¿Cuánto nos cuestan los ejercicios militares? Y otros comentarios.

La pregunta que le da título al presente (intento de) artículo es una que me parece que es válida. En vista que, seguramente, cuando estas líneas vean luz pues las fotos que se sacaron de esos ejercicios militares bolivarianos que se realizaron a nivel nacional ya tienen rato circulando. Por supuesto, a la comparsa creada se le unió ni más ni menos que “el pueblo”. De hecho, creo que por el valor de esos ejercicios nos podemos comprar un buen número de comida en el extranjero.

De hecho, los primeros ejercicios se hacían no para infundir miedo a los militares extranjeros, sino a los que no estamos en buenos términos con el gobierno revolucionario, pero este último pues da un ataque de risa. Mira que usar maquetas sacadas de alguna primaria y esperar que unos humildes barcos pesqueros (llamados peñeros) vayan a servir de muro de contención contra los portaaviones de la armada del gigante del norte causa una risa impresionante.

Considerar que el escenario en Venezuela le va a ser tan adverso a los Marine como el que hay en el Medio Oriente, es realmente tonto. De hecho, la situación en la cuna de libertadores es bastante sencilla en comparación con esos problemas en aquella región del mundo y dudo mucho que el comando borracho, el comando manteca y la milicia canosa así como los soldados criollos vayan a ser una amenaza. El chiste se cuenta solo, la verdad.

Además ¿Qué tanto desastre pueden hacer los drones? De hecho si comparamos los daños que causan con los que ha causado el socialismo revolucionario en Venezuela, creo que los primeros se quedan como niños pequeños y aunque muchos hablen del hecho que todo el asunto de la intervención podría derivar en una guerra civil llega bastante tarde. En vista que ya estamos en una, pero no declarada de forma plena, ya que ¿Qué nacionalidad tienen los miles de asesinados por la inseguridad? Y el mero hecho que estos asesinatos lejos de aplacarse, ahora son mayores dice mucho de la administración de la justicia en la cuna de libertadores y el  hecho que unos no quieren ver el problema de forma seria. Y ¿Qué tengo que decir los “refuerzos rusos y chinos” que estarían apoyando a los revolucionarios? Y creo que mi respuesta es una pregunta ¿Han visto un mapa en los últimos días? Digo, la distancia vía marítima que hay que recorrer desde costas rusas y chinas para llegar a Venezuela es bastante amplia, pero si la comparamos con la distancia que deben recorrer la flota estadounidense es bastante menor.

Además señores, en caso que todo ese cuento de la invasión (que me recuerda al cuento de Pedro y el Lobo) pues en caso de darse ¿Van a cumplir la promesa de invadir la Casa Blanca? De hecho yo creo que debo agregar unas cuantas preguntas con respecto a eso, creo que merecen un análisis; así que creo que debo comenzar por ¿El glorioso ejército bolivariano de Venezuela tiene la capacidad técnica, humana y de fuego para no solo sacar a un ejército invasor sino para devolver la jugada?

Digo, yo creo que si le meto un golpe a cualquier miliciano de recién ingreso estoy más que seguro que le saco el aire. Siguiendo con las preguntas  si no hay comida para los civiles ¿Qué les hace creer que lo habrá para los uniformados? Así mismo y en ese asunto de las preguntas ¿Cuántas bases estadounidenses creen que hay solo por aquí? Y ¿Cuántas aguas internacionales van a tener que cruzar para llevar a cabo esas palabras? Digo, dudo mucho que algunos países vayan a aceptar eso, así como dudo mucho que la flota pueda aguantar dicho trayecto.

No comprendo tampoco la doble moral, se quejan de las bases militares del gigante del norte en el mundo pero aplauden que países como China y Rusia quiera hacer lo mismo a nivel mundial. De hecho, si nos vamos a quejar del imperialismo y las intervenciones militares al menos vamos a hacerlo de forma plena, señalando a todos los culpables en cuestión y sin distinción alguna. Creo que lo mejor que puede hacer el residente de La Casa Blanca es jugar a la invasión con su par de Miraflores, de hecho hasta le sale más barato que movilizar tropas (así sean las de reserva).

Con respecto a las nuevas sanciones y al hecho que las ventas del oro negro venezolano hacia los Estados Unidos van a entrar en una debacle, pues creo que me toca reiterar unos puntos. Las sanciones tienen una razón de peso, de hecho creo que las últimas acciones que ha hecho el actual gobierno dejan mucho que desear y el mero hecho que países como Japón y Canadá se han manifestado en contra ¿Aún siguen pensando que es un simple capricho? De hecho, creo que no.

Esas sanciones son específicas, tienen nombres y apellidos. Y esos corresponden exactamente a ciertos funcionarios del gobierno revolucionario que ¿Dónde dejan su coherencia en el discurso que no le tienen mucho aprecio a los Estados Unidos? Cuando tienen no solo cuentas bancarias sino también, bienes raíces e incluso buena parte de sus familiares están allí. De hecho, los casos de corrupción venezolanos son ya asunto serio y más considerando el hecho que tiene nexos con lo peor de lo peor que hay en el mundo.

Así que ese cuento de que las sanciones van en contra de toda la cuna de libertadores es otro recurso que da risa. Pero, si bien la popularidad tanto de lo que queda del partido de gobierno y su mal llamada oposición no están en su mejor momento tanto a nivel nacional e internacionalmente el cuento es casi casi similar. De hecho, no creo esos cuentos que el escenario que sirva de acto de apertura para una nueva guerra mundial sea Venezuela, de verdad es un asunto que da un poco de risa. De hecho, las economías de las grandes potencias están tan interconectadas, que dudo mucho que de un día a otro, vayan a caerse a golpes y misiles solo por un pequeño terreno en el continente sudamericano.

Anuncios

Cuando pasen las regionales

Originalmente iba a escribir sobre la evidente cancelación de un evento friki, pero creo que hay cosas más importantes que merecen un mar de letras en este momento y creo que ese tema no era lo suficientemente denso para uno de estos artículos que llevo haciendo con algo más de mil palabras, además que era algo que se veía venir.

A la final la mentada constituyente se llevó a cabo, aunque el engaño que produjeron fue de tales magnitudes que se ve más realista esas explosiones con talco y maquetas de ciertas producciones japonesas; ni hablemos del comentario vertido por uno de las rémoras que se ha estado beneficiando de este desastre, ese que dijo que el Poliedro de Caracas lo llenó el pueblo y que los conciertos de bandas de rock internacionales se quedaron cortos. A mí me gustaría ver a ese ser pidiendo cacao cuando nuevamente le cierren su deficiente circo romano musical y su programa en la caja idiota.

Pero ahora todo aquel que proteste no solo es traidor a la patria sino que se le suma una larga visita a la cárcel, de repente toda la furia y frustración que se sentía en las protestas han cambiado de escenario, no se puede hablar mucho de ese tema en las redes sociales ya que el gran hermano está muy pendiente de lo que se dice de él y creo que las fallas recientes en los servicios más básicos son otra prueba más en el control que quieren imponer en la sociedad; ya que no es suficiente con los que ya tienen.

La mal llamada oposición ahora va a aceptar las regionales, con la excusa de no perder espacios y quién sabe si van a seguir aceptando alguna nueva locura que se le ocurra al partido de gobierno y parece que no han entendido que cuando esas elecciones se realicen, igual van a perder esos espacios. En vista que la mentada constituyente en su locura de hacerle un traje al emperador, puede hacer lo que le venga en gana con ese resultado; ya que como todo lo hacen en nombre del poder originario (nunca por la fuerza, que es lo que realmente han estado usando) y del pueblo.

La democracia en este país es tal, que la disidencia no se le permite expresarse, ya que un mero cartel pidiendo a la gente abrir los ojos, es arrancado; que no hay dinero para reparar una falla en el servicio de agua o telecomunicaciones, pero si hay para armar a los perros de cacería del gobierno para que repriman. Ciertamente, prefieren ver todo destruido a entregar el poder a alguien que sea diferente; no sé si de aquí a octubre, mes fijado para las elecciones regionales estas líneas vean la luz del sol o quizás el panorama cambie para mejor.

En lo personal, tal cual como está el escenario, yo no pienso ir a votar en las regionales. No me importa quienes sean los candidatos de uno y otro ni mucho menos los independientes, no me genera confianza el ente parcial electoral que tenemos así como el hecho que ¿Para qué ir a votar? No ha servido de mucho en estos últimos años y creo que igual van a pasar por encima de mi opinión; así que lo mejor que puedo hacer es lo siguiente, voy a seguir dando a conocer mi descontento, haciendo pequeños carteles sobre lo que está por llegar en vista que unos se han quitado la máscara.

No hay peor cadena que uno mismo se pone, aquí ha pasado eso mismo, de hecho se ha llegado al punto, grotesco por decirlo de alguna manera, que pensar diferente es un crimen ya que ¿Cómo es posible que gente como yo no pueda ver la utopía obrera que se está construyendo en la cuna de libertadores? Dicen que antes de amanecer, la noche es más oscura, pero ¿Acaso no ha sido suficiente martirio? Si bien admito que esa frase que reza “cada país tiene el gobierno que se merece” considero que ya hemos tenido suficiente de una revolución que nos ha empobrecido a unos.

Dicen unos que se está dando un cambio, ya que parece que hay un notorio descontento no solo con el actual gobierno sino con el paquete de ideas que dicen defender así lo mismo pasa con la mal llamada oposición. En lo personal, buena parte de ese argumento me lo puedo creer, pero esto que la gente se encuentre cuestionando que el socialismo (el de corte marxista) no es otra cosa que un engaño, pues me lo pienso; ya que en las interminables colas que se hacen para comprar comida aún no he escuchado al primero en decir que el socialismo marxista no sirve. Eso sí, hay muchos que siguen creyendo en esas ideas, siempre recurriendo al hecho que no lo han implementado de forma correcta.

De hecho, lo han implementado tal como lo establece la receta y el resultado era el obvio.  Quiero creer que esas personas que hacen esas afirmaciones se encuentran en un estado de negación, que al ver materializadas esas ideas que tanto defienden, el resultado no es una utopía proletaria tal como se lo prometieron, sino todo lo contrario.

De hecho, se ha implementado en muchas partes del globo y el resultado es el mismo así que se hace evidente que el problema no es la sociedad en donde ha estado implementando, en las ideas como tal.  ¿Cómo es posible que gente de clase media como Marx, Fidel Castro entre otros puedan entender lo que padecen los obreros? Y es que la revolución se debe expandir con las tripas llenas, los obreros en la actualidad tienen muchas otras cosas por las cuales preocuparse.

Además de la pregunta de fondo es ¿Cómo se llagará a la segunda etapa de las ideas de Marx? Ya que no han explicado cómo va a funcionar el socialismo, como es que de repente los obreros van a aumentar la productividad de las empresas en base a mandatos de un ente central, que si lo cuestionas solo te queda una salida ni más ni menos que una bala para todo aquel que cuestione todo.

 

See Your Space Cowboy

Acerca de los mil comentarios

Si, al menos una de las metas que me había propuesto ya llegó ¡Ni más ni menos que mil comentarios! Eso sí, al momento en que escribo esto ya hay un poco más de mil comentarios, claro tampoco es que sean una cifra cercana a las dos mil; pero poco a poco esta cosa se está acercando a lo que me había propuesto. Pero creo que esta ha sido la oportunidad necesaria que tenía para escribir unas cuantas cosas, ya que si bien siento que estaba quedándome sin temas con los cuales estaba aglomerando palabras.

Pero si, creo que lo primero de lo que debo escribir es sobre ese asunto que le da título a este mar de letras. Y ¿Quién lo iba a pensar? De hecho, me tomó por sorpresa, ya que  no creí que después del hecho que en las últimas semanas las visitas haya estado de capa caída de la misma forma en mi ritmo de lectura y la producción de artículos. Pero, poco a poco se suben las montañas, eso sí quiero agradecer a todas las personas que han hecho esto posible. Ni más ni menos que los lectores.

Al momento en que escribo, seguramente el (intento de) artículo relacionado con el cierre temporal de la tribuna del amargado llegó a la luz y si bien se puede ver que estas líneas no van  a ser otra cosa que una especie de comentario adicional; creo que poco de eso último se va a dar ya que creo que fui lo suficientemente claro con respecto a eso. Aunque debo agregar que todo el asunto del regreso, cambio de nombre y todo el asunto de la fecha de la que una vez fue la convención insuperable en Venezuela ya no se va a dar, dice mucho de sus responsables y de las fallas en los cálculos que tuvieron.

El año 2017 se ha mostrado implacable en muchos aspectos de la vida cotidiana de los residentes de la cuna de libertadores. No es para menos, ya la dictadura hace lo posible para apretarse en la silla del poder, mientras quien fuese su fiscal tarde se percató de los miles de esqueletos debajo de la cama y comenzó a hacer la graciosa retirada. Unos la ven como la pionera de la disidencia colorada aunque eso no oculta lo que realmente es, una rastrera que solo estaba buscando sobrevivir con todo lo que sabe y ha hurtado. Pero un mortal como yo no puede buscar su propia supervivencia en esta cosa a la que le queda grande el título de país, ya que eso es algo de burgueses y capitalistas, pero así es el doble discurso.

Todo llega a su final, les guste o no a unos cuantos ya que el miedo no tiene las patas cortas, como las tienen las patas de las mentiras que le han estado diciendo a la gente. Pero a la gente que se las ha creído pero, algo raro debe tener esa caja de comida, hay un grupo que están viendo la realidad pero aún siguen creyendo en los cuentos chinos de una revolución que era evidente que iba a fallar ¿No han leído sobre las revoluciones con las mismas ideas y sus amargos finales? De hecho, era un final evidente que solo un tonto iluso y funcional a un grupo de bandidos creería que todo podría ser diferente con el nuevo profeta anunciado por Marx.

Quizás sea verdad lo que dicen unos por ahí, que finalmente se está dando un cambio en la mentalidad de la población venezolana después de llevar tanto palo, que ahora podrían poner en tela de juicio la condición de infalible del socialismo y de las ideas colectivistas sean o no basadas en las ideas erradas de Marx. Pero hay que dejar en claro que no se necesita un dictador para enmendar el berenjenal, se necesita un ciudadano ejemplar, así de simple.

Así que cuando escuchen a unos hablando que se necesita un Marcos Pérez Jiménez o en su defecto que lo que hay en la cuna de libertadores no es verdadero socialismo marxista, dense la vuelta y déjenlo hablando solo, ya que difícilmente esa persona va a comprender la respuesta que le van a dar. Para salir de un abismo no se necesita cavar más en el foso, solo se necesita una idea para salir de ahí, por ende, no se necesita seguir creyendo que el individuo actúa de forma caótica, cuando se ha demostrado que es la manada llamada Gobierno la que lo hace.

Pero ¿Cómo es posible que la idea del hombre nuevo no se haya materializado en este lado del caribe? De hecho, la misma posición geográfica así como el hecho que ese hombre nuevo solo profundizó los problemas que ya tenía la sociedad venezolana. De hecho, problemas que llegaron en ese momento cuando la socialdemocracia comenzó a hacer de las suyas en las mentes de las personas y mantuvimos la idea del caudillo es un ser necesario para que una sociedad vaya al progreso. De hecho, la violencia ha aumentado, extrañamente, justo después del momento en que las cabezas de turco que siempre han apelado el actual gobierno (la televisión, los videojuegos y las redes sociales) que por asuntos más serios como una pésima administración de la justicia, un paupérrimo sistema educativo y la condena perpetua de buscar una salida a la pobreza que no sea nacida de los programas sociales del gobierno.

Y ¿Qué tengo en mente a partir de ahora? Pues ni más ni menos que llegar a la cifra de mil quinientos comentarios a partir de la fecha en que este mar de letras vea la luz de la publicación, llegar a los dos mil artículos publicados y ver si finalmente esto puede llegar a las doscientas diez mil visitas en lo que queda de año o en su defecto, que para el año de 2018 se encuentra bastante cerca de alguna de esas metas. Pienso seguir escribiendo, aunque me huele que en  algún momento voy a tener que dar otro cambio a las actualizaciones, es decir los días cuando se hacen.

Ha Muerto la República

Originalmente estas líneas iban a ser un comentario intermedio, en vista que tengo tiempo sin hacer uno de esos. Pero este funeral llega tarde y es ahora que nos damos cuenta, honestamente hay muchas bajas en la cuna de libertadores y se acumulan a un ritmo atroz y entre los que destacan entre las tumbas es la famosa Cuarta República. Sus asesinos, los mismos que la crearon, aunque para muchos, había nacido muerta.

No es una práctica nueva en Venezuela enterrar las Repúblicas así como sus marcos legales, de hecho esa es una de las muchas debilidades de nuestra sociedad, si es que se le puede llamar así, nos gusta ver las Repúblicas y sus constituciones como elemento que la única forma de renovación es con la sangre de unos y otros. La mal llamada segunda independencia le colocó dinamita a los restos de un país que no pedía más que Libertad.  Lo grotesco de este tema es que lo hicieron en nombre del pueblo, son demasiado descarados en hacer eso en el propio.

Trato de buscar algo medianamente positivo en todo esto, así como en los últimos sucesos políticos, pero no veo el panorama completo; quizás por la decepción que tengo, por el hambre que cargo o por el hecho que el futuro de muchos para unos es equivalente a una caja de comida que apenas dura meses.

¿Te sientes tan mal con tu propia vida que quieres que alguien más la controle? Si es por ti bien, pero no me metas en ese juego; quizás no quieres asumir la responsabilidad por tus acciones, pero me parece deplorable que quieras que terceros sean quienes deben pagar esos platos rotos. El nuevo escenario para el circo político está puesto, todo gracias a ti que quieres depender de un subsidio; no te quejes el día cuando tus propios hijos sean quienes te delaten con el gran hermano en el futuro cercano.

Quiero creer que a partir de ahora, los contados que queremos algo diferente vamos a pelear o sumarnos al asunto del éxodo venezolano. Con una mal llamada oposición que recibió una estocada fatal y que vuelven a estar encerrados personajes como Leopoldo López y Antonio Ledesma.

Cualquier cosa que uno haga a modo de pasatiempo se ha convertido en un lujo, para unos es demasiado importante el asunto de “volver a las raíces” pero a la fuerza. Si bien todo indica que la mejor opción es combatir desde las sombras, el panorama tampoco está bueno para eso. Los panfletos los rompen los esbirros, protestar si bien es un derecho, es exponerse a algo peor.

No se puede construir un país en el cual un tirano está a sus anchas y los valores andan al revés. Cuando ser estudiante es sinónimo de burgués y un criminal es de pueblo libre, algo anda muy mal en esa sociedad que prefiere el conflicto a comportarse bien.

Se completó la transacción, nos guste o no eso, quizás el valor del oro negro en el mercado internacional no es el más alto pero ya está empeñado a China y Rusia, la soberanía de Venezuela no es más que un chiste para alegrar a unos que romper el comercio es lo mejor que se puede hacer en este mundo. Esto es ir más lento con la esperanza de alcanzar a los más rápidos en algún momento de la carrera. Se hace evidente que esa forma de pensar no es correcta, tampoco es que tenga mucho sentido ya que para alcanzar a los que van rápido, debes acelerar, no quedarte inmóvil.

Sale batallar así sea por inercia y en automático, con tal ya no se puede empeorar el panorama más de lo que ya está aunque, conociendo el Gobierno de Venezuela, pues va a buscar una forma de seguir cayendo y decayendo. Seguramente ahora tendremos al Poliedro de Caracas constantemente repleto de personas que apoyan la revolución, tal como se evidenció el treinta y uno de julio en palabras de un famoso vocero revolucionario que se creé el caudillo del Rock nacional, elegido por obra y gracia de su Majestad el difunto Comediante Fiambre Cósmico.

La República ha muerto, tenía rato así y no nos queríamos comprender incluso los que no tenemos las mejores palabras acerca de este desastre estamos en el cortejo fúnebre. Somos unos novatos en temas de éxodo y diáspora, los judíos nos podrían dar clases al respecto. Pero seguramente unos no van a querer esas clases y seguir comportándose como lo hacían en la cuna de libertadores; donde el futuro de la población está, irónicamente, a la venta en nombre del socialismo. Pero el capitalismo es malo, ya que trabajar por tu cuenta o ayudar a otro es opresión, nadie entiende mejor el padecimiento de los obreros que un burócrata clase media que engorda cuando el resto de la gente baja de peso. Y es que la revolución se difunde mientras el revolucionario tenga con que comer, de lo contrario no hay revolución; lo demás son cuentos chinos que quieren vender.

Gracias camaradas, esos que votaron por el fraude, confirmaron que la razón no les va a llegar tanto como un discurso de odio, mientras ese discurso tenga las palabras pueblo, anti imperialismo, soberanía y patria ustedes lo compraran. A esa gente le comprendo que compren ese discurso, pero a los euro comunistas, me cuesta entender su posición; que sabroso es defender algo que no sucede en tu país y ni loco te mudas a ese paraíso que tanto defienden, cuando hay dinero para comprar apoyo; cuando el caballo ganador ya no es el mismo, salen con la confiable de que eso era falso socialismo.

Ha muerto otra República con su constitución, otro episodio en esta obra de un país tropical que no ha entendido muy bien esto de ser independiente, libre y soberano. Y con el funeral, que va a pasar sin pena ni gloria va a seguir el hambre, desespero y clamor de un cambio. Pero, uno que debe comenzar por la gente.

 

See Your Space Cowboy

 

Sobre la dependencia comercial.

Se ha escrito y hablado mucho del principal problema que tiene la economía venezolana y es su dependencia del petróleo. Incluso en el ¿Gobierno? Actual el tema ha sido puesto sobre la mesa en varias ocasiones, pero por mucho que se hable del mismo, no hay una solución concreta a tan tóxica relación.

Pueden hablar mucho de guerras imaginarias y de los apellidos que quieren ponerle a la soberanía, pero mientras un país no tenga como producir su propia comida no puede considerarse ni soberano ni mucho menos independiente. Es así de simple, lo interesante del tema es que unos hablan de regresar a las raíces, lo cierto es que no tenemos muchas raíces ya que somos un país producto del mestizaje y buscar nuestras raíces cuando deberíamos buscar en el horizonte nuestro futuro.

Los nativos venezolanos antes de la llegada de los europeos no tenían un buen estilo de vida, una precaria agricultura, constante acoso por parte de otras tribus, especialmente la llamada Caribe, así como un atraso tecnológico en comparación con otras tribus del continente ¿Creen que es buena idea regresar a esa situación?  Por mucho que me hablen de eso, la situación del país es la del retroceso y para peor.

Las sanciones comerciales al único producto que ofrece la cuna de libertadores nos pone, nuevamente, en una difícil situación. Una en la cual ya no hay chequera abultada de ceros por la venta de oro negro que pueda servir para comprar votos en algún organismo internacional; las deudas contraídas en el extranjero son tales que ya nadie quiere vender sus mercancías al país.

Y debo reiterar que el petróleo como fuente de combustible tiene los días contados. Se va a concretar el uso de nuevas fuentes de energía de un momento a otro, así que lo mejor será buscar otras fuentes de ingresos, se hace notorio que la dependencia económica tiene los mismos problemas que la dependencia emocional y más en una relación de abuso. Ya que no importa quiénes estuvieron en el gobierno de la cuna de libertadores, todos abusaron de la dependencia económica.

Siendo honestos, todo este esfuerzo no sólo llega tarde sino también que en una cuantía pobre; en criollo, pues simplemente llega como Adán en el día de las madres, perdido. En plena época de vacas flacas no es muy inteligente esperar que reduciendo la producción puede subir los precios, cuando el gobierno revolucionario se queja de eso mismo dentro de sus fronteras. Un poco de coherencia en el tema no caería nada mal.

No debo negar la importancia que ha tenido no sólo en la economía, sino también en la historia de la cuna de libertadores pero también hay que admitir, de forma adicional, que también ha sido un lastre; uno que nos condenó a tener un Estado que quiere hacer de todo, pero lo hace mal, una población que cree en el mito que esto es la Tierra Prometida pero lo que hace falta no es alguien con ideas, sino un caudillo que sepa como repartir lo que hay. Yo creo que todo esto que estamos viviendo debería servir de escarmiento por apoyar una serie de pésimas ideas, las cuales deberían ser ya descartadas.

Y para los que les encanta hablar del ecologismo, por mucho que ahora esa idea está integrada no sólo a la carta magna de la cuna de libertadores, el tema de fondo es que (como cosa rara) no se cumple. Los derrames petroleros, tragedias en refinerías y otros ataques al medio ambiente se han hecho tan recurrentes que el gobierno, ese que dice que la famosa Petróleos de Venezuela es ahora del pueblo, no ha mostrado a algún responsable por tales situaciones, de hecho Venezuela teniendo un río contaminado en la capital y que su saneamiento fue usado como campaña electoral.

En algún momento se va a concretar el cambio en la fuente de energía para la flota de vehículos y la cuna de libertadores tendrá que ver como usará el recurso llamado petróleo para no sólo salir de las deudas que tiene, sino como elemento para ver en qué debería invertir. Aunque la elección es obvia, la elección es invertir en la gente y esto se logra con bajos impuestos, bajo gasto público y dejando que el Estado se limite a las funciones de seguridad y justicia, ya que para lo demás la misma sociedad lo puede hacer con suma tranquilidad.

Invertir en la gente es asegurar que sus derechos naturales no van a ser violentados y que podrán arriesgar su dinero en cuanto proyecto así lo deseen; hay países que con pocos recursos naturales pero con ciudadanos dispuestos a todo para mejorar no sólo sus vidas, sino también las de sus vecinos, han salido del abismo. Claro, debo ser honesto, no va a ser un viaje agradable para Venezuela, salir de dos lastres como lo son la dependencia del petróleo y el caudillismo, pero hemos intentado casi todo tipo de ideas colectivistas que sale mejor intentar algo nuevo, algo que realmente funcione y que nos haga prosperar no sólo en lo económico sino también como individuos.

Quizás hay algo que se puede rescatar de la idea de regresar a las raíces, es decir, los libros de historia nos vendieron la idea que en días previos al descubrimiento del petróleo, la cuna de libertadores vivía de la agricultura; pero si vamos a tomar ese sendero, hay que hacerlo de tal forma que los que quieren dedicarse a tan noble tarea pueden tener la seguridad que nadie les va a robar o les va a poner algún control en los precios de sus productos. Así mismo, con asegurar que van a estar tranquilos en el campo, con buenas escuelas y servicios ya es suficiente. Lo demás llega por cuenta propia, que puedan invertir en un tractor nuevo para ser más eficiente en sus labores. No es una idea tan descabellada, es lo que ha hecho prosperar a otras naciones, pero ¿Qué nos pasa que no la queremos? La promesa de repartir suena mejor que la de producir.

 

See Your Space Cowboy

Carta abierta a una camarada revolucionaria radical española.

Querida camarada:

Seguramente ya ni me recuerdas, pero yo sí. Posiblemente todo hombre blanco heterosexual capitalista merece la muerte o ser enviado a un Gulag, pero ¿Qué pasa con un hombre mestizo latinoamericano que es capitalista? Creo que eso fue lo que te dio corto circuito cuando tuvimos nuestro primer cruce de palabras. Pero bueno, de seguro ese hecho ya es cosa del pasado para ti y si bien dudo que vayas a leer estas líneas, igual te las escribo.

¿Cómo un latinoamericano puede ser capitalista? Simple, quiere algo mejor en la vida, algo que se aleje de las famosas ayudas sociales de un gobierno, sea cual sea, en la búsqueda de su bienestar ayudando a su prójimo. No es algo complicado de entender, si en mis días como partidario de Keynes lo tenía claro, ahora como liberal-libertario me es más evidente.

Yo te pregunto, si el estado es una institución fastidiosa tal como lo expuso Marx ¿Cómo es eso de usarla para derrocar a la burguesía usando su mismo títere apelando por la “lógica proletaria”? que yo recuerde, la lógica es igual para cada ser humano en el planeta, sin distinción alguna de la clase social.

Ahora bien,  en ese momento recuerdo que defendías al gobierno del fiambre cósmico y aseguro que te sentías identificada con ese show man devenido en político, pero seguramente ahora dices que lo que hay en Venezuela no es verdadero socialismo;  creo que no estas clara, camarada. De hecho el socialismo en Venezuela tiene rato llevándose a cabo y con el fiambre sideral la receta se ha estado implementado de forma textual, te guste o no verlo así. Y comienzo con lo siguiente ¿Cómo puedes sentirte identificada con un cambio social que te agarra un poco lejos? Si bien es cierto que Venezuela y España comparten mucho culturalmente hablando, somos sociedades diferentes ¿No será que caíste en una trampa solo con escuchar los típicos gritos de anti-imperialismo, anti-guerra y pueblo? No quiero poner en tela de juicio tu formación académica, a diferencia de como tú lo hiciste en su momento, ¿Sabes en dónde queda Venezuela en un mapa?

Posteriormente, puedes leer mucho a Chomsky y a Michael Moore por su postura anti-capitalista, pero cuando consumes sus obras, le estas pagando dinero. Continuando ese círculo vicioso, en donde se identifican dos tipos de “progresistas”, el que lee a Marx con fervor y cree sus ideas cual dogma incuestionable y los que se lucran a costa de los primeros. De hecho, los discos de ska-punk anti sistema, las biografías del Che y los barbudos de Sierra Maestra no te los donan, por muy baratos que los consigas sigues contribuyendo a mantener el sistema que tanto odias.

Y te pregunto ¿Cómo un hombre casado con una Baronesa puede entender los padecimientos de la clase obrera? Marx estaba tan comprometido con los pobres que los multiplicaba, sino pregúntale a su chica de servicio o a su buen amigo que era dueño de empresas textiles. Es que, si te soy honesto, las revoluciones deben hacerse con la tripa llena y de eso saben mucho tus ídolos, por mucho que lo niegues, los revolucionarios españoles no comprendían el padecer de los obreros, el Che y Fidel eran de la clase media, esa que tanto odias y cuando tus ideas se deben imponer a la fuerza, usando la coacción pues de verdad hay algo malo en ella.

La planificación central de la economía, una de las etapas del socialismo, conlleva a un gasto público desmedido y a una recaudación de impuestos agresiva y eso, simplemente, no hace mejorar la vida del “pueblo”, de hecho todo lo contrario. Creo que el mejor ejemplo actual de eso es ese país con el cual te identificas tanto con su revolución, alegando que hay guerras imaginarias en contra de una nación pequeña para justificar la pésima administración de los recursos así como los resultados de las expropiaciones y demás medidas. Aparte de eso ¿Acaso esas ideas no estaban enfocadas en destruir las clases sociales? Y ¿Cómo es que terminó manteniendo las diferencias entre los que gobiernan y los gobernados?

Digo, yo no gozo de los mismos privilegios de la clase dirigente venezolana ni siquiera de los hijos o familiares de los mismos. De hecho, cada vez que salgo de mi casa es un riesgo enorme que corro. No vaya a ser que la inseguridad, esa medida de control social del gobierno venezolano, me convierta en otra estadística de hurto o de difunto. Y todo el asunto de la repartición a partes iguales de la riqueza me lo tomo como lo que es, un chiste; ya que nunca se ha cumplido y no me soluciona de fondo los problemas, esos problemas de burguesía que tanto anhelo tener, como un auto propio, un departamento propio y miles de proletarios a explotar en una fábrica. Así que me queda explotarme a mí mismo como profesional, ya que trabajo por mi cuenta y el dinero que hago con esa explotación, a duras penas me alcanza para algo.

No sé, debe sentirse extraño ver fallar al nuevo timonel del socialismo para luego salir con el cuento de que no era verdadero socialismo. Claro, todos apoyaban al fiambre cósmico cuando la cotización del barril del petróleo estaba en los cien dólares; ahora que ese precio está bajo y que se murió ¿Ahora a quien apoyaras? Dudo mucho que a sucesor, ya que de seguro lo tildas de traidor del legado. Cuando todo lo contrario, lo está siguiendo al pie de la letra. De hecho la promesa de terminar con la programación basura de la caja idiota creó un problema mayor, lejos de empoderar al “pueblo” lo que creó fue una serie de seres que dependen de una beca, la cual tiene tiempo sin recibir y el problema de un pueblo inculto sigue presente, ya que el regueton sigue siendo un género musical que arrasa por estos rumbos y el tema de la violencia está más que presente, ahora quieren lograr sus fines por las armas en caso de que no se les dé por vías más civilizadas.  Además que el fiambre sideral llegó a la palestra política por un golpe de estado, uno que fue un fracaso y que dejó un reguero de sangre que aun hoy causa problemas.

Me despido camarada, pero no sin antes recordarte que Chávez está muerto al igual que Fidel Castro y que allá donde no pasa la cooperación voluntaria y el comercio solo pasan las balas, así como el hecho que fue el comercio lo que nos llevó a estar civilizados, ya que lo que tus ideas proponen es el desastre asegurado.

 

See Your Space Cowboy

Ochenta días de protestas

Sí, estoy usando como parodia el título de una famosa y deficiente obra “erótica” para usarlo a modo de título del presente mar de letras, a falta de uno que me salga de la cabeza, ya que debo comentar que para los títulos de mis (intentos de) artículos. Eso unido al hecho que la charla que di en el salón de fiestas del edificio donde vivo, alertando sobre la amenaza de la constituyente fue un lleno, aunque uno paradójico, ya que asistió más personas de las cercanías que de mi propio sitio de residencia.

La barrera de los cincuenta días ya fue sobrepasado hace rato, ya que ahora ya se anda hablando de unos ochenta días saliendo a las calles y por motivos demasiado variados como para hacer una lista de los mismos; ciertamente debo comentar que un cambio en las leyes no va a cambiar la situación en la que estamos ¿Queda claro? Pues parece que no muchos quieren comprender eso.

Si un cambio de leyes sirviera para mejorar todos los problemas que vemos en la cuna de libertadores, bastaría con derogar la ley de la gravedad para evitar la caída de la moneda venezolana y decretar que con una ley todo mejorará, sería un asunto muy fácil ¿No lo creen? Las leyes no son otra cosa, que las reglas del juego, este juego de vivir en sociedad. Pero lo que propone el gobierno, de forma ilegal e irrespetando el debido proceso expuesto por la propia constitución que ellos ahora quieren cambiar ¿Esta no era la mejor carta magna del mundo?

Digo, si todo lo que quiere hacer el actual portador de la banda presidencial es defender el legado del antecesor ¿Cuál es el empeño de enmendar la carta magna que el mismo comediante sideral mando a redactar? Así como debo reiterar la pregunta, si realmente tienen “al pueblo” de su lado ¿Cuáles son las excusas de atrasar las elecciones de gobernadores? Pero la realidad es diferente, ciertamente le ha estado  una muestra de que no todo es una que les da un beneficio político. Ya sabemos que la maquinaria de votos, también conocidos como votantes, no le anda respondiendo como se debe quien sabe desde que día. Y a los hechos me remito, ese polémico audio filtrado del presentador de un famoso ¿show? De la televisión nacional ya se lo advertía al nuevo portador de la banda presidencial.

De hecho queda en evidencia que el nuevo portador carece de algunas cosas que el anterior supo usar.  Aunque no importa si el anterior estuviese en su puesto hoy, el desastre en el que está metida la cuna de libertadores es el mismo, así que ese cuento que esto no estaría pasando si el sideral estuviese vivo tiene la consistencia de una galleta de soda. Así que las protestas y sus consecuencias, es decir los caídos, serían los mismos al sol de hoy.

Pero ¿Qué trae esta constituyente? Pues  algo que unos venían advirtiendo y que nadie les hizo caso en su momento, ni más ni menos que la conversión de Venezuela a una república soviética, pero no en los Urales, sino en el trópico a la usanza de una de las Antillas españolas donde aún gobiernan los barbudos de Sierra Maestra, a pesar de la muerte de uno de los que quedaban, pues ese modelo sigue siendo admirado por cuanto progre y mamerto queda en el mundo, pero extrañamente por mucho que hablen de esos lugares, no viven en esos sitios y no pasa por sus cabezas el hecho de mudarse a ese paraíso proletario.

Ochenta días de protestas y el partido de gobierno comienza a hacer aguas no es una buena mezcla para los que tienen el poder hoy, cada caído, cada negocio saqueado es una evidencia más en su expediente es otro clavo en su féretro. El problema está en que los que tienen que entrar en el féretro no quieren hacerlo y aún quedan personas que los apoyan y que van a votar cuando llegue esa fatídica fecha. No quieren comprender, de la misma forma en como no lo comprendió el fiambre cósmico, que esas modificaciones a la carta magna que querían agregar nunca la hemos querido y que todo este berrinche, aparte de ilegal, es algo que no vale la pena, así de simple.

Una de las fiscales se ha rebelado, ni hablemos de las órdenes cruzadas en las casas militares y la renuncia de uno de los de esa nefasta cosa, muy cercano al presidente. Las ratas comienzan a saltar del barco, quizás son las que pueden salvarse un poco ya que el resto de los integrantes del partido de gobierno seguramente están temiendo por sus vidas, ya que la soga sobre su cuello debe sentirse bastante apretada.  Y no dejo de preguntarme ¿Acaso esta gente va a seguir vendiendo que son del pueblo? Digo ¿Es una persona con notorios lujos un defensor del obrero? Aunque eso viene de rato, ya que los pilares del socialismo marxista no eran precisamente obreros, que les interesaba mucho multiplicar a los pobres (usando a las muchachas de limpieza de su casa) y que por cosas del destino hay que pagar para visitar su tumba.

¿Cómo puede ser bonita una revolución que mata en represiones a los jóvenes y cuya política acostumbrada es la impunidad de los criminales? Ciertamente eso de deshumanizar al que no piensa igual que el presidente ha calado no solo dentro de la cuna de libertadores, sino también a los pocos defensores que les queda en el extranjero. Para muchos de estos defensores internos, la única represión que debe contar es la de años pasados, la de la malvada cuarta república. Pero esos mismos que hablan de esos días, se desentienden de la represión actual, para ellos, esos muchachos no son más que mercenarios de algún servicio secreto internacional; así como no quieren rememorar aquellos días en que cantaron en Sábado Sensacional o en el Miss Venezuela y, extrañamente, viendo el desastre ahora ya no son tan amigos del presidente, el sucesor del fiambre sideral.

Pd: Ya sé que esa barrera se pasó, ahora está alrededor de los cien días