La Balada de la Curva 13

Durante el breve receso, Fangio y su pupilo se encontraban conversando con algunos reporteros menores quienes admitían abiertamente que eran partidarios de su escudería.

— ¡Fangio! ¿Será que me permites que hable contigo unos minutos?

—Por un viejo amigo como Tulio Alonso, lo que sea. Ciertamente, tenemos tiempo que no nos vemos las caras mi estimado amigo.

—Aunque quiero que tu protegido se una a la conversación.

Tulio Alonso, posiblemente uno de los contados rivales amistoso que tuvo Fangio durante carrera y nunca le molestó ser el segundo en aquellos días; ahora hacía las mismas labores de Fangio, pero para la empresa hermana, Ferrari.

—Considero que no debería haber tanta aversión entre nuestras escuderías, somos casi que hermanos—comentó Tulio—, así como el hecho que debemos mantener el título que unos le han dado a nuestro deporte. Pero también quiero presentarle a Sandra Croquer, posiblemente uno de los pilotos “legado” menos pedante que tendremos.

— ¿A qué se refiere con el término legado?—preguntó Héctor.

—Al hecho que soy hija de un piloto y quiero seguir sus pasos, señor Alférez condecorado—respondió la piloto de la escudería Ferrari—; realmente impresionante el desempeño en esas vueltas de prueba con el vehículo.

—Gracias por lo que me toca y viniendo de usted, más.

—Que la mejor escudería filial de Fiat se alce ganadora, entonces.

Después de aquella breve reunión Fangio y su protegido decidieron regresar a la habitación donde se estaban quedando.

—Nos conocen muy bien, desde que se filtró el video. Es más sabía que tenías una condecoración, pero nunca me dijiste tu rango.

—Creí que no era necesario eso. Y ¿A qué se refiere con eso?

—A que hay que buscar la forma de regresar al factor sorpresa de nuestra parte; aunque dos vueltas no dicen nada, la verdad. Pero, debemos prepararnos para la Pole, es lo mejor que podemos hacer.

— ¿De regreso al simulador?

—Posiblemente, ya que dudo que nos dejen usar la pista para las practicas.

Anuncios

Finalizando con: Ignition City

 Debo hablar con franqueza sobre esta obra, es la primera que leo de Warren Ellis, uno de los artistas británicos que llegaron a la industria estadounidense del cómics que dejaron su huella en la misma. Aunque no es la primera obra que leo del sello editorial llamado Avatar Press, creo que esta mini serie de cinco episodios es un cóctel explosivo compuesto de muchos elementos que, a simple vista, son del agrado del mencionado autor así como el del resto de las personas que estuvieron involucradas en su realización; en lo personal, creo que Don Warren se va a volver alguien recurrente en este pequeño rincón.

Exactamente ¿De qué trata? Pues sobre una muchacha que va a la ciudad que le da título a la obra para indagar la muerte de su padre, pero en esa ciudad hay personajes que son un homenaje a los viejos aventureros espaciales de días pasados, hay tiroteos que recuerdan al western así como es una historia que recurre al planteamiento de un mundo alternativo, donde razas extraterrestres se involucran en la segunda guerra mundial y no precisamente en el bando de los aliados, aunque esto último es brevemente mostrado, pero lo más interesante es el hecho que es una delicia ese mundo alternativo que el autor y el resto del equipo se crearon para esta obra; un mundo que mezcla elementos de muchos géneros con la ópera espacial, el western, las historias policiales  y los mundos alternativos.

En lo personal, creo que si bien ese mundo da para mucho más que una mini serie, creo que alejar un poco el foco de ese agujero (palabras de los residentes no mías) que le da título a la obra aquí mencionada ya que puede dar para más y plantea una pregunta interesante ¿Cómo llegaron esos pilotos a ese lugar? Digo, ya que tiene las características de que se vendió como una especie de recinto donde esos héroes espaciales vivirían bien, una especie de salón de los héroes.

See Your Space Cowboy

Top Ten del 10 al 12

¿Recuerdan que dije que el drama estaba por subir a lo más alto? Pues fue así, en los tres últimos números y quizás el último enlace al primer caso y la aparición de un nuevo protagonista al elenco luego de la terrible visita de la comisionada Ultima, la cual desata un a serie de eventos muy desafortunados dentro de la comisaria y muy en especial, entre las filas de los oficiales; ya saben lo cercano que pueden ser en algún momento.


Pero todo, se resuelve magistralmente con el caso de los antiguos amigos y compañero de labores de Libra, quienes no resultaron ser unos héroes tal como se habían vendido a si mismo, sino estaban muy relacionados con cierto suicidio de los números anteriores así como los casos del bajo mundo relacionados con un circuito de pedofilia. Y si bien Irma pierde a su compañero, el nuevo es quien lleva un buen protagonismo en estos últimos números.
Un asalto por todo lo alto y algo muy habitual en el guionista barbudo, desmitificar a los héroes, fueron los puntos más altos de la obra, pero no al mismo nivel de una de sus obras más famosas. Pero ciertamente, ha sido una de las series (a pesar de los años encima) sigue estando vigente, con un guión magistralmente hecho y bastante ingenioso. En muchos momentos saca unas cuantas lágrimas al lector.

Top Ten del 1 al 3

No es la primera vez que el guionista inglés barbudo hace gala en mi blog, pero esta ocasión es especial y mucho. Secuela de una historia ya previamente reseñada, esta serie de doce números de la cada editorial ABC (filial de WildStrom y posteriormente de DC) nos narra el día a día de el escuadrón policial de una ciudad muy pintoresca, donde cada ciudadano es un superhéroe, robot, monstruo y demás ser creado y referenciado en la industria del comic.


Los tres primeros números nos relatan a dos bandas dos casos, uno usando el argumento del policía novato (en este caso Robyn Slinger) asignado a un policía ya experimentado y amargado por el oficio mientras resuelven un asesinato en el gueto de los robots, mientras este caso deriva en algo un poco mayor una factoría de estupefacientes y un asesino serial de prostitutas y el estallido social que todos estos asuntos está trayendo a la ciudad, de la mano del hijo de un famoso monstruo. Uno capaz de sitiar solo el 10º precinto con tal de volver a ver a su hijo.
Hasta el momento, es una historia atrapante y que parodia y homenaje a muchos personajes durante el desarrollo así como, cosa habitual en el autor, toca muchos temas sociales en su particular forma, que siguen dando de que hablar y que impactan a pesar de los personajes que están involucrados.

Django Unchained

De nuevo el director, polémico por demás ya que te gusta o no así de simple, Tarantino la hace de nuevo, en esta ocasión vuelve a motivarme a ver una de sus obras más recientes y tocando una de mis debilidades, llevando a la gran pantalla un sangriento western. De nuevo no me resistí y debí verla, ya como había pasado con anterioridad con su película de temática bélica.

En esta oportunidad, y rindiendo un tributo a las películas western de manufactura italiana, se nos relata la historia de un esclavo afroamericano de nombre Django y su cruzada personal como cazador de recompensa, siendo entrenado por un dentista y perteneciente al mismo gremio, pistolero alemán   quien lo entrena en el oficio y se compromete en ayudarlo.  Y si es necesario hacerse pasar por esclavistas o interesados en afroamericanos luchadores (lucha mandinga) con el fin de conseguir la más grande de las recompensas y así recuperar a su esposa.

Ciertamente polémica a más no poder, desde el lenguaje usado, la extrema violencia, y en algún momento la sentí que el director se salía de sus tópicos para tratar otros (no hay escenas donde sean enfocados los pies de alguna actriz, por ejemplo).

See Your Space Cowboy

Super Ocho

El día 25 de diciembre de 2011 fui a ver una película la cual pensé que no llegaría  las pantallas de las franquicias de cines en Venezuela, no es otra que Súper 8.

Escrita y dirigida por J. J Abrams y producida por el genial Steven Spielberg nos llega esta obra que mezcla lo cotidiano de un pueblo de Ohio con ciencia ficción, un tanto retro ya que retoma cosas de la ciencia ficción de los años 50, 60.

La película gira en torno a un grupo de jóvenes amigos, cada uno con una personalidad bien definida, unen sus talentos para filmar una película casera para entrar a un concurso local de películas. Es durante la filmación en la estación del tren local que algo pasa y es lo que le da vida a toda la película, un misterioso tren se descarrila y su contenido se escapa. Y de pronto el pueblo se ve invadido por agentes de las Fuerzas Aéreas quienes no quieren dar información concreta de las razones por las cuales están tan asustados por el accidente. Por otro lado vemos  como se van desarrollando las relaciones personales del grupo de amigos, sus celos y todos sus temores, hasta que la ciencia ficción retoma el timón de la película mientras se acerca el final.

Si bien es una excelente película, en ocasiones lanza muchos homenajes a las películas anteriores del cineasta responsable de E.T, Indiana Jones pero es altamente recomendable, nostálgica en ciertos puntos.