Publicado en El Fanático del Anime, La Tribuna del Amargado

Ese engendro llamado cambio de administración.

Originalmente, tenía ganas de hacer una especie de pensamiento extendido sobre uno de mis intentos de artículos relacionado con mi silencio sobre la joya de la corona, pero como ando corto de material creo que unos pueden considerar esto como tal, pero no, ya que si hay un engendro que en muchas ocasiones, le da un final a las fiestas frikis y ese es el cambio de la administración. Y me dieron ganas de hacer uno de esos intentos de artículos de alrededor de mil palabras que, de vez en cuando, hacen falta por estos rumbos.

Historias que confirman lo que digo hay dos, para darle un poco de largas al tema, debo remitirme a dos momentos de la historia friki que, para algunos, puede ser hechos del pasado y que seguramente no van a repetirse en tiempos modernos; primeramente, el cambio de administración de aquel foro de cierta asociación civil responsable del magno evento friki nacional, después de una noche en la cual buena parte de la vieja administración renunció a sus  cargos (al igual que buena parte de los moderadores) a pocos días de una de las entregas más accidentas del magno evento.

Después del suceso arriba mencionado, aquel portal web no fue el mismo, de hecho entre los muchos factores que influyeron en la caída de las visitas, fue que buena parte del nuevo equipo de administradores y moderadores no eran precisamente del agrado de los usuarios, unido a otra larga lista de los problemas que cargaba esa gente encima, se le dio un “cierre temporal” que solamente ellos se lo creen.

Y ¿Qué se puede decir del Waterloo criollo y de paso friki? De verdad, basta con revisar los extensos textos, unos más viscerales que otros, para comprender que la administración de tal sarao no era del todo querida, pero eso parece que no la limitó en llevar a cabo una fiesta friki que supo hacer algo, siempre estar en los comentarios de no solo sus asistentes. Pero el cambio en su administración, el cual trató de enmendar todo el desastre dejado por la anterior parece que no fue lo suficiente contundente para la labor; no solo eso, llegó demasiado tarde y el daño era tal, que pues era mejor darle sepultura al asunto.

Sin temor a equivocarme, cuando los organizadores de los saros y hasta de los ya enterrados grupos, los cambios de administración son señales que lo que vendrá no es precisamente agradable o marcará en el calendario, la cuenta regresiva para el cierre de ese grupo (en términos generales). Aunque, si soy honesto, por mucho menos de lo que aconteció en la última entrega del AF, muchos organizadores de eventos seguían adelante, muchas veces desgastando lo que habían construido desde sus primeros días;  quizás aquel grupo responsable del evento que mencioné, a la final, si tenían una que otra cosa diferente.

Al momento en que escribo esto, no me llega a la mente cambios de administración en los grupos organizadores que hicieron algo para mejor y creo que es meritorio traer algo a la mesa en este tema. Dada la situación nacional, los cambios de administración en los eventos que medianamente sobreviven a nivel nacional (sin importar tamaño) estos sucesos van a ser recurrentes.

Adicionalmente, el costo del alquiler de los locales es otro de los factores que está haciendo de las suyas con el ya mancillado cronograma de eventos. Si, en días pasados agosto era el mes friki por excelencia hasta ya bien entrado diciembre, pero las cosas han cambiado, eventos que en aquellos días generaban comentarios, ahora están pasando por debajo de la mesa e incluso digo que la ciudad jardín ya no está tan abultada en eventos, de hecho ese conteo se redujo a uno. Tema del cual ya vertí unas cuantas palabras al respecto en su momento, pero creo que el mundo friki en lo que realmente se veía venir, el peor escenario. Y uno el cual, pocos habían advertido y que tales comentarios hasta los profetas del caos hicieron caso omiso del tema; de hecho, me atrevo a decir que unos llegaron a pensar que con esto del regreso (el primer anuncio) de la insuperable durante el discurso de su responsable allá en el 2013, las cosas iban a ponerse mejor.

Aunque los profetas del caos, acertaron en parte lo del final de los grupos, tampoco fue la hecatombe que estaban anunciando y creo que tuvieron otro error en ese asunto ya que ese final no trajo buenos momentos en el mundillo; de hecho, las cosas ahora son más anónimas, dejando sin mucho de que escribir a la inquisición. Aunque los profetas del caos normalmente se equivocan, pero el escenario en que está metido el mundillo actualmente se debe más a la situación del país y no por la incidencia de unos o de otros; esa realidad que muchos creían que no estaba afectando al mundillo, a la final le está dando una lección y una que debieron aprender unos cuantos años antes.

Pero ¿Qué les decían a los que estaban diciendo que el peor escenario estaba por llegar? Pues lo habitual, insultos e improperios ya que tal observación rompía con su concepto de la realidad, una visión que estaba en tela de juicio, como todas las visiones de realidad tanto de las personas como de las agrupaciones. Quizás, unos cuantos creyeron que el asunto de que ya no hay tanto conflicto, al no estar los grupos, las cosas iban a irse por otro sendero; pero la cosa no fue así.

Pero ¿Un cambio de administración en esta fecha es señal de algo? Realmente es un tema complicado, ya que el antecedente que enmarca tal suceso como el final es bastante innegable y reitero, no recuerdo caso alguno que diga lo contrario, aunque personalmente veo ese acto como  uno muy honesto, en vista que cada día que pasa se le complica la vida al friki promedio de la cuna de libertadores. Que me parece bien que quieras unos minutos de evasión de la realidad, pero negarla por completo, me parece de lo peor.

Anuncios