Finalizando con: Ignition City

 Debo hablar con franqueza sobre esta obra, es la primera que leo de Warren Ellis, uno de los artistas británicos que llegaron a la industria estadounidense del cómics que dejaron su huella en la misma. Aunque no es la primera obra que leo del sello editorial llamado Avatar Press, creo que esta mini serie de cinco episodios es un cóctel explosivo compuesto de muchos elementos que, a simple vista, son del agrado del mencionado autor así como el del resto de las personas que estuvieron involucradas en su realización; en lo personal, creo que Don Warren se va a volver alguien recurrente en este pequeño rincón.

Exactamente ¿De qué trata? Pues sobre una muchacha que va a la ciudad que le da título a la obra para indagar la muerte de su padre, pero en esa ciudad hay personajes que son un homenaje a los viejos aventureros espaciales de días pasados, hay tiroteos que recuerdan al western así como es una historia que recurre al planteamiento de un mundo alternativo, donde razas extraterrestres se involucran en la segunda guerra mundial y no precisamente en el bando de los aliados, aunque esto último es brevemente mostrado, pero lo más interesante es el hecho que es una delicia ese mundo alternativo que el autor y el resto del equipo se crearon para esta obra; un mundo que mezcla elementos de muchos géneros con la ópera espacial, el western, las historias policiales  y los mundos alternativos.

En lo personal, creo que si bien ese mundo da para mucho más que una mini serie, creo que alejar un poco el foco de ese agujero (palabras de los residentes no mías) que le da título a la obra aquí mencionada ya que puede dar para más y plantea una pregunta interesante ¿Cómo llegaron esos pilotos a ese lugar? Digo, ya que tiene las características de que se vendió como una especie de recinto donde esos héroes espaciales vivirían bien, una especie de salón de los héroes.

See Your Space Cowboy

Anuncios

Finalizando con: Pluto Vol 2

Entonces, luego de leer el primer tomo y enterarnos de muchos detalles, parecería muy anti climático que de repente apareciera un foco secundario para alargar la historia más allá de los cameos de los personajes más reconocidos del maestro del manga. Un tomo que parece un tanto diferente a los otros que he leído, pero era un cambio que cayó de sorpresa y que parece tener mucho más que decir.

Pero en vista de que el robot protagonista también estuvo involucrado en el conflicto que sirvió de nexo a los otros robots, sumando el hecho de que hay un espacio de tiempo en que su memoria fue borrada y el ataque fuera de escena del asesino contra el genial personaje llamado Brando sólo queda espacio para la complicación; la aparición de una secta que quiere robots sin los mismos derechos que ellos y dado el hecho de que hay una conexión bastante notable entre uno de los integrantes de esa secta y nuestro protagonista, la cosa se complica y mucho. Desde la compra de un arma por parte de ese señor hasta sus locos planes (incluyendo los locos planes de la secta a la que pertenece) de hacer un cambio.

Al menos, dando a entender que ese caso en el cual el hermano de aquel sectario señor estuvo involucrado nuestro singular robot así como el intercambio de memorias con ese montón de chatarra al que se le atribuye ser el primer robot que mató a un humano sólo queda esperar que va a hacer el autor. Así que ¿Era necesario el foco secundario del conflicto? En lo personal creo que sí, ya que después de todo se necesitaba saber algo más de nuestro protagonista robótico y de las cosas que estuvo haciendo antes del caso que le da función a toda la obra y sirve para dar a entender que hay algunos que quiere que no se investigue del todo.

See Your Space Cowboy