Batman Mad Monk

Seguimos con la estela dejada por el autor Matt  Wagner dejada en el homenajeado del presente especial. En lo personal, esto de meter elementos sobrenaturales en las historias del Caballero de la Noche no es un mal recurso; de hecho uno de sus villanos llamado Grundy tiene un origen sobrenatural, pero ¿Qué hay de vampiros?

Un villano de días pasados, tal como buena parte de los personajes que usó el autor de esta obra que es una secuela de, ni más ni menos, que Batman y los hombres monstruos; ambas obras formaron parte de una pequeña saga que hizo Don Matt con el murciélago. Pero dejando de lado tanta palabras y pasemos a la reseña en cuestión. Pues resulta que los hechos de la mini serie anterior dejaron en muy mal estado, tanto económico como anímico, al padre de Julie y a ella misma; pero las cosas empeora no sólo con un cargamento de drogas que se ha salido de las manos de una de las familias criminales de la ciudad. Ahora ha llegado a la ciudad un extraño culto que ha estado dejando a su paso cadáveres con heridas el cuello y sin sangre.

Un rastro que, como es evidente, deja pensando y con las manos atadas a la policía y que prefiere dedicarse a asuntos más importantes y terrenales. Al punto que el buen comisionado de la policía tiene una de las mejores tramas secundarias, sólo siendo opacada por la de Julie y su padre así como ese final. Lo interesante es como aborda el tema sobrenatural el cruzado encapotado y como siempre aborda lo referente al crimen. De una forma temporal, pero lo que hay que destacar, aparte del dibujo y el guión, son esas referencias que hace (mejor dicho hizo) a los mitos del personaje en el viejo universo de la Distinguida Competencia.

 

See Your Space Cowboy

Anuncios

Escribiendo un poco sobre el asunto de tener descendencia.

Hago un pequeño paréntesis en los temas más recurrentes en esta sección del blog, la Venezuela que tenemos y la que queremos, para escribir un poco de un tema que me tiene pensando un buen rato, además que siempre es bueno cambiar un poco las cosas. Así mismo, debo comentar que no sé si el presente mar de letras vaya a cumplir con el requerimiento de los nuevos artículos que estoy escribiendo que es llegar a algo más de mil palabras y que, ciertamente, poco tengo que decir sobre la adaptación occidental de la obra del muchacho loco que se consiguió la herramienta de trabajo de un “dios de la muerte” de los mitos japoneses.

Al menos dentro de los confines de la cuna de libertadores, no estamos en la mejor temporada para tener hijos y tampoco es que hay mucho con que asumir semejante tarea. Ya saben, pañales, comida, talcos, escuelas y esto debería ser un indicador para que los embarazos adolescentes no estuviesen por las nubes; pero la realidad es otra. En el peor de los casos, hasta lo políticamente correcto ha llegado a la forma en cómo se instruyen a los niños en las escuelas llegando hasta ser parte de lo habitual en las casas.

Y ¿Con que me refiero a lo políticamente correcto a nivel educativo? Pues el hecho que simplemente no se le puede levantar la voz a un infante ya que puede traumarlo, ni mucho menos darle a conocer no solo a sus padres sino también al resto de sus compañeros que tiene un buen o mal desempeño académico ya que también es otra fuente de traumas mentales. Ya saben, todo este asunto de ser un copito de nieve que debe ser resguardado al punto que debe perder su individualidad.

Si no es eso, pues tenemos padres que esperan que sus hijos sean educados por los medios electrónicos y no es de extrañar que salgan unos verdaderos desastres como personas que solo necesitan gritar y pedir para que tengan en sus manos lo que están pidiendo, generalmente una tableta o una de esas consolas de videojuegos portátiles. Con todo este escenario, creo que es normal el hecho que algunos no quieran tener hijos; yo soy uno de esos, que mientras aún se encuentre dentro de la tierra de gracia el asunto de tener hijos no le anima en lo absoluto.

Después de la desagradable experiencia de ver como los hijos de dos primas se comportan en el día a día, uno llegando al punto de no solo decir groserías sino también recurriendo a la violencia en contra de su padre, pues en mis días eso era  algo que se solucionaba con unos buenos golpes; no importaba si estaba en una fiesta, sitio público o que mostrarle al infante que su comportamiento no es el mejor “le va a causar un trauma” después del merecido regaño que se ha ganado.

Esas son conductas que no se deben dejar pasar, ya que ¿Qué clase de personas estamos dejando en este loco mundo? Ya que el problema de fondo es ese, las personas que dejamos. Si esto sigue así, va a ser mucho más complicado esto de darle la estocada fatal a lo políticamente correcto.  A esa necedad de que todo debe ser una zona de seguridad para que estos copitos de nieve puedan vivir tranquilos; no, el mundo no debería ser un lugar lleno de arco iris y unicornios políticamente correctos, no debería serlo y (si la razón está de mi lado) nunca lo será.

Es por esa razón que vemos a los niños rotando de un deporte a otro, de una actividad a otra ya que los padres no quieren lidiar con el problema y que eso sea asunto de alguien más. Y en ocasiones también eso se ve con las estadísticas (que quieren ocultar) de temas tan delicados como el abuso escolar, el abandono escolar y el ya mencionado embarazo adolescente que son asuntos serios.

No digo que cada nuevo niño que llega a esta tierra de gracia vaya a ser un copito de nieve o en su defecto un abusador, pero el caso es que esas probabilidades son demasiado altas y creo que no cuenten conmigo, hasta nuevo aviso, ya que después de la experiencia que ha sido lidiar con los dos hijos de una prima; quienes por todo están llorando, exigiendo y pidiendo pues en lo personal, no me metan en ese juego de apuestas.

Yo no sé si esta situación puede tener remedio, que lo tiene, pero lo cierto es que a unos no les va a gustar. Aunque quiero dejar en claro que si bien estoy en desacuerdo con los castigos físicos, creo que los niños de ahora deberían comprender que con berrinches no van a conseguir lo que quieren incluso dentro de casa y que el mundo real está muy dispuesto a aplastar sus sentimientos en repetidas ocasiones.

Por mucho que tengamos el sueño de ser médico (menciono la primera profesión que pasa por mi cabeza) si no tenemos un buen promedio académico en bachillerato, no tenemos conocimientos de biología y por sobre todo las ganas de estudiar esa carrera sacrificando  muchas de las cosas que antes te gustaba hacer. No basta con solo desearlo, hay que también un poco de su parte y eso implica dedicación y esfuerzo; así que esperar que por un mandato divino o que a alguien se le ocurra que debes estudiar medicina, sino te formas y si no tienes la vocación es mejor que te dediques a otra cosa.

No todos podemos ser médicos, ya que la vocación y el talento se encuentran en otros aspectos. Tampoco esto de crear zonas seguras para unos, no es otra cosa que una forma refinada de discriminar por una razón de dudoso soporte. Te va a tocar defenderte, te guste o no, te va a tocar un día recurrir a la violencia, ya que esa persona no tiene otra forma de entender que quieres estar tranquilo.

Van Halen I

De Canadá y el rock progresivo pasamos a Los Ángeles, California y al rock pesado de los años ochenta, si esa extraña etapa de uno de los géneros musicales con más subgéneros que recuerdo en la que la banda Van Halen no solo hizo su debut, sino que comenzó una nueva ola del mencionado género que tuvo sus altos y sus bajos. No nos hagamos los tontos, si bien Van Halen no es responsable directo de la movida Glam, pues compartieron escenario e incluso todos comenzaron en el mismo local de la mencionada ciudad estadounidense, un género que la misma sobreexposición fue quien lo mató, considerar que cierta banda de Seattle fue la responsable es darle demasiado crédito, la verdad.

Pero bueno, esa opinión puede que la desarrolle en otro momento, aquí estamos hablando de reseñas musicales. Para el año de 1978 la presente banda y la formación más querida por sus admiradores estaba agitando las aguas de la escena musical de la ciudad de los Ángeles, California con un estilo de rock que distaba mucho de la propuesta inglesa de bandas como la mítica Black Sabbath o Deep Purple, aquí la cacería de brujas se sustituye por letras que alaban la mala conducta, no hablar precisamente de amor y la eterna fiesta del rock, que si bien no es algo nuevo, pues esta banda lo trajo nuevamente a la palestra y repotenciado.

Estamos hablando, ni más ni menos, que la voz de David Lee Roth con la escolta de Eddy Van Halen en la guitarra, dos piezas en la historia del rock pesado que al sol de hoy son reconocidos, quizás ya no con la misma intensidad de antes, pero es mejor que todo el rock que tenemos en la actualidad. Es uno de esos discos de debut que marcaron no solo la carrera de la banda, sino también la época en la que salió, un largo camino de tocar puertas y de asimilar lo mejor de lo que se hacía antes, ese cambio que ya (traté) de mencionar a principios de este mar de letras.

Con todo y los años que tiene encima, que sus letras de seguro fueron polémicas en su momento, suena a un rock que supo envejecer con el paso del tiempo y que si bien tuvieron que usar alguna que otra indumentaria vergonzosa, creo que esta banda nunca lo va a negar de hecho, creo que lo deben de recordar con cariño.

Busou Renkin Vol.8

No todos los días puedo comentar que me terminé de una sola sentada un tomo de una obra, creo que es algo muy relacionado con un elemento llamado talento. Algo que el autor de esta obra ha demostrado con creces en esta entrega.

Quizás, pueda leerse como algo que ya se ha visto en obras de temática similar pero, en un orden de ideas personal, se hace evidente que uno se llega no sólo a preocupar no sólo por el protagonista, sino también por el resto del elenco de la obra. Pero estos personajes con sus matices pero muy en especial, sus acciones, te venden muy bien sus discursos; los cuales no son diferentes a los que hemos visto o leído de los que se han publicado en la misma revista donde apareció el mono peleador y sus clones.

Parece que el viaje fue todo lo que se esperaba, las peleas con el escuadrón especial de exterminio si bien comenzaron con una premisa un tanto molesta, la verdad es que hasta el Capitán Bravo tiene ese momento que sirve para mostrarlo como lo que es, un mentor. Pero parece que la verdadera amenaza sigue suelta así que todos esos combates, ciertamente ingeniosos, solo sirvieron para una seria llamada de atención.

Pero la amenaza es tal, que todo el personal debe formar parte de la operación que se está llevando a cabo. No importa que rencillas personales tengan o el hecho de que combatieron momentos atrás; me pareció uno de esos giros argumentales que da para mucho y que dice también de la seriedad en la que se toma la amenaza de Víctor. Yo no sé si nuestro querido villano vaya a sacar algún provecho de todo esto, en vista que se mostró convencido en ayudar a su rival, cosa que deja mucho en que pensar.

Justo cuando crees que cerraste todo y más comentarios.

A los días de darle un cierre temporal a la tribuna del amargado me enteré de la ¿Cancelación? De la nueva convención que, seguramente para unos, va a ser la que ocupará el trono. A raíz de eso, pensé en hacer una especie de pensamientos extendidos no sólo sobre el tema del cierre temporal, sino también de la ¿Cancelación? Pero tal idea fue descartada, en vista que no iba a poder llenar mil palabras con tales premisas. Ya la misma gente hizo lo propio y creo que el trono se va a quedar vacío por un buen rato.

Hace diez años comencé a escribir aquí, otro asunto que me enteré tarde y que la gente de WordPress me hizo llegar unas palabras de alienloo. De verdad, creo que tampoco es para tanto ya que blogs más populares o jóvenes tienen un mejor desempeño que el mío así como es notorio el hecho que los cambios por los que ha pasado responden más a ideas personales. Pero aquí seguiré hasta quien sabe cuando. Aunque no fui el único en plantear cambios serios, ya que la página web del mundo friki que tenía nombre de organización criminal del país del sushi ha hecho lo propio, en vista que la cuna de Libertadores se les quedó pequeña.

Parece que la frase que reza renovarse o morir no es del todo errada y considerando que el mundo friki venezolano no es precisamente el más receptivo, era de esperar que decidieran poner los ojos en otras latitudes. Basta con leer las opiniones de un friki venezolano y ya te das una idea del resto; básicamente es una especie de mente colmena que si bien está constantemente en proceso de renovación numérica, parece que ha visto días mejores.

Los cambios editoriales le han servido a unos para renovar su estilo y acercarse a un público nuevo, mientras otros con los cambios puntuales mejoran a un paso más lento pero seguro. Pero ¿Qué hay de aquellos que no lo han hecho? Esperar que la polémica de tocar ciertas ampollas van a repercutir en visitas y en comentarios como lo hacían en días pasados, ya no es buena estrategia y menos ahora. Eso sí, en algún momento la gente se cansa de todo los conflictos.

También pensé en hacer un artículo sobre las quejas que tienen unos sobre el cambio que se está haciendo en la red social de vídeos llamada Youtube y como, en sus palabras, parece una nueva versión de la prensa rosa y todo lo relacionado con el mundo de los chismes entre los usuarios de renombre. Después del tema de estos seres dedicado a escribir libros, no hay mucho que decir en vista que muchos de esos personajes reconocidos viven de las reproducciones de sus vídeos y no nos hagamos los tontos, los vídeos que mejor repercusión tienen son los vídeos polémicos.

Me atrevo a decir que todos esos dramas, insultos, respuestas ácidas son un teatro elaborado a espaldas de los «seguidores» y todos los comentarios sobre la rigidez que ahora impuso la mencionada red social para monetizar los vídeos, y todo el polvo que eso levantó, me da a pensar que mi idea no es del todo errada. Si, básicamente todo esos asuntos que huelen a personal para mi tienen más que ver con la lucha libre y el morbo que con algo medianamente serio.  Así que tiene mucho de cierto decir, que la comunidad que se formó en esa red social es tóxica y que es la responsable que la misma sólo sea una copia al carbón de la caja idiota.

Y llegó el momento de escribir sobre los payasos del circo político, al parecer ya se este hablando de las mentadas elecciones regionales y el lema de unos es «no hay que perder espacios». Y yo no dejó de preguntarme ¿Cuáles espacios? Tanto unos como otros tienen que ver como van a hacer para sortear al engendro que ellos mismos han alimentado, ese monstruo llamado abstencionismo. Quizás no sea la mejor opción, pero tal como está el horizonte ya uno no sabe que opción puede ser la mejor; no voy a negar que me voy a extender en ese asunto en una próxima ocasión, pero quiero sembrar algo de suspenso cuando ese día llegue.

Quizás todo ese asunto sea una consecuencia de las famosas sanciones que llegan desde la Casa Blanca y las más recientes acciones que ha tomado ese singular gobierno con respecto a la Cuna de Libertadores y las travesuras que han estado haciendo sus dirigentes revolucionarios alrededor de no sólo territorio estadounidense, sino también mundial. Todo parece indicar que la temporada de las vacas flacas va a seguir por un buen rato y que los precios de la única mercancía que tiene que ofrecer Venezuela, el oro negro, no va a subir de precio en una buena temporada. Y es algo que ya da señales de tener consecuencias, ya que ni la gasolina se está produciendo en territorio criollo y las famosas cajas de comida no está llena de productos hechos en esta tierra de gracia.

No por nada al petróleo le llaman el excremento del diablo y no es algo más, al menos en el caso venezolano, uno de esos recursos naturales que lejos de ayudar al crecimiento económico de la cuna de Libertadores en un serio problema. En vista que unos lo usan como argumento recurrente en el tema que más les gusta, la invasión militar del gigante del norte, ya que con eso pueden justificar todas sus acciones así como usar palabrería sin sentido sobre resistencia y soberanía. Y para los que siempre hablan de ecología y como el capitalismo está matando el planeta, al sol de hoy no hay responsable alguno en relación a los desastres que ha hecho la empresa pública petrolera venezolana ¿No que ahora el petróleo es del pueblo? Digo, lo que es de todos a la final no es de nadie. Ya hemos visto lo que hace una empresa que no sólo es pública sino que desvía sus esfuerzos para algo que poco o nada tiene que ver con extraer petróleo y refinarlo.

 

See Your Space Cowboy

Doctor Strange into Shamballa

Yo creo que la primera vez que vi al hechicero supremo de la Casa de las Ideas fue en uno de los muchos episodios de la serie animada de los años noventa del amigable vecino, así que creo que las vestiduras de gala de las reseñas intermedias y nos adentramos en los confines de unos mitos de la mencionada casa editorial y uno de sus personajes más representativos de ese singular mundo.

Considerando que recientemente al buen doctor le dieron su respectiva película y ya dejó de ser uno de esos personajes mejores, a pesar que fue creado por ni más ni menos que Stan Lee y Steve Ditko para el año de 1963, era ya hora que tuviese un merecido reconocimiento. Aquellos años en que la casa de las ideas estaba buscando nuevos temas para sus personajes mientras, si mi memoria no me falla, aun se batallaba con la fuerte censura en los medios impresos.

Y ¿Qué nos relata aquí? En esta singular novela gráfica, en todo sentido desde su aspecto visual y narrativo, pues un día le llega una amarga noticia al buen Stephen, su mentor ha muerto. Pero le dejó un extraño regalo, uno que le dará un pequeño dolor de cabeza, el cual es tan extraño como parece una broma de mal gusto, ya que con esto llamado el futuro de la humanidad simplemente no se juega.

See Your Space Cowboy