Publicado en El Fanático del Anime, La Tribuna del Amargado

¿Deben morir los eventos frikis?

Primeramente, no sé si mi amigo (quien me inspiró a escribir sobre este tema) vaya a leer este mar de letras, en caso de que lo haga, se lo quiero agradecer. Segundo, pues creo que tampoco es que vaya a necesitar alrededor de mil palabras para extenderme mucho con esta idea, creo que con unas quinientas o un poco más es suficiente, aunque puede que en algún momento haga un pensamiento extendido sobre este tema.

Para comenzar, pongamos las cosas en contexto. Las mal llamadas convenciones ahora están jugando en la misma liga, todas son fiestas a nivel regional, esta cosa de las “convenciones” nacionales ya parecen ser cosas de días pasados. El mundillo friki sigue vivo, eso es cierto, pero tampoco con la misma vida que tenía si se le compara con aquellos días cuando esto comenzó; quizás los profetas del caos tenían (parcialmente) razón cuando exclamaron que todo se iba a ir a pique cuando las aventuras del ninja rubio llegasen a fin.

Los ídolos con pies de barro que ayudaron a impulsar el mundillo ya no están, por mucho que se diga que el mono peleador tendrá una película o que el ninja rubio aparece en la serie de su hijo, creo que es válido poner en la mesa aquella frase que comentó uno de los directivos del canal Animax relacionado con esta gente. Si, ciertamente es un nicho de mercado demasiado pequeño y que se queja por todo. De hecho, cuando se les dio la oportunidad de dar series de forma legal y con doblaje, simplemente se quejaron del trabajo de esos actores y que ya habían visto algunas de esas series usando los caminos verdes.

Lo mismo pasó con la propuesta de C.R que causó estupor en muchos, servicio el cual no estaban obligados a usar la verdad, que muchos aseguran que fue el responsable de la muerte del foro llamado MCAnime y quien sabe que otros dramas más. De hecho, no van a emitir más anime en señales abiertas, en vista de las complicaciones que eso trae no solo a los canales de una nación o a sus hermanos mayores de la televisión paga, esos costos son demasiado altos y el público demasiado ingrato, así que publicitar estos saraos con los ídolos de moda se complicó y bastante así como el hecho que invitar a esta gente a una especie de audiencia friki también.

Pero deben morir estos saraos para ver si pueden regresar con una nueva fórmula o ver si finalmente se les da una sepultura, hasta las tiendas (al menos en la cuna de libertadores) parece que siguen el mismo camino de los otros negocios, poco a poco van al camino de la extinción, de hecho sin el patrocinio de estas los saraos frikis simplemente no arrancan, creo que el ejemplo más evidente fue el Waterloo criollo lo demostró hace ya algún tiempo. Y si agregamos a la ecuación ese elemento llamado el cambio de administraciones, no hace falta saber mucho de álgebra que pocos de esos eventos han sobrevivido a ese cambio.

Que el contexto actual sea muy parecido al mismo al que se tenía cuando comenzó todo esto, no implica mucho que se pueda repetir todo nuevamente, creo que  el asunto de comenzar de nuevo si bien es buena idea el hecho es que el problema no radica ahí, sino en el hecho del paquete de ideas que tiene mucha gente del mundillo y como adicional pues el mundillo sigue dejando mucho que desear.

 

See Your Space Cowboy

Anuncios
Publicado en General

¿Cómo mantener la cordura en Venezuela?

Lo sé, el presente intento de artículo parece uno de auto-ayuda, de hecho creo que hago mucho en admitirlo pero también creo que es momento en que haga otro cambio en el tema que escribo en esta parte de mi blog, así que quiero dedicarlo (con mis limitaciones) a esa cosa llamada cordura y como se puede mantener un poco de eso en la cuna de libertadores.

Se habla que los habitantes de la cuna de libertadores estamos padeciendo no solo de ambientes laborales tóxicos, sino también de ese mal llamado stress postraumático el cual, al menos personalmente, se encuentra fuertemente asociado con los militares. Así que, por mucho que unos no lo quieran ver, la guerra es en dos frentes, el físico con esto de hacernos bajar de peso y los asesinatos a diestra y siniestra, pero con el agregado del factor psicológico que genera ataques de ansiedad y furia en nosotros.

Con familias y amigos que deciden emigrar, el aumento en los precios y las estadísticas del desempleo y asesinatos en aumento cualquiera se doblega, cualquiera pierde la cordura y puede llegar a atentar contra su vida. Creo que ese último punto es el que hay que evitar llegar, ciertamente lejos de ser eso la solución, creas otros problemas y del peor tipo ya que afectan a terceros; pero debo admitir que las soluciones que propongo lo que hacen es mitigar un poco la situación, ya que la realidad siempre te va a pegar como martillo. En ocasiones, se aprende más viviendo así ya que se aprecia no solo lo perdido, sino lo que está por llegar, tampoco decidan inhalar una planta, no importa lo que digan de su uso recreativo, está más cara que la carne y tampoco querrás aumentar la larga lista de problemas.

Una de las cosas que debes hacer es encontrar una actividad o actividades que primeramente te llenen, ya sea ejercicios, leer, aprender otro idioma o incluso algo tan complejo y molesto como escribir en una cosa como la que tengo yo. Si no te sirve, pues, a mí me funciona esto de salir a caminar y mezclarme entre las pocas personas que caminan en los centros comerciales; sé que buena parte de esas actividades generan gastos (la mentada libertad económica que nos mutilan) pero que no sea eso una limitación, de vez en cuando darse un pequeño gusto no es malo.

Quizás podamos estar perdiendo amigos y hasta lo más básico que es socializar, pero quiero creer que estamos ganando en uno de los principales elementos para enmendar el problema, el individualismo se está considerando nuevamente. Sin eso, no podemos construir la nueva Venezuela.

 

See Your Space Cowboy

Publicado en General

¿Podemos dejar de lado lo de las elecciones presidenciales?

Creo que se hace evidente una cosa, la mentada elección presidencial no es la solución a buena parte de los problemas que azotan a la cuna de Libertadores. Claro, se hace evidente que un cambio gubernamental es uno de esos pasos que se deben tomar para enmendar la cosa, pero seamos honestos por unos momentos, la verdad es que buena parte de la gente que se va a lanzar a ese ruedo no es la mejor opción para dar ese paso.

Hay asuntos que simplemente no se van a solucionar con el cambio de quien porta la banda presidencial nacional ya que es un tema mucho más profundo que el cambio de un burócrata; parece que me estoy contradiciendo ya que en ocasiones anteriores, comenté que el cambio de burócrata podría ser esa chispa que motive ese cambio; pero quizás no sea del todo cierto eso, ya que los cambios deben comenzar por el individuo y luego de un buen rato de meditación.

Pero, usando de ejemplo a muchos de mis vecinos del edificio donde vivo, si muchos no se interesan en ir a las reuniones del condominio ¿Podrán interesarse en el tema que el Gobierno no podría estar pendiente de todas las necesidades de cada habitante de esta cosa mal llamada nación? Ya que, si somos honestos, no somos una nación en vista que una de esas la hacen sus ciudadanos. Pues resulta que esa palabra es usada por los policías para amedrentar a la gente cuando quieren algo de ellos.

Pero ¿En cuánto tiempo se puede cambiar esa mentalidad que los encargados del gobierno le deben a la gente mantenerlos? Es un asunto que al sol de hoy sigue dando de qué hablar, es decir es un debate que aún persiste y que unos no quieren entender un simple punto en todo el fondo del tema. Es que mientras unos creen que el Estado los debe mantener, lo macabro del asunto es que es el Estado que se mantiene gracias a la gente; creo que eso debería ser el eje central a partir de ahora en las conversaciones.

Aunque sea un tema que le va a dar alergia a unos cuantos, por mucho que se vendan como los próximos que van a restaurar a la cuna de libertadores del desastre en que ha estado metida desde quien sabe cuándo.

 

See Your Space Cowboy

Publicado en Crónicas Blogueras

Sobre febrero, especiales y más tonterías.

Mientras escribo estas líneas no tengo música de fondo, tampoco es que tenga muchas ganas de poner alguna tonada, ya que quiero dedicarme a escribir. Febrero se está yendo y muy seguramente estas líneas se verán publicadas el primer fin de semana del mes de marzo. Un buen amigo se marchó finalmente, mientras yo sigo perdiendo peso y me hice un año más viejo, sigo leyendo para tratar de escapar por un instante de la realidad que hay a mi alrededor mientras sigo pensando ¿Sobre qué voy a escribir?

Febrero fue uno de esos meses en donde me tocó a la puerta la oportunidad de cambiar mi situación laboral, de acércame al sueño de dejar colgado mi título universitario, pero recordé que no estoy formado para tal asunto a pesar de que todo pintaba mejor (en el aspecto de las remuneraciones) que el empleo que aún tengo. Pero quizás debo mantener la frase “zapateros a sus zapatos” y el cambio que hubo no fue  tan malo en la oficina donde estoy.

Pero dejando eso de lado, creo que debo seguir escribiendo, sin importar que sea el único responsable del blog que lo haga de forma constante, es mi terapia y creo que es una que (extrañamente) parece que es también una adicción. Además que, estando tan cerca de la meta y que eso puede suceder dentro de poco, pues la idea de tomarse unas vacaciones no es muy inteligente.

Quizás lo de los especiales me lo vaya a tomar a calma, aunque creo que es lo mejor, pero en vista que tengo bastante material para los especiales, creo que tendré que hacer unos cuantos más y tomarme el merecido descanso; aunque vamos a ver si puedo seguir adelante con las reseñas de comics del mundo. Adicionalmente, dudo mucho que deje de escribir sobre política, considerando el hecho que (según) este es un año electoral para la cuna de libertadores y quien sabe que otro desastre viene en el camino.

 

See Your Space Cowboy

Publicado en General

Sobre el nuevo billete de la cuna de Libertadores.

No soy economista y todo el asunto relacionado con teoría monetaria no es precisamente uno que me interese mucho. Pero lo que voy a decir es bastante evidente, la desesperación revolucionaria venezolana no conoce límites así como han logrado uno de sus objetivos, destrucción de la moneda nacional desde el primer día de su llegada al poder; quizás unas trescientas o cuatrocientas palabras sean lo suficiente para decir una cosa; todo lo que han hecho responde a una agenda bastante clara.

Simplemente no les puedes pedir a unos socialistas de línea Marxista que se adhieran a una política medianamente decente, eso va en contra de todos los controles que quieren imponer en cada aspecto de la sociedad, la tragedia de perder la libertad económica no sólo se ve en que cada vez se puede comprar menos, sino también en el hecho que emprender una empresa es algo bastante complicado.

En nombre del «pueblo» hoy y en el pasado «proletariado», unos que simplemente no son de los grupos que dicen representar ya que la revolución se debe hacer con algo de comida asegurada, se han estado cometiendo los peores crímenes y lejos de acabar con la «burguesía», se ha instalado otra que se debe más a un discurso necesario para asegurar votos mientras disfrutan del saqueo con sus cuentas suizas y compras en las Antillas.

Así llegamos al nuevo billete, que con el cual no puedes comprar mucho, si es que lo consigues y pueden decir lo que quieran, pero es una forma de admitir que no les importa la inflación en el país y que lo que están haciendo es apagar un incendio con gasolina. Y ¿Cuál billete les causa más ansias de tenerlos entre sus manos a los revolucionarios venezolanos? Pues ese que es el emblema del Imperio del mal. O si no lo consiguen, pues unos cuantos Euros podrá bastar para calmar la ansiedad. Que los obreros vean que hacen con esos billetes que parecen salidos de una mala imitación del famoso juego monopolio.

El nuevo billete de cien mil bolívares no es más que otro de los tantos recordatorios que en la cuna de Libertadores el partido de gobierno juega a la destrucción así como a vender al país, dejando de lado a esa palabra que siempre usaban llamada soberanía. Una palabra que gusta a unos cuando se trata de dar un discurso y esperar el aplauso fácil.

 

See Your Space Cowboy

Publicado en General

La Gasolina en Venezuela

Desde hacía tiempo la gasolina en la cuna de libertadores se ha unido a la larga lista de los productos a los cuales hay que hacer una fila para comprarlo. De hecho, no hace mucho se ha puesto en evidencia que el asunto de la “soberanía energética” es de la boca para afuera, ya que fue comprometida como parte de pago a cierto gobierno eslavo; nada de lo que vaya a decir a partir de ahora, no es muy diferente a lo que ya se sabe. Ese hecho, que el país está endeudado hasta las cejas y con los gobiernos revolucionarios que aun apoyan al desastre nacional.

No importa si muestro fotos o los artículos que se ha escrito sobre esos empeños, unos cuantos tanto nacionales como internacionales no van a creer eso; apelando siempre por la vieja confiable del montaje. De hecho, si en realidad hay tanto sabotaje ¿Cómo es que el gobierno venezolano no se anticipa a todo? Digo, prácticamente son dueños de todo lo que hay y no se mueve un grano de arroz sin su conocimiento y permiso. Y esto último, es una verdad que es una realidad en la que los venezolanos vivimos a diario.

La gasolina, ese derivado del petróleo y uno de los recursos que si bien hay bastante en la cuna de libertadores se ha convertido en una verdadera maldición; de hecho, estamos viendo lo que se le puede llamar la maldición del excremento del diablo. De hecho ¿De qué nos ha servido tener tanto petróleo si no hay comida y no hay gasolina? Señores, el oro negro no se come y si el gigante del norte ya hubiese puesto sus manos aquí.

Pero si somos honestos, les debo repetir el hecho que el oro negro que se encuentra la cuna de libertadores se le considera pesado y hasta extra pesado. Y ¿Qué implica todo eso? Pues que es un recurso que no es fácil de extraer ni mucho menos fácil de refinar (por ende) sacar derivados. Entonces ¿valdrá la pena mandar soldados a un objetivo militar fácil por un recurso que sale más costoso extraer y procesar que vender?

Si bien es cierto que la tecnología de los motores eléctricos  todavía se encuentra en pañales, pero es una señal que indica que los días del uso del petróleo como combustible se encuentran contados y la cuna de libertadores como exportador de ese recurso también se hallan contados así como los otros socios de la OPEP; pero esto solo confirma el hecho que una empresa petrolera manejada por el Estado no tiene un buen final.

 

See Your Space Cowboy

Publicado en Cine y Series de Tv, Comentarios

Carta abierta a los productores nacionales independientes.

Cualquier ciudadano de a pie que habita la cuna de Libertadores sabe que hay cosas más importantes por las cuales tener una opinión que la programación de la caja boba criolla. No hay mucho que la presente carta abierta puede plantear, más que todo considerando el hecho que ya he dicho bastante sobre lo que nos prometieron que iba a ser una nueva era en la caja boba en el tema de la programación.

Espero que uno de esos tantos productores pueda leer esta carta abierta y pueda comprender lo que le voy a comentar aquí. Si bien es cierto, que la crisis que a unos no les afecta, si esos que están en lo alto de la burocracia política, no hay mucho que se pueda hacer. Pero se puede escribir guiones, con la esperanza que embargan las ansias de verlo convertido en la próxima serie o en esa obra que, finalmente,  puede cambiar la historia y dejar de lado ese estereotipo tan marcado.

Pero esa epopeya tiene que estar bien estructurada, ya que tampoco el presupuesto que hay tanto en la televisión pública y lo que queda de televisión privada no es muy alto; en la primera muy posiblemente, el presupuesto pueda ser hurtado y nadie dirá nada al respecto. Pero quiero creer que entre muchos de ustedes hay gente que se encuentra maquinando algo que puede tomar por sorpresa a los televidentes.

En la Venezuela del futuro, no te puedo asegurar el hecho que ese título de productor nacional independiente puede significar algo, lo que te puedo comentar es que tu talento va a ser necesario si queremos dejar de lado la programación deficiente de lado, aunque debo ser honesto en una cosa. Tampoco espero producciones que dispongan de altos valores de producción como cualquier serie estadounidense o franquicias que duren lo mismo que las producciones japonesas dedicadas a los trajes de látex y explosiones de talco. Quiero obras que no vean a los televidentes como tontos ¿Es mucho pedir?

Yo creo que no, pero ese esfuerzo tiene que venir con la escolta de una población que se encuentre dispuesta a ver algo diferente en la caja boba criolla alejado de lo que sabemos. Gente que pueda comprender que ellos mismos pueden elegir lo que quieran ver sin la necesidad de que un ente que actúa como Inquisición le dicte lo que debe ver. La programación basura existe por el mero hecho que hay gente que la consume y no se limita a gente haciendo estupideces; también hay programas basura que se venden como los guerrilleros mediáticos que se venden al mejor postor, la seguridad de estar con el gobierno de turno.

Las líneas editoriales se venden, no se imponen al menos así lo creo; seguramente es una de esas ideas que se hace difícil vender al grueso de los venezolanos, pero si le damos la oportunidad de elegir lo que quieren ver, nos podríamos ahorrar muchas cosas.