Finalizando con: Fantasmas en la niebla

Considerando el hecho que esta es una obra del mundo Pulp , creo que lo más indicado sería una reseña breve lo más indicado, ya que esta obra me la conseguí en un intercambio de libros que se llevó a cabo en mi ciudad. Honestamente, la portada fue atrapante y que si bien había otro libro de este aviador, solamente me pude llamar este. Una obra en la cual el aviador y sus amigos se encuentran en un extraño caso de traficantes/ criminales que están con el tema del oro.

La aventura es trepidante, sin un momento de calma, pero como es normal en estas obras pues como se escribían de forma rápida y que sus lectores ya conocían al elenco que estaban metidos y que sus aventuras ya les eran familiares; a pesar de todo, esto creo que es una lectura interesante más que todo para aprender un poco como era escribir Pulp y la presión en la que estaban envueltos esos autores.

Finalizando con: Indiana Jones and the temple of doom

Regresa el carismático arqueólogo Indiana Jones al blog, así como las reseñas recicladas. Esta segunda visión de la aventura que hace aparición aquí  debo reiterar el hecho conocido, es la más oscura de las tres, eso sí con sus buenas referencias a cierta saga galáctica y que aquí se cambian los villanos dejando de lado a los nazis y colocando en el foco de atención a ni más ni menos que el culto a Kali en la distante India.

Aquí Indiana Jones, el pequeño Rapaz y la cantante llamada Willie escapan de la ciudad llamada Shangai, después de un encuentro bastante destructivo con el último cliente que contrató los servicios de Indiana Jones para que le consiguiera un extraño tesoro que estaba relacionado con  una dinastía de emperadores de la china. Y deben salir por aire, hasta llegar a la lejana India ya que el culto de Kali, considerado como un culto ya algo del pasado pero a que Indy le comentan en un remoto pueblo que han secuestrado no solo a los niños del mismo, sino también a unas misteriosas piedras que parecen que sirven para protegerlos del mal.

Honestamente, parece una historia que se encuentra ambientada en el pasado, años antes de la primera película, pero también es una que hace muy bien su trabajo con los efectos especiales y que ciertamente el guion hace lo necesario para ponerse a la altura de los mismos, ya que no solo la aventura sino también jugar con el asco se hace un elemento presente.

La acción, el suspenso y hasta la comedia se hacen presentes, también como el miedo a las serpientes que tiene nuestro querido aventurero; ciertamente es la más oscura de la trilogía, aunque también es la más movida aunque  (a mi parecer) también es la que se toma su tiempo en crear el suspenso y la comedia que tienen.

Finalizando con: Corto Maltés. La Balada del Mar Salado

Originalmente tenía en mente reseñar esta obra para un especial que tengo en mente relacionado con el comic hecho en Italia, ya que cuento con alguna que otra obra en mi idioma, pero las cosas simplemente no salieron como era de esperarse. Pero le tengo que agradecer al autor, ni más ni menos que Hugo Pratt, en darme a conocer a un autor amigo personal suyo llamado Umberto Eco.

A riesgo de equivocarme, si hay un personaje del comic del viejo continente así como dentro de las fronteras de Italia que le rinde un homenaje a las novelas de aventuras estilo Relatos de los Mares del Sur, la Isla del Tesoro, pero con un enfoque un poco más maduro, ya que el tema de la piratería, los conflictos familiares y algunos sucesos puntuales de cómo esta estaba el mundo antes de la primera guerra mundial.

La edición que tengo, editada en español por Norma allá en el año de 2000, cuenta con un prólogo de Umberto Eco y que, cronológicamente, corresponde a la primera historia o aventura del marinero sin barco llamado Corto Maltes y en esta oportunidad, la aventura se desarrolla en esa misteriosa zona del océano pacífico donde los Polinesios y otras tribus vivían tranquilamente, pero aprendieron muy bien esa cosa llamada piratería de los hombres blancos, quienes trajeron sus conflictos a esa región del mundo; desde militares y la misteriosa figura llamada el Monje, quien lidera un grupo de piratas que hacen de las suyas.

Pero todo comienza con el secuestro de un par de muchachos, Caín y Pandora, pertenecientes de una familia adinerada y que un viejo conocido del protagonista llamado Rasputín se encuentra bajo las órdenes de ese misterioso monje que es el terror de esa zona, así como de buena parte de las islas del caribe;  a pesar de la endeble alianza entre Corto y el desertor ruso, van a hacer lo posible para que sus planes de robarle una pequeña parte del tesoro del monje y traer un poco de luz al misterio que rodea al monje.

Finalizando con: P5 2001

Ha pasado el tiempo desde la última reseña que le hice a algún disco de la banda japonesa tan singular, lo extraño del asunto es que si bien es un disco de estudio y que salió en el mismo año que usó en el título del mismo, pero parece que aquí hay una que otra cosa bastante diferente al resto de los otros discos que había reseñado de esta banda.

Como no encontré algo que me oriente en relación a la creación de esta obra, me sale improvisar un poco; algo que seguramente no le gustará a algunos. Creo que este disco se hizo durante la etapa de la banda que quería llegarle al mercado estadounidense, etapa en la que logró uno que otro éxito por allá, aquí se nota (al menos eso quiero creer). Pero también es un disco con el cual la banda quiere distanciarse un poco del sonido que siempre solía hacer, sino tratar de experimentar un poco más.

Aquí se hace más evidente una de las características que cualquier persona puede asociar a esta banda y es el hecho que su música se le puede meter más en un desfile de modas medianamente relacionado con el mundo friki que con alguna serie de anime. Y ¿Qué puedo agregar más a esta reseña? Yo creo que esta disco parece que estaba dando señales que la banda al salir del mercado japonés estaba haciendo lo posible para mantenerse fuera de su zona de confort;  no es un mal disco, pero creo que los primeros que reseñé son los mejores ya que aquí también hay señales que la banda ya estaba un poco cansada y quizás desde aquí ya estaba dando señales que no quería seguir, con todo y eso es un disco al cual recomiendo que le den un oído, eso sí, durante un prolongado momento de calma en tu sitio de trabajo.

Finalizando con: Sade Promise

El segundo disco de estudio de esta cantante anglo africana llega a la sección de reseñas, a modo de una especie de especial que le dedico. Pero lo más interesante es el hecho que, al menos según la nada confiable WK, parece que le dedicó esta obra a su progenitor, ya que parece que el señor estaba padeciendo del cáncer.  Pero bueno, dejando eso de lado me toca comentar que este es uno de los tantos discos que tengo en mi humilde teléfono y me tocó escucharlo en varias ocasiones.

Pero ¿Qué tengo que comentar sobre este disco? Pues el hecho que parece que este disco me pareció que salió en un año bastante indicado, en el año de 1985, ya que estaba en pleno apogeo este asunto del Live Aid y que esos conciertos se empezaron a llevar a cabo para recolectar dinero para los países del conteniente africano. Pero en fin, considero que la presente obra musical es una de esas que me parece que toda la propuesta musical que estaba expuesta en el disco anterior, aquí se la llevó a otro nivel. Y siguiendo con ese tema, pues parece que a diferencia del disco anterior, fue aquí donde el éxito si le llegó temprano a la cantante así como a la banda que la acompañaba; creo que se nota mucho que el tema del erotismo es uno muy marcado aquí, de hecho una de mis canciones favoritas de esta obra musical lo dice todo, el tabú más dulce.

Debo agregar, que si quieres escribir alguna historia de temática policial, muchas de las canciones expuestas en esta obra pueden ayudarte bastante, en lo personal la canción con la que abre este disco con solo el mero título lo dice todo. Y creo que, ya en términos generales, es uno de esos discos que se disfruta mucho cuando quieres regresar a la calma pero estas cubriendo horas extras en la oficina.

Finalizando con: Sandman Mystery Theater

Para el año de 1939 la revista llamada Action Comics salía un personaje que si bien no marcó época como lo hicieron sus contemporáneos, pero eventualmente conseguiría un renombre casi elevado al nivel de personaje de culto. Justamente durante el auge de su revisión hecha por ni más ni menos Neil Gaiman para el sello Vértigo que querían más sobre este personaje; le tocó al autor Matt Wagner sacarle rendimiento a esas ideas y usando al Sandman de la era de oro el cual era uno de los tantos personajes que tomó el cargo del señor de los sueños en su ausencia.

La serie a la que hago reseña aquí, representan uno de los muchos arcos argumentales por el que pasaba nuestro singular héroe, quien en su retrato era un tanto diferente un poco más creíble, una especie de antecesor de los superhéroes de la era de oro que combate al crimen con una influencia del cine negro durante los años treinta. Eso sí, a diferencia de los héroes que realmente salieron en esa época el buen Wesley combate por una buena cantidad de villanos y otros problemas por los cuales pasaba la sociedad estadounidense de aquella época y estos números se habla de la infidelidad, del racismo y esos doctores que ejercen su profesión sin una licencia y que solo traen a su paso es destrucción.

Pero creo que lo mejor de estos números es la relación que se estuvo desarrollando en años anteriores entre el protagonista y nuestro héroe, ya que como es normal se encuentra en entredicho la misma y más ahora que su prima y ella se reencuentran y la relación que ella tiene con su nuevo amor también tiene vínculos con el nuevo villano de turno. Eso sí, la revelación del don de la profecía que tiene el buen Wesley que usa para combatir al crimen es bastante interesante, el cual confirma una que otra sobre su relación con el señor de los sueños.

Finalizando con: Sade Diamond Life

Yo no recuerdo quien me comentó sobre esta cantante británico-nigeriana quien se había convertido en la compañera de labores de esa persona, creo que fue una compañera de trabajo de mi padre que tenía un disco de esta cantante y que se había ganado unos comentarios con otro apasionado compañero. Pero la verdad, es que en ocasiones, uno llega a una edad en que los géneros que siempre escucha ya le parecen un tanto aburrido y repetido y sale mejor buscar en otros lados, que fue lo que me pasó.

Y si bien, en el apartado dedicado a las reseñas musicales de esta cosa hay una especie de especial dedicado a la banda californiana llamada Van Halen, pienso hacer lo mismo con esta persona ya que tengo varios discos de ella y quiero ver que tan diferente puede sonar mi teléfono y la pequeña colección musical que siempre cargo en mi teléfono y que con el empleo actual que cargo, parece que voy a necesitar mucho de ese jazz suave que canta.

Comenzamos, como es evidente y obvio en todo el asunto, con el primer disco de la artista, el cual fue lanzado en el año de 1984 y parece que tomó al mercado de ese entonces por sorpresa; bueno, no es para menos, ya que si hay una época en la que la música estaba cambiando de forma constante y a la cual se le recuerda más por los greñudos estadounidenses maquillados que parece que se volvieron una referencia de aquella época. No tengo mucho que decir, si te gusta el jazz y quieres algo diferente y con alguien cantando, esta es la mejor opción que conozco hasta la fecha.

Indagando un poco, parece que en su momento no fue un disco que se vendió muy bien que se diga, vamos que tuvo un arranque lento, pero haciendo contrapeso a todo eso parece que fue ganando mucha popularidad después de todo. Creo que en esta obra están dos de las canciones por las cuales esta cantante es tan reconocida.