Triunfo y Tormento

Siguen las reseñas intermedias, en esta ocasión con una singular novela gráfica de ese personaje apodado como el hechicero Supremo de la casa de las Ideas, ni más ni menos que el buen Doctor Strange. En el pasado, hice lo propio con una novela gráfica del personaje, ahora repito pero lo diferente aquí es todo el personal involucrado en esta historia, Roger Stern y el creador de cierto demonio que trabaja para un caballo oscuro se unen para contar una singular historia.

Una historia donde vemos una faceta diferente de ese villano llamado Doom y un poco del entorno donde habita y que debe pedirle ayuda al doctor por un problema tanto serio como personal, la liberación del alma de su madre. Responsable del interés del doctor Doom no sólo en la ciencia y en la magia, sino fue el motor que lo motivó a ser quien es.

En un viaje que va más allá de imitar a Dante así como de enfrentarse al equivalente de cierto angel caído dentro del universo creado en la Casa de las Ideas, es ver que tanto pie de hacer un hombre por ver nuevamente a su madre.

Anuncios

Groom Lake

Seguimos con el especial, cambiamos un poco ya que los asuntos sobrenaturales se quedan temporalmente detenidos por un tema más vinculado con la ciencia ficción. Las invasiones por parte de alguna civilización de nuestro enorme universo es uno de esos temas recurrentes y así como el tema relacionado con conspiraciones y encuentros con estas especies.

Si a todo eso, le sumamos el hecho que la presente serie limitada de cuatro episodios de la casa editorial a la que muchos han considerado la responsable de reanimar el género del terror en el arte secuencial, estamos en una de esas mezclas ganadoras. Eso sí, el dibujante Ben Templesmith hace de las suyas aquí, el mismo que se hizo el responsable de los dibujos de la obra llamada 30 días de noche.

¿Qué pasa con esas personas que son secuestradas por hombrecitos grises del espacio? Y ¿Qué tal si todos esos cuentos de camino sobre que el Gobierno del gigante del norte que esconde esa información llega a ser verdad? Pues si bien fue la base de la serie llamada Expedientes secretos X; pues aquí está la respuesta.

 

Una singular organización secreta que se dedica a mantener una singular banda de extraterrestres dentro de nuestro planeta y que entre los parámetros que han estado estableciendo entre ese gobierno con esos seres una singular diplomacia. Ellos nos dan la información necesaria para avanzar tecnológicamente y ellos pueden experimentar con algunos ciudadanos de poca monta. Y nuestro protagonista tiene en sus genes los planos que podrían cambiar el curso de la humanidad, pero al ser un simple hombre blanco del Sur de los Estados Unidos pues digamos que su sencillez es tan marcada que no le permite ver plenamente el gran problema en donde está metido ya que estamos ante una invasión llena de groserías, chocolate, cigarros y chistes oscuros sobre ciertas partes de nuestra Anatomía.

Finalizando con: Fastest Friends

Si hay una dupla en la Distinguida Competencia que siempre es bueno ver, sin importar cuántas veces le den al botón de reformar al mencionado universo, los corredores escarlata y los gladiadores esmeraldas siempre han sido buenos amigos y de eso es lo que va esta mini serie de dos episodios. No importa que época sea, parece escrito en piedra que estos dos personajes y siempre van a trabajar juntos.

Y ¿Qué tiene de particular está serie breve? Pues que nos cuenta como se conocieron el primer corredor escarlata y el primer linterna verde, quien no tiene relación alguna con el cuerpo de seguridad del mismo nombre, así como las versiones más recientes para esa fecha. También tenemos enfermedades ocultas, malos ratos, un enemigo de días pasados que prácticamente fue el responsable de que aquella amistad surgiera en aquellos días de la guerra mundial.

Es una serie entretenida, quizás bastante sencilla y por eso, decidí que fuese una de las reseñas intermedias que van a estar animando nuevamente las cosas por estos rumbos.

Batman Mad Monk

Seguimos con la estela dejada por el autor Matt  Wagner dejada en el homenajeado del presente especial. En lo personal, esto de meter elementos sobrenaturales en las historias del Caballero de la Noche no es un mal recurso; de hecho uno de sus villanos llamado Grundy tiene un origen sobrenatural, pero ¿Qué hay de vampiros?

Un villano de días pasados, tal como buena parte de los personajes que usó el autor de esta obra que es una secuela de, ni más ni menos, que Batman y los hombres monstruos; ambas obras formaron parte de una pequeña saga que hizo Don Matt con el murciélago. Pero dejando de lado tanta palabras y pasemos a la reseña en cuestión. Pues resulta que los hechos de la mini serie anterior dejaron en muy mal estado, tanto económico como anímico, al padre de Julie y a ella misma; pero las cosas empeora no sólo con un cargamento de drogas que se ha salido de las manos de una de las familias criminales de la ciudad. Ahora ha llegado a la ciudad un extraño culto que ha estado dejando a su paso cadáveres con heridas el cuello y sin sangre.

Un rastro que, como es evidente, deja pensando y con las manos atadas a la policía y que prefiere dedicarse a asuntos más importantes y terrenales. Al punto que el buen comisionado de la policía tiene una de las mejores tramas secundarias, sólo siendo opacada por la de Julie y su padre así como ese final. Lo interesante es como aborda el tema sobrenatural el cruzado encapotado y como siempre aborda lo referente al crimen. De una forma temporal, pero lo que hay que destacar, aparte del dibujo y el guión, son esas referencias que hace (mejor dicho hizo) a los mitos del personaje en el viejo universo de la Distinguida Competencia.

 

See Your Space Cowboy

Peacemakers

Dejamos de lado, al menos temporalmente, a nuestro querido homenajeado para centrarnos no sólo en ese guionista llamado Dennis O Neal así como un singular dúo de héroes que escribió así como una guerra en un lugar lejano del continente asiático y, finalmente, una saga llamada leyendas.

Sí, creo que la referencia a la guerra de Vietnam aquí es más que notoria pero lo interesante es la participación del gladiador esmeralda y el arquero del mismo color. Personajes que si bien, es recientemente que han llegado al estatus de ser considerados como héroes mayores, en su momento eran héroes menores y se podía jugar con ellos con todo tipo de situaciones.

Aquí ambas partes están involucradas en el conflicto armado, una es quien llevó las últimas naves para atacar por aire mientras la otra directamente trajo las minas que arrastraron a los civiles a un destino terrible. Lo interesante es que primero no hay un villano así excéntrico al que nos tenían acostumbrado el viejo universo de la Distinguida Competencia, sino un corrupto militar que quiere prolongar el conflicto lo más que pueda con tal de no perder sus privilegios.

De hecho, esto genera no sólo roces evidentes entre los dos héroes, quienes a pesar de tener marcados puntos de vista encontrados, pudieron hacer de lado sus diferencias para buscar un acuerdo y un cierre al conflicto en el país donde se encontraban. De hecho, es una historia bastante sencilla, pero dudo mucho que no hubiese encontrado un mejor guionista para la misma así como su maestría en manejar a esos dos dispares personajes.

Creo que no todo lo que hizo la Distinguida Competencia en aquellos años donde el código de censura en los cómics era plenamente de calidad cuestionable, aquí considero que aún tenían un cierto margen con los cuales dar a conocer la postura de sus equipos artísticos que buscaban llevar un mensaje para una juventud que disfrutaba de estos personajes y sus aventuras.

Batman The Arrow and the Bat

Desde el número 127 al 131 de la publicación llamada leyendas del caballero oscuro, nos llega esta simple historia pero, igualmente, sumamente interesante. No es para menos, ya que el legendario Dennis O Neal trabajó como el guionista de este pequeño arco argumental, donde el murciélago comparte protagonismo con, ni más ni menos, el arquero esmeralda.

La historia va sobre un tirano que quiere sacar a Oliver del camino, extrañamente, usando una fórmula química que hizo la empresa del álter ego del arquero y que también vincula a las empresas de Bruce Wayne. Así que los veremos correr contra el reloj y a lo largo de cinco números para indagar sobre los planes de cómo llegó al poder ese criminal y algunos detalles de que estaba pasando en la mente de Oliver, ya que desde el comienzo lo vemos pasando por una etapa de frustración, al punto de abandonar una de sus mejores facetas, la arquería.

 Quien abandonó por un buen rato el arco y la flecha, quizás de forma muy temprana, pero sin perder su acostumbrado carácter, ese que le dio tantos problemas a quien se trata de homenajear en el presente especial. Esta historia huele a días pasados, ya que pareciera que ambos personajes no se conocen, aunque han compartido afiliación con la Liga de la Justicia, aunque lo hacen para evitar problemas; espero equivocarme, pero también huele a que fue una de las tantas historias que hicieron entre algunos momentos después de obras tales como el fantástico Año Uno del murciélago y su correspondiente Año Uno del arquero, en algún momento del viejo universo de la Distinguida Competencia.

La serie no será una de esas que siempre estará mencionada en esos conteos de los mejores relatos de alguno de los dos personajes, pero es suficientemente buena para llegar a tu corazón, ya que su guionista conoce muy bien a ambos.