Doctor Strange into Shamballa

Yo creo que la primera vez que vi al hechicero supremo de la Casa de las Ideas fue en uno de los muchos episodios de la serie animada de los años noventa del amigable vecino, así que creo que las vestiduras de gala de las reseñas intermedias y nos adentramos en los confines de unos mitos de la mencionada casa editorial y uno de sus personajes más representativos de ese singular mundo.

Considerando que recientemente al buen doctor le dieron su respectiva película y ya dejó de ser uno de esos personajes mejores, a pesar que fue creado por ni más ni menos que Stan Lee y Steve Ditko para el año de 1963, era ya hora que tuviese un merecido reconocimiento. Aquellos años en que la casa de las ideas estaba buscando nuevos temas para sus personajes mientras, si mi memoria no me falla, aun se batallaba con la fuerte censura en los medios impresos.

Y ¿Qué nos relata aquí? En esta singular novela gráfica, en todo sentido desde su aspecto visual y narrativo, pues un día le llega una amarga noticia al buen Stephen, su mentor ha muerto. Pero le dejó un extraño regalo, uno que le dará un pequeño dolor de cabeza, el cual es tan extraño como parece una broma de mal gusto, ya que con esto llamado el futuro de la humanidad simplemente no se juega.

See Your Space Cowboy

Anuncios

HellBoy: Chained Coffin

Originalmente concebida para ser la historia debut del investigador de lo oculto perteneciente a la casa editorial del equino oscuro y de nuevo lo tenemos en las reseñas intermedias.

Es una historia muy sencilla, incluso usa el recurso de la literatura epistolar para darle un toque muy retro a la historia de una de las personas que estuvo el día en que este investigador llegó a la tierra y su alma es reclamada por un ser abismal con el cual había pactado hace ya tiempo. En su lecho de muerte está persona se arrepiente de todo lo que había hecho, lástima que alguien no la quería dejar ir.

Como es habitual, apareció esta historia en el DHP número 100 en glorioso blanco y negro, posteriormente hizo una aparición a todo color más tarde. Aunque debo agregar que es uno de las tantos recopilatorios del mencionado personaje, colección en la cual se recopilan varias mini series, historias breves y así como otras historias que hizo el autor; creo que no le estoy haciendo mucha justicia al personaje con las reseñas intermedias, pero creo que sus historias breves son altamente disfrutables y que merecen la pena, al como como la presente, un desarrollo más amplio.

Finalizando con: Weapon X

Las reseñas intermedias se unen al especial mutante y con, ni más ni menos, uno de los más famosos de la franquicia, el canadiense llamado Logan. Uno de los personajes más famosos no solo de la Casa de las Ideas, sino que es uno de los Mutantes a que se le puede sacar mucho provecho tal cual como sucedió con la presente historia, sacada al mercado para el año de 1991 y que, a riesgo de equivocarme, es uno de esos puntos de la mitología de Logan que simplemente ya no se pueden negar, ya que forma parte de su mitología.

En sus primeros años de carrera no se sabía mucho de él, más allá de que su primera aparición fue en un número del coloso esmeralda cuando peleaba contra Wendigo en tierras canadienses; pero aquí con la escolta de Barry Windsor Smith nos relata las penurias de Logan y cómo fue que llegó al proyecto Arma X.

Creo que hubo una suerte de adaptación de esta obra en la famosa serie de los noventa, pero creo que más allá del festival de violencia, aquí vemos que Logan fue forzado a «participar» en el mencionado proyecto y tal experiencia sacó los instintos más animales del mutante, sino también de las personas que estaban involucradas en el proyecto. Aunque, lo más interesante es que no se deja claro las razones por las cuales se estaba llevando a cabo tan grotesco experimento, pero eso no fue motivo para que el proyecto se quedase sin presupuesto para que siga adelante, ya que siguió haciendo de las suyas por mucho tiempo.

Ciertamente es una de esas historias del mutante canadiense que marcaron época y que sigue siendo mencionada entre las historias para conocer  Logan así como otro elemento, toda la bajezas de las que somos capaces los humanos cuando nos dan carta blanca para tratar a otras especies y más cuando tienen algo que las diferencia de nosotros.

HellBoy Los Sabuesos de San Augusto

Nuevamente rojo, ese singular investigador paranormal de la casa editorial del caballo oscuro (no confundir al sello editorial con cierta canción pop) nuevamente hace de las suyas en las reseñas intermedias. Más concretamente en la sección de Finalizando Con, la cual siento que merece un poco de cariño.

Dejando de lado la pésima introducción a la reseña, originalmente publicada en la revista DHP a lo largo y ancho de cuatro números, siendo la mencionada revista una especie de antología donde autores dan a conocer sus obras, sean o no conocidos; el presente caso nos vamos a algún rincón de la Europa oriental donde la desaparición de un monje quien fuese conocido por rojo, es lo que da inicio a una singular investigación.

Una investigación que, a diferencia de otras llevadas por él, no tiene indicio alguno, sólo una codicia por parte de un noble en volver ocupar su antigua residencia donde ahora yace una humilde Iglesia.

Leer esta historia en blanco y negro es ciertamente una de las mejores experiencias que he vivido, si bien no es raro que esa casa editorial publique historias en blanco y negro, es raro ver eso en una de sus franquicias más famosas.

Doctor 13 arquitectura y mortalidad

Recuerdo que mencionaron al personaje principal de esta obra durante Crisis de Identidad, siendo uno de los responsables de llevar la autopsia de la primera víctima durante ese evento. Pero este investigador de lo sobrenatural y que quiere demostrar que todo eso es puro cuento de camino y la forma en la que poco o nada se toma en serio los sucesos que están a su alrededor, lo hacen uno de esos personajes que merecen la pena desarrollar más, ya que si bien es cierto que los personajes que están constantemente rompiendo el cuarto miró ya  comienzan a estar en el ojo público, pues hemos comenzado mal en darlos a conocer ya que el mercenario hablador de tonterías de la Casa de las Ideas no es un buen ejemplo de lo que puede llegar a ser un personaje de esas magnitudes y su potencial dentro de la ficción en las viñetas.

Quizás no sea la mejor opción de que esta obra aparezca en las reseñas intermedias, pero creo que es algo que al buen doctor le vaya a molestar; creo que es una de esas historias del viejo universo de la Distinguida Competencia que a pesar debe de tener algo ya de tiempo encima, se siente que no ha perdido vigencia siendo algo raro de ver en días recientes, donde las grandes sagas son olvidadas por otras grandes sagas, creando un círculo vicioso de irresponsabilidad ante los lectores, pero mientras venda eso, pues algunos estarán felices para luego quejarse de que están perdiendo lectores.

Y eso fue lo que hizo Brian Azzarello con esta obra, en la cual junta al titular con un singular grupo de personajes pertenecientes  a series canceladas por la casa editorial y que deben unir sus fuerzas para detener a una singular amenaza llamada Los Arquitectos,  que no eran otra cosa que adaptaciones de los  escritores más destacados de la casa editorial para el momento en que la obra salió publicada.

Y por muy rocambolesca que se pone en muchas ocasiones, maneja muy bien todo el asunto de que están muy conscientes de que son personajes de ficción y que son, al menos el doctor y su grupo, elementos que no consiguen un espacio en un universo que cada cierto tiempo decide no atender la continuidad y que no tienen la relevancia de sus compañeros.

The Spirit Sink

Honestamente, creo que una de las creaciones más famosas de Will Eisner merece algo mejor que un buen número de reseñas y reseñas intermedias, merece también un especial. Pero eso no es el asunto ahora, hay una mini serie (por llamar esto de alguna forma) del combatiente del crimen que debo comentar.

A diferencia de otras obras relacionadas con Colt y su alter ego, creo que la publicación da a conocer casos que por alguna razón, no salieron publicados pero tienen algo a su favor. Tienen un fuerte olor a posguerra, a años cuarenta y cinco y a una obra que capturó muy bien eso, un país que se estaba recuperando de la gran depresión así como de la guerra. Quizás lo mejor fue como, sin forzar las cosas, el autor hizo crecer el reparto, aunque el nuevo y esquimal ayudante de Colt es agradable, me quedo con su primer asignado al cargo; simplemente su carisma no tiene igual.

Batman el hombre que cae

Nuevamente el caballero de la noche hace gala de aparición en las reseñas intermedias. En la presente ocasión, con uno de esos relatos breves que si bien no es otra cosa en una recapitulación de sus orígenes, en lo personal muy influenciado por año uno, es una historia que aparece en el recopilatorio llamado orígenes secretos.

Aquí hay un adicional, uno que creo que es lo que hace único el relato, nos cuenta esos pequeños detalles sobre cómo Bruce decidió tomar ese camino y todo lo que afrontó, perdió, ganó, invirtió y todo lo que hizo para convertirse en ese personaje que para unos no es otra cosa que un mito urbano de una ciudad. A riesgo de equivocarme, esta historia breve trata de evocar al Batman de días de antaño, el de antes de las Crisis en Tierras Infinitas pero con ese ambiente del Batman de Frank Miller de Year One.

No tiene precio la pequeña aparición de un maestro de Artes marciales y la influencia que tuvo en Bruce; es una de las mejores partes del relato.