Un extraño intento de artículo.

Deja un comentario

Originalmente, tenía ganas de hacer otra artículo de los extensos en la sección de la tribuna del amargado, pero en vista de que otros temas serios han estado ocurriendo y justamente, durante mi preparación para una charla que daré (que la veo como una gran cosa) pues decidí que era momento de usar los dedos en otro asunto, quizás uno de mayor provecho.  No es para menos, creo que la charla que daré tiene mucho que ver con la situación que vive la cuna de libertadores. Sí, creo que lo mejor será dejar para otro día esto de dedicarle unas cuantas líneas adicionales al mundo friki nacional, lo único que realmente lamento es que después del anuncio de la resurrección de la convención insuperable, las cosas como que se pagaron al punto de regresar a la era de hielo, situación que me está poniendo a considerar todo el asunto de la llegada de la mentada “paz” entre los “organizadores” de estos mercadillos.

No es para menos, nos están asesinando y quizás a algo a lo que muchos han estado hablando que era el mayor punto positivo de la cuna de libertadores, su juventud. Quizás, todo el asunto de la diáspora así como la represión le han estado minando esto; podemos decir que no todos los jóvenes están en las protestas, de hecho yo soy uno de ellos ¿Cuáles son mis razones para no salir a protestar? Quizás por el hecho de que no me gusta mucho esto de estar en grandes concentraciones de personas, aunque no negaré que haya participado en una que otra.  Han sido experiencias que me ha tocado vivir, unas con mejores resultados que otros, aunque no voy a olvidar una breve participación en un cabildo que tuve, donde una persona se sintió identificada por mis ideas y aplaudió; digo, no seré el mejor orador del mundo, pero que algo tan abstracto como la defensa de la propiedad privada llegó a una persona, es todo un orgullo para mí; aunque creo que ya cumplí mi sueño, caminar la larga autopista que une la ciudad de Valencia con Maracay.

Pero por mucho que hablemos de que hay unos que no salen a protestar pero que son capaces de arriesgar todo para ir a una discoteca, que muchos de los que son pobres no tienen para comer pero que todos los fines de semana están empinando el codo.  Pero el problema de fondo sigue ahí, ya que la juventud que queda dentro de la nación;  tenemos una mezcla de síndromes psicológicos bien serios. Una mezcla entre el síndrome de Estocolmo, con gotas de claustrofobia que, seguramente, va a ser la delicia de muchos psicólogos de aquí en el futuro; ya tenemos un tema que dará para rato, quizás en segundo plano, personalmente creo que ese y el tema de la conversión de muchos seguidores del actual gobierno a unas ideas menos recalcitrantes. Como pasó en una de las partes más oscuras de ese singular libro llamado La Rebelión en la Granja, los cachorros de una perrita se convierten en la guardia de honor de la porcina presidencia; aunque, posiblemente, es lo que está sucediendo en la actualidad y no nos queremos dar cuenta.

Ahora bien, pueden saltar unos y preguntarme ¿Cómo puedo escribir sobre la mutilación de la juventud si (seguramente) las estadísticas sobre el embarazo adolescente sigue siendo un asunto grave?  Creo que debemos analizar una cosa ¿Qué formación tiene esas madres? Pero más importante ¿Qué futuro le espera a esos muchachos? No quiero pensar, en caso que la pesadilla no termine, se conviertan en los represores de sus contemporáneos; aunque, en los últimos días algo de optimismo he estado sintiendo, he estado pensando un poco en el futuro, quizás esta situación está sirviendo de escarmiento, uno que merecíamos.

Creo que ya hemos visto a lo que llevan los ideales de los barbudos guerrilleros de Cuba así como sus antecesores, los bolcheviques y aún con todo esto ¿Todavía hay gente que cree que los ideales de estas personas deben imponerse a la fuerza? Digo, si son tan buenos, no deberían ameritar el uso de la fuerza y la coerción. Y no dejo de preguntarme ¿Cuándo comenzaran a hablar de las víctimas del gran salto adelante en la China, en Ucrania y más recientemente en Venezuela? ¿Dónde quedaron las nociones de igualdad de la que tanto hablar o del comprender los padecimientos de la familia obrera cuando nunca han pasado esos malos ratos? O ¿Lo que sucede en la cuna de libertadores no es el verdadero socialismo? Pero bueno, es mejor que vayan ocultando todo lo referente a esas palabras de adulación que dieron al comediante sideral, ahora que ya no está, pues el desastre que muchos estaban hablando se hizo una amarga realidad. Y no precisamente para esas personas que se dicen bolivarianas que no están dentro de la cuna de libertadores.

Ese cuento ya debería darle un cambio, ya que todos apoyan al caballo socialista que siempre empieza como ganador pero cuando se le acaba el impulso (el malvado dinero) o si nos vamos a días actuales, la chequera petrolera venezolana ya no anda por ahí haciendo de las suyas. Pero bueno,  estos asaltadores de caminos poco a poco se le van acabando las personas que en días anteriores se rompían la ropa por Chávez, como cosa rara, ahora con el sucesor comienzan a ver que la cosa ya no anda bien. Ya son ochenta días de protestas, ciertamente no es algo sencillo y que mucho menos se dice fácil, pero estamos apostando mucho y me gustaría vender la idea que no es algo que no debemos perder. Y ahora ¿Qué deben estar diciendo estas personas que defienden este cuento chino? Creo que ya las cosas no pueden ocultarse más, de hecho siempre lo fue, pero la arremetida ha sido creciendo y no precisamente para bien, se hace evidente también que el miedo se fue de la casa y le dio paso a la desesperación, quizás no sea un buen cambio, pero puede servir como punto de partida para algo mejor.

 

See Your Space Cowboy

Primera parte de mi propuesta. No somos tan tontos

Deja un comentario

Comienzo comentando que la gente no es tan tonta como creen que somos los políticos, estén o no en el poder; ciertamente no me estoy limitando al contexto de las promesas electorales que siempre exclaman y que, como cosa rara, nunca cumplen.  A todo esto, sumemos lo que sucede en Venezuela, la cuna de libertadores y su actual gobierno ¿Qué tenemos como resultado?

Pues hemos visto como guerras imaginarias no solo se han vuelto un argumento constante que usan no solo los grandes burócratas, sino también sus defensores; así mismo ¿Qué puedo decir de los graves errores en tema geográfico? Digo, lo del Estado Margarita es una prueba de eso. Así como esta, quien sabe cuántas más estafas están llevando a cabo, todo en el nombre de “el pueblo”.

Yo no sé con qué cara hay gente que sigue apoyando  esta cosa llamada Socialismo del siglo 21, ya que si es tan eficiente ¿Cómo es que está fallando? Digo, se hace evidente que venía en picada desde algún punto, ese momento cuando se rechazó el primer intento de enmendar la mejor constitución del mundo y nuevamente estamos viendo la misma jugada; bastó con un fuerte descenso en los precios del petróleo y tenemos el escenario actual.

¿Aún creen que todo esto no estaría sucediendo si el comediante sideral estuviese vivo?  Creo que les sale pensar mejor ese argumento. El gasto público desmedido, la impresión de dinero sin soporte alguno,  la administración pública no puede ni debe absorber toda la fuerza laboral de una nación y si me lo preguntan tampoco debería convertirse esa oportunidad de empleo en un motivo para coaccionar a los empleados por una causa política.

A todo, debo sumar que quiero creer que la sociedad venezolana, ahora conocida como el pueblo, no es tan tonta o quizás no debería dar más pie a que se le considere como tal.  Podemos manejar nuestro propio dinero, así que no es necesario que esta gente maneje en nuestro nombre todo lo referente a las pensiones, nuestras aspiraciones laborales así como todo lo referente a lo que queremos ver, oír, leer e incluso comer.

 

See Your Space Cowboy

Cincuenta días de protesta

1 comentario

No puedo asegurar si son cincuenta o más los días en los que buena parte de la población de la cuna de libertadores han volcado su furia en las calles. No es para menos, no estamos en el mejor momento, así que salir a la calle a pesar de todo los riesgos que eso nos ha traído, sucesos que están bien documentados.
Pero ¿Qué nos queda? Pues nada, la verdad; si bien es cierto que los socialdemócratas de la oposición piden elecciones generales, son pocos los que hablan de una renuncia tanto del partido de gobierno como de sus cómplices en todo el desastre. A todo este escenario, hay que agradecer el hecho que todos hemos encontrado un punto de encuentro, el repudio a la constituyente, es decir la modificación a la carta magna para perpetuarse en el poder; siendo muy inteligentes se podría canalizar ese descontento en algo mejor.
Cincuenta días protestando se dicen fácil, pero no lo han sido para todas esas personas que han perdido familiares, todo gracias a la represión. Pero también creo que es tiempo de buscar otros escenarios para darle de golpes al gobierno, no se va a lograr nada si por un lado logramos sacar al partido de gobierno si para después, vamos a aplaudir ideas similares; así que es ir aclarando algunos puntos serios, el primero sería que la pesadilla está por terminar, segundo es el hecho que debemos dejar de lado las ideas del bipartidismo actual y tercero abrazar la libertad.

See Your Space Cowboy

Hablemos un poco sobre ser guerrero del teclado.

Deja un comentario

El primer comentario intermedio llega, en lo que considero, el mejor de los momentos. No es un secreto para los que vivimos en la cuna de libertadores que ambos bandos del bipartidismo político han usado el término guerrero del teclado a modo de descalificativo para personas que prefieren las palabras a formar parte de una masa sin orientación.

Considero que la pluma es más poderosa que la espada, pero la herida que abre es a largo plazo, es decir, sus resultados posiblemente no los vas a llegar a ver, pero estoy más que seguro que esa persona a la que llegaste con tus palabras poco a poco puede que cambie; considero que el trabajo de las personas que no creemos ni el socialismo del siglo XXI (que es el mismo que el original, no nos hagamos los tontos) y su variante llamada socialdemocracia poco o nada quieren que pienses como individuo.

Aunque cabe preguntarse ¿Cuántos gobiernos han hecho sucumbir esos que se suben a tarimas con micrófonos y emiten largos discursos? Pueden hacer sucumbir al gobierno de turno,  pero dudo mucho que el efecto que tengan sobre las personas que van a ese show tenga el mismo impacto que las palabras que emiten los guerreros del teclado, así que lo mejor que se puede recomendar, es tratar de llevar la fiesta en paz ya que tenemos un enemigo en común.

Hemos visto como ese pacto de la socialdemocracia ya no funciona como antes y las consecuencias que ha traído, así como también estamos viéndolas consecuencias que está trayendo a nivel mundial. Por un lado, al sur del viejo continente con un estallido de partidos de extrema izquierda o amebas políticas o de plano (pero ya en otras partes de Europa) el nacionalismo también se está levantando; irónicamente es en la cuna de libertadores donde la socialdemocracia le muestra un poco los colmillos a sus primos, aunque se hace evidente que ya no tienen la misma popularidad que antes. Siendo así, un extraño caldo de cultivo para llevar nuevas ideas a una sociedad que ha estado muy influenciada por las ideas de corte socialista en todas sus variaciones, matices y colores, les guste o no a unos admitir esa realidad tan notoria.

Si dejan construir un país

Deja un comentario

Recuerdo que hace ya tiempo, en una revista, alguien escribió que ya había llegado la hora de construir un país acorde a las ideas y necesidades de una sociedad que ya había padecido lo suficiente del populismo, pero me pregunto ¿Esas líneas tienen validez el día de hoy?

La respuesta es, a mi parecer, un rotundo no. Aún seguimos padeciendo el populismo así como el fenómeno de la diáspora venezolana es un asunto con vigencia, ya que cada vez más tu círculo de amigos se reduce o por ese fenómeno o por el de la inseguridad; hasta una de las hijas del comediante sideral se fue a estudiar en París, ya que parece los programas educativos que hizo su padre no le satisface del todo así como la carrera musical del que fuese el presidente del Congreso de la cuna de libertadores, desapareció gracias también al nepotismo.

Mientras unos hacen lo que sea para sobrevivir sin perder la dignidad, otros parecen depositar sus esperanzas en ese ticket de partida. Y no los culpo, no importa lo que hagas, tus esfuerzos de cambiar la nación a pasos pequeños (pero seguros) simplemente no dan frutos; así que el tema de construir el país que soñamos es otro delirio colectivo, ya que en cada cabeza que no ha sido perforada por una bala o por la propaganda del gobierno, hay una visión diferente del país y conociendo al venezolano, va a ser todo lo posible para imponer al resto la suya. Visión que implica aplastar a unos cuantos en el camino, no por nada al río revuelto ahora se suman los nacionalistas trasnochados con sus cantos de sirena que rememoran un momento que no fue color de rosa.

Va a pasar mucho tiempo para comprender que la libertad individual no se negocia y que es lo primero que te quitan los políticos criollos, que el discurso lleno de victimismo sólo sirvió para convertir a una nación en el patio de atrás del Gobierno de la Habana.

See Your Space Cowboy

¿Vale la pena esperar?

Deja un comentario

Voy a usar una categoría que trate de abarcar todos los tópicos en los cuales escribo en este rincón. Creo que es lo mejor que puedo hacer, así como el hecho que voy a ir escribiendo sobre la marcha aunque apelando por una especie de importancia sobre cada tópicos.

Y comienzo haciéndome la pregunta ¿Vale la pena esperar por una serie del «momento, del mañana, de la temporada» animada y que sólo por ser japonesa vale la pena? Y sabiendo la situación de la industria mencionada, la cual parece saber el predicamento en que anda metida pero del cual no quiere salir por razones comerciales, así como con un mercado consumidor que no importa si es legal o ilegal, no hay diferencia alguna entre ambos

¿Vale la pena esperar por una convención criolla «merecida, digna y que le haga coco a las de la capital venezolana»? Cuando los (ir) responsable prefieren hacer sentir bien a los que escriben en los portales web de la movida mientras venden espejos y humos a la asistencia que aún cree que sus opiniones le valen de algo a los  organizadores; nunca lo ha sido, al menos en Venezuela, desde la primera que comenzó el asunto hasta la más reciente es lo que se mantiene

¿Vale la pena escribir aquí? La respuesta es afirmativa, quizás ya no tenga los altos picos de visitas que tuve el año pasado, tampoco está esa sensación de que cualquier cosa que escriba sobre el tópico de arriba podría molestar a alguien y generar una buena dosis de comentarios. Pero siento que los comentarios que han llegado al sol de hoy son más honestos y no responden a directriz alguna; aunque quiero desarrollar mejor todo lo referente a los especiales.

¿Vale la pena la lucha política en la cuna de libertadores? Ya que para cuando estás líneas vean la luz, posiblemente los nacionalistas venezolanos habrán consumado su llegada a ese circo, justamente cuando no hay nada malo que se pueda poner peor. Y ¿Vale la pena creer en el asunto del diálogo? Cuando la nación que ganó dos veces su independencia tiene el «honor» de tener la peor economía así como ser una de las naciones más peligrosas del mundo.

Parece que los cantos de sirena han cumplido su cometido, ciertamente son los verdaderos pescadores en un río revuelto gracias a los dos matices del socialismo; pero ¿Vale la pena preguntarse si hay algún venezolano pensando en que esas opciones no son precisamente las mejores y en algo llamado la libertad individual? Cada día que pasa y cada nueva profundidad en la que se mete la nación,  Parece que el problema está a nada de que empeorar al mejor estilo de los Venezolanos.

See Your Space Cowboy

Yo pensé que Venezuela era una democracia digna de emular

Deja un comentario

Con el reciente anuncio de que no se puede emitir comentario alguno sobre la revolución venezolana y sus actores principales, creo que se hace evidente y necesario preguntarnos ¿Acaso lo que sucedía en la cuna de libertadores no era algo digno de repetir en todo el globo? Honestamente, esto es una señal que el descontento que se vive no desconoce si eres socialista o socialdemócrata ya que cuando no consigues comida, medicamentos, cuando sales a la calle y sientes miedo cuando el sol sigue en lo alto del cielo sabes que esa serie de cambios que prometieron sólo han sido para unos cuantos.
No importa si eres uno de los pesos pesados del partido de gobierno, uno de los tantos que han «logrado» tener unos espacios en el enorme sistema de propaganda del Gobierno o simplemente uno de los pocos «empresarios socialistas» que se han beneficiado de todo el asunto, esos problemas simplemente están muy por debajo de tu visión de la república. El resto de los mortales estamos condenados en sobrevivir a como de lugar, honestamente esta situación es el mejor caldo de cultivo para que dos tendencias salgan a la luz pública, por un lado los nacionalistas (que ya lo hicieron) y gente que defienden la libertad.
Ahora lo que falta para seguir con la censura y seguir metiendo lo políticamente correcto es derogar la ley de gravedad para ver si así se evita la caída del Bolívar, considerando que es una moneda que ni los mismos criollos la tienen en un alta estima.
Y ¿En donde tienen la cabeza los que aún defienden esta mal llamada revolución? Digo, puedo entender que la defiendas si eres un peso pesado de la burocracia o una de las tantas rémoras que tienen con sonrisas falsas en alguna de las múltiples instancias, pero de resto simplemente no lo proceso. No creo que esto sea algo digno de emular, aunque dejó de ser un argumento de Podemos en España, todo el asunto de la dictadura del proletariado no es más que humos y espejos que sirven para oprimir más a unos, tildar de traidores a otros mientras se empeña a la nación en nombre del pueblo.

Older Entries

Instituto Mises Cuba

Economy and Freedom: Tu ne cede malis, sed contra audentior ito.

Fernando Díaz Villanueva

Política | Economía | Historia

El Criticón

Opinión de cine y música

Neuronaliberal

«El estado es la gran ficción por la cual todo el mundo busca vivir a costa de todos los demás.»

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Series Ciencia Ficción

Ciencia Ficción, Fantasía y Terror en TV

El liberal escandalizado

Escritos indignados y otras cosas

Punto de Vista Economico

"There is only one difference between a bad economist and a good one: the bad economist confines himself to the visible effect; the good economist takes into account both the effect that can be seen and those effects that must be foreseen." Frederic Bastiat

Death Detective Blog

Una pequeña cueva de reunión friki

Tomos y Grapas

Tu sitio de Cómics!

Caribe Libertario

La voz de la Libertad, desde el Caribe para el Mundo

Comic Play

Hablamos de tus intereses sin censura

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

El Blog de Martín |x|

Notas, lecturas, apuntes e intereses...

Quiero ser presidenta

Politóloga y administradora publica en formación/UNAM/Pro la mujer/DDHH/Desarrollo sustentable/Seguridad pública.

Minerva de Terralba

Just a gal and her dreams

Logos Podcast

Pensamientos, Cyberpunk y Tecnología.

Cautivos de un Sistema

Just another WordPress.com site

El Mundo de Shiku

THE WordPress.com weblog

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

ComicCriticon

ComicCriticon es un Blog de criticas y valoraciones sobre cómic y manga

Historias Siniestras

Escritores, Cuentos y Poemas Macabros

David Gaughran

Let's Get Digital

Vegeta Rukawa's Corner

Un blog sobre... no sé, lo que se me ocurra escribir ^^

Western Corner

Dos Pistoleros, un blog y muchas opiniones

Komic's Custodies Klub's Weblog

Viaja entre Universos

Todo y nada

Welcome to my world

Bloguionistas

La voz de los guionistas en castellano

The pfff blog

Nuestra misión en la tierra es descubrir nuestro propio camino. Nunca seremos felices si vivimos un tipo de vida ideado por otra persona.