad fue denominada como la nueva tendencia, ya no lo es tanto, quizás sea el mejor momento para unirse a esa comparsa en otras locaciones, pero en la cuna de libertadores el asunto cambio mucho; de hecho, hasta el más sencillo de los pasatiempos se ha convertido en un lujo y la asistencia a las fiestas frikis (por un lado) así como el tedio de hacer una parece que no es algo que parezca ser agradable para unos y otros. Solo la venta de los boletos y el dinero recaudado pueden confirmar o no lo que trato de decir aquí, pero no es la primera ocasión en que los organizadores se creen en la potestad de decirle no solo a sus clientes sino al resto del mercado, como deben comportarse.

Parece que es una de esas constantes que se repiten, no importa los cambios generacionales así como los cambios en los ídolos con pies de barro que se hagan, parece que si eres organizador y cara responsable de una de estas fiestas, automáticamente tienes la autoridad en criticar los desastres que haga tu competencia, en aplacar los comentarios que hagan unos sobre los tuyos y quienes son los indicados para hacer tales.  Es el arcaico “haz un evento y después críticas” solo que cambiado al límite de caracteres que te ofrecen las redes sociales pero de fondo, es el mismo recurso. Pero las cosas parecen que, de fondo, no hay muchos cambios desde aquellos días en los grupos dominaban al mundillo nacional y la inquisición si era algo a lo que temer y no el circo que es ahora; de hecho, estamos en un momento en el cual, los breves momentos que alegría que puede causar esta feria friki en sus asistentes no compensa todos los malos ratos que están pasando sus organizadores. Así que, todo parece que usar la influencia de ser organizador es solo lo suficiente que se necesita para comentar sobre lo que pasa en el mundillo.

Pero el show debe seguir, no importa los costos al parecer, ya que si en tiempos pasados la polémica ayudaba a la venta de los boletos, quizás ahora la situación sea un poco diferente, en vista que las fiestas frikis parece que no les agrada del todo que entre sus asistentes se encuentren personas de vieja data, sus razones tendrán, pero al mismo tiempo deben comprender que ellos mismos son frikis cuya data no es tan joven o reciente como la de sus asistentes y el grito en el cielo relacionado con las opiniones de estos, nunca se hará faltar. Siendo esto, uno de los últimos comentarios vertidos (desde el exilio) de su organizador, ya que el tema de cuando llegas al mundillo siempre dará de que hablar en unos cuantos; en lo personal, creo que es uno de esos discursos que si bien puede ser honesto, no deja de sentirse como uno de esos que se dan para buscar que se hable de la fiesta friki y no tanto sobre los ídolos de barro que cambian de forma constante.