Un cierre temporal de la tribuna.

Lo he estado pensando, pero creo que es necesario así como después de todo el mal rato que me ha hecho pasar la página donde tenía mis fotos y el hecho que ya no hay nada interesante que comentar en la sección, se merece un merecido descanso.

Creo que ha sido una de las sub secciones del blog que más ha aguantado el paso del tiempo y creo que esa misma fortaleza, pronto devino en una debilidad. Al momento en que escribo estas líneas no sólo el hambre me juega una mala broma, sino que creo que tengo un artículo que precede a este.

Aunque, siguiendo el tema de la honestidad, no quiero que le pase lo mismo a tantas secciones que he iniciado y que haya abandonado casi de forma permanente. De hecho, creo que ha sido una de las secciones que no sólo mantuvo no sólo su mordacidad desde que comenzó, sino también fueron donde aparecieron las discusiones intensas.

Tuve ganas de escribir sobre que convención iba a regresar, de hecho fue un tema que quise abordar en varias ocasiones, pero simplemente no me salieron las palabras para abordarlo. Aunque el repertorio de los posibles regresos también era un tanto limitado en vista del problema que, al menos en la ciudad jardín, las que podían hacerle frente al monopolio de la joya de la corona cayeron.

Menos mal que todo este asunto no es como la bolsa de valores o una carrera de caballos, ya que me hubiese quedado sin un centavo. En vista que, siguiendo con la metáfora, mi inversión o el caballo al que aposté no resultó ser ganador; irónicamente, creo que fue uno de los primeros en salir de la competencia regional.

Creo que en su momento lo dije, pero quiero volver a hacerlo. A.F fue una de esas propuestas que pudo dar para más así como es triste ver que su última entrega dio mucho de qué hablar, todo gracias al bendito asunto de un teléfono extraviado. Y nunca pasó por mi cabeza apoyar a la joya de la corona, en su momento apoyé con mi asistencia y compras buena parte de las mal llamadas convenciones que llegaron a la ciudad jardín.

No sé si lo comenté en algún momento en una conversación o en un mar de letras, pero siempre tuve mis opiniones sobre la joya de la corona, al igual que sus orígenes y buena parte del equipo organizativo; de hecho, me agradó mucho saber que, al menos para el año pasado, no toda la población del mundillo regional cayó en los encantos de la joya. Pero aquel intento no sólo llegaba tarde, sino también que simplemente no pudo llegar más lejos.

Pero no es asunto nuevo que la afición regional se vea dentro de algo cercano a un monopolio, lo peor del asunto es que justo en el momento en que creí que la mentada guerra de grupos concluyó allá en el dos mil trece, parece que ese conflicto no dejó un ganador ni mucho menos un vencido. Eventualmente todo se derivó en el regreso de los famosos eventos chatarra.

A la final esos nunca se fueron, de hecho, me arriesgo en decir que todos esos eventos tienen los mismos responsables y lo que hacen es que van de ciudad en ciudad buscando los bolsillos de la nueva sangre que les da el beneficio de la duda y con las consecuencias esperadas; el desastre. Lo dije en su momento y ahora lo repito, no hay mucha diferencia entre los que consumen el anime de forma legal o ilegal. Yo llegué a pensar que podía ser algo que no iba a suceder, pero es así. Se ha creado un círculo vicioso en el cual, ninguna de las partes puede abandonar, ya que simplemente eso que conocen puede dejar de existir.

Pero ¿Hay alguna posibilidad de que el tétrico escenario cambie? La verdad quién sabe, ya que toda idea innovadora pasa por la fotocopiadora hasta que logre desplazar a la anterior. Quizás tendremos que ver a algún estudio reconocido de esa industria irse a la quiebra para comprender la gravedad del asunto. Dudo mucho que la industria de animación japonesa vaya a torcer la mirada en dirección al occidente en lo que se refiere a buscar nuevas fórmulas; puede que en algún momento deje de ser una rareza ver occidentales proporcionados nuevas historias en una industria que es un reflejo de su país. Y más ahora que parece que descubrieron una nueva gallina de huevos de oro con el formato de las novelas ligeras.

Yo les digo, denle unos cuantos años más a las adaptaciones de novelas ligeras para que desplacen a la industria del manga casi de forma plena. Me arriesgo en decir que posiblemente esas adaptaciones pueden ir en aumento con el pasar de las temporadas y al hecho de un mercado, más que todo el interno, que sigue exigiendo más. No dudo mucho que existan buenos autores no sólo de manga, sino también de las mentadas novelas ligeras, pero simplemente aún no les ha llegado su momento de brillar o simplemente al escribir cosas diferentes a lo que realmente se consume,  esos autores decidan doblegarse o salir y buscar nuevos horizontes.

Aunque creo que en algún momento volveré a escribir por aquí, quizás cuando ese escenario que describo aparezca o cuando las mal llamadas convenciones en el país dejen de llevarse a cabo. No habrá mucho sobre que escribir, lo admito de forma temprana, pero creo que al menos tendría algo sobre dedicarle unas cuantas líneas. También pongo en duda que los grupos vuelvan a tener la misma importancia que en su momento tuvieron, a lo mejor existen al sol de hoy, pero como las plataformas para darse a conocer han cambiado, ya no hay un portal Web dedicado a aprovecharse de la multiplicación de los grupos, pues puede ser algo que se limita a los integrantes y a los que están en el otro lado de la acera.

Con todo esto, no me queda más que decir que no se han librado de mí, simplemente me cansé de ustedes.

Anuncios

Y ¿Si hablamos del país que queremos?

Hemos hablado mucho, así como escrito, sobre el país en el que estamos actualmente así como el país que muchos conocieron en días pasados. Pero creo que ha llegado la hora de escribir un poco sobre el país que muchos anhelamos que es el que hay que construir a partir de ahora. Ya que, si somos honestos, la segunda independencia va rumbo al cementerio y el margen de tolerancia que se tiene a la doctrina socialdemócrata corre por ese mismo sendero pero con una duración más breve.

El cambio de brújula se ha hecho, en términos académicos, las ideas colectivistas ya tienen la fecha de vencimiento cerca. Así que es tiempo de describir esa nación y sus características, esas señales que tienen otras que las convierten en el paradero de muchos de los que se van del país. Ciertamente no es una tarea fácil, ya que hay muchos venezolanos con sus ideas ya formadas de cómo tiene que ser el país del futuro.

En el presente mar de letras voy a tratar de venderles lo que yo considero que debe ser el camino que debe tomar la cuna de libertadores cuando la pesadilla revolucionaria llegue a su evidente final y sus primos, la socialdemocracia, sea vista como unas ideas que no sirven de mucho. Primeramente, la base de todo lo que debe venir son los ciudadanos, tienen que abandonar esa noción populista del pueblo y todos sus matices; ya hemos vivido en carne propia los desastres que puede hacer un hombre del pueblo. Hay que dejar de lado ese asco al individualismo y a la búsqueda personal de nuestra felicidad, ya que no hay un mayor ejercicio de nuestra libertad que eso. Eso causa un efecto secundario maravilloso que es la ayuda voluntaria y espontánea hacia tus prójimos, algo que hay que comprender.

Hay que dejar en claro que el Estado no debería meterse en nuestros asuntos personales y mucho menos en nuestros bolsillos, si queremos emprender o buscar un empleo que nos ayude a seguir adelante pues el Estado sólo debe limitarse a las funciones de seguridad y justicia, de resto la sociedad puede encargarse tranquilamente de sus asuntos y problemas. Es decir, que ya está bueno del asunto de que alguien más nos regule lo que podemos hacer así como el hecho que nos diga que es lo mejor para nosotros.

Como expresé anteriormente, no somos tan tontos y entendemos mejor todos los efectos negativos y sus indicadores de buena parte de las políticas que han estado implementando en todos estos años. No me voy a cansar de repetir que la mentada ley de responsabilidad social en radio y televisión no le dio sepultura a la programación deficiente en Venezuela, sólo complicó más el problema. Mucho menos me cansaré de decir que imprimir billetes a lo loco no es producir riquezas, es condenar a la población a una pobreza así como al pago del peor impuesto, llamado inflación.

También es necesario abandonar la noción que somos un país rico, lo que hay es muchos recursos naturales que, por desgracia, no se pueden explotar de forma individual. Es decir, que si un día consigues oro en tu jardín lo ideal es que fuese tuyo y que decidas cual es la mejor forma de aprovechar esa mina de oro; ciertamente sabemos que esos burócratas no tienen la menor idea de cómo hacerlo, sólo quieren crear un círculo vicioso en el cual ellos se ven beneficiados.

Pero no debemos de olvidarnos de la cultura, si bien es algo que despierta polémica, hay que considerar que ha sido la piel de cordero que ha estado usando la mal llamada revolución venezolana para aferrarse al poder así como hacer llegar sus ideas a miles de personas. Pero seamos honestos ¿Cuánto nos ha costado en mantener a todas esas televisoras y emisoras de radiodifusión que dicen ser del pueblo pero en realidad le sirven al gobierno de turno?

Ya que dudo que esos medios de comunicación le quieran abrir las puertas a alguien con unas ideas como las mías o con alguien que si bien puede comulgar con las ideas del gobierno, tiene muchas cosas que objetar y denunciar. La libertad de expresión se asegura con medios privados y que sea la sociedad quien decida que línea editorial va a consumir. Las telenovelas se verían obligadas a salir del aire o a mejorar su contenido, si se le deja crear a sus anchas a nuevos talentos que tengan la pequeña oportunidad de presentar sus ideas.

Debemos motivar a la lectura desde temprano, en eso estoy de acuerdo, pero hay que darles la preparación a esos muchachos que se están formando como quieren conocer la literatura nacional, no sólo a los autores de días pasados, sino también a los nuevos a esos que puede darse la situación con los cuales si puedan conectarse y comprender lo que plasmaron en el papel. Y no me limito a los escritores, sino también a cualquier artista que quiera darse a conocer, pero debe hacerlo con sus medios y no por un subsidio o por la Santa intervención de un gobierno.

Hemos visto que unos, con muy buenas razones, dicen que rock en la cuna de libertadores murió hace ya tiempo. Que ese cadáver ahora es usado para consignas políticas en conciertos de calidad dudosa y que buena parte de su asistencia va por los invitados internacionales. Ya que si dependiese del organizador, no duden que usaría el poder coercitivo del Estado para asegurar llenos y regularidad en las presentaciones.

Si queremos todas estas cosas y más, es necesario un fuerte y profundo análisis de dos preguntas ¿Dónde estamos? Y ¿A dónde queremos ir? Es un proceso personal, netamente, pero lo ideal es que también sea algo que se comparta con el resto de los habitantes, que debemos recuperar no sólo el tiempo perdido buscando revoluciones en ideas fallidas, hay que buscar cambios constantes en la sociedad en base a la convivencia, a nuestro natural espíritu de búsqueda de algo mejor.

 

See Your Space Cowboy

Un Expreso de medianoche hacia Ganimedes 2/6

En medio de los acordes de jazz, la cerveza, el humo de un cigarrillo y la vista panorámica, quise recordar quien soy. Antes de que mi memoria y algunas neuronas se dañasen por el alcohol.

Mi nombre es Charly Miller, el primogénito de un matrimonio entre un obrero y una maestra de primaria, luego está mi hermana Roxana.

Al comienzo éramos la típica familia de clase trabajadora de la ciudad, cosmopolita para unos y jungla de concreto para otros, de nunca rendirse y bien educados.

Mi padre quería que me fuera por un camino seguro, mi madre que no me limitara. Así terminé en la Academia de Policías. Mi hermana siempre supo que terminaría en aquel lugar, no pensó que sus juegos terminarían siendo ciertos, además de ser la primera persona que supo sobre mi aceptación e ingreso.

A los pocos años, mi padre muere de un fulminante infarto, mi hermana culminó sus estudios y siguió los pasos de nuestra madre, convirtiéndose en profesora y dando clases en las mismas instituciones que ella, y esta última cayó enferma, sus defensas se vieron afectadas por un virus pulmonar y por la depresión de perder a su esposo.

¿Cómo era de policía? Me apodaban “el intachable”, correcto en todo, quizás demasiado apegado a la noble causa de mantener la ley y el orden en aquella jungla de concreto y neón. De por sí era bastante difícil sobrevivir con otro empleo, y al ser de las fuerzas del orden, más lo era.

Cuando comenzó la colonización del planeta Ganimedes, fue todo un suceso. Mi madre recibió de un familiar, nunca nos especificó quien, un mensaje, en el cual relataba como le estaba yendo y que pronto le daría un cable para ayudarla, ya que sabía las penurias por las cuales estábamos pasando. Mi madre estaba emocionada con ese documento, tenía tiempo sin saber de ese familiar. Y que luego de un tiempo te diga que te va a ayudar, creo que no sería para menos.

Me topé, después de ese asunto, con un caso muy singular. Uno que creí que resolvería, pero estaban involucrados unos amigos del alcalde y algunos del alto mando policial. Si seguía, mi cabeza iba a tener un precio, así como las de mis familiares.

Estuve meditando mi retiro, paradójicamente el día de mi cumpleaños. Si me iba por las buenas, me pagaban como un retirado más de la fuerza, y hasta me convenía.

De repente la realidad se convirtió en algo insoportable, en un peso que no podía cargar por más tiempo. Todo en lo que una vez creí se convirtió en algo inútil, algo que le molestaba a muchos. Sentía que debía doblegarme a algo que desde pequeño me dijeron que estaba mal hacer.

Fue difícil para mí aceptar que estaba encerrado en una situación que no podía cambiar y debía cambiar de enfoque. Eso o esperar una úlcera por la frustración.

Me fui haciendo a la idea de que emigrar sería lo más sano, aunque no era algo a tomarse a la ligera. Dejar familiares, amigos atrás, sin saber cuando vas a volver a verlos; creyendo en ideas de un futuro incierto en un lugar desconocido.

Así, lentamente, creí que en Ganimedes podía hacerme de un futuro a mi gusto. Acorde a lo que quería lograr y a las nuevas metas que me había propuesto.

Los trenes estelares llevaban a muchos a nuevos parajes, un transporte hacia una posibilidad de un posible lugar mejor.

Mi madre cae muerta y es mi hermana quien me da un regalo, uno que sería el que abrió la puerta hacia eso que con tanto anhelo deseaba.

—Cuando estés establecido allá, no te olvides de mi.

Me comentó mi hermana.

Al abrir una cajita mi hermana me entregaba un ticket.

—No lo haré hermana. Pero me demoraré en estar estable en Ganimedes. Sacarte de aquí es mi nueva meta.

Mi hermana soltó unas lágrimas. No era para menos. No todos los días un familiar se marchaba, aunque si bien se estaba haciendo algo común en muchos de la clase obrera, siempre es algo fuerte de afrontar.

Aquella noche empaqué lo necesario para el viaje. Pero me invadía un pesar, dejaba a mi hermana sola ante un peligro muy grande.

Pero no debía ver hacia atrás, no desaprovechar aquella ocasión. Nuestro padre nos solía alentar a tomar las oportunidades, siempre con su tono de guía, siempre supuse que alguna vez se le presentó una oportunidad y quizás no la pudo aprovechar por alguna circunstancia.

Pero me fue imposible contener el llanto. Afortunadamente solo mi hermana me vio llorar.

 

CERO EN PROGRESISMO

Blog de Exprogre

Instituto Mises Cuba

Economy and Freedom: Tu ne cede malis, sed contra audentior ito.

Fernando Díaz Villanueva

Política | Economía | Historia

El Criticón

Opinión de cine y música

Neuronaliberal

«El estado es la gran ficción por la cual todo el mundo busca vivir a costa de todos los demás.»

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Series Ciencia Ficción

Ciencia Ficción, Fantasía y Terror en TV

El liberal escandalizado

Escritos indignados y otras cosas

Punto de Vista Economico

"There is only one difference between a bad economist and a good one: the bad economist confines himself to the visible effect; the good economist takes into account both the effect that can be seen and those effects that must be foreseen." Frederic Bastiat

Death Detective Blog

Una pequeña cueva de reunión friki

Tomos y Grapas

Tu sitio de Cómics!

Caribe Libertario

La voz de la Libertad, desde el Caribe para el Mundo

Comic Play

Hablamos de tus intereses sin censura

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

El Blog de Martín |x|

Notas, lecturas, apuntes e intereses...

Quiero ser presidenta

Politóloga y administradora publica en formación/UNAM/Pro la mujer/DDHH/Desarrollo sustentable/Seguridad pública.

TERRALBA

Inspiration, comics, art

Logos Podcast

Pensamientos, Cyberpunk y Tecnología.

El Mundo de Shiku

THE WordPress.com weblog

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

ComicCriticon

ComicCriticon es un Blog de criticas y valoraciones sobre cómic y manga

Historias Siniestras

Escritores, Cuentos y Poemas Macabros

David Gaughran

Let's Get Digital

Vegeta Rukawa's Corner

Un blog sobre... no sé, lo que se me ocurra escribir ^^

Western Corner

Dos Pistoleros, un blog y muchas opiniones

Komic's Custodies Klub's Weblog

Viaja entre Universos

Todo y nada

Welcome to my world

Bloguionistas

La voz de los guionistas en castellano

The pfff blog

Nuestra misión en la tierra es descubrir nuestro propio camino. Nunca seremos felices si vivimos un tipo de vida ideado por otra persona.