Cuando pasen las regionales

Originalmente iba a escribir sobre la evidente cancelación de un evento friki, pero creo que hay cosas más importantes que merecen un mar de letras en este momento y creo que ese tema no era lo suficientemente denso para uno de estos artículos que llevo haciendo con algo más de mil palabras, además que era algo que se veía venir.

A la final la mentada constituyente se llevó a cabo, aunque el engaño que produjeron fue de tales magnitudes que se ve más realista esas explosiones con talco y maquetas de ciertas producciones japonesas; ni hablemos del comentario vertido por uno de las rémoras que se ha estado beneficiando de este desastre, ese que dijo que el Poliedro de Caracas lo llenó el pueblo y que los conciertos de bandas de rock internacionales se quedaron cortos. A mí me gustaría ver a ese ser pidiendo cacao cuando nuevamente le cierren su deficiente circo romano musical y su programa en la caja idiota.

Pero ahora todo aquel que proteste no solo es traidor a la patria sino que se le suma una larga visita a la cárcel, de repente toda la furia y frustración que se sentía en las protestas han cambiado de escenario, no se puede hablar mucho de ese tema en las redes sociales ya que el gran hermano está muy pendiente de lo que se dice de él y creo que las fallas recientes en los servicios más básicos son otra prueba más en el control que quieren imponer en la sociedad; ya que no es suficiente con los que ya tienen.

La mal llamada oposición ahora va a aceptar las regionales, con la excusa de no perder espacios y quién sabe si van a seguir aceptando alguna nueva locura que se le ocurra al partido de gobierno y parece que no han entendido que cuando esas elecciones se realicen, igual van a perder esos espacios. En vista que la mentada constituyente en su locura de hacerle un traje al emperador, puede hacer lo que le venga en gana con ese resultado; ya que como todo lo hacen en nombre del poder originario (nunca por la fuerza, que es lo que realmente han estado usando) y del pueblo.

La democracia en este país es tal, que la disidencia no se le permite expresarse, ya que un mero cartel pidiendo a la gente abrir los ojos, es arrancado; que no hay dinero para reparar una falla en el servicio de agua o telecomunicaciones, pero si hay para armar a los perros de cacería del gobierno para que repriman. Ciertamente, prefieren ver todo destruido a entregar el poder a alguien que sea diferente; no sé si de aquí a octubre, mes fijado para las elecciones regionales estas líneas vean la luz del sol o quizás el panorama cambie para mejor.

En lo personal, tal cual como está el escenario, yo no pienso ir a votar en las regionales. No me importa quienes sean los candidatos de uno y otro ni mucho menos los independientes, no me genera confianza el ente parcial electoral que tenemos así como el hecho que ¿Para qué ir a votar? No ha servido de mucho en estos últimos años y creo que igual van a pasar por encima de mi opinión; así que lo mejor que puedo hacer es lo siguiente, voy a seguir dando a conocer mi descontento, haciendo pequeños carteles sobre lo que está por llegar en vista que unos se han quitado la máscara.

No hay peor cadena que uno mismo se pone, aquí ha pasado eso mismo, de hecho se ha llegado al punto, grotesco por decirlo de alguna manera, que pensar diferente es un crimen ya que ¿Cómo es posible que gente como yo no pueda ver la utopía obrera que se está construyendo en la cuna de libertadores? Dicen que antes de amanecer, la noche es más oscura, pero ¿Acaso no ha sido suficiente martirio? Si bien admito que esa frase que reza “cada país tiene el gobierno que se merece” considero que ya hemos tenido suficiente de una revolución que nos ha empobrecido a unos.

Dicen unos que se está dando un cambio, ya que parece que hay un notorio descontento no solo con el actual gobierno sino con el paquete de ideas que dicen defender así lo mismo pasa con la mal llamada oposición. En lo personal, buena parte de ese argumento me lo puedo creer, pero esto que la gente se encuentre cuestionando que el socialismo (el de corte marxista) no es otra cosa que un engaño, pues me lo pienso; ya que en las interminables colas que se hacen para comprar comida aún no he escuchado al primero en decir que el socialismo marxista no sirve. Eso sí, hay muchos que siguen creyendo en esas ideas, siempre recurriendo al hecho que no lo han implementado de forma correcta.

De hecho, lo han implementado tal como lo establece la receta y el resultado era el obvio.  Quiero creer que esas personas que hacen esas afirmaciones se encuentran en un estado de negación, que al ver materializadas esas ideas que tanto defienden, el resultado no es una utopía proletaria tal como se lo prometieron, sino todo lo contrario.

De hecho, se ha implementado en muchas partes del globo y el resultado es el mismo así que se hace evidente que el problema no es la sociedad en donde ha estado implementando, en las ideas como tal.  ¿Cómo es posible que gente de clase media como Marx, Fidel Castro entre otros puedan entender lo que padecen los obreros? Y es que la revolución se debe expandir con las tripas llenas, los obreros en la actualidad tienen muchas otras cosas por las cuales preocuparse.

Además de la pregunta de fondo es ¿Cómo se llagará a la segunda etapa de las ideas de Marx? Ya que no han explicado cómo va a funcionar el socialismo, como es que de repente los obreros van a aumentar la productividad de las empresas en base a mandatos de un ente central, que si lo cuestionas solo te queda una salida ni más ni menos que una bala para todo aquel que cuestione todo.

 

See Your Space Cowboy

Anuncios

Sobre estas líneas.

Escribo, a medio camino de la terapia acostumbrada que llevo haciendo con esta cosa desde aquel día en que comencé con esto, pero tengo una mala mezcla en la cabeza. Angustia con furia, al punto en que no sé si después del temido día, el treinta de julio vaya a estar disponible el Internet en la cuna de libertadores así como, por si acaso, iré pensando en cerrar esta cosa para evitar que me pase algo.

A lo mejor me estaré contradiciendo, en muchos mares de letras había dicho lo contrario, pero cada día que pasa el bigote aprieta más la pinza y el panorama no se ve muy alentador. Originalmente tenía en mente muchas cosas para ese rincón que manejo mantener esta nueva línea editorial y arriesgar todo con un siguiente especial del cómics. Pero como hay unos idiotas diciendo que lo mejor es regresar a la edad de piedra, que han empeñado su talento sólo por un fin político y un espacio que tiene una fecha de vencimiento.

Si bien debo mantener mi idea que el final de esta pesadilla está cerca, lo cierto es que se va a seguir cobrando vidas y amargando la existencia de muchos. Yo sigo preguntando ¿Quiénes son más carentes de luces los que están pendiente del nuevo escándalo entre celebridades o los que defienden una dictadura como la que hay en Venezuela? Pero luego escucho que estas personas dicen que lo que hay aquí no es verdadero socialismo y se aclara todo el panorama.

Las sirenas de determinados vehículos ahora las asocio con represión. Las nobles ambulancias ahora son usadas para derribar barricadas para que pasen esos represores, ciertamente ¿Necesitan más prueba que la represión viene del Estado? Si esto es una democracia, yo soy astronauta consagrado, la verdad. Así que, a pesar que no sé qué va a pasar después de ese día así como el hecho que no sé si estás líneas van a tener una publicación.

Quedarme con estas palabras va a ser peor, la verdad, de hecho espero que algo contundente suceda y que sea de tales magnitudes, que simplemente sea lo que se necesita para darle la merecida estocada final; el fenómeno de la diáspora venezolana llegó a tal magnitud que ahora cada ciudadano venezolano es alguien que tiene un comportamiento cuestionable, extrañamente tanto fuera como dentro de cualquier nación del globo. La viveza criolla es un lastre que vamos a tener que seguir lidiando por un buen rato nos guste o no admitir; así como el hecho que enmendar todo ese mal hecho no va a ser algo sencillo, se hace evidente que el mal ejemplo está muy arraigado.

El fraude de doble, ciertamente, pero como la burocracia roja está buscando como defender todo lo que han robado, no quieren perder esos botines que han obtenido de forma fraudulenta. Ni tontos que fuesen en dejar ese dinero en las arcas de algún banco venezolano o uno de los tantos adefesios que hicieron. Eso es para los borregos que aún creen en socialismo, la congelación de cuentas bancarias en Suiza, Panamá y Estados Unidos y yo que pensaba que esos discursos en contra del mentado Imperio, que tanto odian pero como les encanta la moneda de ese país, así como tener unas cuantas propiedades, pero nunca es así lastimosamente.

En todos los años que ha estado haciendo de las suyas la mal llamada revolución, una que condenó a toda una nación y unas cuantas generaciones a la peor de las condiciones de vida. Pero gracias a la chequera llena de ceros por la venta de oro negro y un discurso del más rancio socialismo, simplemente capturó la imaginación de todos esos que tienen una frustración tan grande que se inventan tanto guerras como enemigos; me gustaría ver a esos intelectuales, esas feministas radicales y euro comunistas viviendo en ese país que mientras el comediante supremo estaba vivo, todos estaban apoyando a ese corredor; pero ahora que el precio bajó hasta su sucesor no es muy querido ya el apoyo no es tan sólido.

Y ese ciclo va a seguir, ya que no importa cuántos deben morir en nombre de una idea que no tiene como sostenerse, es una de esas estafas intelectuales que uno no se explica cómo es que aún hay gente que cree que suprimiendo la libertad individual y la búsqueda de la felicidad de cada individuo es el mejor camino para que la sociedad cambie para bien. Simplemente, al menos por mi parte, no importa dónde apliques una mala idea, el resultado final de las mismas no van a cambiar y debo insistir en las preguntas ¿Cuánto nos cuesta mantener todos esos medios de comunicación comunitarios y eventos culturales con un marcado tono político? ¿Cuánto nos ha costado mantener no sólo a los descendientes del comediante sideral así como el séquito? Mientras ellos tienen cuentas en el extranjero y otros activos, nosotros aquí pasando hambre y de paso debemos pagar con huesos rotos, heridas y hasta miseria el hecho que estamos hartos de este predicamento.

No creo que con esos cambios que plantea esta gente vayamos a ir a algún lado, muchos de ellos con una cualidad de oratoria dudosa y que no dejó de preguntarme ¿Alguien se siente identificado con ellos? Quizás el camino al que realmente nos quieren llevar es al cementerio y todo en nombre del pueblo y del bien común. No hay nada peor que eso, ya que así es que comienzan a engañar esos seres llamados los abusadores. Dicen que todo cae por su propio peso, aquí hay mucho de lo primero y quizás la caída se está produciendo y quizás la velocidad no es como la que queríamos, pero ahí están las pruebas, esos anaqueles vacíos, esos estudiantes asesinados, esos desastres ecológicos y sociales que nos han dejado a modo de legado de unas pésimas ideas; una mezcla de ideas que no tienen como encajar, ya que en nombre de Marx y Bolívar una pandilla de criminales engordan.

 

See Your Space Cowboy

Un extraño intento de artículo.

Originalmente, tenía ganas de hacer otra artículo de los extensos en la sección de la tribuna del amargado, pero en vista de que otros temas serios han estado ocurriendo y justamente, durante mi preparación para una charla que daré (que la veo como una gran cosa) pues decidí que era momento de usar los dedos en otro asunto, quizás uno de mayor provecho.  No es para menos, creo que la charla que daré tiene mucho que ver con la situación que vive la cuna de libertadores. Sí, creo que lo mejor será dejar para otro día esto de dedicarle unas cuantas líneas adicionales al mundo friki nacional, lo único que realmente lamento es que después del anuncio de la resurrección de la convención insuperable, las cosas como que se pagaron al punto de regresar a la era de hielo, situación que me está poniendo a considerar todo el asunto de la llegada de la mentada “paz” entre los “organizadores” de estos mercadillos.

No es para menos, nos están asesinando y quizás a algo a lo que muchos han estado hablando que era el mayor punto positivo de la cuna de libertadores, su juventud. Quizás, todo el asunto de la diáspora así como la represión le han estado minando esto; podemos decir que no todos los jóvenes están en las protestas, de hecho yo soy uno de ellos ¿Cuáles son mis razones para no salir a protestar? Quizás por el hecho de que no me gusta mucho esto de estar en grandes concentraciones de personas, aunque no negaré que haya participado en una que otra.  Han sido experiencias que me ha tocado vivir, unas con mejores resultados que otros, aunque no voy a olvidar una breve participación en un cabildo que tuve, donde una persona se sintió identificada por mis ideas y aplaudió; digo, no seré el mejor orador del mundo, pero que algo tan abstracto como la defensa de la propiedad privada llegó a una persona, es todo un orgullo para mí; aunque creo que ya cumplí mi sueño, caminar la larga autopista que une la ciudad de Valencia con Maracay.

Pero por mucho que hablemos de que hay unos que no salen a protestar pero que son capaces de arriesgar todo para ir a una discoteca, que muchos de los que son pobres no tienen para comer pero que todos los fines de semana están empinando el codo.  Pero el problema de fondo sigue ahí, ya que la juventud que queda dentro de la nación;  tenemos una mezcla de síndromes psicológicos bien serios. Una mezcla entre el síndrome de Estocolmo, con gotas de claustrofobia que, seguramente, va a ser la delicia de muchos psicólogos de aquí en el futuro; ya tenemos un tema que dará para rato, quizás en segundo plano, personalmente creo que ese y el tema de la conversión de muchos seguidores del actual gobierno a unas ideas menos recalcitrantes. Como pasó en una de las partes más oscuras de ese singular libro llamado La Rebelión en la Granja, los cachorros de una perrita se convierten en la guardia de honor de la porcina presidencia; aunque, posiblemente, es lo que está sucediendo en la actualidad y no nos queremos dar cuenta.

Ahora bien, pueden saltar unos y preguntarme ¿Cómo puedo escribir sobre la mutilación de la juventud si (seguramente) las estadísticas sobre el embarazo adolescente sigue siendo un asunto grave?  Creo que debemos analizar una cosa ¿Qué formación tiene esas madres? Pero más importante ¿Qué futuro le espera a esos muchachos? No quiero pensar, en caso que la pesadilla no termine, se conviertan en los represores de sus contemporáneos; aunque, en los últimos días algo de optimismo he estado sintiendo, he estado pensando un poco en el futuro, quizás esta situación está sirviendo de escarmiento, uno que merecíamos.

Creo que ya hemos visto a lo que llevan los ideales de los barbudos guerrilleros de Cuba así como sus antecesores, los bolcheviques y aún con todo esto ¿Todavía hay gente que cree que los ideales de estas personas deben imponerse a la fuerza? Digo, si son tan buenos, no deberían ameritar el uso de la fuerza y la coerción. Y no dejo de preguntarme ¿Cuándo comenzaran a hablar de las víctimas del gran salto adelante en la China, en Ucrania y más recientemente en Venezuela? ¿Dónde quedaron las nociones de igualdad de la que tanto hablar o del comprender los padecimientos de la familia obrera cuando nunca han pasado esos malos ratos? O ¿Lo que sucede en la cuna de libertadores no es el verdadero socialismo? Pero bueno, es mejor que vayan ocultando todo lo referente a esas palabras de adulación que dieron al comediante sideral, ahora que ya no está, pues el desastre que muchos estaban hablando se hizo una amarga realidad. Y no precisamente para esas personas que se dicen bolivarianas que no están dentro de la cuna de libertadores.

Ese cuento ya debería darle un cambio, ya que todos apoyan al caballo socialista que siempre empieza como ganador pero cuando se le acaba el impulso (el malvado dinero) o si nos vamos a días actuales, la chequera petrolera venezolana ya no anda por ahí haciendo de las suyas. Pero bueno,  estos asaltadores de caminos poco a poco se le van acabando las personas que en días anteriores se rompían la ropa por Chávez, como cosa rara, ahora con el sucesor comienzan a ver que la cosa ya no anda bien. Ya son ochenta días de protestas, ciertamente no es algo sencillo y que mucho menos se dice fácil, pero estamos apostando mucho y me gustaría vender la idea que no es algo que no debemos perder. Y ahora ¿Qué deben estar diciendo estas personas que defienden este cuento chino? Creo que ya las cosas no pueden ocultarse más, de hecho siempre lo fue, pero la arremetida ha sido creciendo y no precisamente para bien, se hace evidente también que el miedo se fue de la casa y le dio paso a la desesperación, quizás no sea un buen cambio, pero puede servir como punto de partida para algo mejor.

 

See Your Space Cowboy

Dada la situación ¿Vale la pena soñar un poco con algo mejor?

La situación de la cuna de libertadores no es alentadora, de hecho es bastante grave y afecta a los que aún estamos allí, como los que se han ido pero tienen a familiares y amigos en ese punto de la geografía. Pero el asunto es que ¿Vale la pena soñar con el país que queremos? Digo, existe la probabilidad muy amplia en la cual esos sueños se vayan a mejor vida.

Pero también existe la posibilidad de que esos sueños vayan a llevarse a cabo, las pesadillas no son para siempre y el final de la misma está cerca así como el innegable hecho que necesitamos el sueño de muchos para hacer un avance hacia adelante, es tiempo de recuperar todo lo que hemos perdido en estos años de la mentada revolución. Pueden decir lo que quieran sobre el legado del comediante sideral, pero lo cierto es que tampoco va a ser un asunto sencillo salir del atolladero.

Necesitamos de los  sueños de esa gente que quiere ejercer por su cuenta su carrera sin importar donde se graduó, necesitamos de los sueños de esas personas que desean tener sus propias empresas, así sean cosas pequeñas. Eso sí, hay que estar preparados que no va a ser un inicio sencillo, de hecho va a ser una de las primeras pruebas de fuego que tendremos que sortear cuando todo esto pase. Va a ser un momento también que tendremos que verlo como una segunda oportunidad que no debemos desaprovechar por cantos de sirena y legados que nos llevaron a un predicamento.

También será tiempo de comprender que esa segunda oportunidad debemos aprovecharla y no dejarla escapar; nos guste o no, debemos enmendar la mayor cantidad de daños posibles, al menos los materiales, ya que el resto no  existe la magia para volver a la vida todos los que cayeron directa o indirectamente.

 

See Your Space Cowboy

El primer artículo de la nueva línea editorial

Todas las ideas vienen acompañadas por consecuencia, pero las malas ideas son las que peores consecuencias traen. Hay muchos ejemplos de ello, pero quizás el mejor ejemplo de esto sea ese «tercer hecho» que sucedió durante el mes de marzo y en uno de los centros comerciales de la ciudad en donde vivo; hay miles de opiniones al respecto, los matices son tan variados que sale mejor enfocarme nuevamente en el tema.

Debemos admitir que la época en la que estamos es muy diferente, las redes sociales están cada vez más presente y la dinámica de las relaciones humanas ha cambiado; poco se escribe, las ideas se mueven gracias a los vídeos virales así como el circo romano ya tiene sangre, sino que genera visitas al vencedor de la contienda. En ese contexto, las parejas tienen hijos que, al igual que antaño, son criados por una pantalla, esta vez la del computador.

Se repite el tema de la influencia nociva del aparato en las masas, pero poco se habla de lo que queda de una familia; para la juventud de ahora «la farándula» y los minutos de fama en la red de redes es lo que se ansía. El mensaje que se llega, es igual de ridículo, la fama es lo importante. Tristemente, no es algo nuevo en la sociedad humana, sólo que ahora cualquier acto puede ser grabado en vídeo y compartido a las masas, así de simple.

See Your Space Cowboy

Sobre educación, violencia y manos atadas

Un caso de violencia escolar no pasó por debajo de la mesa, siendo ese hecho uno de los tantos artículos que salieron publicados el día doce de marzo del presente año en el periódico El Nacional. Una estudiante fue linchada por tres “compañeras”  en la capital venezolana, tristemente casos como ese hay por miles, pero fue ese el que despertó el interés del burócrata llamado ministro de educación.

No importa esto de “integrar a la comunidad en la educación” o de algo tan ridículo como “concejos comunales de profesores” o cuantas leyes redacten con el “fin” de terminar la violencia, no le han dado una solución al problema. A la final del día, ni la ley de videojuegos y juguetes bélicos, así como las modificaciones  en las reglas del sistema educativa criollo nos convirtieron en potencia; ya que como lo indicó el responsable del artículo, los estudiantes violentos se salen con la suya en vista de que los profesores no tienen como aplicar un castigo o algo que sirva, temporalmente, para aplacar el mal comportamiento.

Tristemente debo comentar que el mal  ya se hizo, los estudiantes se sienten orgullosos de ser lacras, de un pésimo desempeño académico y más reciente de grabar las peleas entre estudiantes, se viene convirtiendo en una realidad desde mis días mientras estudiaba bachillerato; donde la burla a los buenos estudiantes y las peleas eran cosa normales, era algo “normalizado” o que siempre pasaba.

La violencia en la cuna de libertadores es un problema tan serio que lleva rato cortando vidas, tanto en los salones de clase como en otros aspectos de la vida. Mao se sentiría orgulloso al ver que alguien siguió su ejemplo de la revolución cultural en los jóvenes. Pueden tildar al culpable que quieran, el asunto es que solo se harán a los oídos sordos al respecto, ya que el problema de fondo y la raíz de todo, la impunidad y el discurso de los gobernantes, nunca será puesto en tela de juicio. El pacifismo no es algo de machos  criollos o de guerreras con sus bendiciones, el discurso grosero y violento con guerras imaginarias nos está quitando población. Esperar que los responsables de la impunidad sean castigados es un sueño, mientras sus guardianes los exaltan, estamos pecando por inocentes mientras las tumbas se van amontonando.

Recopilación de temas número uno

Bueno, al parecer el desastre sigue así como todos los gastos necesarios para ver si de algún lado salen más convencidos del socialismo del siglo XXI o del marxismo cultural reinante; se habla que la ciudad jardín va a ser sede este año del circo que acostumbra hacer el rockero revolucionario y posiblemente tanto adeptos al gobierno así como los no tanto van a matarse para asistir. Es el mismo cuento que se repite desde que el personaje que organiza esos circos se declaró defensor de la dictadura del proletariado (más de una cosa que de otra).

Como cosa rara, pues traerá bandas internacionales, lo que realmente motiva a los asistentes a escuchar esos monólogos ridículos de juventud rebelde que le besa la bota  a su nuevo amo y tratando de negar que en días pasados participó en otros desastres como el Miss Venezuela o Sábado Sensacional.

Hay que ser honestos, El Rock ahora no es de todos, esa banda que bromee sobre el pasado del defensor revolucionario es convertida en un paria y su participación en las radios, televisoras o cualquier otro medio “del pueblo” es nula; ciertamente, todo un ejemplo de participación e inclusión que debe emularse en todo el mundo. Pero yo me pregunto ¿Qué pasó con el argumento de apoyar el rock nacional por sobre todas las cosas?  Y si a eso vamos ¿No van a apoyar a otros géneros musicales que se hace aquí o también hay que pedir carnet de militancia para eso? ¡Yo pensé que esto era Venezuela, la mejor democracia del mundo!

No importa si sea el rockero del pueblo, el esquiador venezolano o quien sea, ya que el desastre y el nepotismo se han convertido en el sello de calidad del todos los gobiernos de la cuna de libertadores, que los revolucionarios del siglo XXI (que parecen más a los bolcheviques burocratizados) ya que es algo tan evidente que simplemente pasó a ser tradición nacional.

Siguiendo con las tradiciones, no importa cuánto dinero se haya mandado a imprimir para los carnavales seguros en Venezuela, dos días libres en una economía que es impresionante ver como se mantiene de pie no es un merecido descanso. La inseguridad y una moneda que no sirve de nada se han convertido en los eternos compañeros de los venezolanos; excepto para los que están bien posicionados en el partido de gobierno (sin importar su posición en esa pirámide) ya que tienen guardaespaldas, pueden usar pasaportes diplomáticos para irse a alguien sitio cercano por estos dos días (pero un lugar donde no le puedan poner los ganchos, cosa que se está acabando)

See Your Space Cowboy