And we are the law here

Archivo de la etiqueta: temas variados

Mayo, el quinto mes del año se convirtió en una montaña rusa para mi así como fue el mes donde se concretó todo el asunto de la farsa electoral, tema del que escribí bastante y que creo que los resultados del mismo eran más que notorios a simple vista. Pero me aterra la idea que aún hay gente que se cree el cuento de la salida por medio de los votos, esa gente parece que vive en una negación y que no teme mostrarla en las redes sociales y que es una de esas cosas que viene desde arriba, desde los políticos de la mal llamada oposición.

En el apartado personal, el empleo donde llegué resultó ser uno bastante extraño. Como es habitual, la situación país tiene una incidencia bastante fuerte en el tema y no es para menos, ya que caí en el departamento de cobranza de una empresa que si bien tiene muchos años en el mercado, es el ejemplo de una que está haciendo lo que muchas tienen que hacer, respetar a su personal y mantener a los clientes cerca. Pero la cosa no termina ahí, mis ataques de angustia ahora son más recurrentes, al punto que entre malestares estomacal y dolores de cabeza son los nuevos compañeros de mis días; conjuntamente tomé horas extras y hasta sábados para mantener la noción que estoy haciendo lo posible para quedarme.

Lo arriba expuesto, me llevó a la conclusión que debía buscar una forma de actualizar esta cosa, pero lo interesante del tema es que también esa solución debía darme un margen de operación que me diera un buen espacio para afrontar que ando corto de artículos. Ya que, nuevamente es otro problema que me ando metiendo, pero que como es habitual, las ideas de nuevos artículos están disponibles, pero no hay tiempo para plasmarlas.

Llegué a pensar que la nueva sección de las reseñas amargadas debía darle paso al reciclaje de material, en serio, pero creo que no debería ya que es una sección nueva y una que apenas anda comenzando, además que desempolvar series que en su momento le hice su respectiva reseña ya no me agrada tanto. Más que todo por el hecho que me gustaría mantener los buenos recuerdos que me dejaron y creo que, por el momento, sale mejor ver como hago con las series que se quedaron sin ver y que necesito emitir una opinión sobre las mismas.

See Your Space Cowboy

Anuncios

Creo en ocasiones anteriores he comentado que tengo ganas de tomarme unas vacaciones de escribir aquí, generalmente me las tomo en el mes de diciembre, pero en los últimos meses la producción de artículos ha bajado a niveles críticos. Y eso me asusta, creo que en parte a la saturación del tema político del que he estado escribiendo de forma constante y que he tratado de no hacerlo tan seguido; ir al cine se ha convertido en un lujo cosa que cuando me toca ir, pues debe ser por alguna película que lo valga, sigo leyendo libros pero esas reseñas generalmente son lentas,  de paso el especial que estoy llevando a cabo me ha desgastado y simplemente hay días en los cuales no me dan ganas de sentarme a ver anime o series.

Ciertamente unas vacaciones me caerían de maravilla, pero al momento en que escribo esto, las otras personas que deberían estar escribiendo aquí tienen tiempo que no lo hacen, así que no me queda de otra que seguir escribiendo, quizás haciendo lo humanamente posible para que esta cosa no se quede sin algo nuevo que mostrar. Pero también quiero aprovechar el momento para comentar que no sé si para este año haga un especial de noche de brujas, de hecho en caso de hacerlo, tengo en mente que no se dedique a las reseñas de las viñetas, sino más bien a la reseña de libros y de algún que otro cuento de temática de terror hecho por mí.

Tengo tiempo sin escribir esos artículos de alrededor de mil palabras, tengo en mente que regresen, más que todo por el hecho que si bien me agotan, son del tipo que rara vez ameritan unos pensamientos extendidos, sin  importar en que parte del blog salgan publicados. Para agosto, tengo en mente dedicarle unas líneas un difunto del mundo friki, uno de esos “eventos” que marcaron esa historia así como la de los asistentes.

Posiblemente esas líneas sean las últimas que le dedique a esa cosa, creo que si bien ya el tema estaba cerrado desde hace tiempo, al cumplirse ni más ni menos que diez años de lo que ellos mismos consideraron como la mejor entrega, me pareció menester hacerlo. Adicionalmente, creo que muy posiblemente esa historia se encuentre por repetirse en algún momento, quizás no ahora en 2018 sino en algún momento cercano.

Saltando de tema, aprovechando para cerrar este mar de letras, creo que en poco tiempo esta cosa llegará a la meta establecida, calculo que para mediados de año, entre agosto u octubre, pues el contador me confirmará esta hipótesis. De lo contrario ¿Qué tendré que hacer? Pues lo mismo de siempre, seguir escribiendo aquí.

 

See Your Space Cowboy


De un tiempo para acá, no puedo hacer una reseña y adornarla con alguna imagen ya que el famoso derecho de autor anda haciendo de las suyas, así que solo es el texto que estará presente en las mismas. Quizás sea momento de hacer reseñas un poco menos serias y más agradables al lector, con una extensión considerable, pero creo que eso sería limitarme a dos o tres palabras y mayoritariamente de las del tipo agradable; en pocas palabras una suerte suavizar mi contenido.

Pero como muchos ya deben saber, eso muy difícilmente va a pasar, ya que  estoy pensando en extender el número de palabras acumuladas en los artículos breves, que estaban alrededor de las trescientas palabras, quizás a algo más y por eso también voy a mantener el asunto de los especiales, quizás dentro de poco (cuando llegue a terminar el que está ahora) pues voy a hacer unos cambios puntuales para los mismos, pero aún no pregunten mucho por algún especial manga.

Al momento en que escribo estas líneas, el último empleo que tuve llegó a su final así como el hecho que buena parte de los artículos  que escribí sobre esa experiencia aún no han visto la luz en esta cosa. Pero ¿Qué me dejo esa experiencia? Por un lado, es una de tantas experiencias que si bien duró tres meses (unos días más o unos días menos) fue una que me marcó, al punto en que les tomé cariño a las compañeras de labores y cuando hubo el cambio de supervisor, fue uno que nos tomó por sorpresa a todos.

Llegué a pensar que había algo de oportunidad en el asunto de un segundo contrato, pero el regreso de la anterior supervisora (degradada a analista) y que muchas de las compañeras (al momento en que escribo esto) también se le estará por terminar el contrato. Así que tendré que esperar algún momento del año para ver qué pasará no solo conmigo y mi situación laboral, sino verme con ellas. Como adicional, aun no me han dado la liquidación, a la fecha en que estás líneas están siendo escritas, seguramente cuando vean luz otro gallo cantará.

Cambiando de tercios, me enteré de ciertos cambios (y sin querer) relacionados con la joya de la corona, quizás sea tiempo de parar las  patadas a dicho caballo, considerando que lo mejor será apelar por cambiar un poco la diana de los dardos que disparo. Dudo mucho que salga otra fiesta friki para hacerle competencia y quizás la situación tampoco está ayudando para el tema.

En el tercio friki, pues parece que poco o nada hay de nuevo. De hecho, quien debería estar angustiado por dicha situación es la inquisición, en vista que posiblemente las estadísticas de visita están a la baja y hasta sus rivales (como perros de caza y con perdón de los perros) parece que han tomado un paso en la distancia y considerando que hasta la capital se anda secando (creo) en las fiestas frikis, pues o se adaptan al nuevo entorno o terminan de comprender lo evidente, que están desplazados.

 

See Your Space Cowboy


Mientras escribo estas líneas no tengo música de fondo, tampoco es que tenga muchas ganas de poner alguna tonada, ya que quiero dedicarme a escribir. Febrero se está yendo y muy seguramente estas líneas se verán publicadas el primer fin de semana del mes de marzo. Un buen amigo se marchó finalmente, mientras yo sigo perdiendo peso y me hice un año más viejo, sigo leyendo para tratar de escapar por un instante de la realidad que hay a mi alrededor mientras sigo pensando ¿Sobre qué voy a escribir?

Febrero fue uno de esos meses en donde me tocó a la puerta la oportunidad de cambiar mi situación laboral, de acércame al sueño de dejar colgado mi título universitario, pero recordé que no estoy formado para tal asunto a pesar de que todo pintaba mejor (en el aspecto de las remuneraciones) que el empleo que aún tengo. Pero quizás debo mantener la frase “zapateros a sus zapatos” y el cambio que hubo no fue  tan malo en la oficina donde estoy.

Pero dejando eso de lado, creo que debo seguir escribiendo, sin importar que sea el único responsable del blog que lo haga de forma constante, es mi terapia y creo que es una que (extrañamente) parece que es también una adicción. Además que, estando tan cerca de la meta y que eso puede suceder dentro de poco, pues la idea de tomarse unas vacaciones no es muy inteligente.

Quizás lo de los especiales me lo vaya a tomar a calma, aunque creo que es lo mejor, pero en vista que tengo bastante material para los especiales, creo que tendré que hacer unos cuantos más y tomarme el merecido descanso; aunque vamos a ver si puedo seguir adelante con las reseñas de comics del mundo. Adicionalmente, dudo mucho que deje de escribir sobre política, considerando el hecho que (según) este es un año electoral para la cuna de libertadores y quien sabe que otro desastre viene en el camino.

 

See Your Space Cowboy


Con el presente (intento de) artículo no solo busco alcanzar el número de las mil palabras aglomeradas, sino también tratar de aclarar unas cuantas cosas. La meta del blog para el presente año es llegar a las doscientas diez mil visitas y todo indica que puede que suceda mucho antes de lo que tenía planeado; aunque pareciera que solo tengo un lector, quiero creer que es mejor tener uno lector que siempre comenta a gente que prefiere mantener el silencio y si bien respeto eso, un comentario de vez en cuando no caería mal.

Mientras escribo esto, los problemas con el internet en la cuna de libertadores se volvieron nuevamente una molestia y han atrasado mis actualizaciones no solo de esta cosa, sino de otros lugares que manejo; lo bueno es que mi lectura sigue igual y ando pensando en ver si para el 2018 puedo aumentar el número de libros que puedo leer en inglés. Tanto los que tengo en papel como los que tengo en el formato electrónico, por mucho que mi padre ahora comenzó con esa tradición de leer los libros que tengo, al parecer cerrando el ciclo que comenzó hace tiempo de cuando yo llegué unos libros de su biblioteca.

Pensé es escribir un (intento de) artículo explicando las razones por las cuales el gobierno venezolano no debería expropiar la empresa llamada INTERCABLE, la cual presta el servicio de televisión por suscripción (vulgarmente cable) y el de internet. Todo gracias a un comentario vertido por un ¿Amigo? En la famosa red social. No tengo mucho que agregar o en lo cual extenderme en el tema, es bien sabido que empresa que toma el gobierno venezolano, empresa que deja de ser productiva y que se convierte en una sombra de lo que fue y el servicio que presta es bastante deficiente; no niego el hecho que sea deficiente de por sí, pero que la tome el gobierno va a causar un efecto que deberían conocer unos. Se aumenta el gasto público, los impuestos en un asunto en el cual ya de por si el gobierno nacional tiene las manos bien metidas con esto de las telecomunicaciones y su ente que sirve como inquisidores.

Lo arriba expuesto creo que sería uno de esos mares de letras que no llegaría tener más de doscientas cincuenta palabras y eso que lo escribiría de tal forma que no tendría la necesidad de hacer tanto uso de términos técnicos, pero quizás me anime a convertir eso en un artículo o si no lo dejo expuesto aquí; lo último que se puede esperar ahora es crear más desempleados y agregar otra empresa a la lista. Creo que la solución es evidente, que cada persona que decide abrir una empresa en el mundo de las telecomunicaciones sea dueña plenamente del espectro radioeléctrico  y trate de ganarse a “el pueblo” prestando un buen servicio y no a la fuerza.

Cambiando de temas, no importa el precio al que “acuerden” el gremio de los transportistas y el gobierno, mientras esa negociación se haga espaldas de la gente así como se mantengan elementos tales como la intervención en la economía nacional y que los transportistas decidan que es prioritario invertir en equipos de sonido para el bus y no en los repuestos, frenos, no dejar montar más personas a las que puede soportar el vehículo y tener un ojo más entrenado para ver a los criminales no va a ser mucho por mejorar la situación.  Los primeros responsables que tienen los mentados buses en mal estados son los mismos que los manejan, así de simple, así que dudo que vaya lejos esa negociación, si los primeros en negar el servicio a estudiantes y ancianos (quienes son los que lo usan más) y son un grupo que, para variar, no pagan el pasaje completo. Así que pueden hacer todas las triquiñuelas que les gusten, la deuda que tiene el gobierno con los transportistas va a seguir sin cancelación por un buen rato, así que espero que tengan hambre de cable y sal señores transportistas. Y si bien todo indica que este año es, posiblemente, un año electoral si bien hay muchos elementos en contra del gobierno y el paro de transporte es una daga en su cuello. Pero creo que el asunto de que este año sea uno electoral se merece sus propias líneas, aunque sale esperar pacientemente si se ponen de acuerdo con esto de concretar la fecha de la farsa y quienes piensan participar; no me voy a cansar de decirlo, pero la solución aquí no es electoral ya que esta gente no entró al poder precisamente con votos.

Me preocupa un poco el mundillo friki, en serio, hasta los optimistas ya no están tan alegres de un tiempo para acá; quizás por el hecho que la diáspora venezolana también se está llevando integrantes de ese mundillo o quizás sea por el hecho que los mejores días ya pasaron. Generalmente los primeros meses del año están ausentes, pero ya no hay cronogramas abultados como en días pasados y ni hablemos de la polémica, quizás se moderaron con la misma o el cambio generacional trajo algo que vale la pena mantener.  Quizás sea una mezcla de cada cosa, ya que ese desagradable asunto que vivimos  muchos, ser una afición en donde buena parte de los integrantes se conocían, no era precisamente un jardín de rosas.

Pero la debacle es notoria, la última vez que pasé por el centro de la ciudad la crisis se había cobrado dos tiendas frikis  y si bien aún es temprano para verter algún comentario sobre la joya de la corona, vamos a ver si el 2018 va a ser un año favorable o si los constantes cambios en la receta vayan a funcionar este año que se perfila como uno igual o más oscuro que el pasado. Pero la ciudad jardín ya no es fortaleza de algún grupo, esos días parecen ya muy distantes y pensar que hace diez años aquí se llevó a cabo la entrega final del magno evento friki nacional, la que de verdad cuenta como el episodio final al menos para mí.


Muy posiblemente el presente (intento de) artículo se va a publicar en lo que puede ser la primera o las primeras actualizaciones del blog durante el año 2018; uno que si bien no parece muy alentador para los venezolanos, pues quiero creer que un pequeño rayo de esperanza puede llegar a muchos de nosotros. El año 2017 fue uno de esos en los cuales a muchos nos golpearon y el panorama se nos mostró bastante oscuro en muchos momentos. De hecho, yo lo sentí así, de hecho creo que no hay mejor forma de describir lo que fue ese año. De hecho con las presentes líneas trataré de escribir sobre diferentes aspectos de como vi esos 365 días en diferentes ámbitos.

En el mundillo friki nacional creo que se hizo evidente una cosa, el mentado éxodo venezolano le ha estado pasando un poco de factura. Al menos en la ciudad jardín, la joya de la corona se sigue mostrando como esa feria que no ha conocido un rival que le pueda hacer frente. de hecho, por mucho que me digan que lo que sucedió en el centro comercial hiper jumbo (su sede) a principios de año no puso en jaque a las entregas del año es un suceso aislado, para mí no quiere ver el panorama de forma plena. Todo lo juvenil es puesto en la misma cesta y por mucho dinero que asegure la joya de la corona, vamos a ver si en el 2018 puede seguir manteniendo la ilusión (de cartón). El mentado regreso, fue a la final un chiste de  mal gusto y creo que pocos van a querer verlo así, es que hay que mantener la  fachada de imparciales a como dé lugar, a pesar de que nadie se la crea.

En el tema político no creo que haya mucho que comentar, de hecho se ha estado confirmando los cuentos de camino y que la torpeza de la mal llamada oposición no era tal de forma plena. Quizás son más cómplices de lo que quieren vender y creo que su defunción era necesaria, a la final era cuestión de tiempo que una nueva alianza le hiciera frente al partido de gobierno (y sus esbirros) y con nuevas ideas. El detalle del asunto es vender las ideas en lo que queda de personas que, aun no se han ido del país.

Y aquí me quiero extender un poco, ya que hay mucho que se puede comentar. Nada es para siempre, de hecho se hace evidente que hasta los defensores de la segunda independencia han estado entendiendo eso, no por nada los episodios de la censura dentro del partido de gobierno y los episodios de los disidentes cada vez van sumando números; de hecho ¿Vale la pena lanzar un puente a esa gente? La verdad es que es un tema que mientras solo sea visto desde la óptica de la búsqueda de votos, creo que ese enfoque es el que se debe olvidar, simplemente no es el momento para buscar votos.

En lo personal, creo que entre lo de renovar pasaporte y mi constante búsqueda de no solo el cinturón azul de karate (cosa que logre) sino algo de empleo medianamente  decente para pagar no solo mi segunda tarjeta de crédito; la cual está endeudada con esto del pasaporte, el libre ejercicio es uno de esos puntos de mi vida en que he querido volver, pero no sé si ha sido la forma de tratar a mis clientes o la misma situación de la cuna de libertadores lo que me ha puesto contra las cuerdas.

Pero quiero creer que los próximos 365 días van a ser medianamente mejores. No solo en temas laborales para mí,  sino también para los miles de venezolanos que andan no solo rotando de empleo, sino buscando esa fuente de ingresos que no solo le permita pagarse sus gastos personales sino sus otros sueños, esos de formar parte de ese éxodo sino otros ideales que tengan en mente. Ya que dudo mucho que en el mundo friki las cosas vayan a cambiar, ya que es un mundo donde los cambios van a paso de tortuga.

También quiero creer que estoy un poco más cerca de la meta, las doscientas quince mil visitas así que los compañeros que tengo escribiendo aquí, hagan su parte. Ya que lo que queda del especial murciélago queda nada para darle el final, eso si los especiales van a tener que ponerse las botas a ver si me ayudan a llegar a ese número.

 

See Your Space Cowboy


Cambiando un poco los temas que usualmente escribo en esta sección del humilde rincón que llevo desde hace rato y que ha estado cambiando y que me parece que esos cambios lo han hecho totalmente diferente a como era en sus comienzos; pero en todo eso, hay una de mis pertenencias que no ha tenido la misma suerte, mi primera tarjeta de crédito. Si, honestamente no sé si esta cosa mal llamada artículo vaya a llegar a tener alrededor de mil palabras.

No recuerdo el año en que esa tarjeta de crédito llegó a mis manos, pero lo extraño de todo el asunto es que buena parte de muchas cosas que he tenido han cambio, pero el límite de crédito de esa tarjeta pues a duras penas ha subido. De hecho, no hace mucho me tocó renovarla, ya que estaba vencida pero el límite de crédito seguía siendo el mismo. Quizás sea por el hecho que como el uso que le doy es bastante limitado, en vista de la siguiente pregunta ¿Qué me puedo comprar con dos mil bolívares?

Si, ese es el límite de la mentada tarjeta, en días pasados era una cifra considerable y era una que usaba de forma medianamente recurrente. Rayos, si mi memoria no me falla la última vez que la usé fue para comprar una pizza de tamaño mediano y unos helados. Ahora, simplemente no puedo comprar nada así de simple. Claro, tengo otra tarjeta de crédito con un límite mayor, pero no voy a negar el hecho que tengo rato sin usar mi primera tarjeta de crédito.

Y ¿A qué se debe eso? Quizás en parte al hecho que no la uso regularmente,  aunque eso deriva de otra pregunta en vista que ¿Qué puedo comprar con ese límite de crédito? Y de paso ¿Qué local tiene alguna de sus limitadas mercancías a un precio que pueda pagar con mi tarjeta de crédito y de paso con precios que pueda pagar con la misma?  Pero al otro lado del espectro encontramos el hecho que la moneda nacional simplemente no vale nada; al ser constantemente impresa cual panfleto, su valor se pierde y le sumamos el hecho que los mismos venezolanos no le tenemos mucho aprecio, en vista que no podemos comprar mucho con la misma y que ni vale las risas que le pueden causar si la saco en alguna aduana en el exterior.

Pero no se puede esperar mucho de la cuna de libertadores y de quienes manejan todo lo referente a la política monetaria, que en realidad no es otra cosa que imprimir dinero fiduciario desesperadamente mientras el burócrata de turno hace lo que le da gana con el ingreso en dólares. Ya sabe, todos somos iguales, pero hay unos más iguales que otros y dudo mucho que el sueño húmedo de Marx, la eliminación de la moneda como medio de pago, se vaya a dar aquí en el trópico y más en esta nueva utopía obrera. Una que, seguramente, unos no se van a animar mucho en venir o que sobrevivan todo el asunto de llegar al aeropuerto internacional y ver que buena parte de sus pertenencias van a estar perdidas al abrir la maleta. Todo en nombre de una ideología “más justa” que en realidad es un completo fracaso y que condenó a este país y a mi tarjeta de crédito a un mero chiste.

La moneda nacional pierde valor, por mucho que unos digan todo lo contrario. Por muchos que unos digan que no hay crisis en la cuna de libertadores por el mero hecho que los centros comerciales aún hay gente en los mismo y que aún hay gente gastando dinero en los juegos de azar ¿Eso es señal de un país próspero? Yo digo que no, en un país próspero, una tarjeta de dos mil doscientas unidades de la moneda local te puede alcanzar para algo, así sea para la entrada del cine o para invertir ese dinero en algo como en una impresora nueva.

No por nada, a pesar de que es una inversión sumamente pesada (al menos personalmente creo) sale mejor arriesgarlo todo por estas nuevas monedas y métodos de pago, en un país en el cual la moneda de uso (forzoso) no es más que un chiste incluso para los nacionales. Claro, existe el riesgo que para un eso sea un crimen, pero nunca van a admitir los propios; pero es una alternativa a la precaria situación en la que estamos. El futuro es ahora, por mucho que unos quieran obligarnos a vivir en el pasado; mientras ellos disfrutan las mieles de una prosperidad mal adquirida.

No sé cómo estará el negocio de las empresas dedicadas a los juegos de azar, pero creo que deben tener el mismo panorama de las demás empresas medianamente serias del país, plenamente en el abismo. Y ¿saben a qué se debió su auge?  Al mero hecho que como las entradas de dinero tradicionales (sueldos, salarios y honorarios) simplemente son agua y sal,  el asunto es que esos “gordos” premios de esos que anuncia la lotería son demasiado suculentos como para dejarlos pasar; al costo que no van a ganarlos sin importar cuanto vayan a gastar en esas apuestas. Aunque también hay unos cuantos que siguen creyendo que mientras lo arriba expuesto y que el hecho que la gente no ha perdido el gusto de seguir bebiendo alcohol, no por el hecho de un exceso de dinero. Sino para escapar de una realidad que no les es muy agradable en lidiar.

Quiero creer que en algún momento, el límite de crédito de esa moneda el banco emisor lo puede aumentar o en su defecto, pues que sirva de algo en esos días cuando las nubes oscuras ya no se encuentren en el firmamento y mi loco delirio de trabajar por mi cuenta (mejor conocido como libre ejercicio) sea una fuente decente de ingresos que me sirvan de algo. Pero bueno, seguramente esos días pueden estar más cercas de lo que quiero creer aunque para que lleguen van a ser todo un proceso.



Instituto Mises Cuba

Economy and Freedom: Tu ne cede malis, sed contra audentior ito.

Fernando Díaz Villanueva

Política | Economía | Historia

El Criticón

Opinión de cine y música

Neuronaliberal

«El estado es la gran ficción por la cual todo el mundo busca vivir a costa de todos los demás.»

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Series Ciencia Ficción

Ciencia Ficción, Fantasía y Terror en TV

El liberal escandalizado

Escritos indignados y otras cosas

Punto de Vista Economico

"There is only one difference between a bad economist and a good one: the bad economist confines himself to the visible effect; the good economist takes into account both the effect that can be seen and those effects that must be foreseen." Frederic Bastiat

Death Detective Blog

Una pequeña cueva de reunión friki

Tomos y Grapas

Tu sitio de Cómics!

Caribe Libertario

La voz de la Libertad, desde el Caribe para el Mundo

Comic Play

Hablamos de tus intereses sin censura

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

El Blog de Martín |x|

Notas, lecturas, apuntes e intereses...

Quiero ser presidenta

Politóloga y administradora publica en formación/UNAM/Pro la mujer/DDHH/Desarrollo sustentable/Seguridad pública.

TERRALBA

Inspiration, comics, art

Logos Podcast

Pensamientos, Cyberpunk y Tecnología.

Cautivos de un Sistema

Just another WordPress.com site

El Mundo de Shiku

THE WordPress.com weblog

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

ComicCriticon

ComicCriticon es un Blog de criticas y valoraciones sobre cómic y manga

Historias Siniestras

Escritores, Cuentos y Poemas Macabros

David Gaughran

Let's Get Digital

Vegeta Rukawa's Corner

Un blog sobre... no sé, lo que se me ocurra escribir ^^

Western Corner

Dos Pistoleros, un blog y muchas opiniones

Komic's Custodies Klub's Weblog

Viaja entre Universos

Todo y nada

Welcome to my world

Bloguionistas

La voz de los guionistas en castellano

The pfff blog

Nuestra misión en la tierra es descubrir nuestro propio camino. Nunca seremos felices si vivimos un tipo de vida ideado por otra persona.