¿Cómo va a ser la nueva editorial en esta sección?

El octavo artículo que se expande de la nueva editorial cae en una sección en la cual creo que aún tiene mucho potencial, una en la que extrañamente he escrito muy poco. Pero, lo mejor es escribir y esperar que algo suceda. Así que decidí escribir sobre algo muy diferente a lo que constantemente hago por aquí.

Espero que para cuando estas líneas vean la luz del sol, el especial mutante se encuentra algo avanzado, es decir las reseñas, así como ya tenga decidido que personaje del mundo del comic va a ser el siguiente en la lista de los especiales y el siempre bien ponderado especial de noche de brujas ya tenga una lista de lo que voy a reseñar.

Debo admitir que ese especial tan relacionado con esa polémica celebración del mes de octubre y que en los últimos años, pues se ha visto opacada por el doce de octubre; no hay problema alguno con la decoración de brujas, pero con la llegada de los españoles a este lado del mundo, pues los comentarios van a seguir dando de qué hablar, mientras la estupidez y el resentimiento sobre un hecho que ya tiene muchos años encima siga, no por nada (en caso de Venezuela) sobra razones para ver que esto no es una nación y solo es un patio de atrás.

Con respecto a mis lecturas, pues con la llegada de la tabla a mis manos, he estado leyendo de todo. Más que todo en el arte secuencial y libros; pero si bien la producción de reseñas ha estado de baja, las lecturas no, me atrevo a decir que los últimos maratones que me he lanzado, con el Resplandor en su idioma original y un libro de teoría monetaria, dentro de poco voy a estar reseñando esos dos libros que forman parte de mi más reciente torneo de lectura.

Hablando de ese tema, desde que conocí una red social dedicada a la gente que lee y a compartir sus opiniones sobre lo que lee, me he metido en sus torneos de lectura; quizás una de las mejores cosas que se puede hacer en la actual crisis lo mejor que se puede hacer después de protestar, es leer un poco.

See Your Space Cowboy

Un nada breve comentario sobre el tiro por la culata

Honestamente, pensé en no tocar el tema del berrinche que ha hecho el «Rockero del pueblo» en un famoso festival musical que se hace en la hermana República de Colombia. Mi opinión no sería tan diferente a las tantas que han dado a conocer su punto de vista con el tema en cuestión, no sabía que podría agregar al mencionado tema ya que, yo comparto lo que han expuesto incluyendo las ofensas.
Pero como el señor en cuestión no ha dejado morir el tema, así como el hecho que seguramente no va a leer el presente (intento de) artículo, decido subirme al tren. Ya que, de alguna forma, ese señor debe buscar la manera de seguir siendo relevante así sea de forma negativa ahora fuera de las fronteras de la cuna de libertadores.
Usted en su alegato mencionó que en donde estaba la hermandad de los pueblos y yo le extiendo la misma pregunta ¿Dónde estaba la hermandad con otros rockeros criollos cuando usted expulsó de su circo romano a bandas nacionales o peor aún a otros venezolanos sólo por el hecho de hacer un desagradable género musical? Lo que es igual, no es trampa, señor. Usted mismo en comunicados anteriores dijo que no necesitaba el apoyo de esa gente que (por alguna extraña razón) lo admira como músico, pero que no comulga con sus ideales políticos.
No es el primero ni mucho menos el último a quien le rechazan su participación en un concierto ¿Se acuerda de la prohibición de entrar que le hicieron a una banda de de rock ultra pesado? Si, habló de los cadáveres caníbales. Puede ir a cualquier revista especializada en asuntos musicales, así como cuanta instancia diplomática, pero recuerde que usted le hizo lo mismo a varios de sus coterraneos por sólo mencionar sus días cantando Adriana en Sábado Sensacional.
Tampoco es quien para hablar de la mezcla de rock y política, ya que usted no ha ocultado en ningún momento su afiliación política y sus discursos llamando a votar por el partido de gobierno que, no se caracteriza por ser ni diplomático ni mucho menos democrático; habla de la represión de la cuarta, pero ¿Tiene algo que decir de la represión de la quinta? Tema del cual usted salta olímpicamente, ya que sólo le importa el dinero para seguir llevando a cabo su circo romano, siguiendo los parámetros del marxismo cultural del que se ha estado beneficiando por buen tiempo.
Quizás, en su mente es el mejor momento para uno de sus circos, con el delirio de demostrar de lo que es capaz usted de hacer con el dinero de los impuestos pero creo que así, cualquiera se vuelve un defensor de una revolución fallida como la venezolana. Así cualquiera puede tratar de hacer surgir su carrera musical, aunque le debo recordar que esto tiene los días contados y seguramente, cuando está pesadilla termine usted se va a cambiar los colores y buscará un nuevo empleador. Ya lo hizo anteriormente, aunque con lo cuestionable de su credibilidad, me gustaría ver el intento

Pizzicato Five Rip Big Hits and Jet Lags 98-2001

Antes de comenzar la reseña, debo comentar que estuve pensando por un buen rato cual iba a ser el séptimo artículo de la nueva línea editorial, de hecho nunca pasó por mi cabeza que sería una reseña a un disco de una de esas bandas que he estado escuchando casi de forma constante; de hecho creía que iba a ser cualquier tema menos el presente, aunque si hay una sección a la cual considero como tarea pendiente en darle una mejora es esta.

Aunque  si hay un tema del que no conozco mucho es sobre música, es decir  puedo disfrutarla pero usar palabras para recomendar algún disco, pues se me complica mucho el asunto; pero ahora tratando de hacer lo que debo hacer aquí, la banda P5 ha estado en este pequeño rincón casi desde su nacimiento. Siendo una de esas bandas del país  del sushi que si bien la gente de ahora no la reconoce, pues se hizo de una carrera muy respetable.

Lastimosamente, muy poca información sobre el lanzamiento de la presente obra pude encontrar, pero lo que si les puedo asegurar es que huele por los cuatro costados a un disco recopilatorio; pero uno de esos discos que hace todo lo posible para que te lleves un buen recuerdo de la banda desde el año 1998 hasta el año 2011. Luego de varios años en el mercado, por ahí en los años dos mil  decidieron tirar la toalla.  En lo personal, es una obra digna de ser escuchada ya que con todos los años que tiene encima, suena muy moderno.

Eso sí, conseguirlo en los caminos verdes de la red de redes puede costar, pero les aseguro que valdrá la pena. Además que es una de esas obras que  te recuerda que primeramente no todo el J POP es el que se escucha en las series anime, algo que si bien sirve de puente para conocer ese extraño mundo ya (al menos personalmente) se está quedando muy corto.

Hablemos un poco sobre ser guerrero del teclado.

El primer comentario intermedio llega, en lo que considero, el mejor de los momentos. No es un secreto para los que vivimos en la cuna de libertadores que ambos bandos del bipartidismo político han usado el término guerrero del teclado a modo de descalificativo para personas que prefieren las palabras a formar parte de una masa sin orientación.

Considero que la pluma es más poderosa que la espada, pero la herida que abre es a largo plazo, es decir, sus resultados posiblemente no los vas a llegar a ver, pero estoy más que seguro que esa persona a la que llegaste con tus palabras poco a poco puede que cambie; considero que el trabajo de las personas que no creemos ni el socialismo del siglo XXI (que es el mismo que el original, no nos hagamos los tontos) y su variante llamada socialdemocracia poco o nada quieren que pienses como individuo.

Aunque cabe preguntarse ¿Cuántos gobiernos han hecho sucumbir esos que se suben a tarimas con micrófonos y emiten largos discursos? Pueden hacer sucumbir al gobierno de turno,  pero dudo mucho que el efecto que tengan sobre las personas que van a ese show tenga el mismo impacto que las palabras que emiten los guerreros del teclado, así que lo mejor que se puede recomendar, es tratar de llevar la fiesta en paz ya que tenemos un enemigo en común.

Hemos visto como ese pacto de la socialdemocracia ya no funciona como antes y las consecuencias que ha traído, así como también estamos viéndolas consecuencias que está trayendo a nivel mundial. Por un lado, al sur del viejo continente con un estallido de partidos de extrema izquierda o amebas políticas o de plano (pero ya en otras partes de Europa) el nacionalismo también se está levantando; irónicamente es en la cuna de libertadores donde la socialdemocracia le muestra un poco los colmillos a sus primos, aunque se hace evidente que ya no tienen la misma popularidad que antes. Siendo así, un extraño caldo de cultivo para llevar nuevas ideas a una sociedad que ha estado muy influenciada por las ideas de corte socialista en todas sus variaciones, matices y colores, les guste o no a unos admitir esa realidad tan notoria.

¿Qué pasó con la Producción Nacional Independiente? Y al otro lado de la auto censura

El sexto (intento de) de artículo de la nueva línea editorial si bien sigue con ese tema de lo que sucede en la cuna de libertadores, en la presente oportunidad voy a intentar comprender las razones por las cuales buena parte de los medios de comunicación criollos decidieron ponerse una mordaza. Además que otras secciones de este rincón merecen su cuota de cariño; no todo debe centrarse en dos secciones en concreto.

Los ciudadanos, por usar una palabra, hablamos del tema y a riesgo de equivocarme, considerando la realidad en la que estamos, es evidente que tenemos una visión de ese feo asunto de la censura que existe en los medios así como hemos visto la mordaza que estos voluntariamente se pusieron. Y ya saben que no hay peor mordaza que la que uno mismo se pone, ya que no solo te pone en entredicho ante la sociedad que en algún momento de la historia nacional, aunque esto de emitir una falsa sensación de alegría con programas estilo telenovelas o el chavo mientras algo totalmente diferente sucede en las calles de las ciudades, pues no los deja muy bien parados, si somos honestos. Es decir que ver al Zorro cuando realmente hay represión en las vías, se acerca o confirma mucho el miedo que le tienen al gobierno, ese ente que tiene un monopolio en el tema de las comunicaciones dentro de la cuna de libertadores.

Pero al otro lado del espectro radioeléctrico, muy poco sabemos de los problemas que están pasando esas personas. Al igual que el resto de los habitantes de Venezuela, esas personas hacen lo que pueden para llevar comida a sus casas, pero se le empeora el panorama cuando le toca lidiar con ni más ni menos, la Inquisición del Gobierno. Suponerse que aquello que mencioné es difícil, creo que me estoy quedando muy corto, así como el conflicto interno que debería causar eso, entre el asunto de sobrevivir y la formación académica que recibieron o al menos eso quiero creer; ya que el presente problema, al igual que la procesión, se lleva por dentro.

Yo me hago la pregunta que le da título a este (intento de) artículo, ya que no tengo otras palabras para preguntarme ¿Qué pasó con esas promesas de una programación un poco menos acartonada? Lo cierto es que, si bien voy a parecer un disco rayado, el asunto sigue en las mismas. Ya que ¿De qué sirve una programación que trate a la audiencia como seres inteligentes cuando solo basta a un director en robar el presupuesto de un año de la televisora? O ¿Puede darse el hecho que ese proyecto que quiera ver a la audiencia con otros ojos simplemente no sale a luz por alguna razón subjetiva de algún burócrata?

Ciertamente la hipocresía es notoria, el actual gobierno es dueño de buena parte de los medios de comunicación del país o en su defecto los ha convertido en sus cómplices, gracias a dos engendros llamados censura y autocensura; el caso es uno de los graves y que el actual gobierno diga que le están aplicando una “guerra mediática” desde adentro, cuando la realidad es otra. Pero el asunto de fondo, al menos el relacionado con la audiencia, sigue presente ya que esos palacios en el cielo sobre la programación nunca llegaron; ya que por mucho que se escriba sobre la finalización de las telenovelas o que la inquisición hace de las suyas con las multas, el caso es que le conviene al gobierno que se mantenga la situación, poco importa los cambios prometidos.

Por mucho que unos defiendan los “programas nacionales de metal” o sobre que esos canales “del pueblo” que ahora emiten anime ya que “les parece bien”, pero bueno con tal es un logro que debe aplaudirse ante una situación de conspiración mundial en contra de la cuna de libertadores y sus enlatados. Pero bueno ¿Cuáles enlatados? Cuando apenas hay para comer ¿Cómo puede haber enlatados televisados cuando ni siquiera hay para comer o hay medicamentos? Honestamente, poco puedo esperar, ya que han logrado lo imposible; dañar más una sociedad.

See Your Space Cowboy

Pensamientos extendidos sobre Hablemos de regresos y chistes.

Consideren las presentes líneas como una secuela más no como un artículo como tal, ya que considero que mis largas caminatas me sirven para aclarar mis ideas con el respectivo cambio de foco en el asunto. El premio se lo llevó el tema del (supuesto) regreso de la convención avalancha y la agitación que está causando en ambas partes. Unos alegan que le han comprometido la seguridad de las redes sociales de la mencionada convención y como cosa rara pues, alegan la falsedad de la noticia.

A título personal, no le creo mucho a la gente “oficial” todo lo referente a la violación de sus redes sociales ya que desde los conocí siempre se han aprovechado de los cuentos de pasillo, concretamente “la última avalancha del año” y lo vimos concretado allá en el 2013, cuando su propio responsable dijo “gracias totales” y terminó de poner la plasta con ese polémico video. Uno pensaba que con esa partida (digna de telenovela) que esa gente no iban a asomarse por estos rumbos, de hecho pensé que iban a enfocarse a probar suerte en el Ecuador o quizás en las tierras de Benito Juárez (de donde son los responsables de avalancha)   que, a riesgo de equivocarme, con lo aprendido en la cuna de libertadores iban a concretar algo más serio. Alegar que todo lo relacionado con esa Avalancha 2017 es mentira, cae en suelo resbaloso por el mismo historial que se ganaron. No hay mejor símil que la historia de Pedro y el Lobo.

En el otro lado del espectro, tenemos dos partes con posturas que se complementan. Tenemos los que están dudosos de ese canto de sirena (que no es para menos, la verdad) aunque esperamos algo que confirme todo lo referente a ese regreso. En lo personal, independientemente si se confirma o no si todo es una broma o algo en serio, los que vamos a tener la gracia de reír el último somos los que estamos con la cautela a mil; lo siento compañeros que están esperando una fecha en concreto, van a jugar con su ingenuidad. Ya lo han hecho antes ¿No los creen capaces de hacerlo nuevamente?

 No todo es malo, el mayor punto en común que tenemos es el hecho que dependemos de un anuncio (un segundo anuncio) o de algún video que confirme nuestras conclusiones. Nada de darle unos comentarios al inquisidor personal para que haga un artículo en su página, hablo de algo más serio, ya que si quieren gastar una broma pesada a los que creen que van a regresar, al menos hagan bien las cosas ya que nunca le tembló la mano para escribir sobre ese asunto de la defunción de un grupo capitalino, pero  pareciera que hablar de la insuperable le da de todo.

Digo, si están realmente seguros de que son la voz imparcial del mundillo, no deberían tener esos problemas; recuerdo que sobre la defunción del famoso grupo capitalino escribieron bastante, no solo ese inquisidor sino también su séquito. Al punto de seguir usando el tema por un buen tiempo, incluso después de haberse confirmado la defunción  de ese grupo ¿Cuál es el miedo de hacer lo mismo con Avalancha? Fueron capaces de sacarle los esqueletos del armario a muchos personajes del mundillo, organizadores de convenciones y  grupos, lo peor del asunto es que todo en nombre de la libertad de expresión así como tampoco hizo distinción alguna entre quienes, en algún momento, fueron parte de la comparsa que, extrañamente, sigue deambulando por ahí con el pase de prensa.

El cuarto artículo es cosa seria

Honestamente, creí que podría dedicar el cuarto artículo de la nueva línea editorial al asunto de la Convención Avalancha, pero creo que con lo que he escrito y lo que me queda por publicar he dicho lo suficiente, pero dado el hecho que me ando quedando sin mares de letras para el rincón serio del blog, lo mejor será comentar una que otra cosa de lo que sucede en la cuna de libertadores.

El aumento de sueldo, por decreto, no es más que un irresponsable intento de apagar un incendio con gasolina. Mientras siga el gasto público así como la emisión de dinero inorgánico, el problema de fondo va a seguir. Realmente ¿Es tan difícil entender que lejos de ayudar están empeorando la situación? Quizás, su verdadero propósito no es otro que terminar con lo que queda de libre iniciativa privada en la nación, para luego achacar todo a ese conflicto imaginario llamado guerra económica. Con lo que cuesta esas bombas lacrimógenas, se puede hacer algo con las panaderías, con todo ese dinero que se recoge en impuestos municipales podríamos invertir en, se me ocurre, en mejorar la economía de cada región.

No estoy de acuerdo con que se retome el diálogo, a menos de que sirva para sacar a ambas partes del bipartidismo criollo del país. Lejos de mejorar la situación, el diálogo sirvió para darle algo de vida al actual presidente. Me extraña que ahora se encuentran buscando forzosamente venderlo como uno de a pie, que puede pasearse por los rincones de la capital tranquilamente, eso sí, acompañado por quien sabe que cantidad de funcionarios y guardaespaldas.

Y con referencia al asunto del vídeo del hijo del defensor del pueblo, creo que si es ahora que viene a ver la represión, bienvenido al mundo lejos de la fantasía de Venezolana de Televisión. Ese mundo al que muchos venezolanos creen que no existe, es que la realidad fuera de los medios de comunicación del Gobierno insiste en la existencia del estado Margarita y que todo aquel que se le oponen no es otra cosa que un vil mercenario del Gobierno Estadounidense. Aunque la prioridad no es calmar la situación, sino mantener a como de lugar los mitos del chavismo.

See Your Space Cowboy