Publicado en El Fanático del Anime, La Tribuna del Amargado

Despiértame cuando pase el Nacional. Pensamientos extendidos

Analiza el siguiente panorama querido lector, un viejo (intento de) artículo me ha estado generando visitas, a pesar del hecho que hace tiempo que el magno evento friki ya no se hace y dentro de nada se harán diez años de la última entrega memorable. Un tema del que ya se ha escribió bastante no solo aquí, al punto de ser un tema que en un período breve de tiempo pasó a la historia. Quiero creer que esas visitas se deben más a un error de búsqueda que a las ansias de información de alguien que cree ese cuento que el sarao responsable de todo esto del mundillo va a hacer su regreso triunfal, imitando la jugada, pero no el cambio de nombre correspondiente.

Todo lo arriba expuesto ¿Para qué me sirve? No hay nada de donde pueda agarrarme para un pensamiento extendido, por el hecho que todo fue dicho con respecto al evento ya mencionado. Pero eso no ha detenido a algunos (posiblemente) en recordar vivencias que tuvieron no solo en la entrega del 2008; sino en las otras a las que asistieron, aunque una cadena de malas entregas y cambios en la administración no fueron limitaciones para la peor fiesta friki que se hacía en la capital, esperpento que se midió en varias oportunidades al evento que le da título a esta cosa.

Pero aquí estoy, escribiendo unas cuantas líneas, tratando de ver que puedo escribir para satisfacer a ese curioso navegante que cree que el evento apodado como “el nacional” puede regresar, lo cierto es que no. Ciertamente el escenario que hay es un tanto similar al que había cuando todo esto comenzó, pero hay muchas cosas que le hacen el juego en contra. Si bien es cierto que un proyecto de ese tamaño parece ser necesario, la realidad dice algo diferente; si en sus mejores días se le hacía complicado coordinar los esfuerzos a nivel nacional, la realidad que hay ahora sería tarea titánica. Y si bien ese punto siempre fue su punto más débil, ellos mismos así lo quisieron, en vista de la poca autonomía que tenían los afiliados al mentado grupo en esto de ver que hacían con el beneplácito de su presidente, algo que fue a la final de sus días que salió a la luz pública, sabes que un barco anda mal cuando el mismo capitán lo abandona.

¿Valdrá la pena escribir un poco sobre los últimos días? De hecho, creo que no; ya que no sucedió algo medianamente relevante más allá de algún que otro hecho puntual, pero después del “alto nivel” que habían dejado los años pasados con respecto a la polémica ¿Cómo iban a superarse?  El proyecto ya había llegado a su límite desde su entrega en el 2008; no por nada yo la considero como el final de su historia. Después de ahí, si bien era evidente que todo iba a ir colina abajo, difícilmente la magia iba a estar ahí. No solo con los asistentes, sino también entre los que estaban allí adentro.

Pero todo lo expuesto no ha sido un asunto que sirva para detener a unos cuantos, ni mucho menos a mi persona, en dedicar no solo palabras habladas, sino también escritas a un caballo muerto. Es uno de esos temas a los que, si bien poco hay que agregar, aún tiene algo de relevancia en algunos integrantes del mundillo que tienen una vieja data a sus espaldas. Ciertamente, el cambio generacional era demasiado evidente entre la generación que conformó ese proyecto y la que estaba haciéndole frente, pero que estaba jugando con las mismas estrategias; pero todos los eventos que se hacen hoy, le deben una que otra cosa al que le da título a estas líneas.

Quizás ya la influencia no se siente de forma tan evidente, en vista que se han reducido todo el asunto a las convenciones regionales, ya no hay esa figura de un evento nacional que recorre las esquinas de la nación. Pero se siente presente en cada karaoke, en cada torneo de cosplay con sus jueces que se creen eminencias, en los afiches hechos con las series de moda entre los asistentes; pero si hay una herencia que no aceptaron, por decirlo de alguna forma, es como estos herederos están llevando las opiniones de sus asistentes de cara a las redes sociales; si bien todo es alegría y anchas sonrisas, lo ven como lo que son, clientes.

Si, ya no se nota tanto el doble discurso de ver a la asistencia como borregos que debían ir a su evento a pesar de que se hacía notorio que no querían tenerlos cerca; pero cuando le daban la espalda, los querían devuelta a toda costa y que solo ellos eran los únicos que podían ofrecerle algo distinto a la malvada competencia. Esa condición bipolar quizás puede seguir, pero ahora se cuidan mucho las espaldas en hacerlo o al menos eso quiero creer. Simplemente ya no pueden usar las redes sociales para decir cosas malas de sus clientes o de lo que queda de inquisición, uno les compra las entradas y el otro publicidad.

Pero eso también sucedía puertas adentro, algo que se vio bastante en los últimos días del reinado pero que fue una práctica muy extendida siendo si bien los inventores, los que la llevaron a ser algo medianamente común en el mundillo, la mencionada practica fue una de las tantas razones por las cuales ese reinado se desinfló tan rápido. No todo el tiempo colocar los trapos sucios debajo de la alfombra va a ser una de las mejores estrategias jamás hecha, el único pero que tiene es que en algún momento esos trapos sucios van a ser tantos que no se van a poder ocultar tan fácilmente ¿Alguien recuerda la noche cuando buena parte del equipo de los administradores y moderadores del foro más famoso del mundillo renunciaron?

La otra parte del asunto se encuentra en el apoyo, dado el historial de esta gente ¿Quién se lo brindaría hoy? De hecho, si bien quiero creer que aún hay gente con unas cuantas neuronas funcionales en el mundillo que aún está haciendo de las suyas, dudo mucho que los responsables de la joya de la corona de la ciudad jardín vaya a bajar la cabeza; más que todo considerando que el señor en cuestión, estuvo en un grupo que también tuvo sus roces con esta gente.

Así que, se hace evidente desde muchos puntos de vista que el nacional no volverá. Así de simple, en vista que muchas cosas en este momento pudieran parecerse cuando comenzaron, pero no es así. Ciertamente la conversión que tuvieron es una que si bien pasó por debajo de la mesa, es uno de esos fenómenos que solo pueden suceder aquí y en el mundillo nacional. Creo que ellos mismos se limitaron en muchas cosas como organización y en sus objetivos, así como el hecho que nunca pudieron tomar el mayor punto del país (la capital).

Epígrafe único.

Hoy, al momento en que escribo esta pequeña parte del (intento de) artículo, las cosas siguen igual, quizás con unos cambios puntuales aquí y por allá; algunos navegadores de la internet pasaron por mi blog buscando información sobre el evento que le dio título a estas líneas. Muchos de esos personajes que estuvieron metidos en la última entrega del mencionado evento, pero algunos ya ni siquiera están en el país (al menos eso creo, no vaya ser que a unos les tocó regresar) y si bien hace algún tiempo no solo hubo un comentario que exponía el hecho que podría regresar, así como un evento en el occidente de la nación y que (al parecer) estaba vinculado con esta gente y que parece que fue un desastre y que fue olvidado en poco tiempo.

La clausura “temporal” de su famoso foro no fue solo una de esos actos que debió causar más palabrería, por mucho que hable su manda más, no fue más que un saludo a la bandera con la esperanza que pudiera traer gente; creo que la administración del mismo dejaba mucho que desear y que, si apenas tuvo gente involucrada en los últimos años de existencia, creo que ahora mucho menos; quizás esa conversión era el camino natural que debieron tomar.

 

See Your Space Cowboy

Anuncios