La Balada de la Curva 16

“Al frente del Volante. Programa del Canal ESPN

—Una vez más sean bienvenidos televidentes y entusiastas del automovilismo a su programa. Soy Walter “El Correcaminos” Colt y me encuentro con mi compañera Alexandra Pratt, la hija del legendario “Cometa” Prat; quiero que seas honesta con tu respuesta ¿Qué te parece hasta ahora esta nueva entrega de la Pole?

—Sencillamente, espectacular y más si consideramos como comenzó. La Seat y su piloto han puesto el ritmo de la competencia y más ahora que nos acercamos a la segunda etapa de la Pole.

—Esta es mi predicción con respecto a quienes veremos en esta segunda etapa de la Pole. Seat, Alfa Romeo, Ferrari, la polémica BMW, Ford en lo que llamo la élite Renault, Mercedes Benz y Toyota en el colofón ¿Qué me dices tú?

—Concuerdo en parte contigo, es decir Seat, Alfa Romeo, BMW, Ford y Ferrari estarán disputándose el puesto de honor para la gran carrera ya que son Escuderías de renombre a pesar de que una es recientemente que muestra interés por la F1 (Ford); Renault y Toyota a mi parecer tienen mucha más oportunidad de convertirse en una amenaza.

—En pocos minutos tendremos la segunda etapa de la Pole. Yo creo que la escudería BMW va a ser la primera en salir en esta segunda etapa quizás con las ganas de demostrar el verdadero poder de su singular vehículo La Mantarraya.

—Ahora que mencionas eso, Walter. Creo que el desempeño de esa escudería durante esta primera etapa fue bastante modesto, por decirlo de una forma si consideramos toda la polémica alrededor de ese vehículo, ciertamente muy por encima de todo lo que se dijo sobre el fichaje en Alfa Romeo para pilotear su vehículo. Pero comparto tu opinión, BMW puede ser que salga de primero en esta segunda etapa de la Pole

— ¿Qué tiene que decir la audiencia de este regreso y cual escudería consideran? Hagan llegar sus opiniones a nuestras redes sociales queridos televidentes. Estamos, exactamente, a diez minutos para que comience la segunda etapa de la Pole. La cual se ve que estará más interesante que la primera; al menos yo estoy al borde de mi silla ¿Qué me dices tú Alexandra? ¿Ya estas lista para lo que vamos a ver hoy en la legendaria pista de las quinientas millas de Indianápolis?

—Pues también me estoy mordiendo las uñas esta mañana, desde que comenzó. Aunque creo que debo concordar con el veterano periodista Amílcar Trejo, estamos viendo un choque entre las habilidades de tres ex combatientes en contrapeso con las habilidades de pilotos del deporte que fueron entrenados como sus padres.”

Anuncios

La Balada de la Curva 15

La señal fue hecha, el reto era “simple” para Alfa Romeo. Superar el tiempo hecho por Seat y Ford, asegurar un puesto en la carrera era algo que no debía ponerse en tela de juicio. Para Héctor era el momento para “brillar” y soltar al Leopardo en la pista.

—Te hemos entrenado bien, muchacho. Mantén esa aceleración y tendremos un puesto asegurado no solo para la segunda etapa de la Pole, sino dentro de los mejores puesto de la carrera.

—Entendido, Coach Fangio.

Todo estaba marchando excelente, hasta se comenzó a hacer notoria que la aceleración no era la misma y después de una curva cerrada estaba la meta. Fangio no estaba muy contento, nuevamente el vaso plástico en su mano era la víctima de esa creciente intranquilidad que estaba a nada de convertirse en una notoria molestia.

— ¿Me puedes decir a que se debe sea lo que sea que estés haciendo? ¡Rayos Héctor, tienes unos segundos de atraso!

—Los alerones de frenado están ahí para usarlos, señor, si bien me restan velocidad prefiero usarlos a apelar por el freno como tal. Espero que recuerde que después de la curva viene una recta.

Y pocos segundos después de salir de la última curva, la aceleración del vehículo regresó, haciendo rugir el motor; Aunque eso no aliviaba al resto del equipo Alfa Romeo. El muchacho había tenido mejores desempeños durante las simulaciones. Pero una cosa es estar en la pista y otra en un simulador, había variables en la vida real que simplemente no eran compatibles con una computadora.

Fangio sabía muy bien eso, que esas diferencias entre los resultados, no por nada era un veterano que en un momento de su carrera había rechazado practicar con los simuladores y la distorsión que eso causaba en las estadísticas así como dentro de los mismos pilotos.

—Honestamente, nos tenías preocupados. Para ser tu debut, hiciste buen tiempo. Eso sí, estamos al lado de Ford y su engreído piloto, espero que eso le esté causando algo de mal rato en ese sitio.

—Tranquilo coach, no importa en qué lugar quedemos en esta primera etapa. Ya que cualquier puesto que ganemos, pues será una urticaria segura para esa gente.

De todas formas, no tenían que confiarse ya que un tercer lugar en la Pole era algo temporal y que dependía de cómo iba a correr el siguiente piloto, todos debían asegurar estar en el gran premio.

La Balada del a Curva 14

El día había llegado, el esperado estreno de la pista de las quinientas millas a la nueva etapa de la fórmula 1. El asunto seguía igual, una escudería sacaría su piloto, lo pondría a dar tres vueltas en el circuito y si tenía un buen tiempo pasaba a la siguiente etapa. La primera Escudería en salir fue la humilde Seat España, con su bólido modelo Málaga con su piloto, Alonso Brandao, apodado como el Andaluz Errante.

—Campeón, esta gente de la Seat están apostando fuerte.  Dependiendo de cómo hagan esta primera vuelta salimos nosotros.

Pintado de un brillante amarillo y rojo, como la bandera de España, aquel bólido compacto recorría las curvas del circuito con soltura, aquella humilde empresa había creado un serio problema para sus rivales.

—Coach Fangio ¿Qué sabemos de ese piloto?

—Cuatro años siendo campeón de motocross en el circuito de su país, abanderado por Seat en competencias de Rally hasta que decidieron aventurarse a esta variante del deporte. No es ningún pelele engreído como el de Ford ¿Tienes algo que comentar?

—Si ve como toma las curvas mientras acelera así como el ángulo como las toma, me recuerda a las maniobras en alta velocidad que hacían los aviadores de la Unión Europea; cosa que le cae de maravillas a ese bólido compacto que se aprovecha de un centro de gravedad posicionado, posiblemente, cerca de la turbina principal.

Y en pocos minutos, el bólido de manufactura española llegó a la meta, con un tiempo de unos increíbles doce minutos con catorce segundos; que sería todo un reto a superar para el valiente piloto que saldría después del Andaluz Errante.

—Lo mejor será esperar quien será el que aceptará el reto, campeón aún es muy temprano para salir, ese bastardo ya sentó la velocidad con la cual se debe salir. Y parece que tenemos el tonto que aceptará el reto, ni más ni menos que la gente de Ford.

— ¿Para cuándo saldré con la bestia? Digo, para algo lo construyeron.

— ¿Qué pasó con tu paciencia como piloto? De hecho, esta situación te debe ser familiar, los momentos antes del despegue, esperando el sonido de la alarma para que vayas corriendo al hangar y listo para volar.

 —Ahora que lo menciona, es cierto. Así que, creo que voy a hacer el ritual que hacía durante este tipo de momentos, ya que parece que nuestra salida será para rato.

La Balada de la Curva 7

Aquel piloto había completado las dos vueltas en un tiempo record, superando a los profesionales que habían tratado de manejar aquel bólido en un simulador.

—Héctor muchacho, creo que debo presentarte a nuestro ingeniero responsable de nuestro monoplaza ganador. El señor Hans Benz. —fue la presentación dada por el piloto retirado.

— ¿Hans Benz? ¡El responsable de la nave monoplaza “Gavilán”! ¡Es un gusto enorme conocerlo señor! Con razón el motor de ese modelo, el uso de los alerones de frenado—el militar retirado no pudo ocultar su alegría.

—Entonces sabes muy bien una cosa, mocoso. Estoy más que seguro que mi nave de guerra te fue fiel y fue la responsable de tus condecoraciones; siendo honestos, estaba un poco desconfiado que podrías domar a la bestia ¡Pero lo lograste!—una fuerte palmada recibió el piloto en uno de sus brazos, quizás la demostración más honesta de aprecio que había hecho aquel serio ingeniero desde su llegada la Escudería.

—Creo que tenemos el indicado, Hans. Así que dime una cosa Héctor ¿Contamos contigo? No te preocupes por lo de tu viejo empleo, conozco a tu jefa y podríamos llegar a un acuerdo con ella.

— ¿Qué quieren que les diga? ¡Pueden contar conmigo plenamente para manejar al “Leopardo”!

—No me queda otra opción que decirte ¡Bienvenido a la Escudería Alfa Romeo!

Finalmente, Héctor tenía un empleo digno de sus habilidades así como el hecho que había recuperado esas dosis de adrenalina que sentía cuando manejaba su nave, así como el hecho que por primera vez en mucho tiempo sentía que le había sacado una larga ventaja a esa sombra que desde su llegada  a la vida civil lo atormentaba. Y esperaba tenerla así por un buen tiempo.

—Pero ¿No falta mucho para que comiencen los preparativos?—preguntó el nuevo piloto del vehículo.

—Claro que sí, muchacho. Pero ese tiempo lo tomaremos a nuestro favor, no tendrás mucha experiencia en el automovilismo, pero lo compensas con algo mucho mejor. Entiendes a la perfección el diseño de mi máquina, lo demás lo tendrás que aprender sobre la marcha.

Allí estaba Héctor, con una sonrisa de oreja a oreja, aunque entre las sombras estaba alguien más, haciendo de las suyas y que no fue visto por todo aquel personal que estaba trabajando para la Escudería.

La Balada de la Curva 6

Héctor ya tenía todo listo aquel día, tenía el permiso para ausentarse de sus labores, algo de dinero y un buen día para hacer algo nuevo. Roberto Fangio, por otro lado, no podía ocultar la alegría que sentía y consideró que debía poner al talento que había conseguido al volante del modelo de su Escudería.

— ¿Está seguro señor Fangio?

—No se preocupe por eso. Todo el equipo de mecánicos se encuentra presente, así como el ingeniero responsable de nuestro bólido, el “Alfa Romeo 4C Leopardo”.

Mientras se preparaba el futuro piloto para la primera sesión con el bólido, un hombre maduro se le acercó al campeón retirado; su chaqueta así como su gorra denotaban (para los ojos conocedores) que era alguien de peso en aquel equipo.

— ¿Cree que ese militar retirado podrá con la fiera que hemos creado?

—Plenamente seguro. Creo que es mejor que se enfrente directamente a la bestia que ponerlo en un simulador.

Los mecánicos le dieron unas indicaciones puntuales a Héctor, daría dos vueltas por el circuito de entrenamiento y dada su experiencia, podría tener unas opiniones para mejorar el modelo.

—Para ser la primera vez dentro del vehículo, conoce muy bien el tablero, Héctor —le comentó Fangio por el radio de pequeño tamaño, mientras veía con una pequeña cámara integrada en el casco.

—Se parece mucho a mi fiel “Gavilán” la nave que manejé.

El motor rugió, el modelo “Leopardo” comenzaba su primera vuelta con el nuevo piloto, era innegable el control que estaba ejerciendo así como parecía ser el indicado para domar a la bestia.

—90 Kilómetros por hora en su primer arranque, nada mal Héctor. —Comentó el campeón retirado nuevamente—, pero no todos los circuitos del deporte son  rectas; me gustaría ver como se enfrenta a las curvas.

—Tengo un truco o dos, Fangio ¿O quizás deba decirle Coach?

Usando los alerones de frenado tomó la curva como todo un profesional sin perder la velocidad, una maniobra que a muchos experimentados le costaba hacer.

—Fangio ¡Quiero hablar con ese bastardo!—dijo alegremente el ingeniero—, creo que ha conseguido al domador ¡El primer premio será nuestro!

La Balada de la Curva 3

— ¿Podemos hablar un momento? Señor Héctor— dijo el cazador de talentos mientras el piloto salía de la cabina de la nave la cual estaba probando—. Y si me permite comentarle, fue un excelente aterrizaje. Pero me sorprendieron más las maniobras que hizo durante el vuelo.

Finalmente Roberto estaba muy cerca de entrevistar a aquel veterano, ese el cual había estado estudiando detalladamente como abordarlo así como su historial personal así como esos videos que había visto (sin aburrirse) de todas esas proezas como piloto de guerra. Ante todo, debía mantener la calma, ya que una de las peores partes ya había sido superada, aunque la otra parte del asunto era otro obstáculo a superar con su característica diplomacia.

— ¡Claro que sí! Pero, quiero saber una cosa ¿Quién es usted?

El canoso señor se presentó y alejó su falta de modales, como una acostumbrada táctica para acercarse a las personas que iba a entrevistar. Pero, el pasado de Rodrigo nuevamente hizo su aparición. — ¡No puedo creerlo! Me está entrevistando el legendario corredor Roberto Fangio. Creo que será un gusto enorme.

—Todo lo contrario mi joven amigo, el honor será mío ya que no todos los días se puede entrevistar a un veterano de guerra como usted. Dígame una cosa ¿Ha pensado en buscar nuevos horizontes laborales pero manteniendo su estatus como piloto? Por supuesto, le hablo de que forme parte de la Escudería Alfa Romeo.

Aquella propuesta le pareció impresionante, al menos por un instante Héctor se había quedado sin palabras. Pero debía dar una respuesta, además, el mero hecho de que la persona que estaba haciéndole una entrevista era uno de los contados deportistas a los que su padre y él admiraban con fervor. Pero ¿Qué podría decirle como respuesta?

Además no todos los días se podría decir que fuiste entrevistado por un campeón del deporte llamado Automovilismo durante un día normal de trabajo, si rechazaba la entrevista su padre no se lo iba a perdonar.

—Realmente no había pensado en eso señor Fangio, si le soy honesto. Pero dígame una cosa, sin ánimos de ofenderle, pero creo que anda buscando el próximo piloto de su Escudería en un sitio equivocado. Una cosa es pilotear naves del tipo monoplaza y otra, vehículos que no se despegan de una vía.

—Si me permite informarle, las cosas están cambiando dentro del deporte y considero que debería ponerse un poco al tanto. Estoy muy seguro que se puede llevar una agradable sorpresa, por eso ando aquí, buscando nuevos talentos.

Ender´s Game

La novela más famosa del autor estadounidense Orson Scott Card fue llevada al cine de la mano de Warner. Y se puede decir que lo hizo por todo lo alto, ya que regresó al espacio al legendario actor Harrison Ford.


¿De que trata la película? Ender es el tercer hijo de una familia, engendrado por esta con permiso del gobierno, con el fin de convertirlo en un gran militar (dado el historial de su familia) ya que unos insectos , quienes trataron de invadir el planeta hace algún tiempo, están haciendo planes para un regreso.
Pero nuestro protagonista no es alguien fácil de entrenar, constantemente tiene problemas con la autoridad y no es alguien que se lleve bien con todos sus compañeros de clase; pero su talento como estratega siempre brilla en las peores circunstancias. Eventualmente su talento se hace tan grande que va ascendiendo, creando su propio escuadrón con otros muchachos igual que él.
Ender, a pesar de los momentos más oscuros en la Escuela de Batalla, llega a ser Comandante (me dio alergia escribir ese título militar) y llega a conocer a su ídolo, el piloto que logró repeler a los insectos en su primer intento de invasión; pero a espaldas de Ender y nuestra los planes de las fuerzas militares terrestres sienten que su plan ya puede estar concretado bajo el título de “día de graduación” y quizás fue el giro argumental mas impresionante que tuvo toda la película.