Especial murciélago.

Deja un comentario

Creo que la nueva línea editorial tiene algo que ver en el presente especial, aunque lo mejor será ir explicando unas cuantas cosas sobre este nuevo especial de reseñas dedicados a un personaje en concreto. Primeramente debo comentar que mi intención no solo se relaciona con el hecho de hacer una serie de recomendaciones sobre personajes en concreto del arte secuencial; sino que también el orden será el siguiente: La Casa de las Ideas, su Distinguida Competencia y posteriormente un cheque en blanco a las otras casas editoriales no solo de los Estados Unidos, sino al arte secuencial de otras latitudes.

La segunda es que originalmente pensé en que entre los especiales que se me habían ocurrido, entre personajes de otras partes del mundo y los usuarios de súper-mallas siempre hubo alguien presente, el caballero de la noche. No importaba si iba a empezar con la casa de las ideas o con su distinguida competencia, Bruce y su alter ego siempre estaban allí al punto de considerar que él debería ser el primero, el que le diese comienzo a los especiales.

Pero, eventualmente los mutantes ganaron esa contienda; aunque fue para mejor, ya que me dio oportunidad para ir recogiendo y buscando fragmentos de esos mitos para recopilarlos en el presente especial; algunos como guerra contra el crimen ya habían sido reseñados, decidí que debía darle un ojo tanto a viejos relatos que ya había leído con anterioridad.

Voy a tratar de no quedarme con las glorias pasadas del personaje, sino que voy a explorar sus andanzas durante N 52, ya que la nueva etapa aun la siento demasiado fresca; así que voy a esperar que baje un poco mi lista de pendientes. Debo agregar que el personaje se merece el presente especial. No es para menos, ya que estamos ante un ícono de la cultura pop moderna y uno de los usuarios de súper-mallas más reconocidos a nivel mundial.

Pero ¿Qué es lo que lo  hace tan interesante? Me atrevo a decir que un día lo puedes ver detrás de la pista de un villano como un detective, al otro emulando a un cazador urbano, luego como algo cercano a James Bond con una amenaza a gran escala y más recientemente como padre biológico. Es un personaje con una motivación sencilla pero igualmente dañada en otros aspectos, por mucho que se le note como una sombría y solitaria figura, buena parte de sus mitos se le relaciona con otros personajes. En ocasiones como un singular socio de la policía, un severo maestro, una extraña figura paterna así como un compañero confiable con un temperamento muy fuerte y que sirve como contrapeso al resto.

De todos esos personajes que salieron durante la era de oro, el caballero de la noche es el que ha tenido unos cambios significativos a lo largo de su estadía, muchos de ellos sirviendo como puntos altos en la historia del medio. Verlo sortear baches en su carrera en diferentes medios es algo normal, es el que más fácilmente se puede adoptar a un mundo cambiante sin que lo que ya se conoce se altere demasiado.

 

See Your Space Cowboy

La Balada de la Curva 8

Deja un comentario

“Tribuna Deportiva ¿Polémica a toda velocidad? Por Amílcar Trejo

Quizás no sea la mejor forma de introducir un artículo de mi autoría; pero el otro día me encontraba hablando con mi colega Aquiles Suarez, sobre todo el asunto que se generó con el video filtrado de las dos vueltas de prueba del vehiculó ensamblado por la Escudería Alfa Romeo y todo lo que eso ha causado con el regreso del evento deportivo de la Fórmula 1.Sí, ciertamente el video filtrado hizo acelerar al resto de las Escuderías en dar a conocer sus vehículos; pero creo que lo que hizo BMW es, al menos para mí, un asunto que genera verdadera polémica ¿De qué ando escribiendo con estas líneas? Pues la rueda de prensa en la que han dado a conocer su vehículo llamado La Mantarraya.

Si fuese otra ramificación del deporte del automovilismo no hubiese problema, un vehículo biplaza en una competencia que siempre se ha caracterizado por vehículos monoplaza, eso sí es algo que hay que debatir. Al igual que Alfa Romeo, BMW es una vieja Escudería que ha estado en la Fórmula 1 y no sé qué tipo de chiste quieren tratar de hacer. Pero, en lo personal, se asoma como un chiste de mal gusto.

No me importa si Ford está apostando por Cecotto Jr., tal como fue anunciado la semana pasada conjuntamente con Ferrari y Sandra Croquer días después así como el hecho, confirmado, que el piloto de la Escudería responsable de todo este asunto así como los dos de la BMW sean militares retirados (de la aviación, para ser exactos) al igual que mucho del personal que ha entrado en el deporte recientemente (como lo mencioné en mi artículo pasado) pero me parece un intento desesperado para llamar la atención.

Y no señores, no me molesta que los nuevos vehículos tengan motores de las naves monoplaza militares así como tengan la capacidad de volar apenas unos metros sobre el suelo, de hecho me parece una propuesta interesante al asunto. Esas son las modificaciones que debieron hacerse, para mantenerse relevantes, de hecho, es normal ver ahora que los autos de uso cotidiano apenas toquen el suelo ¿Cuándo veríamos competencias con autos con esas características? Y pregunto ¿Cuántos accidentes no pudieron ahorrarse si esa tecnología no hubiese sido puesta a prueba como se hacía en los días pasados?

Tampoco me molesta que los hijos de las grandes estrellas del deporte quieran seguir el legado de sus padres, de hecho eso es lo que deben enfocarse la Asociación en promocionar, si es que quieren convertir esto en una modalidad del circo romano,  un conflicto entre automovilistas consagrados y entrenados a la vieja usanza contra una nueva sangre que encontró un nuevo uso a sus habilidades bélicas. En el papel, suena como una contienda épica, digna de seguirse ya que hay unas habilidades muy diferentes en el tapete que crean un contraste nunca antes visto en la historia del deporte.”

El Peor Regalo

Deja un comentario

De todas las historias personales de los que venimos al Club de Jazz y Swing, quien tuvo la peor es la pequeña Cindy. Y lo peor del caso es que supimos de ella cuando la vimos llorando en un callejón, de su boca nos contó aquella desdicha.

—Nunca recibí un regalo— fue la frase con la que comenzó a contarnos todo.

Solía ser la chica por la que nadie se interesaba en el instituto, se consideraba a sí misma como tal y en casa su gato era quien le brindaba compañía. A pesar de todo, logró intercambiar palabras con otra chica, pensó que su primer día de clases  en su nuevo instituto, todo cambiaría.

Cindy y Francis se hicieron muy amigas, eran tal para cual, a pesar de sus diferencias en personalidad; Cindy admiraba a su amiga en muchos aspectos.

—Ella era segura de si misma y con grandes planes para su futuro— matizó la joven con una sonrisa en su rostro.

Un día durante la clase de biología, Cindy conoció a Tony, el amable  capitán del equipo de baloncesto. Aquel encuentro llegó a los oídos de Jenny, la autoproclamada “reina del salón”. Finalmente la chica de piel pálida, oscuro cabello, delgada y de voz frágil tenía no solo una amiga sino un interés romántico.

—Pero justo cuando todo iba tan bien, alguien decidió darme unas cucharadas de amarga realidad— comentó nuestra narradora con un extraño énfasis en su voz.

Jenny comenzó a acosar a la pobre Cindy, desde burlas mientras su amiga no estaba hasta “visitas” a la enfermería por las golpizas que le daba al salir de clases.

—Cualquier cosa usaba como pretexto para hacerme sentir mal. Sentí alivio a mitad de año cuando la cambiaron de salón.

Los primeros meses transcurrieron agradables, Cindy comenzó a sentirse aceptada entre sus pares, finalmente ya no se sentía sola.

—Pero cuando todo está en calma, es cuando lo peor está por ocurrir.

Jenny quería vengarse y esperó hasta la esperada fecha “el día de los regalos”, la celebración más esperada por los estudiantes.

“El día de los regalos” se celebraba por todo lo alto en aquel instituto, primero comenzaba con un intercambio de regalos entre los alumnos de cada salón y luego un baile. Cindy tenía preparado dos regalos, uno para su amiga Francis y otro para Tony, el dueño de sus suspiros. Pero aquel día todo se torció macabramente, la venganza de Jenny llegó en forma de la más cruel de las humillaciones, a la encargada del discurso de apertura del baile le arrojaron y litros de pintura, huevos y harina.

—Eso le valió a Jenny la expulsión, pero la maldad ya había sido hecha. Entré en un sueño profundo, para evitar las risas y burlas.

En aquel sueño Cindy vio a Francis y Tony graduarse y ver el pequeño tributo que le hicieron, pero su verdadera meta era otra.

Localizó a Jenny en una enorme Escuela Técnica, luchando por lo que una vez fue suyo.

—Sentí ganas de hacerle lo mismo que me hizo. Y encontré una forma de alcanzar mi nueva meta, una que se volvió mi sello personal de intervenir.

Jenny estaba repitiendo el año escolar, con mucha tensión en su casa y con todo el peso de la culpa por la desaparición de Cindy, una chica que no se metía con nadie y que solo tuvo una ilusión, salir con Tony al menos una vez.

— ¿Generarle pesadillas, humillaciones públicas o alguna tragedia? Eso sería benevolente y rápido; ella merecía algo más sutil y lento.

Jenny primero se sintió aliviada con los estudios, finalmente estaba levantándose, recuperando la seguridad en si misma que la hizo tan famosa en su viejo instituto, las tensiones en su casa desaparecieron.

Y aprovechando ese momento nuestra narradora movió sus cartas con suma habilidad. Primero hizo posible el encuentro entre Tony y Jenny, aquel encuentro no fue algo bueno para la joven, su ex novio aún tenía la sospecha de que ella fue la culpable de la desaparición de Cindy y para colmo estaba saliendo con Francis. Luego las cosas volvieron a empeorar, el divorcio de sus padres; esto último alteró tanto su estado mental que todos sus logros se volvieron polvo, incluso su cupo en la universidad.

—Y una noche aparecí en su cuarto, para darle un último y gran susto. Uno que la llevó al manicomio y a mí a este lugar.

Aquellos gritos despertaron a más de uno y a muchos no les gustó.

Cindy fue enviada a un mejor sitio, aunque el Concejo tenía planes para ella, pero hasta nuevo aviso, estaría aquí confinada entre acordes y bailes de espectros.

Patada al corazón 8

Deja un comentario

Verónica se encontraba muy lejos de Valle Arriba. Se encontraba en el terminal de pasajeros e una ciudad a cinco horas de su hogar, y de alguien a quien estaba algo más que interesada en una amistad.

Estaba hecha un verdadero desastre. No soportó estar con la banda, su paciencia había llegado a un límite. Su jefe la colocó en una banda  inmanejable, creía que su empleo estaba en riesgo.

Tenía algo de dinero para el viaje de regreso, debía afrontar las consecuencias de sus actos.

Quiso llamar a esa persona, pero ninguna cabina telefónica estaba en buen estado y los establecimientos que prestan el mismo servicio estaban cerrados también.

—Lo  mejor será regresar a casa, aguantar el regaño y buscarlo—dijo para si misma, tratando de darse ánimos.

Con tales palabras comenzó el viaje de regreso de Verónica. Irónicamente tomó el último bus a Valle Arriba.

Fue en ese viaje que meditó las cosas,  sus razones por las cuales había hecho lo que hizo. Los reporteros de farándula estarían sobre ella por un buen tiempo.

Fue un momento de debilidad en la hora indicada. Desde hacía tiempo batallaba contra su subconsciente, contra la atracción que sentía hacia  Jean Pierre, ese inseguro rebelde que la sacaba de sus cabales.

Después de ese hecho que quiere olvidar, de esa  apuñalada ala amistad con Zara, los recuerdos que tenía con Ronald, ese muchacho que hacía un contraste en su mente.  Le recordaba los domingos tranquilos, le ofrecía calma cuando su vida era un desastre.

El apartamento que tanto le costó comprar ya no iba ser el mismo.

—Los cambios viene para mejor—dijo para si misma.

A las pocas horas Verónica estaba en su lugar de trabajo, en la oficina de su jefe.

—Debería hacer algo. Pero entre salir de ese desastre de banda que pudo generarnos buenos ingresos y la cantidad de bandas nuevas  que han firmado con nosotros.

—Entonces ¿Como quedamos?

—En un “no lo vuelvas a hacer” y regresa a tu trabajo antes de que me arrepienta. Estarás con la banda de rock alternativo “Julián Isla”

—Muchas gracias Jefe.

Al salir de la oficina de su jefe, no contuvo su alegría y celebró el hecho de mantenerse como empleada en aquella empresa.

—Solo me falta una cosa—dijo para si misma— y es verlo. Espero que no tenga nada que hacer hoy.

Ala hora del mediodía Verónica citó a Ronald en un pequeño restaurante en el oeste de la ciudad.

—¿Llegué tarde?—pregunta Ronald luego de saludarla, mientras toma asiento. No puede ocultar la emoción de verla.

—A pesar de que viniste en transporte publico—le responde—no. Tengo mucho que contarte.

En donde fracasó un rebelde tuvo éxito un muchacho tranquilo. Pero no era el final de esto.

—¿Qué sabes de Zara?

—Sé que terminó con… bueno, él. De resto no se más. Eso que le he llamado a la casa de su madre, ni ella sabe donde está. Desaparecer es su forma de afrontar las rupturas. Dale unos meses y estará con nosotros.

Luego los muchachos decidieron llevar su amistad a otro nivel.

Ese día comenzó su romance.

Uno bien llevado y feliz.

9º Bloque de texto

No recuerdo exactamente el día, pero sé que fue después del rompimiento de Zara con Armando.  Se veía venir tal final, unido al hecho de que el muchacho fue expulsado del instituto, por mala conducta.

Pero recuerdo que coincidimos nuevamente en el parque donde jugábamos de pequeños.

Me siento ene l columpio al lado del que estaba sentada, había estado llorando.

—No me duele que lo hayan expulsado—me dijo— a mitad de año escolar.

—Entonces ¿Por qué llorabas?

De nuevo un silencio.

—lloro porque me engañó. No una, ni dos veces, fueron tres. Con chicas de otros institutos.   Como pude ser tan tonta.

—Pero ¿Qué le viste a semejante patán?

—Él es frío con todo el mundo. Pero no conmigo. Era sensible y tierno cuando estábamos juntos. Pensé que podía cambiarlo.

Zara después de muchos tropiezos se percató que no podía convertir a un rebelde. Fueron varias experiencias similares que la llevó a superar esa mentalidad.

Ahora pasa unos meses en España con su padre. Finalmente supimos de ella.

Paul, Freddy,  su hermano Franklin, Verónica y yo estábamos celebrando muchas cosas hoy.  Los primeros mencionados se juntaron para crear una banda de rock instrumental, Verónica y yo tenemos nuestro primer aniversario,  como novios. Todos juntos en el apartamento de mi novia.

—Es bueno volverte a ver Franklin. Por cierto ¿Como se llamará la banda?

—Lo mismo digo Ronald.  Hasta el momento tenemos como nombre Enlace Triple. Como los de química orgánica.

Aunque se llevan mejor con Jean Pierre, decidieron no reunirse con él con el nuevo proyecto de relanzar su viaja banda. Jean Pierre ahora con nuevos músicos le da vida a Silencio Oscuro.

—No es nada personal, solo queremos hacer algo diferente—dijo Paul—y enmendar las cosas con nuestro primer sello disquero.

Aunque no puedo negar que he pasado varias veces por casa de Zara, ya que la extraño bastante como amiga, es una persona que aprendió de sus errores.

 

Patada al corazón 5

Deja un comentario

Se acerca el fin de semana, aparte de trabajar he estado entrenando mucho para el torneo. El sensei tiene razón, debo despejar mi mente por estos dos días. Lástima que no me gusta ir al cine los fines de semana, por que sería buena idea hacerlo.

Suena el teléfono, tengo la ligera impresión de saber quien es. De nuevo estamos como en días pasados, ahora me toca conocer al rebelde que tiene por novio.

Atiendo, a pesar de todo el suspenso me mata.

—Hola Ronald ¿Cómo estas? ¿Vas a hacer algo este fin de semana?

—No, hasta ahora no.

—Plancha tus mas elegantes prendas, ya que te invito a una cita, así conocerás a mi novio y a la manager de su banda. Si no tienes ropa, pues mañana paso a buscarte para comprar.

Sonaba como algo importante.

—Tranquila. Tengo una buena camisa elegante y un pantalón de vestir, no toda mi ropa es deportiva. Por cierto ¿Dónde y a que hora nos veremos?

—No te preocupes por eso ya que te pasaré buscando a eso de las seis de la tarde.

Colgamos el teléfono luego de despedirnos.

Dios ¿Qué he hecho? Después de colgar me percaté de algo que no debí haber tomado a la ligera.  Iba a salir con Zara y su novio, y a lo mejor la amiga fea del último, o quizás su prima bonita pero con algún defecto escondido. Ya acepté y quedaría mal si me acobardara.

Mañana a primera hora me bañaré, me afeitaré lo más al ras que pueda y plancharé la ropa. Antes de que se olvide después de salir a trotar por una cancha de fútbol que está a unos quince kilómetros de mi casa y hacer algo de ejercicio, ya que así es mi rutina. Y debería estar mas intensa, ya que es un torneo nacional, pero el sensei me ha comentado que estoy en buena forma y que solo me hace falta descansar, que el sobre entrenamiento no es para nada bueno, que aun queda unas tres semanas.

Este suceso me hace recordar la cita a ciegas que me arregló mi buena amiga Zara hace unos años. Mejor no quiero recordar eso, que regrese a las profundidades de mi mente. Ahí estará mejor que aflorando y haciéndome dudar sobre ir o no a la cena a la que me acaban de invitar.

Quizás sea tiempo de “meterme en personaje”,  el de un genuino caballero y demostrar que puedo hacer con unos modales sacados de personajes como Casanova o Don Juan Tenorio. Aunque no me  simpatizan mucho los hombres mujeriegos, soy el tipo que se encariña con una mujer, hasta que algo pasa o la relación pasa a algo superior o se rompe.

Si hay una canción de rock pesado, debo admitir que tuve mi época escuchándolo todo el tiempo, que me llegó fue “El Caballero Perfecto” de una banda alemana, que canta en ingles. Si iba a salir con una chica y me tenían mal los nervios, con esa canción podía relajarme y tener confianza a la hora de hablar con la chica.

Finalmente llegó el sábado. Por mucho quisiera que no llegara el día.

No me molestaba la idea de compartir mesa con el novio de Zara, me pongo nervioso por el hecho de compartir mesa con la amiga de la pareja.

—Quizás sea una oportunidad—dije para mi mismo—para demostrarle a Zara y a su novio que los chicos buenos podemos ser mejores. Tendré que convencer a la chica de eso. Y a mi mismo, al parecer.

Finalmente llegó la hora indicada, que rápido ha pasado el día.

Veo el Fiat de Zara detenerse al frente de mi casa. Salgo caminando calmadamente, con mis prendas mas elegantes, abro la puerta de su auto.

—Que guapo te ves—me dice mientras me monto en su auto.

—Gracias, tú tampoco te ves mal ¿Y tu novio?

La pregunta dejó un poco extrañada a mi amiga, lo deduzco por la cara que puso. Aunque era una mera formalidad hacerla.

—Está con su manager, una chica, esperando por nosotros en el restaurante.

Y arrancamos hacia el norte de la ciudad. Zara sabe conducir bastante bien, y a pesar del tránsito, los minutos en donde me preocupaba que condujera y atendiera el teléfono al mismo tiempo.

Zara me comenta quien es su novio nuevo. El polémico Jean Pierre Káiser. Había leído sobre él en el periódico hace una semana, y salió algo sobre él en el noticiero, en su sección de farándula hace una semana. También me habló de la chica en cuestión, su manager.  Sobre ella no había escuchado nada y debía esperar lo inesperado.

Zara encendió al aire acondicionado, en el momento  indicado, antes de que comenzara a sudar.

—No te preocupes—me dijo Zara mientras  nos bajamos del auto—tu y Verónica se van a llevar bien.

Llegamos al restaurante italiano “Sol de Toscana”  de reciente apertura en la ciudad.

 

 

No te pierdas

Deja un comentario

Respondía al nombre Jack Dexter y pensó que  era buena idea escapar de donde estaba, una extraña casa. Pero se le había olvidado un detalle de gran tamaño, la casa donde lo mantenían recluido estaba rodeada por un bosque.

Jack se encontraba extraviado, se le había olvidado su brújula, no podía  guiarse con el sol, ya que apenas si entraban rayos solares y esas eternas nubes grises siempre amenazaban con fuertes lluvias. Caminó pensando que iba hacia el norte y se encontró con una humilde choza; se asomó por la ventana, súbito apareció un rostro arrugado y con una gruesa barba en la ventana, haciendo retroceder a Jack hasta caerse en un charco. La puerta rechinó  al abrirse, Jack comenzó a ponerse nervioso mientras aquella figura salía de las sombras.

—Amigo ¿Qué le pasó?— dijo aquella persona mientras le extendía la mano—, vamos, no tenga miedo.

Jack tomó aquella mano  a pesar de que seguía temblando.

—Creo que lo he visto antes. Lo tengo en la punta de la lengua.

—Era un huésped de la casa aquella.

— ¡Lo sabía! ¿Qué lo trae por aquí?

—Me aburrí de vivir allí y de la dueña de esa casa. Me sentía enjaulado, ansiando libertad. Por cierto ¿Sabe donde está la salida?

—Realmente no. Pero si quiere un consejo, regrese a esa casa, si se aleja de ella estará perdido en este bosque, como yo, y eso no es agradable.

Jack hizo caso omiso y siguió caminando rechazando la oportunidad que aquella persona le daba de regresar, pero su condición de irreverente lo llevó a seguir adelante. Lamentó no pedirle al menos una cantimplora con agua a aquel señor, así como algo de comida para el viaje pero continuó con su travesía.

Se recostó sobre un roble para descansar de su absurda búsqueda, pero lo que logró fue desmayarse. Despertó, en el mismo carruaje que lo llevó a la casa en medio del bosque.

— ¿Qué me pasó?— dijo aturdido.

—Te perdiste en el bosque, en el Bosque de los Espíritus.— respondió la dueña de la casa, una joven de cabellos oscuros—. Quisiste regresar pero tu tiempo en la ciudad concluyó hace tiempo. Tienes suerte de que el avatar de lo salvaje no te hiciera daño.

—¿Aquel Viejo barbudo?— preguntó Jack.

— El mismo. Te lo dije cuando llegaste; no te alejes demasiado o el bosque no te permitirá regresar.

Asedio

Deja un comentario

El hedor de mi rival, el Mago Negro, me llevó al Castillo del Abismo, lo que una vez fue la fortaleza del Rey Walter; los muros indicaban que el huésped funesto estaba allí y que estaba acompañado por engendros con los que compartía inmundicia.

—La información del mediano fue acertada—comentó Kuri el elfo y mi segundo al mando—, hay una brecha muy notoria en el muro izquierdo.

— ¡Anunciemos que llegaron las visitas! ¡Arqueros e infantería ligera vayamos a tocar las puertas!

Mi orden resonó, haciendo temblar el suelo y con los gritos de los trasgos yo daba por hecho que la fiesta apenas comenzaba. El capitán de los trasgos exclamó algo en su grotesca lengua, el Mago Negro comenzó a mover sus fichas. Era lógico ya que era su turno en el tablero. Bajaron el portón principal así como los internos y de estos salieron miles de semi orcos montando corceles negros. La espina dorsal del ejército de mi enemigo.

— ¡Que avance la caballería! ¡Kuri, quiero ver otra lluvia de flechas!

Comenzaba el enfrentamiento por el centro del tablero de aquel ajedrez sangriento; pero un ataque de mis armas de asalto derrumbó unos muros abriendo más terreno para maniobrar, causaría estragos en aquel viejo edificio pero estoy seguro que al antiguo dueño no le hubiese molestado, es más lo hubiese comprendido.

Avanzamos y el olor a miedo se hacía presente, pero no me sentía confiado ya que cuando las ratas se ven arrinconadas, son capaces de morder al cazador. Todo iba como se había planeado, lo que quedaba del ejército del Mago Negro sucumbía. De pronto, mi rival decide bajar y finalmente mostrar su cara, creyendo ingenuamente que con su entrada me haría perder los estribos, pero yo, Uriel Von Hammer ya no me exalto por tal pequeñez y menos por un mago de tan baja calaña.

Finalmente hago la señal, mí reconocida infantería pesada y su escolta de caballería debía hacer su entrada y así, definitivamente, ya solo me quedaba ponerme mi casco y ¡Avanzar!

El terror se apoderaba y se reflejaba en la magia de mi enemigo, ya que era evidente que ya los hechizos no le salían. Cada espadazo que mis guerreros les daban a sus decadentes rivales era una señal de ello. El asedio se estaba ejecutando y a pesar de mis bajas; cuando escuché dos alaridos, uno del cacique orco que anunciaba la retirada de sus contados congéneres y otro emitido por mi rival en señal de desesperación, supe que ya faltaba poco para el final.

—No sabes el dolor de cabeza que nos causaste hasta hoy.

— ¡Tú y tu gente fueron los que comenzaron! Pero ¿Qué podría esperar de un bruto como tú?

—Cruzaste una línea muy clara y la gente de tu gremio querían exiliarte. Por otra parte, era un castigo demasiado lleno de la falsa misericordia.

— ¿Te llenas de orgullo en ser no otra cosa más que un perro de cacería de otros peores que yo?

—Finalmente, lo admitiste.

Una estocada al corazón, una flecha de elfo en la nuca bañada en veneno de escorpión plateado y para el final, el glorioso fuego.

— ¿No volveremos a ver al mago negro?

—No Kuri. Ya no será una amarga molestia.

 

Older Entries

Instituto Mises Cuba

Economy and Freedom: Tu ne cede malis, sed contra audentior ito.

Fernando Díaz Villanueva

Política | Economía | Historia

El Criticón

Opinión de cine y música

Neuronaliberal

«El estado es la gran ficción por la cual todo el mundo busca vivir a costa de todos los demás.»

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Series Ciencia Ficción

Ciencia Ficción, Fantasía y Terror en TV

El liberal escandalizado

Escritos indignados y otras cosas

Punto de Vista Economico

"There is only one difference between a bad economist and a good one: the bad economist confines himself to the visible effect; the good economist takes into account both the effect that can be seen and those effects that must be foreseen." Frederic Bastiat

Death Detective Blog

Una pequeña cueva de reunión friki

Tomos y Grapas

Tu sitio de Cómics!

Caribe Libertario

La voz de la Libertad, desde el Caribe para el Mundo

Comic Play

Hablamos de tus intereses sin censura

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

El Blog de Martín |x|

Notas, lecturas, apuntes e intereses...

Quiero ser presidenta

Politóloga y administradora publica en formación/UNAM/Pro la mujer/DDHH/Desarrollo sustentable/Seguridad pública.

Minerva de Terralba

Just a gal and her dreams

Logos Podcast

Pensamientos, Cyberpunk y Tecnología.

Cautivos de un Sistema

Just another WordPress.com site

El Mundo de Shiku

THE WordPress.com weblog

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

ComicCriticon

ComicCriticon es un Blog de criticas y valoraciones sobre cómic y manga

Historias Siniestras

Escritores, Cuentos y Poemas Macabros

David Gaughran

Let's Get Digital

Vegeta Rukawa's Corner

Un blog sobre... no sé, lo que se me ocurra escribir ^^

Western Corner

Dos Pistoleros, un blog y muchas opiniones

Komic's Custodies Klub's Weblog

Viaja entre Universos

Todo y nada

Welcome to my world

Bloguionistas

La voz de los guionistas en castellano

The pfff blog

Nuestra misión en la tierra es descubrir nuestro propio camino. Nunca seremos felices si vivimos un tipo de vida ideado por otra persona.