And we are the law here

Archivo de la etiqueta: géneros mezclados

Marín viajaba a casa con quien fuese la prometida de su nieto, una de sus vecinas se ofreció en llevarla. Aquel auto parecía un vehículo fúnebre, por el ambiente tan tenso que había y tan callado. Pero ¿Quién iba a ser el valiente en tratar de romper aquella tensión? Extrañamente, fue Elizabeth quien se arriesgó en decir unas palabras.

—Yo no la recuerdo como una persona tan seria, señora Marín. Le doy el beneficio de la duda a su vecina y amiga; pero a usted la conozco con mucha antelación.

—Digamos que amanecí con el pie izquierdo, Elizabeth. Eso es todo, además que llegas en un momento algo…tenso.

Después de eso no hubo otra conversión, hasta que llegaron a casa. Elizabeth ya estaba en casa de Marín, quien había hecho un desastre para ocultar que la filtración del techo había sido reparada.

— ¿A qué se debe este desorden?

—Filtración en el techo, Elizabeth. Lamento que me encuentres de tan mal humor, pero en el techo está el responsable de eso.

—Simplemente no me creo esa mentira, además ¿No recuerda que mi padre era contratista? Aquí hay algo más que le hecho que vives de alquilar unas cuantas habitaciones a estudiantes universitarios.

—Esta conversación va a ser un tanto extensa, así que lo mínimo que puedo ofrecerte es algo de comer y de beber ¿Estás de acuerdo?

—Eso me agrada bastante. Ya que el hambre que tengo es bastante evidente.

Marín debía organizar bien sus palabras, quizás buscar la forma de calmarse y comprender que Elizabeth iba a estar entre sus inquilinos quien sabe por cuánto tiempo y no podía estar con el estómago revuelto mientras ella estaba bajo ese techo; quizás bajando un poco la guardia, podría ella informarse un poco de los motivos que tenía aquella muchacha.

—Arthur vino para ayudarme monetariamente a reparar lo de esa filtración, lo siento que repita ese tema. Digamos que vino ya que no le gustaba la idea que me fuese a vivir a Texas y que tenía que vender esta casa y el Mustang. Al punto que él mismo lo reparó.

—Eso justifica esas compras de “Mecánica Popular” y ese repentino interés por los autos. Pero, lamento interrumpirte, por favor continúa.

—Pues Arthur se unió a este asunto de Uber, sí, es un taxista pero del nuevo Milenio. Hace buen dinero, al punto que pagamos entre los dos esa reparación  ya que no quería meter en ese asunto a los inquilinos y dejarlos sin un techo simplemente no me parecía algo correcto. Pero puedes decirme lo que quieras, pero les tomé cariño a esos muchachos, aunque no se han graduado como tú.

—No me gradué de una cosa así maravillosa, soy diseñadora de moda. Lo sé, algo que se ve simplemente raro para una persona nativa de Texas. Pero ahora te quiero preguntar ¿Te ha dicho tu nieto algo sobre el compromiso que tenía conmigo y por qué lo congeló?

Marín puso ante Elizabeth un plato blanco donde yacían dos tiras de tocineta, un huevo frito y dos panes tostados, había algo en las palabras y en la actitud de esa nueva residente que le hizo recordar las palabras de Arthur “No hay nada para mí San Antonio” ahora resonaba con fuerza en la mente de su abuela.

–A veces puede ser muy reservado, algo que lo heredó tanto de su padre como de su abuelo; pero, creo que no sería malo conocer tu punto de vista. Te lo digo, ya que tuve que lidiar con esos tres en varias oportunidades.

—Te adelanto una cosa, no me dejó plantada en el altar. Simplemente me comentó que ya no quería seguir estudiando derecho y que quería despejar su mente, creo que fue unos dos meses previos a mi primer desfile me dejó con más angustias que con ganas de seguir diseñando. Un día simplemente me lo dijo y se fue, pero dejo de escribirme o de responder los mensajes que le había dejado en sus redes sociales; aunque, debo admitir que si bien es extremo esto de perseguirlo hasta aquí, quiero verle la cara y que me comente todo eso que lo motivó a congelar el asunto.

¿Cómo era eso de congelar el compromiso que tenían? La madre de su nieto le había comentado, con alegría, aquel mencionado compromiso. Pero ¿Quién estaba ocultando un pedazo de verdad? En algún momento alguien iba a explotar y comentar eso, pero la pregunta estaba en quien iba a ser el primero en hacerlo.

— ¿Puedo irme a dormir después de comer? Quiero dormir en una cama de verdad. Ese viaje, fue incómodo, ya sabes cómo es esto de viajar en avión por trece horas ¡Trece horas!

— ¡No faltaba más! Creo que me tocará llevarte la maleta hasta tu habitación, aunque debo serte honesta, ya que no estoy para la gracia.

—No te preocupes por eso, después de dormir podré subirla. Ya que dudo mucho que tengas un botones aquí. Pero debo preguntarte ¿Dónde está mi habitación?

—En el segundo piso. Te tocará compartir habitación con otras dos residentes, en vista que…tampoco es que tenga mucho espacio aquí, pero no sabes el dolor de cabeza que nos causó subir tu colchoneta a esa habitación.

Los tres inquilinos de Marín llegaron, a la misma hora que lo hacían los jueves. Aunque, lo único diferente de aquel jueves era el hecho que ahora alguien más estaba con ellos bajo aquel techo, posiblemente lo único que se mantenía en la tradición era que aún no había señales del nieto de la dueña de la casa.

—Debo admitir que la nueva inquilina tiene buen gusto, esas maletas se ven prácticas y cómodas—apuntó Bianca.

— ¿Tan prácticas que no pudo subirlas?— le preguntó Lucrecia—, aunque debo admitir que también se ven algo pesadas.

— ¿Acaso mis ojos me están engañando? ¿Estaré viendo las siglas E.M? mi corazón se anda acelerando y estoy más que segura que no es por algún infarto.

Resultó ser que aquella diseñadora de modas con quien salió el buen Arthur no era otra más que Elizabeth Miller, quien llevaba una concurrida página web sobre modas y todos los temas relacionados a ese mundo. Como una estudiante de medicina sabía todo lo referente a la moda y al maquillaje, pues es un misterio incluso casi del mismo tamaño de como la conoció el nieto de Marín.

— ¡Yo sabía que su nieto tenía algo! Pero ¡Esto! no me lo esperaba—Bianca, estaba mucho más habladora que lo acostumbrado. —, ciertamente es todo un pícaro.

—Realmente, no. Por muy grande que sea San Antonio, todavía tiene esa vibra de pueblo pequeño del estado de la estrella solitaria. Al menos eso es lo que siempre me comenta mi hija, quien tiene años viviendo en esa metrópolis— comentó la dueña de la casa.

—Pero ¿Quién es esa Elizabeth Miller?— preguntó Lucrecia.

—Has dicho las palabras prohibidas, Lucrecia—agregó Richard—, ya nos va a soltar una de las suyas. Bueno, tú debes estar acostumbrada a largos discursos. Ya tienes experiencia en eso.

Lucrecia no respondió a aquellas palabras, pero Bianca comenzó a hablar de quien era la nueva inquilina. Si había alguien de renombre no solo en el mundo de los blogs sobre moda sino también en el mundo de las pasarelas, maquillaje y demás temas que se relacionan mucho, esa era Elizabeth. Tres desfiles que fueron un éxito, una línea de ropa que se estaba comercializando directamente por Amazon y, como guinda en aquel helado, un blog que aumentaba el número de visitas de forma recurrente con sus consejos y opiniones sobre los hechos más recientes del mundo de la moda.

“Con tanta laca, secadores de cabello y maquillaje puedo comprender las razones por las cuales Arthur la dejó” pensó la estudiante de periodismo, quien parecía haber conocido su opuesto.

Anuncios

La Asociación finalmente comenzó su esperada rueda de prensa, todos los presentes (incluyendo a las escuderías) estaban nerviosos esperando a aquellos venerables señores que la conformaban.

—Creo que es necesario comenzar por el punto del que todos han estado hablando desde que filtró ese video— fueron las primeras palabras del nuevo gerente y responsable de la modernización que estaba llevando a cabo el organismo que representaba—; los vehículos que estarán en la nueva F1 tienen motores que los hace volar, aproximadamente, un metro por encima del suelo; eso sí, las pistas siguen siendo de asfalto pero más que todo con la finalidad de que sirvan de orientación para los pilotos.

Después de aquellas palabras, hubo un silencio casi sepulcral. Y aquel orador debía retomar lo que estaba haciendo a pesar de lo que veía, era una fría reacción. Tenía que hacer algo, el sudor en su frente era señal de que debía dejar de lado la etiqueta y soltar lo que sabía.

—Las pistas que hemos elegido, consideramos que han sido las más representativas de la vieja etapa del deporte. Y considero que es tiempo que revelemos cual va a ser la primera pista, que también será la sede de la primera Pole será la pista de las quinientas millas de Indianápolis.

—Pero con esas modificaciones ¿Qué debe comentar con respecto a la seguridad tanto para los corredores y los asistentes? Ya que, debemos recordar que los accidentes en la f1 cuando los vehículos estaban usando cauchos eran cosa habituales.

—Una excelente pregunta; hemos considerado también que el riesgo con los nuevos motores, sea mayor. Pero entre las modificaciones que hemos hechos a los circuitos están unos sensores que modularan el “vuelo” de los bólidos, así como las barreras de seguridad son más numerosas, la intervención de los comisarios de seguridad será más estricta; me agrada saber que hay gente seria en la prensa especializada en deportes.

Finalmente, la audiencia había reaccionado tal como esa gente lo esperaba. Ya estaba la alegría y los aplausos llegaron pocos segundos después; como segunda rueda de prensa, le habían robado el show a Ford Motors. Pero para la escudería BMW se preparaba para estar ante la prensa, hambrienta de más material para escribir.

— ¡Estamos muy alegres, por su grato recibimiento! Es que, si bien no pensábamos que íbamos a tener esta recepción; para nosotros es un sueño vuelto realidad todo esto. Así que solo nos queda una cosa por anunciar, la fecha de la primera Pole. Creo que es prudente decirla ya. La primera Pole, que se estará llevando el día veinte de agosto, en el circuito ya mencionado.

 

See Your Space Cowboy


Londres tenía un punto en común con pistas del simulador, en la realidad eran otra cosa y Héctor tenía una visión muy concreta de aquella ciudad. Para él, era la metrópolis de Sherlock Holmes, la ciudad natal de un estirado oficial a quien no pudo rescatar del fuego anti aéreo y el punto de referencia que tenia de los soldados de infantería cuando le preguntaba de que parte de la Tierra venían, con quienes habló en una operación.

El imponente Windsor iba a ser la sede de no solo la rueda de prensa de la Asociación de la fórmula 1 en la cual darían a conocer los pormenores del regreso, sino también sería la sede de las ruedas de prensa que darían las escuderías, Ford Motors pidió ser el acto de apertura.

—No importa los cambios, en Ford Motors nos mantenemos cerca de las raíces— comentó Henry Carter Ford, el coach de la escudería—, así como de la gente, por eso nuestro apoyo a Cecotto Jr. es pleno.

— ¿Tienen algo que comentar sobre el hecho que tres pilotos nuevos no tienen formación en el automovilismo?—preguntó uno de la prensa. Una pregunta que recibió con una extraña sonrisa los voceros de la Escudería Ford, como si la estuviesen esperando.

—Son inversiones con un alto nivel de riesgo. Y les digo algo, no van a encontrar un botón en el volante que active un arma—fue la respuesta del hijo del legendario piloto Cecotto.

Aquellas palabras ofendieron a Héctor Castillo de forma personal, no era para menos, Cecotto Jr. abiertamente se estaba burlando de sus habilidades.

—El Ford Mercury—retomó el joven piloto—, es sin duda alguna, la máquina más eficiente en la que he tenido la oportunidad de conducir. No importa el circuito, ni las condiciones climáticas; mi escudería está lista para competir. Y ¿Quieren que diga otra cosa? Me atrevo a decir que la Pole Position definirá temporada y el gran premio de este año.

Fangio se acercó a su pupilo y le comentó.

— ¡Tenemos unos rivales declarados! El que haya disto que esto es un deporte de caballeros, estaba muy equivocado. Dan ganas de decir unos cuantos improperios muy merecidos—Fangio no hizo nada en ocultar con ese comentario su enojo, siendo la víctima del mismo un vaso plástico que estaba en su mano derecha.

La prensa se encontraba satisfecha, había algo de interés que cubrir, una rivalidad anunciada, pero debían tener algo más, otra razón por las cuales tener que llenar las pantallas de los entusiastas que irían a buscar artículos sobre el gran premio así como la temporada estaba dando su primera aceleración.


Héctor se sentía calmado, las pesadillas se habían marchado casi casi de la misma forma de cómo habían llegado a su mente. Tenía mejores cosas por las cuales preocuparse, faltaban apenas dos semanas para que la Asociación de la fórmula 1 diese su esperada rueda de prensa; ya había firmado contrato y estaba plenamente en una nueva empresa, así que el dinero de la liquidación decidió dárselo a su padre, se lo iba a disfrutar mejor que él, con tal el pasaje iba ser pagado por la Escudería así como otros gastos.

—Campeón, sé que falta poco para que te vayas unos días a Londres. Pero creo que es buen momento  pero me gustaría darte un pequeño regalo. Con todo este asunto de la guerra y tu regreso, pensé que la tradición familiar iba a morir conmigo.

— ¿De qué hablas viejo?

—Posiblemente ya tendrás un traje con saco y corbata, pero quiero que tengas el mío. El cual me lo heredó mi padre— el ex combatiente observó como  su padre se acercaba al armario de su cuarto.

—Con que eso era lo que estaba en esa bolsa marrón. Y yo que siempre pensé que era un loco premio de cacería tuyo. Ciertamente es mejor que el traje de gala que tengo asignado del ejército.

—Estos trajes nunca pasaran de moda, campeón. Vas a necesitar mucho abrigo, a pesar de que es primavera en Londres, aún sigue lloviendo por esa isla, no creas que me ando ablandando por todo lo que anda pasando, pero quiero decirte que tu madre estaría orgullosa de ti.

¿A qué se refería con todo eso aquel duro anciano? Su padre, un mecánico que vio días mejores reparando tractores, motocicletas y algunos de los primeros vehículos que estaban dando el primer paso al futuro, cosa que le dejó un amargo sabor de boca y buscó la forma de optar a una jubilación que le permitiese vivir tranquilo. Aparte de todo eso, un viudo quien vio a su hijo unirse a una fuerza militar y regresar cambiado, en muchos aspectos.

Para Héctor, aquel breve acto significaba mucho, aquella figura paterna de pocas palabras estaba dando señales de que estaba lista de aceptar que ese piloto que tenía por hijo estaba retomando lo que la guerra le quitó, esa sensación de ser humano. Pero aquel momento fue interrumpido por el estruendoso sonido del teléfono móvil del galante nuevo piloto.

—El asunto del pistón fue arreglado, campeón—era la inconfundible voz de Fangio—, ya no tenemos tanto tiempo para carreras de ensayo. Debemos volar a Londres y esperar que nos confirmen todo lo referente a la pista de la Pole y la pista donde se llevará a cabo la primera competencia.


“Tribuna Deportiva ¿El regreso más esperado? Por Amílcar Trejo.

La fórmula 1, considerada por unos cuantos de la prensa como “el verdadero deporte de los caballeros”, un gran evento competitivo ligado al mundo del automovilismo y que se encontraba en un marcado declive para el año de tres mil cuarenta y seis. Unos consideraron casi una señal, que el famoso corredor Roberto Fangio anunciaba su retiro después de ganar el Gran Premio del mismo año.

Unos culpaban la terquedad de la Asociación en negarse al modernizar el deporte, uno que había sobreviviendo una buena cantidad de años, siendo un lugar donde muchos avances con respecto a los arcaicos vehículos terrestres vieron nacer la tecnología que los volvió más seguros y eficientes en el ámbito de los civiles. Simplemente era algo demasiado grande como para dejarlo morir.

Lo que dejó la amarga guerra (el conflicto entre La Federación Terrestre y la Unión Colonial) fue un montón de vehículos, pilotos e ingenieros tratando de adaptarse a una nueva vida. Alguien de la Asociación de la fórmula 1 vio en aquella gente un potencial como ninguno y debía tenerlos trabajando en aquellas misteriosas ideas de modernizar el deporte.

Para el año de tres mil veintinueve se anunció el Gran Premio del mismo año, uno que comenzaría rememorando los grandes circuitos de la Tierra (al menos los que estaban aún intactos) entre los cuales hay que destacar las clásicas quinientas millas de Indianápolis, el circuito de Mónaco, Monza, Singapur, Jerez son algunos de los confirmados para el esperado regreso.

Muchos corresponsales me han comentado sobre las modificaciones que han estado recibiendo los circuitos así como otro dato bien interesante; el hecho de que todas las escuderías tienen pilotos nuevos, muchos de ellos (se especula) sin mucha formación en el automovilismo. Aunque también (nuevamente, pura especulación) se habla de legados familiares que quieren continuar.

En lo que va de siglo, se tiene que demostrar que el automovilismo en el mundo de los deportes, no ha muerto, más allá del dinero que eso le traiga a los que manejan el deporte a las escuderías; tiene que volver a conectarse con la gente, como en mi caso, que al sol de hoy recuerdo hablar a mi abuelo sobre esos competidores de antaño, sus proezas y tragedias. Así como el respeto que le daba a quien ahora es el cazador de talentos de Alfa Romeo, Roberto Fangio, quien posiblemente no le quede de otra que actuar como mentor de la nueva sangre que entre a la escudería a la que representa.

El sábado que se anunció que sería la rueda de prensa para dar a conocer todo lo que está por venir lo voy a estar esperando muy tranquilamente, desde la comodidad de mi hogar. Estoy ya viejo para esperar tanto y mucho menos como para aguantar el frío que hace por esas fechas en Londres.”



Instituto Mises Cuba

Economy and Freedom: Tu ne cede malis, sed contra audentior ito.

Fernando Díaz Villanueva

Política | Economía | Historia

El Criticón

Opinión de cine y música

Neuronaliberal

«El estado es la gran ficción por la cual todo el mundo busca vivir a costa de todos los demás.»

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Series Ciencia Ficción

Ciencia Ficción, Fantasía y Terror en TV

El liberal escandalizado

Escritos indignados y otras cosas

Punto de Vista Economico

"There is only one difference between a bad economist and a good one: the bad economist confines himself to the visible effect; the good economist takes into account both the effect that can be seen and those effects that must be foreseen." Frederic Bastiat

Death Detective Blog

Una pequeña cueva de reunión friki

Tomos y Grapas

Tu sitio de Cómics!

Caribe Libertario

La voz de la Libertad, desde el Caribe para el Mundo

Comic Play

Hablamos de tus intereses sin censura

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

El Blog de Martín |x|

Notas, lecturas, apuntes e intereses...

Quiero ser presidenta

Politóloga y administradora publica en formación/UNAM/Pro la mujer/DDHH/Desarrollo sustentable/Seguridad pública.

TERRALBA

Inspiration, comics, art

Logos Podcast

Pensamientos, Cyberpunk y Tecnología.

Cautivos de un Sistema

Just another WordPress.com site

El Mundo de Shiku

THE WordPress.com weblog

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

ComicCriticon

ComicCriticon es un Blog de criticas y valoraciones sobre cómic y manga

Historias Siniestras

Escritores, Cuentos y Poemas Macabros

David Gaughran

Let's Get Digital

Vegeta Rukawa's Corner

Un blog sobre... no sé, lo que se me ocurra escribir ^^

Western Corner

Dos Pistoleros, un blog y muchas opiniones

Komic's Custodies Klub's Weblog

Viaja entre Universos

Todo y nada

Welcome to my world

Bloguionistas

La voz de los guionistas en castellano

The pfff blog

Nuestra misión en la tierra es descubrir nuestro propio camino. Nunca seremos felices si vivimos un tipo de vida ideado por otra persona.