Publicaciones etiquetadas con: relatos

La Balada de la Curva 8

“Tribuna Deportiva ¿Polémica a toda velocidad? Por Amílcar Trejo

Quizás no sea la mejor forma de introducir un artículo de mi autoría; pero el otro día me encontraba hablando con mi colega Aquiles Suarez, sobre todo el asunto que se generó con el video filtrado de las dos vueltas de prueba del vehiculó ensamblado por la Escudería Alfa Romeo y todo lo que eso ha causado con el regreso del evento deportivo de la Fórmula 1.Sí, ciertamente el video filtrado hizo acelerar al resto de las Escuderías en dar a conocer sus vehículos; pero creo que lo que hizo BMW es, al menos para mí, un asunto que genera verdadera polémica ¿De qué ando escribiendo con estas líneas? Pues la rueda de prensa en la que han dado a conocer su vehículo llamado La Mantarraya.

Si fuese otra ramificación del deporte del automovilismo no hubiese problema, un vehículo biplaza en una competencia que siempre se ha caracterizado por vehículos monoplaza, eso sí es algo que hay que debatir. Al igual que Alfa Romeo, BMW es una vieja Escudería que ha estado en la Fórmula 1 y no sé qué tipo de chiste quieren tratar de hacer. Pero, en lo personal, se asoma como un chiste de mal gusto.

No me importa si Ford está apostando por Cecotto Jr., tal como fue anunciado la semana pasada conjuntamente con Ferrari y Sandra Croquer días después así como el hecho, confirmado, que el piloto de la Escudería responsable de todo este asunto así como los dos de la BMW sean militares retirados (de la aviación, para ser exactos) al igual que mucho del personal que ha entrado en el deporte recientemente (como lo mencioné en mi artículo pasado) pero me parece un intento desesperado para llamar la atención.

Y no señores, no me molesta que los nuevos vehículos tengan motores de las naves monoplaza militares así como tengan la capacidad de volar apenas unos metros sobre el suelo, de hecho me parece una propuesta interesante al asunto. Esas son las modificaciones que debieron hacerse, para mantenerse relevantes, de hecho, es normal ver ahora que los autos de uso cotidiano apenas toquen el suelo ¿Cuándo veríamos competencias con autos con esas características? Y pregunto ¿Cuántos accidentes no pudieron ahorrarse si esa tecnología no hubiese sido puesta a prueba como se hacía en los días pasados?

Tampoco me molesta que los hijos de las grandes estrellas del deporte quieran seguir el legado de sus padres, de hecho eso es lo que deben enfocarse la Asociación en promocionar, si es que quieren convertir esto en una modalidad del circo romano,  un conflicto entre automovilistas consagrados y entrenados a la vieja usanza contra una nueva sangre que encontró un nuevo uso a sus habilidades bélicas. En el papel, suena como una contienda épica, digna de seguirse ya que hay unas habilidades muy diferentes en el tapete que crean un contraste nunca antes visto en la historia del deporte.”

Categorías: Historias | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

¿Cómo va a ser la nueva editorial en esta sección?

El octavo artículo que se expande de la nueva editorial cae en una sección en la cual creo que aún tiene mucho potencial, una en la que extrañamente he escrito muy poco. Pero, lo mejor es escribir y esperar que algo suceda. Así que decidí escribir sobre algo muy diferente a lo que constantemente hago por aquí.

Espero que para cuando estas líneas vean la luz del sol, el especial mutante se encuentra algo avanzado, es decir las reseñas, así como ya tenga decidido que personaje del mundo del comic va a ser el siguiente en la lista de los especiales y el siempre bien ponderado especial de noche de brujas ya tenga una lista de lo que voy a reseñar.

Debo admitir que ese especial tan relacionado con esa polémica celebración del mes de octubre y que en los últimos años, pues se ha visto opacada por el doce de octubre; no hay problema alguno con la decoración de brujas, pero con la llegada de los españoles a este lado del mundo, pues los comentarios van a seguir dando de qué hablar, mientras la estupidez y el resentimiento sobre un hecho que ya tiene muchos años encima siga, no por nada (en caso de Venezuela) sobra razones para ver que esto no es una nación y solo es un patio de atrás.

Con respecto a mis lecturas, pues con la llegada de la tabla a mis manos, he estado leyendo de todo. Más que todo en el arte secuencial y libros; pero si bien la producción de reseñas ha estado de baja, las lecturas no, me atrevo a decir que los últimos maratones que me he lanzado, con el Resplandor en su idioma original y un libro de teoría monetaria, dentro de poco voy a estar reseñando esos dos libros que forman parte de mi más reciente torneo de lectura.

Hablando de ese tema, desde que conocí una red social dedicada a la gente que lee y a compartir sus opiniones sobre lo que lee, me he metido en sus torneos de lectura; quizás una de las mejores cosas que se puede hacer en la actual crisis lo mejor que se puede hacer después de protestar, es leer un poco.

See Your Space Cowboy

Categorías: El Escritor | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Una cosa es crear asco y otra causar miedo. Así como una idea para un trabajo de terror en Venezuela.

Si hay una tendencia que si bien es natural dentro del terror, usarla con sutileza siempre ha sido un verdadero detalle dentro del género, así que causar asco en una persona no necesariamente significa que lograste asustarlo. Una cosa es el sentido de indefensión, de hacerlo sentir intranquilo, otra asustarlo y una asquearlo; normal en el género al que estamos haciendo homenaje en el especial de este mes es asociarlo con la extrema violencia, pero buscar jugar con la cabeza del espectador es mejor, aunque un poco más complicado.

El terror es el género hermano de la comedia, pero comparte el tema de que posiblemente lo que pueda causar miedo en una persona no necesariamente puede funcionar en otra, así que los autores deben primeramente asustarse ellos mismos y buscar por el camino de la empatía retorcida que el espectador. Y es que da más miedo quedarse encerrado en un sitio oscuro y solo que en una ciudad repleta de zombis donde las armas de fuego se encuentran como caramelos.

Pero creo que si hay una idea que podría trabajar muy bien en el entorno social de la cuna de libertadores y enfocando la misma dentro del género homenajeado (aparte de estar rabiosamente basado en hechos reales) y que, por mucho que se vendan como una alternativa a las posturas socialistas y social-demócratas imperantes en la cuna de libertadores; si bien es una idea ya un tanto gastada en el cine y relatos del mismo género, más que todo fue un tema recurrente en los días de la guerra fría, el miedo de que una nueva ideología se encuentre tomando potencia en un país que se enfrenta a la misma fuera de sus fronteras.

Categorías: El Escritor | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Mi experiencia con el terror

Siempre está presente en las lecturas que hago de libros, cómics, en los mares de letras que hago sobre la gran pantalla y hasta he compartido en esta cosa algunos relatos de mi autoría en el mentado género. Pero ¿Qué tiene de especial para mí?
Pues fueron las películas de terror las que compartí con una prima a quién quiero mucho, si bien es hasta clichés asociarlo con el mes de octubre y todos los discursos que eso trae, posiblemente es el único mes del año en que me dedico a un tema en concreto en este rincón.
Ciertamente, es un género muy subjetivo en el asunto de que algo que pueda asustar a alguien no puede tener el mismo efecto en otro y si le sumamos el hecho que en días recientes, al menos en la gran pantalla, se encuentra en un estado deplorable no hay que negar que grandes películas pertenecen a este género pero, al mismo tiempo, padece del problema de la saturación.
Pero no deja de ser un género que siempre estará presente, de alguna forma captura muy bien su época en la que salen las grandes obras del mismo así como todas las lecturas que se le pueden dar. Quizás, por eso siempre regresa.

See Your Space Cowboy

Categorías: El Escritor | Etiquetas: , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Un día chino

Había sido un lunes como ninguno, no todos los días llegas a Málaga por vía marítima y entras al bar de un chino que tiene una cerveza fría como ningún otro bar de la península. Había unas mesas de billar, algún que otro filibustero y niñatos que se creen rudos por vestir de negro.
— ¿Qué le sirvo? — me preguntó una chica que hablaba bien el idioma.
—Una cerveza—le respondí, tratando de detallarla, buscando alguna característica que la hiciera resaltar del resto de lo que asumí, su familia.
Pero no fue hasta que dejó mi mesa, que encontré lo que buscaba, un tatuaje en la parte trasera de su hombro derecho. Gracias por eso, verano andaluz.
—Hablas muy bien el español para ser holandés— me dijo la camarera, al regresar a mi mesa.
—Y tú hablas bien, para ser china. Pero de seguro no me interesa saber mi historia.
El hecho de que era un marino holandés le causaba curiosidad a muchos, más cuando escuchaban mi acento, que no era de los Países Bajos sino de Marbella.
—Si me dices algo sobre ti, puede que te regale algo de arroz frito y la factura te puede salir a la mitad.
—Pues ya debe ser evidente que soy marinero, pero nací en Málaga y tengo una mitad holandesa.
Pero en eso, se acercó uno de los imbéciles. Balbuceando algo sobre su condición de semental español. Su acento etílico era notorio.
Traté de ser cordial con el listillo, pero se buscó una paliza en un bar.
Un buen derechazo en todo el rostro del listillo y al suelo. Antes, los punks daban más pelea, pero luego recordé que vienen siempre en manada. Con el que estaba en el suelo y sangrando hacían un total de cuatro.
— ¡Que se han creído en venir y atacar a un desarmado con sus navajas, esto es el colmo! —dijo molesta la camarera, dando un golpe a la mesa cuyo sonido dejó en blanco a los punks.
Pero eso no fue suficiente, para estos niñatos nunca lo es. Uno trató de apuñalearme, usé su propio impulso para mandarlo lejos, que en el camino se rompa algo. Otro intenta hacer lo mismo, pero esta vez quiero hacerle entender que las leyes no se pueden romper. Su brazo, a diferencia, si lo puedo romper.
La camarera se los despacha rápido, uno con una patada de abanico a la cara, la cual aterrizó en la mejilla de su atacante y el segundo volvió al suelo, luego de un buen codazo en las costillas.
—Estilo de la mantis. Y ¿Qué me dices tú?
—Algo de karate do y otro poco del sistema de combate del ejército holandés.
—No tienes cara de militar.
—Es que no lo soy. Soy marino mercante, uno que sabe cómo defenderse. Por cierto, mi nombre es Simón.
—Amanda.
Era obvio que no le sacaría dinero a los punks, no llegaría a medio euro la basura que llevaban puestas o el “orégano” que dejó caer uno durante la pelea. Nunca entendí que fue lo que le pasó a los punks.
—Creo que el seguro no cubre estas cosas.
—Discrepo. Es muy posiblemente que comprendan muy bien cuando digas que hubo una pelea y la policía no llegó a tiempo. Así son las cosas aquí en España.
—Lo sé, nací aquí.
Me quedé con Amanda hasta la eventual llegada de la policía y decidí que lo mejor que podía hacer era volver al barco; a pesar de que el arroz que por poco me salía gratis ya formaba parte del desastre en el suelo del bar. Con algo de suerte, podría tratar de tolerar la sazón del cocinero del barco.
Pero mi mente no se apartó de ella, así que comencé a imaginarme la posible disputa que tendría con su padre; sobre darle de comer a un cliente que solo consumió una cerveza y la deshonra de haber aceptado la ayuda de un occidental. Algo como “Pequeña Mantis, si al menos hubieses cobrado no estaría tan decepcionado.”
Aunque eso duró poco, cuando el capitán anunció que en cuestión de horas nos marchábamos a Marbella. Menos mal que al cocinero le dio por ser algo más y dejaron al personal italiano encargarse de la cocina.
Así terminó mi día chino.

Categorías: Historias | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

Ellos y Nosotros

El doctor Ramiro no podía dormir, desde hacía tiempo que la siesta nocturna lo evadía. Como a muchos científicos, la jubilación le había sentado fatal, no era para menos, alguien de su calibre podía seguir haciendo algo en utilidad para la comunidad y para la Hermandad de Instrumentalización. Los años dorados como asesor de nuevos científicos, aun los sentía lejos.
Pero esa noche, quería retomar su polémico experimento, el cual quedó inconcluso en muchos aspectos. Mientras caminaba, recordaba con amargura los hechos que lo llevaron a su temprana jubilación, la polémica que causó en el Parlamento cuando los partidos de oposición dieron a conocer los experimentos que la Hermandad de Instrumentalización estuvo haciendo con esa raza de simios que apenas podían hablar y que poco se parecían a sus parientes.
Cuando el asunto explotó, el doctor Ramiro vio truncado repentinamente, lo que consideró su gran obra. Era de esos que pensaba que en algún momento, si esos simios fuesen la especie dominante, su gente seria la víctima de sus experimentos, ellos no tenían de su lado a la instrumentalización; ellos no parecían tener intereses en cosas elementales como escribir y hablar.
Como defensor de la instrumentalización y partidario de la casta conservadora, se decepcionó mucho cuando sus congéneres no entendieron al argumento de “ellos y nosotros”. Las ratas debían seguir como la superioridad intelectual, no ablandarse por tonterías.
Al abrir las puertas de su laboratorio, se llevó una terrible sorpresa; aquel lugar ya no albergaba la ciencia, ahora era sede del caos primitivo, ese del que leyó en los libros de la Hermandad.
Allí ya no estaban sus dos sujetos de prueba, había cuatro, llenos de furia; los otros dos, si bien aún podían caminar y ver que les faltaban dientes, a uno le faltaban dedos en sus extremidades superiores. Pero lo que lo aterró fue ver que en su salvajismo, habían llegado a una etapa que ya sabían que no podían andar desnudos.
Finalmente había dado con el paradero de dos de los sujetos de prueba de un colega suyo y que sus dos sujetos de prueba, esos que escondió de las autoridades, los habían ayudado a mantenerse con vida.
En pocos segundos, el doctor Ramiro fue la víctima en un experimento muy conocido por dos grupos, depredadores y presa, ellos y nosotros.

Categorías: Historias | Etiquetas: , , , , , , , , | Deja un comentario

Esperar y Sangrar

Cuando aquellos dos jóvenes pactaron pelear usando las espadas roperas que llevaban, era señal que el acuerdo estaba hecho y no había marcha atrás.
A don Humberto Galarraga se le conocía por se de temperamento fuerte, acostumbrado a los duelos y por llevar los números de la empresa de su padre, la famosa Malagueña de Comercio, tanto para bien como para los oscuros antes de las ciudades que orbitaban entre Ganimedes y Júpiter. El otro en el duelo resultó ser don Víctor Manuel Pizarro, el poeta e instructor de esgrima de la ciudad portuaria ubicada al norte de Ganimedes.
Pero ¿Qué se tendría que decir del motivo de aquel duelo? Se decía que don Humberto le había encargado a don Víctor que elaborase unos poemas dedicados a la dama que tenía en la mira, su Merced Doña Pilar Martínez.
Si bien el trabajo se hizo, el pago no se efectuó. Doña Pilar hizo caso omiso de los cortejos de don Humberto, marcando la primera derrota en ese campo para el temperamental mancebo. Decían las malas lenguas que Doña Pilar estaba bien documentada tanto en los versos y tinta de aquel poeta, como de la fama de aquel contable.
Se pautó el fatal encuentro en medio del Puente de Hierro, a primera hora de la mañana y teniendo como testigos al párroco Sancho Ventura y al dueño del periódico de la localidad, Roberto García.
Los combatientes se encontraron a la hora pautada, al mismo tiempo sacaron sus armas. Un silencio casi sacado de un funeral se hizo presente.
Don Humberto fue quien comenzó con el ataque, buscando la fatal estocada al corazón.
— ¡Me sorprende que un poeta como su merced, esté usando la defensa Arrieta!
—Dada la condición del terrero, es la mejor opción. Su merced se ha hecho de un nombre usando las técnicas de la Escuela Quiroga.
—Debo admitir que su merced, es un gran oponente. Aunque más famoso por sus poemas que por sus dotes con la ropera.
Súbitamente, don Humberto comenzó a flanquear a su rival describiendo una extraña secuencia de círculos, buscando un corte a la altura de los ojos.
—Nunca creí que la maniobra “Anillos Circulares” de Jonás el Sefardí fuese aplicable en un duelo—comentó el poeta, con su tono calmado.
—Ahora su merced está usando la defensa Bolívar, muy hábil de su parte— cuando terminó de decir aquellas palabras, una sonrisa se dibujó en el rostro de don Humberto. Una herida en la mano derecha de su rival había aparecido. Muy contados rivales habían visto tal destreza en aquel contable.
En un imprevisto cambio, ahora el poeta era quien estaba atacando. Con una velocidad que tenia impresionado a su rival.
Largas zancadas y ataques furtivos eran el plato fuerte en el duelo, la espada del poeta hizo una entrada en las piernas de su rival.
—Creí que su merced apelaría por otra táctica—comentó don Humberto, caminando lenta y pesadamente hacia atrás.
—No creí que su merced fuese tan agresivo, cosa que, como ya es evidente. Le jugó en contra.
Los testigos decidieron intervenir en la pelea, si las heridas de don Humberto no eran atendidas, podían empeorar. Y en vista de la notoria admiración que apareció durante el encuentro, no era necesario que siguieran.
El párroco, don Sancho, se acercó al contable.
—Su merced, es prudente que se detenga. He visto pelear a su rival y cuando usa esa técnica de apuñalar las piernas de su rival, es que está seguro que quiere derrotarlo lo más lentamente posible.
El contable no respondió, cayó desmayado del dolor. El párroco se hizo responsable del joven.
— ¿Cuántos van que pierden ante su merced? Y sin necesidad de matarlos— preguntó Roberto García.
—Con el contable, la cuenta sube a doce. No fue un mal rival, de hecho ha sido uno de los más difíciles que he tenido. Pero dudo mucho que me pague.
—Me tomé el atrevimiento de sacarle unos cuantos créditos de la bolsa del joven Humberto. Aquí tiene el dinero que le debe, al menos eso creo.
Los créditos entregados, cubría la deuda. La ofensa fue olvidada, a pesar que el joven Humberto después de aquel duelo estuvo cojeando de la pierna izquierda y se alejó de las peleas.

Categorías: Historias | Etiquetas: , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.

Instituto Mises Cuba

Economy and Freedom: Tu ne cede malis, sed contra audentior ito.

Fernando Díaz Villanueva

Política | Economía | Historia

El Criticón

Opinión de cine y música

Neuronaliberal

«El estado es la gran ficción por la cual todo el mundo busca vivir a costa de todos los demás.»

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Series Ciencia Ficción

Ciencia Ficción, Fantasía y Terror en TV

El liberal escandalizado

Escritos indignados y otras cosas

Punto de Vista Economico

"There is only one difference between a bad economist and a good one: the bad economist confines himself to the visible effect; the good economist takes into account both the effect that can be seen and those effects that must be foreseen." Frederic Bastiat

Death Detective Blog

Una pequeña cueva de reunión friki

Tomos y Grapas

Tu sitio de Cómics!

Caribe Libertario

La voz de la Libertad, desde el Caribe para el Mundo

Comic Play

Hablamos de tus intereses sin censura

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

El Blog de Martín |x|

Notas, lecturas, apuntes e intereses...

Quiero ser presidenta

Politóloga y administradora publica en formación/UNAM/Pro la mujer/DDHH/Desarrollo sustentable/Seguridad pública.

Minerva de Terralba

Just a gal and her dreams

Logos Podcast

Pensamientos, Cyberpunk y Tecnología.

Cautivos de un Sistema

Just another WordPress.com site

El Mundo de Shiku

THE WordPress.com weblog

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

ComicCriticon

ComicCriticon es un Blog de criticas y valoraciones sobre cómic y manga

Historias Siniestras

Escritores, Cuentos y Poemas Macabros

David Gaughran

Let's Get Digital

Vegeta Rukawa's Corner

Un blog sobre... no sé, lo que se me ocurra escribir ^^

Western Corner

Dos Pistoleros, un blog y muchas opiniones

Komic's Custodies Klub's Weblog

Viaja entre Universos

Todo y nada

Welcome to my world

Bloguionistas

La voz de los guionistas en castellano

The pfff blog

Nuestra misión en la tierra es descubrir nuestro propio camino. Nunca seremos felices si vivimos un tipo de vida ideado por otra persona.