Publicado en Cine y Series de Tv, Reseñas de Películas

Forsaken

Hablar del cine western y concretamente el que se hace en su país natal, ni más ni menos que el gigante del norte, siempre ha estado teniendo uno que otro regreso es decir que de vez en cuando sale una película que hace una revisión del mencionado género. Y en el año de 2015 tuvimos una de esas películas a las que, al menos personalmente, se le puede catalogar como un western a la vieja usanza pero con un toque moderno.

Después de la guerra civil estadounidense, tema medianamente abordado, un soldado regresa a casa después de unos ocho años en servicio, solo para darse cuenta que ese pequeño pueblo natal donde creció cambió drásticamente. Primero su padre, el reverendo del pueblo, no lo recibe precisamente con los brazos abiertos y ese pequeño lugar se encuentra azotado por criminales y todo eso no es precisamente el mejor escenario para enmendar una dañada relación familiar. Una relación familiar que se vio manchada por la muerte de uno de los hijos del mencionado reverendo y que sumió en una profunda distancia al hijo restante y su padre. Pero ¿Qué me dicen de la pandilla que azota el lugar? Pues básicamente lo que hacían previamente era convencer a los dueños de las pequeñas granjas en venderles sus propiedades, hasta ese momento en que el pistolero que tenían asignado no cumple bien su trabajo y todo se va colina abajo desde ese punto.

Quizás no sea el mejor lugar para que un veterano de guerra decida volver a empuñar las armas pero poco a poco la situación se va torciendo para que lo haga, lo que  desata la acción del resto de la película. Es una buena película del mencionado género, quizás no de las mejores y puedo entender las razones por las cuales a muchos críticos les pareció que no cumplía en vista de la buena cantidad de actores de renombre que cargaba, pero es bastante disfrutable.

Anuncios