Publicado en El Fanático del Anime, La Tribuna del Amargado

¿Deben morir los eventos frikis?

Primeramente, no sé si mi amigo (quien me inspiró a escribir sobre este tema) vaya a leer este mar de letras, en caso de que lo haga, se lo quiero agradecer. Segundo, pues creo que tampoco es que vaya a necesitar alrededor de mil palabras para extenderme mucho con esta idea, creo que con unas quinientas o un poco más es suficiente, aunque puede que en algún momento haga un pensamiento extendido sobre este tema.

Para comenzar, pongamos las cosas en contexto. Las mal llamadas convenciones ahora están jugando en la misma liga, todas son fiestas a nivel regional, esta cosa de las “convenciones” nacionales ya parecen ser cosas de días pasados. El mundillo friki sigue vivo, eso es cierto, pero tampoco con la misma vida que tenía si se le compara con aquellos días cuando esto comenzó; quizás los profetas del caos tenían (parcialmente) razón cuando exclamaron que todo se iba a ir a pique cuando las aventuras del ninja rubio llegasen a fin.

Los ídolos con pies de barro que ayudaron a impulsar el mundillo ya no están, por mucho que se diga que el mono peleador tendrá una película o que el ninja rubio aparece en la serie de su hijo, creo que es válido poner en la mesa aquella frase que comentó uno de los directivos del canal Animax relacionado con esta gente. Si, ciertamente es un nicho de mercado demasiado pequeño y que se queja por todo. De hecho, cuando se les dio la oportunidad de dar series de forma legal y con doblaje, simplemente se quejaron del trabajo de esos actores y que ya habían visto algunas de esas series usando los caminos verdes.

Lo mismo pasó con la propuesta de C.R que causó estupor en muchos, servicio el cual no estaban obligados a usar la verdad, que muchos aseguran que fue el responsable de la muerte del foro llamado MCAnime y quien sabe que otros dramas más. De hecho, no van a emitir más anime en señales abiertas, en vista de las complicaciones que eso trae no solo a los canales de una nación o a sus hermanos mayores de la televisión paga, esos costos son demasiado altos y el público demasiado ingrato, así que publicitar estos saraos con los ídolos de moda se complicó y bastante así como el hecho que invitar a esta gente a una especie de audiencia friki también.

Pero deben morir estos saraos para ver si pueden regresar con una nueva fórmula o ver si finalmente se les da una sepultura, hasta las tiendas (al menos en la cuna de libertadores) parece que siguen el mismo camino de los otros negocios, poco a poco van al camino de la extinción, de hecho sin el patrocinio de estas los saraos frikis simplemente no arrancan, creo que el ejemplo más evidente fue el Waterloo criollo lo demostró hace ya algún tiempo. Y si agregamos a la ecuación ese elemento llamado el cambio de administraciones, no hace falta saber mucho de álgebra que pocos de esos eventos han sobrevivido a ese cambio.

Que el contexto actual sea muy parecido al mismo al que se tenía cuando comenzó todo esto, no implica mucho que se pueda repetir todo nuevamente, creo que  el asunto de comenzar de nuevo si bien es buena idea el hecho es que el problema no radica ahí, sino en el hecho del paquete de ideas que tiene mucha gente del mundillo y como adicional pues el mundillo sigue dejando mucho que desear.

 

See Your Space Cowboy

Anuncios
Publicado en El Fanático del Anime, La Tribuna del Amargado

A la final ¿Qué opino del mundillo nacional actualmente?

Creo que no tengo mucho que comentar, ya que posiblemente las presentes líneas no sean otra cosa que recalcar lo que ya he expuesto con mucha antelación en otras líneas así como en otras oportunidades. Pero, si la inquisición todavía, aunque de forma menos recurrente, puede lanzar sus comentarios ¿Qué me detiene? Ciertamente nada, pero dejando de darle largas a la deficiente introducción, sale mejor comenzar.

Quizás lo bueno de toda la situación  actual del mundillo sea una sola, ya no hay tantos conflictos como en días pasados o, en su defecto, pues pasaron a ser un asunto que no tiene tanta repercusión y si le sumamos el hecho que el famoso cronograma nacional ya no se encuentra atestado de eventos mediocres, parece que finalmente hay gente que solo quiere disfrutar su afición sanamente.

Claro, está ese detalle no plenamente relacionado con la brecha generacional que hay entre mis conocidos de aquellos días y los asistentes actuales de esos saraos y que, por mucho que ahora unos digan que no, son mis contemporáneos los que están ahora en el cargo de responsable (en ocasiones también, irresponsables) de estos saraos. Se puede decir las opiniones que se tengan sobre que si x sarao de alguna ciudad es mejor que otro, que las fiestas frikis de una ciudad ahora son temas de conversación recurrente en otra.

Los cambios en los ídolos con pies de barro traen algo consigo de forma adicional, es decir, aparte de la nueva camada de nuevos asistentes a las fiestas frikis trae con ellos una cosa interesante, el hecho que obligan a los responsables e irresponsables de las fiestas aquí mencionadas en adaptarse a su nuevo entorno y asistentes. Quizás sea la famosa y recurrente brecha generacional la que me está motivando a escribir estas líneas, esa que ha estado apareciendo mencionado en las conversaciones con uno de los contados amigos de mis días frikis con quien mantengo contacto, pero creo que simplemente no hay serie o fiesta actual que me motive a ver o asistir.

Publicado en El Fanático del Anime, La Tribuna del Amargado

¿Cuándo veremos un cambio en el escenario friki regional?

La pregunta que le hace título al presente mar de letras es una de esas que, seguramente, sólo yo la estoy haciendo y creo que dada la condición es que yo mismo sea quien trate de darle una respuesta. Y no es para menos, ya que sólo hay un sarao en la región y parece que va a estar en el trono quien sabe hasta cuándo. Es que la ganas de quedarse por un buen rato ofreciendo lo mismo no han cambiado, de hecho son pocos los que quieren renunciar después de una mala entrega o en el peor de los casos, se encuentran tan seguros de la asistencia que tienen en cada nueva presentación que el esfuerzo es mínimo y saben que le den afiches a los clientes con los protagonistas genéricos del anime del momento ya tienen uno que otro boleto vendido.

Yo recuerdo que, hace algún tiempo, un conocido me comentó que (a su parecer) muy posiblemente el evento que está en modo monopolio en la ciudad jardín en algún momento, podría tener una de esas entregas finales. De hecho, hay fiestas frikis que quisieron extender su estadía así como la bienvenida que les dieron. Es otro de esos temas que siempre se ha visto de forma recurrente en el mundillo, es otra de esas variables que terminan siendo un factor bien importante a considerar incluso más que lo que pueda decir la Inquisición sobre el evento.

Pero de estos últimos ya se ha escrito bastante y su rango de acción, siempre limitado a la capital, de hecho también ha dejado de ser uno de esos factores que influyen directamente en cómo la gente ve un evento. Ya esos días quedaron en el pasado y mientras los dejes entrar a su fiesta con pases de cortesía, los vas a tener de tu lado y siempre van a mencionar todo lo bueno del evento. Y así comienzo a escribir esta cosa, la cual espero tenga algo más de mil palabras así como que estoy seguro que pocos o nadie vaya a leer esto.

Se hace notable el hecho que hacer uno de esos saraos y hacerlo que sobreviva a todos los problemas que plantean a los organizadores hacer eso, el desgaste que eso trae y que seguramente el dinero en las arcas ya no debe ser tan abultado como en días pasados, así como el hecho que ya no debe alcanzar tanto para cubrir los costos que conlleva hacer un evento friki en la actualidad. Algo que buena parte de la asistencia no quiere ver y que muchos organizadores sabiendo de este detalle de gran importancia, deciden sobreexporner su servicio con más de una entrega al año.

En algún momento la joya de la corona ya no va a estar sola en el mercado, al menos eso quiero creer; es uno de esas constantes que siempre toman por sorpresa a los que se sienten a sus anchas en el trono y se dan cuenta que sus días ya están contados. Quiero creer que debe haber alguien en la ciudad jardín pensando en que hay un pequeño sector de la población friki regional que no se siente muy convencida de la fiesta friki arriba mencionada y quieren agitar un poco el avispero.

La competencia aquí es muy mal vista y a los hechos del pasado me remito. De hecho, innovación es una de esas palabras que no se mucho en el diccionario así como en los discursos de los organizadores de estas fiestas, tampoco se ve por algún lado esto de buscar otros públicos ya que parece que el dinero friki de los animados japoneses ya no debe ser tan bueno. El detalle del asunto es que, a mi parecer, creo que uno de los problemas que deberá atender esa persona que se atreva a agitar las aguas es el asunto relacionado con con el lugar donde piensa llevar a cabo el sarao.

Primeramente está el tema del alquiler, ya que si me toca hacer comparaciones odiosas, creo que hacer una fiesta de fin de año o una venta de garaje se perfila como una inversión más segura que abrirle las puertas de tu local a un montón de adolescentes disfrazados. Unos me pueden tildar de ser un detractor de la joya de la corona así como no haber asistido a alguna entrega; más considerando el hecho que de un tiempo para acá me he limitado a escribir sobre lo que veo del mundillo.

Aunque otra parte de la ecuación se encuentra en el asunto de la entrada a ese evento, uno de esos temas que siempre va a dar de que hablar. Así como el precio de las entradas puede acercar al público que realmente quieren invitar, también puede causar el efecto contrario; puede causar el efecto que una fiesta de estas que en días pasados era uno esperado, pase por debajo de la mesa o que tenga que llevarse a cabo en meses en los cuales las actividades del mundillo friki están apagadas.

Creo que es un asunto delicado y más considerando que si bien los asistentes a estas fiestas están muy acostumbrados a los famosos eventos chatarra, buscar el grupo indicado y que te genere las ganancias necesarias para repetir la experiencia y también está el hecho que se han llevado muchos de los eventos chatarra aquí que, quiero creer, que la gente aprendió bien la lección. Pero ¿Cómo saber si el próximo evento chatarra va a ser ese que se vaya a convertirse en el próximo candidato al trono regional?

Está complicado el escenario, la verdad y si agregamos al tema la situación económica del país, la amarga realidad a la que el escapismo se está quedando bastante corto, de hecho no sé cómo hay todavía algunos que ven el mundillo friki con optimismo

Publicado en El Fanático del Anime, La Tribuna del Amargado

¿Cómo será el cronograma criollo este 2017?

No sé para qué altura del 2017 estás líneas vayan a verse publicadas, así como (espero) algunos se estén preguntando si no voy a los mencionados saraos ¿Para qué me tomo la molestia en escribir como serán y en que orden se van a estarán dando? Ciertamente, ciertas libertades en la cuna de libertadores aún no han sido abolidas así que aún tengo mi derecho a la libre expresión y de informarme en los tópicos que me interesan.

Poco debo decir que no habrá mucho cambio con respecto al año pasado en este asunto, ya que los portales van a seguir la misma línea que han asumido desde que está movida comenzó. Van a lanzar flores y elogios a los organizadores de su preferencia, a los que no pueden convencer les van a dar un tratamiento medianamente neutral y a los que son abiertamente hostiles, sólo van a esperar su fracaso. Creo que a esta altura del campeonato queda de sobra decir que los pases de prensa tienen influencia en esas posturas.

Creo que también debo repetir una cosa, seguro muchos optimistas van a comentar que este si será el año para la movida; yo creo que finalmente vamos a ver un declive en ese optimismo de cartón y ojos como platos, posiblemente debido a la influencia del mundo real y la situación del país ya no tendremos a tanto evento en el país. Por mucho que se escribió que está situación se iba a dar a unos nos tildaron de cualquier cantidad de cosas, pero dudo mucho que la ciudad jardín vuelva a ser el epicentro de todo con quien sabe que cantidad de eventos y primeros eventos que no dieron la talla.

Parece mentira que las mismas excusas aún se siguen usando al sol de hoy, los organizadores siempre usarán este recurso así como el clásico «Haz tu un evento» para escudarse de las fallas y de las críticas de unos. Es más, me pareció raro que el año pasado hubo un buen número de primeros eventos en Maracay y casi nadie hablaron de ellos, sólo de la joya de la corona; pero prefiero que hablen de esos desastres a que se refiere reitere de lo maravilloso que fue todo el fin de semana en que estuvo la joya de la corona haciendo de las suyas.

See Your Space Cowboy

Publicado en El Fanático del Anime, La Tribuna del Amargado

Hablemos del fracaso y del bolsillo.

No es nada fácil manejar el fracaso, si no se aprende de él es posible que no se comprenda las razones por las cuales se vuelve un elemento tan fuerte que llega a ser lo primero con lo que asocian a tu producto y en el caso que tenemos, el Waterloo criollo. No pueden tener una despedida humilde y sin tanto ruido, como la tuvo el magno evento friki criollo ya que en el 2008 tuvo una entrega memorable; es demasiado tarde para que tenga una como la insuperable avalancha, llena de polémica y opiniones encontradas.

Quiero creer que en el cuartel general del Waterloo quieren quitarse esa etiqueta, demostrar que realmente hubo un cambio en la administración y que con los primeros aciertos y cambios de cómo son vistos por la asistencia, pueden retirarse tal como lo hicieron sus dos rivales. Pero me atrevo a decir que a diferencia de muchos organizadores actuales, no han manejado bien la crítica, incluso la insuperable fue pionera en esto de asegurarse que los críticos estuvieran a su favor. Sin quererlo, la doctrina de querer quemar al menor de los que opinan del magno evento, fue una herencia no deseada que han tomado dentro de ese cuartel, a pesar que antes solían ser rivales.

Asegurarse que los críticos sean quemados o que digan lo que quiere oír el organizador genera el mismo problema, pero con resultados diferentes que se ven en la venta de boletos. Pero la distorsión sigue siendo la misma ¿A quién creerle?  Y aquí entramos en otro asunto, el bolsillo no da para ir  a todas las convenciones, incluso a esas con dudosa calidad, ya que los únicos que entran gratis y no disfrutan el asunto son sus responsables. Aunque no hay que hacernos los tontos, todas las convenciones, pasadas y presentes, comparten la misma receta y que al igual que las series animadas del país del sushi que consumen la misma asistencia, terminan por parecerse en lo que ofrecen, cambiando las proporciones un poco aquí y allá. Ganan los estudios nipones y ganan los organizadores de convenciones en la cuna de libertadores; al menos unos notan las notorias fallas y faltas de creatividad, pero no son escuchados ya que el ambiente celebra la situación.

Al menos dentro de las fronteras venezolanas se hace válido preguntarse ¿Hasta cuándo puede durar esto? No dudo que en el mercado de convenciones se encuentran presentes organizadores serios entre tantos pescadores en rio revuelto, algunos, según unos, han querido convocar a otros públicos ya que el dinero friki ya no llena las arcas como antes y que su declive puede estar cerca. Aunque declive es una palabra mal empleada en el presente contexto, ya ven que no murió cuando se le dio fin al ninja rubio llorón.

Publicado en El Fanático del Anime, La Tribuna del Amargado

Lo que el 2015 se llevó y ¿Qué se puede llevar el 2016?

El año pasado se llevó un montón de cosas, unas más necesarias que otras, pero no quiero hacer un resumen de eso, ya lo hice hace rato, concretamente en el último mar de letras que escribí para 2015 en esta sección. Aunque tampoco escribo esto a modo de ¡Debiste haberte llevado a X o a Y!  Y esperar que a alguien se le ocurra comentar, si es que alguien ha decidido hacerlo, ya que pocos se ven comentarios en las contadas páginas criollas que decidan informar lo que quieren o pueden.

Con todo esto ¿Qué quiero que se lleve el naciente 2016? Quiero ser optimista, si en lo político se pudo darle un breve giro al apoyar el populismo, sería bueno ver una escena que considera que todos los logros que han tenido pueden llegar más lejos si deciden pensar con unos dedos de frente, que no necesariamente se debe seguir apelando por argumentos baratos como el de afición poco difundida, que si bien se puede llenar un local de un centro comercial y que la administración de ese sitio apoyen el asunto (por el hecho de que posiblemente, solo lo dicen para mantener el nivel de ingresos) y ya que estamos en esto ¿Cuándo algunos entenderán que el malvado mundo real si tiene influencia en el mundillo?

También sería bueno que el 2016 se llevase, cuando le toque irse, esa actitud malcriada de la escena de hacer un circo romano cualquier cosa medianamente relacionada a ella, aunque por otro lado todos quieren dar sus mejores opiniones sobre el asunto, ya que nadie quiere dar una opinión en donde se vea algunas cosas negativas; ese asunto de darte una sonrisa por un lado, para asegurar visitas, pases entre otros privilegios, pero si te descuidas te sale cuchillo, ya debe de terminar.

Es algo que tiene largo rato  y que si bien huele a rancio ya merece estar de salida, creo que se puede llegar más lejos con la honestidad; en mi caso, no asistir a las convenciones hechas en Venezuela, dar a conocer el notorio hecho que la industria de la animación del país del sushi  anda grave en lo referente a creatividad así como el hecho que la afición criolla, seguirá estando en el nivel que tiene si bien no me ha reportado muchos gustos, sigo opinando al respecto, considero que en algún momento alguien pensará sobre los mensajes que quiero dar. Si se quiere llegar lejos, debemos dejar muchos lastres de lado y posiblemente dejar de compararnos lo que se hace aquí o allá con lo que se hace en este país.

Publicado en El Fanático del Anime, La Tribuna del Amargado

¿Volveremos a ver una “guerra de convenciones”?

Honestamente, no sé si el término “guerra de convenciones” sea del todo correcto. Primeramente, es por el hecho que lo que ocurrió con las primeras “convenciones” pues básicamente fue una serie de episodios finales de ciclos que coincidían con el ciclo de nacimiento de otras; si bien es cierto que tanto a nivel nacional como regional las cosas han mejorado un poco, llamar a lo que se hace aquí como “convenciones” es algo (a mi parecer) errado, pueden tener convocatoria antes impensable, pero si se les compara con lo que se hace en países vecinos, se queda muy atrás.
Con todo esto expuesto ¿Puede que se repita? De verdad, no lo creo. Lo que no pudo hacer la insuperable, la triple C tomó la idea y la anda ejecutando; ni más ni menos que una franquicia dedicada al estado Zulia.
A pesar de los dimes y diretes actuales, dudo mucho que la organización de la triple C se contagie de la misma enfermedad que le dio a sus años finales a la insuperable y hasta da risa el mito urbano del supuesto regreso del magno evento del manga y anime en Venezuela ya que nunca se concretó.
Yo me sigo preguntando si algún día llegaremos a ver en la ciudad jardín una “convención” como se hace en la capital, aunque si han leído unos cuantos artículos anteriores de esta cosa, sabrán que aun la masa no está para bollos. Y eso es lo triste señores ¿Cuánto tiempo no ha pasado desde ese ciclo de desastres que vivieron tanto los dueños de tiendas como la colmena cuando se fotocopiaban eventos a diestra y siniestra? Mucha de esa gente se ha ido o como su servidor, se ha vuelto un mero ermitaño que escribe unas líneas al respecto. Estamos ante una oportunidad enorme para entrar a un panorama mejor, alejarnos de la conducta estilo inquisición de que lo que no se pudo hacer en días pasados se haga ahora, con gente mejor enfocada y dedicada a lo que sabe.
Pero, también debemos pisar tierra, el malvado “mundo real” sigue diciendo lo contrario y aunque para uno sea cuento chino o algo que “no le importa”, es algo que a los organizadores y algunos (como yo) si. Cada día que pasa la moneda pierde su valor, por ende las compras de los clientes es menor, los permisos y demás asuntos burocráticos suben de precio y los organizadores son los que deben pasar ese trago amargo y buscar compartirlo con sus clientes. Incluso conseguir los artículos de limpieza que se usaban como parte del contrato de alquiler para cierto edificio de Maracay no se consiguen así que es posible que la única “convención” de entrada gratis pueda que se una a esa larga lista de caídos.
Lo que si veremos, es una proliferación de reuniones frikis en todo el territorio nacional. Tal como pasó hace ya algún tiempo; veremos más cosas hechas a las carreras, los llamados eventos fantasmas. Me atrevo a decir que los tendremos por montones lo que queda de año; pero no creo que su reinado dure mucho. Dudo mucho que las facilidades con las que disponen hoy los eventos fantasmas se mantengan a la vuelta del próximo año, de nuevo la situación del país no creo que aguante un cronograma friki como el de este año. Que en una sola ciudad, hay diez de estas cosas, pero solo dos con trayectoria.
Pero me pregunto ¿Qué ganan estos desorganizadores con esta polémica? Así como me pregunto ¿Creen que así se podrá cambiar la visión que se tiene del mundillo? Ni con campañas ni con fantasmas esa visión cambiará, mucho menos con otras de las cosas que normalmente dejan, a modo de secuelas, para muchos y en especial los dueños de los sitios donde se llevan estos saraos.