recuerdos

Desempolvando fotos

Posted on Actualizado enn

Anuncios

La Balada de la Curva 1

Posted on

“Tribuna Deportiva ¿El regreso más esperado? Por Amílcar Trejo.

La fórmula 1, considerada por unos cuantos de la prensa como “el verdadero deporte de los caballeros”, un gran evento competitivo ligado al mundo del automovilismo y que se encontraba en un marcado declive para el año de tres mil cuarenta y seis. Unos consideraron casi una señal, que el famoso corredor Roberto Fangio anunciaba su retiro después de ganar el Gran Premio del mismo año.

Unos culpaban la terquedad de la Asociación en negarse al modernizar el deporte, uno que había sobreviviendo una buena cantidad de años, siendo un lugar donde muchos avances con respecto a los arcaicos vehículos terrestres vieron nacer la tecnología que los volvió más seguros y eficientes en el ámbito de los civiles. Simplemente era algo demasiado grande como para dejarlo morir.

Lo que dejó la amarga guerra (el conflicto entre La Federación Terrestre y la Unión Colonial) fue un montón de vehículos, pilotos e ingenieros tratando de adaptarse a una nueva vida. Alguien de la Asociación de la fórmula 1 vio en aquella gente un potencial como ninguno y debía tenerlos trabajando en aquellas misteriosas ideas de modernizar el deporte.

Para el año de tres mil veintinueve se anunció el Gran Premio del mismo año, uno que comenzaría rememorando los grandes circuitos de la Tierra (al menos los que estaban aún intactos) entre los cuales hay que destacar las clásicas quinientas millas de Indianápolis, el circuito de Mónaco, Monza, Singapur, Jerez son algunos de los confirmados para el esperado regreso.

Muchos corresponsales me han comentado sobre las modificaciones que han estado recibiendo los circuitos así como otro dato bien interesante; el hecho de que todas las escuderías tienen pilotos nuevos, muchos de ellos (se especula) sin mucha formación en el automovilismo. Aunque también (nuevamente, pura especulación) se habla de legados familiares que quieren continuar.

En lo que va de siglo, se tiene que demostrar que el automovilismo en el mundo de los deportes, no ha muerto, más allá del dinero que eso le traiga a los que manejan el deporte a las escuderías; tiene que volver a conectarse con la gente, como en mi caso, que al sol de hoy recuerdo hablar a mi abuelo sobre esos competidores de antaño, sus proezas y tragedias. Así como el respeto que le daba a quien ahora es el cazador de talentos de Alfa Romeo, Roberto Fangio, quien posiblemente no le quede de otra que actuar como mentor de la nueva sangre que entre a la escudería a la que representa.

El sábado que se anunció que sería la rueda de prensa para dar a conocer todo lo que está por venir lo voy a estar esperando muy tranquilamente, desde la comodidad de mi hogar. Estoy ya viejo para esperar tanto y mucho menos como para aguantar el frío que hace por esas fechas en Londres.”

Finalizando con: Maison Ikkoku vol. 5

Posted on

La quinta entrega de la obra, estamos ya a casi nada de la recta final de la serie y se nota aquí, el drama lo sentí más presente en comparación con entregas pasadas. Quizás la señal de eso venía por el hecho de que comenzamos con comedia en esta entrega, cosa que debería ponerte en alerta para lo que queda de obra.

Posiblemente una de las entregas en la que se hace evidente de lo que es capaz de hacer el instructor de tenis por la atención de la querida (y temperamental) administradora de la casa que le da título a esta obra; a riesgo de equivocarme, el personaje que se comporta como un Don Juan parece ser del agrado de la autora y que ese cariño comenzó aquí. Al menos eso creo, ya que parecer ser un tipo de personaje que si bien encaja perfectamente en este tipo de obras, tiene cierta constancia en otras de la autora, en ocasiones en géneros que poco o nada tienen que ver con la comedia romántica de situaciones.

Pero también vimos el mal rato que pasó el esposo de una de las inquilinas de la casa, personaje que fue mencionado pero fue hasta aquí que que se llegó a ver finalmente, así como su relación con su esposa e hijo. Aunque, la relación con la pareja protagonista, como es siempre constante en las obras de este género sin importar su nacionalidad, tuvo que afrontar algo más que los malos entendidos, unas piernas rotas y el hecho que Kyoko aún recuerda su difunto marido, aunque el tema de volver a contraer matrimonio es uno de esos temas que le va a dar dolores de cabeza, tanto a ella como a su madre.

Y para ir cerrando la reseña, debo decir que esa mezcla entre drama y comedia pues sirve para ver los colores de los personajes, más considerando que ahora nuestro querido amigo posiblemente se vaya a tardar más de lo esperado para concluir su carrera universitaria (una de esas tramas secundarias de la serie a la que extrañamente si le han sacado jugo), quizás siendo esto una posibilidad de un conflicto secundario que puede causar muchos estragos, tanto a nivel de comedia como en el drama.

Razones por las cuales Avalancha fue ¿Importante?

Posted on

El presente artículo es una mezcla entre los comentarios intermedios así como los nuevos artículos llamados razones por las cuales; va a ser una mezcla de ambas tendencias y todo gracias a un artículo de lo que una vez fue la página que se dedicaba a divulgar las cosas malas del mundo friki criollo ahora devenida a quien sabe qué cosa es en la actualidad. Y como estamos hablando de ausentes (así como de difuntos) lo mejor es guardar la compostura ante una realidad que pasó hace ya rato.

Hace ya diez años (¡Cómo pasa el tiempo!) la historia friki criolla fue partida en un antes y un después, ese hecho fue la llegada de la “insuperable” convención Avalancha. Tuvo que lidiar con lo que normalmente para la época era lo que se veía, conspiraciones, malos ratos en foros, cambios no planificados entre muchas otras penalidades; al concretarse en el mismo año a lo que unos consideramos como el punto más alto del magno evento del anime y manga venezolano era cuestión de tiempo que ambos colisionaran.

Realmente ¿Fue la primera?

Muchos le atribuyen a esta convención en ser la primera en arropar a más gente más allá del círculo del mundo friki criollo; círculos que aún el sol de hoy siguen teniendo una relevancia pequeña en relación con el previamente mencionado ya que no nos hagamos los mensos ¿Cuántos conocedores del grosor de uña del monito peleador se animan a jugar una partida de calabozos y dragones? ¿Cuántos conocedores de los discursos del ninja rubio llorón se animan en las miniaturas de algo que no sea el coeficiente intelectual del personaje? Y no, la pregunta no la hago con ironía, la hago en serio.

Fue la primera si, con sus aciertos y fallos, fue la primera en cambiar lo que se esperaba de las “convenciones”  hechas por los criollos; de hecho el comentario vertido por el que fuese máximo responsable del peor mercadillo capitalino fue una señal de ese cambio; la gente quiere estar más cerca posible de esas convenciones propiamente dichas que se hacen más allá de nuestras fronteras, con todas las chucherías incluidas.

También fue la primera en confirmar con más contundencia que la capital era tierra de nadie, a diferencias de otras zonas del interior que estaban controladas por los responsables del magno evento nacional, que si se quería hacer algo por allá, debía estar a la altura del alud con tal de atraer a la gente ya que con promesas vacías, muchachas siendo perseguidas por aves de corral y polémica en cuanto foro y página web no se hacía mucho.

Pero también fue la primera en cambiar las jugadas de la Inquisición, fue la primera (por debajo de la mesa) en financiar a sus propios inquisidores, en darles líneas editoriales y hacer de las suyas con personas con quienes no podían lidiar sin dañar su imagen; fue la primera en usar muy bien el argumento de una última entrega para aumentar números de boletos vendidos y en una consideración personal, fue la primera en hacer de su notoria debacle organizativa (evidenciada en la entrega del 2010 y lo que legalmente fue la entrega final) con la llegada del Caracas Fan Fest que con una única entrega hizo muchos estragos tanto dentro como fuera del equipo organizativo.

Hablemos de tronos

Es mucho decir que el escalafón dejado por la “insuperable”  estuvo muy alto, quizás es ser demasiado amable con ella; si bien es cierto que hasta la fecha no hay una de los nuevos mercadillos nacionales que ya sea en la polémica causada, los nuevos Inquisidores privados o en el número de boletos vendidos se le acerque (esto último puede generar debates, ya que la “insuperable” jamás dio a conocer esas cifras) pero sin su aparición las cosas en la actualidad serían un poco diferentes.

Ciertamente marcó época, una que debió concluir realmente en algún momento, ya que entre la situación país así como el hecho que lo que comenzó siendo una innovación sin precedente en el país, pasó a ser no otra cosa que una prueba piloto para convenciones en otras localidades de la región, en una franquicia que no llegó a despagar del todo tanto dentro de Venezuela como en las afueras así como la forma en que se fue ciertamente deja mucho que desear; también un asunto que demostró que en ese aspecto también marcó un punto como lo hizo con los aspectos positivos.

Y si bien lo comentó su mayor representante, que no va a volver al país, fue la mutación que la acercó más al grupo que puso el grito en el cielo que exclamó a todo pulmón que era su más acérrima competencia y que a la final, pues terminaron trabajando juntos; conjuntamente con el hecho de que hasta patrones de comportamiento similares; una vez en el trono ambos grupos se sintieron los reyes del valle  y cualquier comentario era visto como una amenaza a esa sensación de confort.

Yo Recuerdo

Posted on

Recuerdo que la entrada al edifico donde vivo era una pequeña reja de color blanco, mucho antes de la reja negra con bisagras en constante reparación que es hoy, recuerdo que todos los propietarios e incluso personas que vivían en alquiler asistían a las reuniones de la junta de condominio y los shows que montaba el que ahora es el dueño del quiosco de la esquina y otros en el centro de la ciudad. También recuerdo que en una de las casas de la urbanización donde vivo funcionaba una pequeña heladería, luego una venta de comida rápida y a la final una barbería.

Un video club convertido en licorería, una frutería convertida en un local de comida rápida y ahora en consultorio medico, una bodega que a duras penas ha sobrevivido como cyber café, un local de un parque público donde una escuela de danza y dos de artes marciales pasaron al recuerdo y por muy verde que estén los jardines del único edificio de la zona, pocos son los infantes que juegan allí y donde antes se levantaba el Teatro de la Ópera de Maracay no sé que se encuentra ahora al igual que pasó con ese centro comercial ubicado al norte de la ciudad.

Ese es el paso del tiempo y los cambios que causa no solo en las personas, en las ciudades y en la sociedad que se hacen evidentes en las metrópolis pero lleva tiempo verlo en sus habitantes, al menos eso creo.

Librerías convertidas en florerías, vendedores ambulantes que aceptan pagos con tarjetas bancarias, rumores sobre tiendas para un grupo de personas que aun no se concreta algo, cafeterías en rincones en centros comerciales y eternas remodelaciones de locales seguirán mientras sigo pensando que Maracay no ha crecido.