Batman Mad Monk

Seguimos con la estela dejada por el autor Matt  Wagner dejada en el homenajeado del presente especial. En lo personal, esto de meter elementos sobrenaturales en las historias del Caballero de la Noche no es un mal recurso; de hecho uno de sus villanos llamado Grundy tiene un origen sobrenatural, pero ¿Qué hay de vampiros?

Un villano de días pasados, tal como buena parte de los personajes que usó el autor de esta obra que es una secuela de, ni más ni menos, que Batman y los hombres monstruos; ambas obras formaron parte de una pequeña saga que hizo Don Matt con el murciélago. Pero dejando de lado tanta palabras y pasemos a la reseña en cuestión. Pues resulta que los hechos de la mini serie anterior dejaron en muy mal estado, tanto económico como anímico, al padre de Julie y a ella misma; pero las cosas empeora no sólo con un cargamento de drogas que se ha salido de las manos de una de las familias criminales de la ciudad. Ahora ha llegado a la ciudad un extraño culto que ha estado dejando a su paso cadáveres con heridas el cuello y sin sangre.

Un rastro que, como es evidente, deja pensando y con las manos atadas a la policía y que prefiere dedicarse a asuntos más importantes y terrenales. Al punto que el buen comisionado de la policía tiene una de las mejores tramas secundarias, sólo siendo opacada por la de Julie y su padre así como ese final. Lo interesante es como aborda el tema sobrenatural el cruzado encapotado y como siempre aborda lo referente al crimen. De una forma temporal, pero lo que hay que destacar, aparte del dibujo y el guión, son esas referencias que hace (mejor dicho hizo) a los mitos del personaje en el viejo universo de la Distinguida Competencia.

 

See Your Space Cowboy

Anuncios

Peacemakers

Dejamos de lado, al menos temporalmente, a nuestro querido homenajeado para centrarnos no sólo en ese guionista llamado Dennis O Neal así como un singular dúo de héroes que escribió así como una guerra en un lugar lejano del continente asiático y, finalmente, una saga llamada leyendas.

Sí, creo que la referencia a la guerra de Vietnam aquí es más que notoria pero lo interesante es la participación del gladiador esmeralda y el arquero del mismo color. Personajes que si bien, es recientemente que han llegado al estatus de ser considerados como héroes mayores, en su momento eran héroes menores y se podía jugar con ellos con todo tipo de situaciones.

Aquí ambas partes están involucradas en el conflicto armado, una es quien llevó las últimas naves para atacar por aire mientras la otra directamente trajo las minas que arrastraron a los civiles a un destino terrible. Lo interesante es que primero no hay un villano así excéntrico al que nos tenían acostumbrado el viejo universo de la Distinguida Competencia, sino un corrupto militar que quiere prolongar el conflicto lo más que pueda con tal de no perder sus privilegios.

De hecho, esto genera no sólo roces evidentes entre los dos héroes, quienes a pesar de tener marcados puntos de vista encontrados, pudieron hacer de lado sus diferencias para buscar un acuerdo y un cierre al conflicto en el país donde se encontraban. De hecho, es una historia bastante sencilla, pero dudo mucho que no hubiese encontrado un mejor guionista para la misma así como su maestría en manejar a esos dos dispares personajes.

Creo que no todo lo que hizo la Distinguida Competencia en aquellos años donde el código de censura en los cómics era plenamente de calidad cuestionable, aquí considero que aún tenían un cierto margen con los cuales dar a conocer la postura de sus equipos artísticos que buscaban llevar un mensaje para una juventud que disfrutaba de estos personajes y sus aventuras.

Batman The Arrow and the Bat

Desde el número 127 al 131 de la publicación llamada leyendas del caballero oscuro, nos llega esta simple historia pero, igualmente, sumamente interesante. No es para menos, ya que el legendario Dennis O Neal trabajó como el guionista de este pequeño arco argumental, donde el murciélago comparte protagonismo con, ni más ni menos, el arquero esmeralda.

La historia va sobre un tirano que quiere sacar a Oliver del camino, extrañamente, usando una fórmula química que hizo la empresa del álter ego del arquero y que también vincula a las empresas de Bruce Wayne. Así que los veremos correr contra el reloj y a lo largo de cinco números para indagar sobre los planes de cómo llegó al poder ese criminal y algunos detalles de que estaba pasando en la mente de Oliver, ya que desde el comienzo lo vemos pasando por una etapa de frustración, al punto de abandonar una de sus mejores facetas, la arquería.

 Quien abandonó por un buen rato el arco y la flecha, quizás de forma muy temprana, pero sin perder su acostumbrado carácter, ese que le dio tantos problemas a quien se trata de homenajear en el presente especial. Esta historia huele a días pasados, ya que pareciera que ambos personajes no se conocen, aunque han compartido afiliación con la Liga de la Justicia, aunque lo hacen para evitar problemas; espero equivocarme, pero también huele a que fue una de las tantas historias que hicieron entre algunos momentos después de obras tales como el fantástico Año Uno del murciélago y su correspondiente Año Uno del arquero, en algún momento del viejo universo de la Distinguida Competencia.

La serie no será una de esas que siempre estará mencionada en esos conteos de los mejores relatos de alguno de los dos personajes, pero es suficientemente buena para llegar a tu corazón, ya que su guionista conoce muy bien a ambos.

 

Finalizando con: Ignition City

 Debo hablar con franqueza sobre esta obra, es la primera que leo de Warren Ellis, uno de los artistas británicos que llegaron a la industria estadounidense del cómics que dejaron su huella en la misma. Aunque no es la primera obra que leo del sello editorial llamado Avatar Press, creo que esta mini serie de cinco episodios es un cóctel explosivo compuesto de muchos elementos que, a simple vista, son del agrado del mencionado autor así como el del resto de las personas que estuvieron involucradas en su realización; en lo personal, creo que Don Warren se va a volver alguien recurrente en este pequeño rincón.

Exactamente ¿De qué trata? Pues sobre una muchacha que va a la ciudad que le da título a la obra para indagar la muerte de su padre, pero en esa ciudad hay personajes que son un homenaje a los viejos aventureros espaciales de días pasados, hay tiroteos que recuerdan al western así como es una historia que recurre al planteamiento de un mundo alternativo, donde razas extraterrestres se involucran en la segunda guerra mundial y no precisamente en el bando de los aliados, aunque esto último es brevemente mostrado, pero lo más interesante es el hecho que es una delicia ese mundo alternativo que el autor y el resto del equipo se crearon para esta obra; un mundo que mezcla elementos de muchos géneros con la ópera espacial, el western, las historias policiales  y los mundos alternativos.

En lo personal, creo que si bien ese mundo da para mucho más que una mini serie, creo que alejar un poco el foco de ese agujero (palabras de los residentes no mías) que le da título a la obra aquí mencionada ya que puede dar para más y plantea una pregunta interesante ¿Cómo llegaron esos pilotos a ese lugar? Digo, ya que tiene las características de que se vendió como una especie de recinto donde esos héroes espaciales vivirían bien, una especie de salón de los héroes.

See Your Space Cowboy

Wolverine Origin

Uno de mis guionistas favoritos, Paul Jenkins, en su estancia en la casa de las ideas escribió historias de varios residentes de ese universo. Pero nadie se puede resistir la oportunidad que te dan de no sólo trabajar con un Kubert (Andy si mal no recuerdo) sino en el mutante canadiense llamado Logan.

Personaje que se había explorado muchas facetas así como ciertos episodios en su vida, pero nunca hasta ese momento en que apareció esta mini serie (allá en 2001) de seis entregas donde finalmente vemos quien era Logan así como su verdadero pasado. Ya que desde su primera aparición en un número del coloso esmeralda e incluso con otras obras que abordaban al personaje con mayor profundidad, realmente se sabía poco de Logan y de su particular

Hijo de una familia acomodada de Canadá, nuestro mutante comenzó siendo un chiquillo muy enfermizo, con un parecido enorme con el capataz de la enorme casa donde vivió y sus únicos compañeros son el rudo hijo del capataz y una niña pelirroja llamada Rose (quien sirve de narrador de la obra y usando el clásico recurso de los diarios); eso sí, el odio a los mutantes en el universo de la casas de las ideas comenzó desde temprano, al parecer.

Después de una serie de malas acciones, vemos como Logan se convirtió en el áspero personaje que es y cómo comenzó la rivalidad entre él y su Némesis (también su gusto por las pelirrojas) así como ciertos detalles de su mutación genética. El dolor que le trajo desde temprana edad esos genes y esas garras que comenzaron siendo de hueso. Lo más interesante de todo es que, si bien el guionista deja entre la duda muchos detalles sobre algunos personajes, sirve para ilustrar como  iban a ser las relaciones de Logan con personajes parecidos a los personajes con quienes tendría relaciones igual de tormentosas en su futuro.

X Men Die by the sword

Entre los días finales de 2007 y comenzando el 2008 se hizo una mini serie dentro de la franquicia de los X Men, con un guionista muy famoso por los conocedores de los mutantes, ni más ni menos que Don Chris Claremont. Así que ¿Qué tiene que decir ese renombrado guionista en esta obra que abarca cinco episodios? Pues comenzó extraño, pues fue durante sus años, creo, pues fue que vimos la Unión del verdadero equipo protagonista aquí, Excalibur y su batalla más reconocida así como nueva etapa en la vida (básicamente, le agregamos un nuevo antes del nombre del equipo y listo)

Pero el capitán Bretaña y sus hermanos de armas se deben enfrentar a un singular  enemigo, un primer ministro con la capacidad de alterar la realidad y al punto que los gantz del universo mutante deben meterse en el teme. Y ¿quiénes son esos locos a quienes comparó con el elenco de uno de los mangas japoneses que siempre va a generar opiniones encontradas? Ni más ni menos que los exiliados, unos mutantes de diferentes zonas del multiverso de la casa de las ideas que se encargan de enmendar desastres que afecten la naturaleza de ese universo con miles de versiones.

Quizás se sienta raro que el mencionado guionista se esté midiendo con los nuevos personajes y antagonistas de la franquicia con todos los problemas que eso siempre va a traer, pero es un recuerdo que no todos los mutantes están en Estados Unidos y buscan terminar el ciclo de odio que trae el racismo.