De ideas descartadas y comentarios.

Deja un comentario

Originalmente estuve escribiendo sobre esos cambios en la historia de la música donde el rock había estado en el ojo del huracán, pero luego de aglomerar algo más de doscientas palabras y llegar a la idea que esos cambios llegan gracias a que los patrones de consumo no son variables que se mantienen de forma constante. Algo que no quieren entender muchos los defensores del rock pesado y sus ramificaciones y siempre segmentando, de forma subjetiva, que es y que no es “metal”. Quizás, por esa mentalidad, su acercamiento con el mundo otaku no es algo que sea tan descabellado, nichos de mercado que tienen más en común de lo que creen y por mucho que se quejen de que los tilden de eso.

Así que esa idea la descarte, exactamente al día siguiente, ya que sentí que no podía extenderla a las mil palabras y que me ganaría, como cosa rara, el odio de algún inquisidor de la iglesia del metal por semejante blasfemia. Pero bueno, la verdad es evidente a tal punto que no se llega a ver y por mucho que desprecien a sus casi pares, los otakus, dudo mucho que vayan a cambiar las cosas mientras todos actúen y piensen de forma similar.

De hecho todo ese asunto de una revolución friki es un asunto que debe tomarse como lo que es, un chiste. Uno de esos que no te debes tomar en serio, pero cuando comienza a rondar más allá de sus sitios habituales, creo que esos responsables del marxismo cultural no dudarían en apoyar a estos nuevos “marginados” y “víctimas” del consumismo al que son adictos. Yo recuerdo a uno que se perfilaba como el líder de esto, uno de esos muchachos deslumbrados por los ideales del comunismo, que consumía anime y rock mientras pregonaba la idea de una sociedad “más justa” donde está bien ser friki. A la final, cuando la chequera de su progenitor ya no llegó a tener tantos ceros dejó de lado las ideas de la revolución venezolana, quizás por algo más individualista.  Honestamente, no sé si ese personaje al sol de hoy sus sueños presidenciales siguen de pie y que siga pensando en formar su base de votantes en un nicho como los ya mencionados.

Ya cambiando de tercios, creo que el fenómeno de los libros escritos por usuarios famosos de la red social llamada Y.T comienza a perder potencia. Si bien es uno de esos fenómenos que no ha tenido tanto impacto en la cuna de libertadores, ya que hay mejores cosas por las cuales angustiarse y que si bien uno de los involucrados en dicho fenómeno es criollo, tiene rato viviendo en la tierra de Gardel; pero debo preguntarme de forma honesta ¿Qué tienen de especial esos libros? En serio, más allá del nombre de su irresponsable creo que no hay más que se pueda decir.

El fenómeno arriba mencionado se le puede interpretar de miles de formas, pero lo cierto es que la fama en dicha red social podría tener los días contados. Y si bien las visitas de estos seres en las ciudades de Venezuela solo son malas noticias para la administración de los centros comerciales, pues si bien la juventud venezolana también se encuentra deslumbrada por  esa sensación de llegar a miles por medio de la red social llamada Y.T ¿Es un cambio? Ni tanto, ya que todavía hay gente joven que cree que lo mejor que se puede aspirar es ser un maleante; esa mala costumbre de elevar por los cielos a los malos ejemplos así como a los que toman el camino fácil.

Si en una sociedad, buena parte de los integrantes de la misma se vuelven estrellas de la mencionada red social ¿A quién van a recurrir cuando su computador se dañe o cuando su salud se vea en peligro? Creo que son detalles que no han considerado así como uno bien grande, mientras halla no solo un control cambiario, sino un pésimo servicio de internet en la cuna de libertadores, así como una ahorcada industria editorial, solo me queda desearles buena suerte cuando la realidad les dé en la cara. Va a ser uno de esos golpes que les marcará de por vida, muchachos, la verdad.

Me gustaría ver, ya de forma seria, un movimiento friki en contra de las convenciones. En concreto una de las tantas que hay en la ciudad jardín, uno que sepa capitalizar la sensación de que no hay mucho para donde ir; ya que la joya de la corona parece que no es un asunto del todo agradable para muchos. En lo personal, creo que hace falta una situación así, ya que si esta gente quiere romper con la situación casi monopolista, hace falta algo muy contundente, convencer a compañeros de movida de sus ideas y que la venta de entradas comience su declive; aunque dada la situación del país, pues estamos a tiro de piedra de que eso se concrete.

Digo, si las cosas siguen su marcha natural, pues el ciclo natural de las “convenciones” va a aparecer y hacer de las suyas. Estamos hablando de ese momento cuando la barrera de los cinco años aparece y comienza a hacer aguas el barco. De hecho, me extraña que ahora ya no sea tan mencionada en ciertas páginas de la movida, centradas (con justa razón) en lo que sucede en la capital de la nación; donde realmente suceden las cosas que importan y en donde los viejos estudios de mercadeo marcaban como el punto cable a tomar si querías vender tu servicio o producto en Venezuela.

O en el extraño escenario, el camino se acorte a unos cuatro años en la palestra para luego aparezcan los agujeros en la embarcación, para posteriormente ser olvidada y otra tome su lugar. Tal como pasa con los ídolos de pies de barro que adornan las miles de series animadas que salen del país del sushi; quizás esa es la mejor metáfora que se me ocurre, ya que estos mercadillos y los ídolos que siempre usan para promocionarse siempre tienen el mismo final.

A propósito de los mil comentarios.

Deja un comentario

Para cuando estas líneas vean la luz de la publicación, honestamente espero estar más cerca de mi meta, doscientas diez mil visitas para el presente año. Pero mi meta secundaria ya se logró, ni más ni menos que mis primeros mil comentarios. Pueden decirme lo que quieran, que buena parte de los mismos son de una misma persona, pero para mí es un logro; al menos sé que le he llegado a una persona.

Quizás la celebración llega en mal momento, dada la situación del país en donde resido. Pero una pequeña celebración y recordatorio de lo que se está viviendo no viene a mal; cincuenta días de protesta se dicen fáciles, pero como ha sido cuesta arriba todo el asunto así como todas las consecuencias negativas que han traído a la sociedad. Ciertamente con el escenario actual, poco o nada hay que celebrar, pero unos breves minutos de descanso no vienen a mal, señores. Hasta ahora, he visto los frutos de diez años de escribir aquí, he visto organizaciones caer, gobiernos dar tumbos y más recientemente acercarse mucho a su tumba, así que muy difícilmente dejaré de escribir sobre la situación de mi país.

Y ¿Qué es lo que está por llegar? Ciertamente no lo sé, solo les puedo asegurar que seguiré escribiendo aquí, así como el hecho que seguirán viendo mis mares de letras y quisiera tratar de agregar más cosas, como retomar esto de mostrar fotos y alguna que otra historia en este pequeño rincón, pero también quiero buscar nuevas formas de comunicarme con los lectores que tengo, aunque me gustaría que se manifestasen un poco (en especial) con esos lectores silenciosos que (espero) tengo, ya que son estos últimos son los que han aportado bastante en las estadísticas del blog, ya que gracias a ellos ese número está donde está .

 

See Your Space Cowboy

Recopilación de temas número uno

Deja un comentario

Bueno, al parecer el desastre sigue así como todos los gastos necesarios para ver si de algún lado salen más convencidos del socialismo del siglo XXI o del marxismo cultural reinante; se habla que la ciudad jardín va a ser sede este año del circo que acostumbra hacer el rockero revolucionario y posiblemente tanto adeptos al gobierno así como los no tanto van a matarse para asistir. Es el mismo cuento que se repite desde que el personaje que organiza esos circos se declaró defensor de la dictadura del proletariado (más de una cosa que de otra).

Como cosa rara, pues traerá bandas internacionales, lo que realmente motiva a los asistentes a escuchar esos monólogos ridículos de juventud rebelde que le besa la bota  a su nuevo amo y tratando de negar que en días pasados participó en otros desastres como el Miss Venezuela o Sábado Sensacional.

Hay que ser honestos, El Rock ahora no es de todos, esa banda que bromee sobre el pasado del defensor revolucionario es convertida en un paria y su participación en las radios, televisoras o cualquier otro medio “del pueblo” es nula; ciertamente, todo un ejemplo de participación e inclusión que debe emularse en todo el mundo. Pero yo me pregunto ¿Qué pasó con el argumento de apoyar el rock nacional por sobre todas las cosas?  Y si a eso vamos ¿No van a apoyar a otros géneros musicales que se hace aquí o también hay que pedir carnet de militancia para eso? ¡Yo pensé que esto era Venezuela, la mejor democracia del mundo!

No importa si sea el rockero del pueblo, el esquiador venezolano o quien sea, ya que el desastre y el nepotismo se han convertido en el sello de calidad del todos los gobiernos de la cuna de libertadores, que los revolucionarios del siglo XXI (que parecen más a los bolcheviques burocratizados) ya que es algo tan evidente que simplemente pasó a ser tradición nacional.

Siguiendo con las tradiciones, no importa cuánto dinero se haya mandado a imprimir para los carnavales seguros en Venezuela, dos días libres en una economía que es impresionante ver como se mantiene de pie no es un merecido descanso. La inseguridad y una moneda que no sirve de nada se han convertido en los eternos compañeros de los venezolanos; excepto para los que están bien posicionados en el partido de gobierno (sin importar su posición en esa pirámide) ya que tienen guardaespaldas, pueden usar pasaportes diplomáticos para irse a alguien sitio cercano por estos dos días (pero un lugar donde no le puedan poner los ganchos, cosa que se está acabando)

See Your Space Cowboy

Sobre intercambio de ideas en buenos términos, o el debate sin groserías

Deja un comentario

No hace mucho, ya que no sé para cuando estas líneas van a ver publicación, se vio un pequeño debate en un (intento) de artículo de mi autoría sobre la situación de la industria del anime y sus dos mercados (el legal y el ilegal) son casi iguales; pero en otro lado de las redes sociales tuve uno relacionado con las elecciones del gigante del norte y sobre ese engendro llamado Estado y todo lo que hace (para mal) en la sociedad.

¿Cuál de los dos temas tiene mayor peso en la sociedad? Mientras uno se reduce a opiniones subjetivas de una notoria realidad del entretenimiento, aunque la realidad que vive la industria responsable de uno de los productos de exportación japoneses más consumido por la juventud (sea de forma legal o ilegal) desde los noventas; mientras el otro tema no tiene una arista agradable, ya que las dos opciones con mayor reconocimiento de los medios, mientras las otras opciones a la presidencia no han tenido tanta relevancia en los medios de comunicación o son vistos como, por mucho que duela admitirlo, opciones menores, aunque en muchos aspectos mejores que los dos representantes de un vencido bipartidismo.

Es raro, de hecho no recuerdo cuando fue el último debate que tuve así en tan buenos términos no solo en mi cuchitril ya que desde hace algún tiempo, pues las ofensas, los sobrenombres y groserías han sido una constante, al igual que unas pequeñas discusiones que he tenido en la red social del pajarito azul.  Y si hablo de que discutir con un venezolano, lo normal es que todo eso termine en improperios o en las otras palabras que mencioné anteriormente; creo que muchos de los comentarios que hay en esta cosa son prueba de ello; pero también es prueba de los pájaros que tienen muchos en la cabeza y que cuando un tercero le cuestiona sus gustos o lo que ellos ven como la realidad, lo mejor que se les sale son los insultos y nada de argumentos.

Quería escribir sobre algo y llegó el 2015

1 comentario

Quería escribir sobre esa maña del venezolano en considerar sus derechos por encima de los derechos del vecino, el típico caso en el que alguien coloca la música a todo volumen, o ese que dice que por estar abanderado por una ideología política puede insultar en el nombre de la libertad y democracia. Pero es un tema un tanto extenso y tan cotidiano que es mejor tratarlo en otra oportunidad.
Quería hablar de ese asunto tan chistoso de las fotos que alguien alegó tener de una famosa persona del mundo del anime-manga criollo; pero no conozco a la involucrada y creo que todo el asunto es una comedia a la que tanto los habladores de oficio, como los guerreros de redes sociales, les encanta; al parecer los cronistas de blog que iniciaban debates fogosos han perdido vigencia desde hace algún tiempo. Un tema que de seguro ya la fecha de caducidad debe andar cerca.
También querida dedicarle unas líneas a temas como la violencia escolar en Venezuela, de todo lo que ocurre en ese país, pero de seguro unos vendrán a decirme (recurriendo a sus bajas pasiones) que lo que leerían es una mentira, escrita por un “ignorante”. Como es tan fácil hablar por hablar y más cuando no se ve de primera mano lo que ha hecho la segunda independencia.
Así que, para el 2015 trataré de mejorar el contenido de este pequeño lugar, ese donde escribo sobre lo que me interesa y que quiero compartir con los lectores, como he estado haciendo desde hace un buen rato. Aunque no negaré que hay temas que me gustaría abordar y otros dejar de hacerlo, aunque a veces nunca es bueno quedarse con algo que decir.

See Your Space Cowboy

¿Qué se necesita para cambiar a Venezuela?

4 comentarios

“Para que Venezuela cambie, debe cambiar el venezolano” fueron las palabras, que en su momento, no entendí, dichas por un profesor de física en mi último año de bachillerato. Extrañamente fueron dichas por un docente que cometía actos moralmente cuestionables de los cuales nunca llegaré a saber si fue reprendido por las autoridades de mi viejo instituto o se mantuvo en el anonimato.

Estoy asimilando la idea de que hasta el más vil tiene sus momentos honestos, de que ese tipo de “verdades” pueden salir del más corrupto; demostrando, quizás, de que aún hay algo de ese potencial de bondad en aquel esclavo de la duda moral, de ese que se columpia entre los conceptos del bien y del mal con más regularidad que el resto de los mortales.

Es difícil no agregar algo nuevo de lo que ya se ha dicho de la sociedad venezolana, en especial sobre la parte negativa siempre a flote y a flor de piel de los ciudadanos, para luego vender su soberanía intelectual por una miseria de dinero y electrodomésticos mientras exclaman no ser clasistas con los “apátridas, imperialistas, golpistas”.

Para unos lo que importa es “la patria y que hay un líder”, para otros la pelea terminó ahora viene algo más importante para tratar de cambiar el rumbo al desastre que llevamos desde hace un buen rato. Así como que no importa las necesidades de la gente que vive en un barrio capitalino, o la gente que vive cerca de un lago ya que es primordial ayudar a los “hermanos y camaradas” de Cuba, no importa averiguar la relación de una “actriz cómica” con un criminal y su escape de la cárcel, ya que a la final del día resultó ser adepta al gobierno y dirigente de uno de los tantos partidos políticos que apoyan al mandatario.  Los vecinos no van a esperar por nosotros para estar a un nivel cercano del crecimiento que han tenido, los vecinos consideran hoy a Venezuela como la sombra de lo que fue alguna vez.

Por mucho que unos hablen de “soberanía” y de que “nadie está controlando a Venezuela” lo cierto es que la realidad es otra, solo que no quieren aceptarla.

See Your Space Cowboy

Instituto Mises Cuba

Economy and Freedom: Tu ne cede malis, sed contra audentior ito.

Fernando Díaz Villanueva

Política | Economía | Historia

El Criticón

Opinión de cine y música

Neuronaliberal

«El estado es la gran ficción por la cual todo el mundo busca vivir a costa de todos los demás.»

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Series Ciencia Ficción

Ciencia Ficción, Fantasía y Terror en TV

El liberal escandalizado

Escritos indignados y otras cosas

Punto de Vista Economico

"There is only one difference between a bad economist and a good one: the bad economist confines himself to the visible effect; the good economist takes into account both the effect that can be seen and those effects that must be foreseen." Frederic Bastiat

Death Detective Blog

Una pequeña cueva de reunión friki

Tomos y Grapas

Tu sitio de Cómics!

Caribe Libertario

La voz de la Libertad, desde el Caribe para el Mundo

Comic Play

Hablamos de tus intereses sin censura

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

El Blog de Martín |x|

Notas, lecturas, apuntes e intereses...

Quiero ser presidenta

Politóloga y administradora publica en formación/UNAM/Pro la mujer/DDHH/Desarrollo sustentable/Seguridad pública.

Minerva de Terralba

Just a gal and her dreams

Logos Podcast

Pensamientos, Cyberpunk y Tecnología.

Cautivos de un Sistema

Just another WordPress.com site

El Mundo de Shiku

THE WordPress.com weblog

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

ComicCriticon

ComicCriticon es un Blog de criticas y valoraciones sobre cómic y manga

Historias Siniestras

Escritores, Cuentos y Poemas Macabros

David Gaughran

Let's Get Digital

Vegeta Rukawa's Corner

Un blog sobre... no sé, lo que se me ocurra escribir ^^

Western Corner

Dos Pistoleros, un blog y muchas opiniones

Komic's Custodies Klub's Weblog

Viaja entre Universos

Todo y nada

Welcome to my world

Bloguionistas

La voz de los guionistas en castellano

The pfff blog

Nuestra misión en la tierra es descubrir nuestro propio camino. Nunca seremos felices si vivimos un tipo de vida ideado por otra persona.