HellBoy: Chained Coffin

Originalmente concebida para ser la historia debut del investigador de lo oculto perteneciente a la casa editorial del equino oscuro y de nuevo lo tenemos en las reseñas intermedias.

Es una historia muy sencilla, incluso usa el recurso de la literatura epistolar para darle un toque muy retro a la historia de una de las personas que estuvo el día en que este investigador llegó a la tierra y su alma es reclamada por un ser abismal con el cual había pactado hace ya tiempo. En su lecho de muerte está persona se arrepiente de todo lo que había hecho, lástima que alguien no la quería dejar ir.

Como es habitual, apareció esta historia en el DHP número 100 en glorioso blanco y negro, posteriormente hizo una aparición a todo color más tarde. Aunque debo agregar que es uno de las tantos recopilatorios del mencionado personaje, colección en la cual se recopilan varias mini series, historias breves y así como otras historias que hizo el autor; creo que no le estoy haciendo mucha justicia al personaje con las reseñas intermedias, pero creo que sus historias breves son altamente disfrutables y que merecen la pena, al como como la presente, un desarrollo más amplio.

Anuncios

The Cats of Ulthar

I am not a big fan of the writer H.P Lovecraft, in my weak defense I have to say the fact I read a few things of the author; but this short story published in 1920 and the way was wrote reminds me the great horror author Poe.

The short history is about a strange and town, somewhere in the deepest zones of United States, where is forbidden the horrible act of killing cats (a noble law, I have to say). But an old couple of hunters find very fun the (horrible) act of killing the cats; but the cat of a small boy, a traveler, was missing and he prays, I find it he prayed changing the weather and the cats are mad, they want justice.

Everyone in the town was amazed about the tragic final of the pair of hunters, and the wilderness of the cats worked just fine. Is odd, the narration is strange, reminds me an old form of English.

See Your Space Cowboy

The Tell tale heart

You are not going to see the review in GoodReads, because I don´t know how to show I read this book.  But I know a few things about this books and the author; the first time I read this one I read it during those days in high schools and Edgar Allan Poe is one of many writers I consider the responsible of what I am doing right now, writing and hoping someone is going to read this.

The work of Poe is much known today and it always associated with terror and many others associated the work of this writer with the noir; I think this tale is a strange mixture of both with the narrator and the crime he made and the (lack of) reason why it and finally the sorrow do its work and making the narrator confess.

Because many things are not very clear, like the name of the narrator and his victim, the relation between those two, their names and many other things left behind is one reason, at least to me that make unique this tale.  There is something additional I have to tell, this author is the 101 of short histories and horror tales, this is way he is spoof, honored and famous to this day, two Simpson episode .

See Your Space Cowboy

El Dianoche

La niebla cubre al atardecer el vasto territorio Yekuana. Desde lo profundo de la selva amazónica, los habitantes del misterio sonríen, elusivos y eternos. En el corazón de Venezuela, en pleno escudo Guayanés, se halla el Parque Nacional Duida Marauca. Allí, como mudos vigías, los tepuyes observan el tiempo y al hombre. Está ubicado en el área centroriental de nuestro estado Amazonas. Es el departamento de Atabapo, donde predominan los bosques húmedos y viven varias etnias indígenas. Muy cerca se desliza el Orinoco, siempre vigilante, siempre observando el paso de la gente y los fantasmas.

 

Entre estas etnias es conocida la leyenda del Dianoche, un fantasma antropófago y tejedor de cestas. Un joven excursionista llamado Perucho, que no creía en fantasmas, contaba que una noche se internó entre los árboles y logro llegar a un extraño lugar. Una hipnótica luminiscencia de cocuyos lo inundaba todo, revelando un cuadro aterrador: dos rugientes pumas echados junto a un gran tronco caído, y sobre el tronco un hombre fuerte, relamiéndose los labios con gula. Mas allá, dentro de una cesta grande, estaba una joven, paralizada por el miedo, muda y con una expresión de pánico en sus ojos desorbitados.

 

–          Buenas noches, amigo, – dijo el hombre con una gran sonrisa, que dejaba ver sus enormes dientes puntiagudos-, ¿Qué le parece lo que cacé? Creo que la pieza es buena, pero es aún muy poco. Debo atrapar algo más. Así no pasare hambre al menos por un mes ¿verdad?

 

Enseguida el Dianoche le alargo una cesta y le pidió que la terminara. Perucho recordó lo que sabía del terrorífico ser y la tejió totalmente defectuosa. Entonces el Dianoche lo regaño por su feo trabajo y se entretuvo arreglando la cesta, concentrado en su tarea.

 

Así Perucho pudo salvar a la muchacha y escapar. Si la hubiese tejido bien, el fantasma seguramente se los hubiese comido a los dos.

 

298798_10150344250242449_805909548_n

Malas adaptaciones de videojuegos de terror al cine

Hubo una época en que me dedicaba a ver todas las películas basadas en videojuegos, en especial las de mi genero favorito, las de terror y si que asustan pero de lo malas que son. Hollywood tiene la capacidad de destruir lo que uno quiere y lo hacen en  aprovechando su fama y así hacer dinero fácil.

Y si, las vi todas y aquí les dejare una NO recomendación a menos que quieran pasar un domingo viendo lo peor del cine.

DOOM

Ver esta película en verdad es una condena, el clásico FPS (First Person Shooter o juego de disparo en primera persona) no tuvo gran aceptación con los fans del juego y con toda la razón. Del infierno a Marte hay una ligera diferencia y ni incluyendo a The Rock pudieron evitar que fuese un fracaso en la taquilla. Lo único a resaltar es la escena en primera persona:

House of the Dead

Es muy probable que alguna vez en tu vida jugaras en una Arcade a este titulo, zombies, gore, una historia con diferentes caminos por recorrer y muchos disparos y recargas, un clásico de SEGA. Lamentablemente un ser llamado Uwe Boll juro dedicar su vida a hacer películas basadas en videojuegos con un objetivo, hacer las peores posibles y con esta (y muchas otras) lo logro. Tiene el merito, por así decirlo de ser una de las peores películas filmadas y como si hiciera falta sacaron una secuela.

Alone in the Dark

Uno de los clásicos del genero survival horror no se salvo de caer en las garras de Uwe Boll y ni usando a actores de renombre como Christian Slater se salvo de ser otro fiasco. La trama esta basada mas o menos en el cuarto videojuego y solo puedo decir que los primeros 30 minutos son interesantes, hasta te engaña y parece que va a ser buena pero no es así y de nuevo se sumó otro fracaso tanto en la taquilla como con la critica ¿lo peor? igual que con House of the Dead hizo una secuela que si bien no fue tan criticada como esta, igual es una mala adaptación que nada tiene que ver con la saga.

Bloodrayne

Otra vez Uwe Boll y no se conformo con hacer una terrible adaptación, sino que a pesar de que la primera fue un total fracaso hizo dos secuelas mas pero estas fueron directo a DVD. La película fue criticada hasta por la actriz de voz del videojuego, obviamente se habrá ofendido por lo malas que son.

Silent Hill 2: Revelation

Si, si se que hay un primer film de Silent Hill pero a mi en lo personal me gusto y por eso no puedo perdonar esta secuela. Contaba con algunos de los actores principales que salieron en el primer film y hasta complacieron a los fans que solicitaron que la actriz que representara a Heater Mason fuese Adelaide Clemens pero el resultado final fue patético, solo vean la ultima batalla:

Mañana, si la gripe no me tumba les recomendare las “pasables” y no digan que no se los advertí si se atreven a ver estas.

Krampus: El terror de la Navidad

Krampus_2a.jpg

La Navidad, época para compartir, estar en familia y celebrar la llegada de San Nicolas, eso si no son la familia Engel.

Todos menos el joven Max aun cree en Santa y por eso es motivo de burlas en el colegio y en su casa por parte de sus primas. Su familia esta pasando por tiempos difíciles y empeoran con las fiestas. Decepcionado por ser el único en quien esta interesado en pasar una Navidad feliz con todos sus seres queridos rompe la carta que había escrito al hombre gordo de rojo, lo que nunca nadie esperaba es que al hacerlo algo mas acudiría a su casa en Nochebuena.

Faltando poco para la víspera de Navidad, su hermana Beth va de visita a casa de su novio durante una inesperada nevada, pero al paso de unas horas y de que la tormenta empeoraba, su padre junto a su tío quienes no se llevan bien acuden en su búsqueda pero ya era muy tarde.

En la oscuridad y bajo una tormenta de nieve son atacados por algo que no pueden ver, se movía muy rápido debajo de la nieve y a duras penas logran volver a la casa no sin antes escuchar los gritos de auxilio de Beth.

Ya en casa y sin saber que ocurre, la abuela de la familia o “Omi” de origen austriaco les advierte que por ningún motivo deben dejar que la chimenea se apague y procede a narrarles una increíble y macabra historia:

Esta película la puedo recomendar si quieren ver algo que se sale de lo convencional en el ya saturado genero del terror. Una mezcla de comedia y horror que vale la pena ver. Se reirán y se asustaran con las extrañas criaturas que ayudan al aterrador Krampus a castigar a quienes no comparten el espíritu navideño. Santa no llegara si no se portan bien.

El Gaté.

308062_10150339816592449_1085587891_n

 

En el Estado Trujillo es muy conocida la leyenda de este terrorífico habitante de las sombras. Cuando llega la noche es muy raro ver a alguien por la calle, mucho menos si está lloviendo.

 

En los años setenta un estudiante de nombre David Rafael se encontraba pasando unos días en un pequeño pueblo trujillano. En la feria campesina había visto a dos hermanas que le parecieron muy adineradas, y por tanto compradoras potenciales de la mercancía que traía para vender. Lo único malo era que según le habían comentado, las posibles clientas no vivian en aquel pueblo, sino en una hacienda vecina, Pero no había ningún problema. La finca no estaba muy lejos, apenas  a unos cuantos kilómetros.

 

La noche que David Rafael escogió para visitar a sus eventuales clientas fue la peor que hubiese tenido el pueblo en mucho tiempo. Desde el atardecer todos los faroles estaban encendidos por la torva oscuridad del cielo, que lucía opaco y amenazante. Se acercaba un temporal.

 

Los dueños de la pensión le aconsejaron que no saliera. Le advirtieron acerca del “Gaté”, pues las noches tormentosas son las preferidas de este personaje sobrenatural. Se contradicen describiendo al nocturno ser indefinible. Hablaban al mismo tiempo sin parar del espantoso fantasma:

 

-Tiene una sola pierna.

-Lleva un machete amolado.

 

Además de una cruz de palma bendita. David acepto al fin llevar un sombrero de ala ancha. Según la creencia popular tales objetos alejarían al Gaté.

 

Se desesperaban los ancianos suplicándole que desistiera de salir con aquel mal tiempo. Pero súbitamente un gran trueno, precedido de un relámpago cegador, acallo las sabias voces de advertencia.

 

Sin arredrarse por la inminente tempestad, calándose hasta las orejas su sombrero y envuelto en un amplio poncho andino, David encendió su carro y se fue.

 

A menos de dos kilómetros del pueblo el vehículo se detuvo. Intento encenderlo nuevamente, pero no daba señales  de vida. Echarlo a andar era tan difícil como detener la implacable tempestad que se cernía sobre el camino y los montes cercanos. David no se decidía entre volver a la seguridad de la pensión o esperar dentro de su carro a que cesara aquel diluvio. Decidió regresar a pie al pueblo, y mandar a buscar el vehículo en la mañana.

 

Caminó unos quinientos metros hasta llegar a un enorme ceibo del camino, y se refugió bajo la amplia fronda estremecida. De pronto a la intermitente luz de los relámpagos, diviso la difusa silueta de un hombre joven. Al rato se ilumino completamente el cielo con el fogonazo de un rayo y pudo observar claramente en la lejanía el aspecto de aquel delgado campesino. Llevaba el pecho desnudo. Se aproximaba poco a poco, saltando sobre la única pierna que le quedaba y en su mano centelleaba un filoso machete.

 

El muchacho reflexiono unos segundos. La figura de aquel hombre misterioso encajaba perfectamente con el espectro descrito por los de la pensión. Una larga carcajada lejana, como un tropel  de piedras del páramo, le corto la respiración. Convencido de hallarse en presencia del Gaté. David echo a correr a toda velocidad hacia el pueblo mientras el fantasma corría frenéticamente tras él, cojeando y lanzando siniestras carcajadas. En su carrera, el perseguido dejo caer no solo la cruz de palma bendita, sino también el sombrero que llevaba. Entonces, el Gaté se detuvo y lo recogió.

 

A pesar del terror que sentía, el caraqueño pudo ver como su perseguidor examinaba el sombrero con detenimiento, lo contemplaba y lo olía de vez en cuando, con evidente satisfacción. Si el Gaté permanecía así hasta el amanecer estaría salvado. El anciano cura del pueblo oyó una historia que ya conocía. Y David Rafael se enteró allí que el “Gaté” era el espíritu errante, no de un campesino, sino de un rico hacendado de la región, que había muerto en un pleito a machete por causa de una mujer. Sentía al parecer una extraña fascinación por los sombreros, que le recordaban su antigua vida terrenal de lujos y diversión. El cura hablaba quedamente, como rezando, y mientras se acercaba el alba, confundidos con los truenos y relámpagos, se escuchaban los sordos gruñidos y las risas estentóreas del Gaté, que rondaba alrededor de la iglesia, sin poder entrar.