¿Estaremos preparados para la libertad de prensa y de otros medios?

Creo que la pregunta que le da título al presente mar de letras es una que es válida, ya que mientras la población se siente abandonada por los medios de comunicación, las redes sociales han suplido bastante bien ese vacío. Esa cosa maravillosa del nuevo milenio no podrán detenerla, por mucho que la censuren o dispongan de una pésima internet. Ciertamente, sería un escenario bien nefasto y que pone en jaque a los medios de comunicación ya que sobrevivir y mantener contenta a la inquisición se ha convertido en un asunto serio.

Pero el asunto de fondo yace, ya que (al menos personalmente lo digo) la sociedad ha estado siempre con el inquisidor encima, de hecho hay un ente que nos regula quien sabe desde que año todo lo referente a los medios de comunicación así como la telefonía y demás avances. Aunque es un temor válido, no es para menos, ya que todo lo referente a las noticias falsas, el famoso amarillismo y demás engendros que han estado en nuestros medios de comunicación pueden cabalgar a sus anchas. Es un miedo que es válido, pero también es libre y creo que lo mejor es irse preparando para el asunto, uno que es bien serio, ya que eso de la centralización no ayuda, pero revertir sus consecuencias es algo que considerar seriamente y con un buen plan de acción, uno que permita que los medios de comunicación no solo recuperen el aprecio de la gente, pero también darles un margen de crecimiento económico sin miedo a represaría alguna, solo por parte de la sociedad.

Lo arriba expuesto, sumado con una sociedad que no se caracteriza mucho por analizar las cosas, esta nueva libertad sería un elemento no solo extraño, sino que hasta podría amenazar todo lo que esté por llegar. Se podría resumir en “libertad, horrible libertad” pero yo quiero creer que será la primera parte y bien amargar de todo el proceso que nos tocará emprender cuando esta pesadilla se termine.

Ciertamente, los monopolios deben terminar y la mejor forma de hacerlo es abriendo el mercado a nuevas personas y que sea la sociedad que los premie (o castigue), aunque para llegar a eso se tendría que tener una sociedad que tenga algo de criterio bien desarrollado para comportarse de esta forma. Y considerando que estamos hablando de la sociedad venezolana, esa que le ha dado unos cuantos tanques de oxígeno no solo al socialismo, sino también a su primo el populismo, queda de parte de la generación de relevo tratar de enmendar todo el desamdre dejado, uno que lo tendremos que lidiar por un buen tiempo y uno de los muchos obstáculos a superar, ya que no solo nos estamos enfrentando a un atraso en los bienes de capital y otros recursos que necesitan estas empresas para seguir adelante, sino también con un aparato gubernamental altamente costoso, torpe pero que es peligroso con ganas.

El asunto de los miles de canales de la caja idiota, las emisoras de radio y periódicos censurados o de plano cerrados deben servirnos de lección, algo que lo mejor es no repetir; aunque no es buena idea dejar que la sociedad asimile el asunto de la libertad de expresión con el famoso “ensayo y error” ya que la mejor forma de entender que una programación es basura, es tratar de asimilar por un rato y después dar las correspondientes consideraciones y opiniones. Quizás no sea la mejor opción, pero creo que tener a alguien diciendo que leer, ver y leer tampoco me parece que sea lo más indicado. Ya que de esa idea nace, a mi parecer, es la que nos llevó a esta situación y creo que nadie quiere pasar por esto de nuevo.

Ya que, regresando a la realidad en la que estamos, pues debemos preguntarnos ¿Cuánto nos cuestan mantener esos nuevos medios de comunicación que llegaron al país? Digo desde el canal de todos los venezolanos, pasando por esas radios comunitarias y esos medios impresos que son de circulación gratuita y que tienen privilegios del gobierno. Es con esa distorsión es con la que se debe terminar, que el gobierno se deba arropar una obligación que no es propia y que lejos de solucionar ese problema, lo empeora.

Ese dinero que se gasta en esos medios que seguramente le van a cerrar las puertas a personas que no comulgan con las ideas del gobierno ¿No podríamos usarlo en otra cosa? Digo, quizás crear un verdadero canal de televisión en donde todos los venezolanos podemos entrar y comentar. Pero como eso es iniciativa privada ¿Es malo? Digo, no tengo problemas con las líneas editoriales, tengo problemas con la programación basura que impera en el espectro radioeléctrico de la cuna de libertadores así como los medios impresos. Por eso, ese cuento de que hay una conspiración de los medios de comunicación criollos en contra del gobierno revolucionario me la tengo que tomar a risa, ya que buena parte de los mismos no esconden su afiliación así como tampoco esconden el miedo que le tiene a la inquisición, pero tristemente buena parte de la población se lo cree.

Las líneas editoriales se eligen por el consumidor, aunque les guste o no, así como no me voy a cansar de comentar que por mucho que prometieron en terminar con la programación basura de la caja idiota nacional nunca lo  lograron. Ya que sigue presente, aunque con unos ligeros intentos de superarla, pero mientras la premura sea otra, la vamos a mantener por largo tiempo, así como el hecho que crearon un problema mayor dado el hecho que si crearon un muerto viviente con las telenovelas y hay un grupo creciente de personas que quieren el regreso del canal RCTV.

El tema de las telecomunicaciones no es uno que se debe tomar a risa, es uno de los tantos que hay que tratar con la mayor de la seriedad, de parte y parte. La sociedad por un lado que voluntariamente debe elegir qué línea editorial de los medios de comunicación quiere consumir y por parte de estos últimos, todo lo referente al manejo de la información y de los sucesos.

 

See Your Space Cowboy

Anuncios

Dos artículos por el precio de uno

  ¿Qué tan grave es el asunto?

La elección de Trump como el nuevo inquilino de la Casa Blanca es un tema que no solo dice mucho de la sociedad estadounidense, su extraño sistema electoral y el prolongado replanteamiento de ideas que deben hacer todos los partidos políticos de ese país. Ciertamente aterra la idea de que ese señor tan impredecible se encuentre tan cerca de los códigos para lanzar misiles nucleares, también le hecho que si bien no es el primer empresario que llega a la más alta magistratura (ejemplo Berlusconi en Italia o Piñera en Chile a modo de antecedentes) tampoco se ve algo alentador; aunque no es nuevo el hecho que las relaciones entre el gigante del norte y sus vecinos siempre han sido tensas (por decirlo bonito) aunque viendo el auge de socialistas en su propia tierra y los discursos de los presidentes cercanos ¿Se extrañan por el resultado?

Se puede decir mucho de los votantes que eligieron al Trump, pero ¿Para cuándo vamos a escribir sobre los votantes que han apoyado a los K, Chávez, Maduro, Evo y Correa? En un orden de ideas personal, cuando una persona que gana dinero subiendo videos a YT sobre anime, da a conocer su opinión sobre ese resultado, creo que hay algo rescatable de tan grotesco resultado; se hace evidente que se debe hacer ciertos cambios en el sistema electoral, así como en los medios de comunicación y principalmente en la sociedad en la que la dupla Demócratas y Republicanos no tengan tanto dominio.

Pero ¿existe la posibilidad que la misma fractura creada por el nuevo presidente en el partido Republicano y el complejo sistema burocrático estatal del gigante del norte  le juegue en contra? Eso está por verse, así de simple. Recordemos que la administración del Trump va a comenzar en enero del próximo año  y que no sería muy inteligente de su parte mantener el discurso radical que lo llevó  no solo a los encabezados de los periódicos.

Lejos de mejorar la situación los políticamente correctos y su postura ante las opiniones no acordes de sus ideales han contribuido  al actual predicamento, que parece no tener solución ni a mediano ni a largo plazo y que puede implicar el retroceso de muchos avances, como los motores Tesla, extrañamente por todas las contradicciones del plan de gobierno hecho por un empresario (catalogado por unos como fracasado al declararse varias veces en bancarrota) tampoco creo que estamos al borde de la tercera guerra mundial, a pesar de los conflictos armados que hay actualmente, así como es otro episodio oscuro en la historia de Estados Unidos, que debería servir como lección para los países expertos en elegir al peor candidato.

Aunque no nos tomemos el asunto tan a la ligera, si todo el tema de la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea no pinta bien, todo el asunto de Colombia y la guerrilla sigue tenso ¿Qué se puede esperar de la más reciente victoria de la opción a la que nadie nada como vencedora? Yo espero que solo se quede como un asunto local y no derive en un problema mayor.

 Y ¿Cómo todo el presente panorama afecta a la cuna de libertadores? Un país que vive en una perpetua crisis no se va a ver afectado por una crisis de tipo global, en criollo esto implica que los problemas locales son tan grandes que los externos apenas van a tener incidencia; de por sí, la economía de puerto (importación) está en su peor momento, nadie quiere invertir así como venderle al gobierno. Hasta los benefactores de China consideran que la cuna de libertadores no es otra cosa que un desastre.

La evidente negación entre los partidos políticos ha sacado a relucir muchas costuras así como las posturas encontradas de la aglomeración de “oposición” y sus integrantes, que al igual que el partido de gobierno, desconocen los males que aquejan a la sociedad venezolana, conocida como “el pueblo”. Muy posiblemente, Trump como otros presidentes anteriores a él, va a ser el chivo expiatorio del gobierno revolucionario venezolano de todos los problemas que ellos mismos han causado a la nación y todos los argumentos baratos que usan en su pobre defensa.

Los siguientes cuatro años no van a ser cosa fácil, ni para unos ni para otros, el riesgo que hay de crear un problema mayor solo por decirle sus cuatro cosas al imperio y su jefe es tremendamente alto y si tenían muchos problemas con el primer presidente afroamericano, no me quiero imaginar lo que pueden causar con el recientemente electo.

Al menos con Trump, se hace notorio que la sociedad humana y sus impulsos autodestructivos no conocen de fronteras, visas idiomas y género ya que están presentes en todos lados, incluso en el país que llevó a cabo una revolución a favor de las libertades del individuo y terminó siendo la social democracia más grande del mundo, pero vendida como el mayor logro del capitalismo. Me atrevo a decir que si hubiese ganado Clinton, el escenario de fondo seria el mismo, la acumulación de desastres debe terminar de una buena vez, la intervención militar NO le asegura la vida a nadie, mucho menos  las medidas proteccionistas en el mercado.

Los próximos cuatro años.

Los próximos cuatro años van a ser un asunto complicado y me estoy quedando corto, en enero comienza la administración del polémico Trump y creo que hay mucho que decir. Por mucho que se diga que le frustró las ambiciones a su rival,  así como sus vinculaciones con quienes sabe que personas.

Les guste o no a unos, perdió Clinton así como el hecho que la economía mundial se encuentra interconectada y pase lo que pase en ese país, va a tener repercusiones en el resto. Claro, quizás no con la misma intensidad, pero igual va a repercutir; claro, hay unas cosas que van a tener más repercusiones domesticas que a nivel internacional (todo el asunto del sistema de salud dejada por la administración pasada)

Consideremos, como dije en un (intento de) artículo pasado, el Trump no tiene buenos antecedentes; es decir, si bien no es el primer presidente con una historia previa metido en el mundo empresarial, lo cierto es que los que llegan a mi cabeza en este momento no son buenos ejemplos. Y si bien esa elección tiene muchos significados, de hecho los que más hemos opinados sobre el asunto somos los que hablamos la lengua de Cervantes (al menos a mi parecer) y en concreto los de Latinoamérica.

No es para menos, el voto latino dentro del gigante del norte se ha considero (al menos por buena parte de los medios de ese país) que esa gente que legalmente vota per de raíces que lo llevan a países como México, Venezuela así como otras regiones tienen el poder de cambiar las cosas pero buena parte de esos medios parecen decir todo lo contrario que han sido “gracias” a ciertos sectores de la población blanca (la pobre) así como otros sectores extremos que están en esa sociedad, siempre y cuando se encuentren en alguna u otra región. Pero estos cuatro años, van a ser una montaña rusa ya que estamos hablando de una persona que es simplemente impredecible.

Ese señor impredecible cerca de los códigos de lanzamiento de misiles nucleares es una de esas mezclas que es mejor no probar, es decir es mejor no provocar a ese ser no vaya a ser que de buenas a primera decide irse por la opción atómica; si bien ha dejado en claro que no quiere saber mucho del asunto de las intervenciones militares lejos de las frontera de ese país, es mejor no esperar que se confirmen los temores o al menos eso creo.  A menos que los normales y recurrentes socialistas y euro comunistas quieran hacerlo, digo si es notorio que niegan todo lo que sucede en Venezuela y otros países socialistas que consideran como ejemplo, pues de verdad  es una de esas situaciones que uno no quiere ver, pero por dentro quiere para confirmar lo que uno anda comentando.

See Your Space Cowboy