Publicado en Música, Reseña de Discos

Van Halen 1984

El sexto disco de estudio de la legendaria banda del rock pesado californiano y que formó parte de esa etapa de la banda con el vocalista David Lee Roth que, como se vio en las reseñas de los otros discos, sirvieron para que explotara en los años ochenta. De hecho, muchas de las canciones famosas de esta banda salieron de este disco, entre ellas Panamá; canción que debo admitir con las cuales conocí la banda y que, durante el primer año cuando una amiga muy querida se fue al mencionado país, no la quería escuchar así tan seguido.

Pero no solo se limita a esa canción, ya que las otras canciones, que siguen la misma tendencia del rock pesado de aquella época a pesar que esta banda nunca se le vio usando kilos de maquillaje como otras con las que compartió escena y hasta período de tiempo, con un contenido explicito para la época y ¿Qué tal si hablamos del elefante en la habitación? Toda la disputa bizantina que causó cuando el guitarrista Eddie decidió usar el instrumento llamado sintetizador en algunas canciones de este disco.

Tema que si bien parece cosa del pasado, debo agregar que fue uno de los discos de la banda en vender ni más ni menos que diez millones de copias, solo en el mercado estadounidense;  eso sí, la banda después de esto (creo) que seguiría con su ascenso hacia la fama y creo que, fue una de las bandas que ayudó mucho a la cadena llamada MTV en crear su nombre con el apoyo de los videos musicales, elemento que eventualmente sacaron de su parrilla de programación. Creo que varias canciones de este disco fueron convertidos en videos que tuvieron  bastante reproducción y que el single del cual salió la canción que te motiva a saltar también marcó época, en aquellos días.

Publicado en Música, Reseña de Discos

Van Halen II

Sigo escuchando esta influente banda estadounidense, que por mucho que se hable a qué género dentro del rock pesado se le puede incluir creo que eso es un tema que es el equivalente a una disputa bizantina. Simplemente es una buena banda que el paso a los días actuales no le ha ido muy bien que se diga, de hecho no ha tenido la misma relevancia en discos o en giras como lo tuvo en su momento.

 

Este segundo disco, también homónimo, lanzado al mercado para el año de 1979 es uno de esos discos que sacó la banda que lo que hizo fue cimentar su carrera musical. A riesgo de equivocarme, creo que fue esta banda la que comenzó la tendencia muy marcada en el rock que se hace en el gigante del norte en letras que hablan de fiestas y pasarlo bien. Y conociendo que prácticamente esta banda es pionera en eso, eso permea las letras.  Investigando un poco por aquí y por allá, todo indica que esta obra fue realizada en menor tiempo (se habla de un año) en comparación con su primer disco; incluso se comenta que las canciones que salen aquí datan de días previos al mencionado disco.

 

Quizás no se lea como algo que no sea muy importante, pero para una banda que está dando sus comienzos y cuyas canciones han sabido soportar el paso del tiempo es todo un logro. Eso sí, quizás fueron en los ochenta en que esta banda tuvo mayor despliegue en los medios y siendo una de las tantas que se aprovechó de los videos musicales y el único canal que los ofrecía, pero creo que ha pasado mucho tiempo de eso; de hecho, debo comentar que este disco pertenece a una de las etapas más queridas de la banda, cuando estaba el ya mencionado David Lee Roth en el cargo de vocalista.