And we are the law here

Archivo de la etiqueta: Temas

Si, nuevamente me siento a escribir un mar de letras sobre varios temas y tengo que comentar que me sentí tentado en abrir nuevamente la tribuna del amargado en vista que se llevaron a cabo dos pequeños sucesos que si podría darme material con el cual podría llenar mil palabras. Pero quiero mejor hacer unos comentarios al respecto, ya que sólo juntando esos dos sale mejor ya que quiero creer que sale mejor esperar a ver qué pasa en ese mundillo para el año próximo. Si, me pareció extraño que nuevamente uno de los últimos artículos que hice sobre el Magno evento friki venezolano ha estado levantando algunos números en las estadísticas de visita. Ciertamente es un tema que da para algo de que escribir pero bueno, también es uno que plantea una serie de buenas preguntas que, seguramente, sólo yo me hago y que no es otra cosa que una mera casualidad medianamente recurrente.

Se escribió en su momento mucho al respecto de los responsables del primer evento friki en la cuna de libertadores, así como sobre de sus respectivos responsables. Creo que difícilmente pueda agregar algo a un tema del que ya se dijo todo lo que se debía decir al respecto. Se ha estado hablando de un regreso, tema que también se sepultó por parte de la Inquisición que prefiere hablar de otras cosas; lo cierto es que desde hace rato algunos nos olvidamos del hecho de volver a tener el Magno evento en nuestra querida ciudad. Eso sí, no hay que olvidar el hecho que el mundillo se renovó y que muchos no han querido comprender ese cambio, si no lo hicieron en el momento cuando estaban en el trono muy difícilmente van a comprender eso ahora, que no son más que una nota en la historia friki nacional, el momento histórico lo dejaron pasar y difícilmente van a conseguir apoyo en algún rincón del país actualmente.

Las aventuras del rubio ninja llegaron a la programación de un canal regional, pero es la versión censurada y con un doblaje que causa risa y algo de ganas de vomitar; seguramente la emisión de esa serie está dejando indiferente a muchos, no es por nada, ya que esa misma serie la dieron en el canal llamado CN y con el mismo fin. Lo que me sorprende es el hecho que aún existe una fuerte ley de censura, unos canales pueden escapar levemente de la misma. Quizás sea por el hecho que  al ser canales con un perfil tan bajo pueden salirse con la suya, a pesar que son solo canales regionales, si los nacionales están graves los regionales peor.

Cambiando de tercios, creo que ya podemos decir que las cosas se han ido a peor vía en esta mal llamada República, cuando un usuario de la red social llamada Youtube no tiene pudor alguno de considerar el mejor juez para los políticos venezolanos que están con la idea de una nueva agrupación para hacerle oposición al régimen ¿Quién es ese ser y que propiedad tiene para considerar que es el indicado para decir que político es el menos malo para depositar nuestra confianza? Más que todo considerando el hecho que sus técnicas de debate dejan mucho que desear.

No todos los usuarios de la mencionada red social son unos patanes, pero lo cierto es que hay un patrón que se repite entre muchos de ellos. La fama se les subió a la azotea y, al menos personalmente, creo que un usuario de esa red social muestre de forma circense su anhelo de tener la banda presidencial es de risa. Digo, se hace evidente que los libros que han hecho han estado haciendo no es más que un fenómeno que responde a una estrategia de mercadeo; pero en lo que se refiere a calidad literaria pues la cosa es otra.

Creo que para cambiar un escenario al que podemos comparar con un circo, no es muy inteligente crear otro; seguramente la propuesta que está surgiendo pueda terminar en eso, pero también debemos considerar que peor que la anterior no lo puede hacer y eso es decir mucho; pero si ese personaje le gusta tanto debatir, vamos a ver si quiere uno conmigo. Aunque lo dudo, ya que su objetivo son otros y no alguien como yo.

La perspectiva del último tema que quiero abordar es una extraña. Y ¿Qué debemos esperar de la cuna de Libertadores por lo que queda de año? Digo, creo que el gobierno tiene mucho que superar para el año que se acerca y deben hacer algo para cerrar con lo que ha sido, el año en el cual se ha hecho otra afirmación de la condición de la revolución venezolana. Ciertamente estos momentos la historia demuestra lo que ya se sabía, esto es un desastre.

Yo quiero saber que otros blogs van a tener su cambio editorial o que otros cambios van a tener que implementar para tener unos buenos números en visitas. Dudo que el formato de los blogs vaya a apagarse ya que parece que el fenómeno que comenté arriba parece que ya está aburriendo a muchos. De hecho, esa red social comienza a tener los mismos problemas que la caja boba, la programación, lo peor de un medio llegó al otro y las tendencias parecen cambiar con la llegada de nuevos usuarios y de nueva audiencia; los programas de chismes llegaron para quedarse en lo que una vez fue una plataforma donde la gente compartía sus primeros pasos en hacer videos.

Yo deseo que esta cosa pueda llegar a las trescientas mil visitas, aunque ese camino se va acortando poco a poco y he estado pensando en retomar algunas secciones mientras se me ocurre algo medianamente decente para ver si con eso puedo regresar la tribuna del amargado en un nuevo esplendor. Pero lo último lo dudo, quizás un cambio más importante sea lo necesario, también debí comentar que ando pensando en agregar otro colaborador al sitio, mientras me pongo a pensar que rayos puedo agregar de nuevo.

Anuncios

De un momento para acá, seguramente el especial de Halloween estará dando sus pasos de salida, me vine dando cuenta que ya no estaba usando ciertas etiquetas que usé para presentar la nueva línea editorial del blog; pero ¿Qué me pasó? Pues creo que si bien no la usé en exceso, pues era necesario mandarla a descansar más que todo por el hecho que quizás, en algún momento, se me ocurra cambiar nuevamente de línea editorial.

Muchos blogs criollos que leía muy esporádicamente han hecho lo propio, recientemente uno lo hizo por todo lo alta incluyendo el cambio de nombre, pero la renovación a unos cuantos no les causó el efecto esperado; pero a este rincón le ha caído de maravillas, poco a poco se está acercando a la meta, las trescientas mil palabras; hay un nuevo colaborador que ha ayudado mucho en el crecimiento.

Dejando de lado ese tema, cuando estas líneas vean luz, seguramente ya habrá pasado el tiempo desde que se llevó la entrega de la joya de la corona friki en la ciudad jardín de Venezuela, extrañamente una entrega que solo fue de un día. Ciertamente,  debería pasar a los registros de las convenciones regionales como una rareza, cuando en días pasados era normal verlo con dos días de duración.

Con respecto a las dos actualizaciones, creo que después del mentado espacial creo que voy a meditar ese asunto, ya que hay muchas cosas que quiero compartir y quedarme con dos actualizaciones los fines de semanas se me hace como un régimen que se puede quedar algo corto, pero también creo que necesito material que escribir alejado de las reseñas que hago normalmente.

Creo que el asunto electoral fue uno de los que pudiera condicionar tal situación, pero creo que hay en ese asunto unos cuantos elementos más que debieron incidir en el asunto; el mundo friki criollo y (en concreto el regional) se hace evidente que la crisis llegó a ese mundo de los ojos grandes y orejas de gatos. Extrañamente, muy poco he visto comentarios al respecto de esta última entrega en las redes sociales.

¿Cuántas entregas lleva ya la joya de la corona? Me extraña que no haya salido algún comentario que haya puesto en tela de juicio esa carrera que muchos consideran como excelente; de hecho, hasta la carrera de quienes fueron los pioneros de este asunto tuvieron sus episodios muy turbios que salieron a la luz, por mucho que ellos no lo querían así. Pero bueno, creo que debo admirar el control de daños que han estado haciendo en caso que esos episodios si se han dado. Y ¿Se va a mantener cerrada la tribuna del amargado? Ha sucedido algún que otro hecho, pero creo que son tan pequeños que juntando lo que mencioné arriba y esos cuentos dudo mucho que llegue a algo más de las mil palabras.

Hay finales inesperados así como los hay que no sorprenden. Y ¿A qué viene eso? Pues creo que el resultado de las elecciones regionales era algo que se esperaba, de hecho me atrevo a decir que el (des)gobierno venezolana tenía la intención que al celebrar dichos comicios la presión internacional hiciera un descanso; pero creo que se hace evidente que hubo gato encerrado en los resultados.

No lo pongo en duda en mi región, el candidato de la oposición a duras penas ganó y no me explico quienes le dieron el voto; cuentos de pasillo al respecto hay por montón, pero creo que el panorama actual es una señal clara. La Mesa de la Unidad ha muerto y simplemente no representa a todos los que nos oponemos al nefasto gobierno. Creo que es momento para darle paso a una nueva coalición, que no sea tan torpemente cómplice  así como que es tiempo de ir vendiendo el plan de lo que se tiene que hacer cuando esta cosa llamada dictadura-revolución se termine yendo del país. Eso sí, el asunto de determinar su fecha de salida es uno de esos complicados, casi tan complicado como conseguir algo medianamente tolerable en la programación de la caja idiota criolla.

Si bien debo admitir que la situación no es la ideal para estar escribiendo y hablando de la Venezuela del futuro, que ciertamente parece un asunto demasiado distante, no está de sobra tener un plan para que esa idea se encuentre un poco más cerca. Así que creo que me sale volver a escribir sobre la cuna de libertadores del mañana y de las cosas que se deben hacer para que no sea puro cuento.

Cambiando de tercio más no de geografía, pues parece que otra película criolla anda dando de qué hablar, como no, en las redes sociales. Una película venezolana sobre los muertos vivientes y lo mejor del asunto es que se encuentra filmada en la región donde vivo; creo que se ahorraron mucho dinero con respecto a las locaciones, en vista que ¿Cuál es la diferencia entre las ciudades destruidas por los muertos vivientes y las ciudades venezolanas actualmente?

Creo que es uno de esos nobles intentos que serán muy bien recibidos por unos cuantos, pero no por el grueso de la nomenclatura cultural imperante en la cuna de libertadores. Ya que como es algo que se escapa de lo que normalmente se ve en el cine nacional y que puede interpretarse como uno de esos intentos de los malvados que están dentro de la cuna de libertadores para burlarse del gobierno, esos nobles defensores del proletariado; de hecho, debo admitir que si bien los zombis no me agradan bastante y que es uno de esos géneros ya agotados, ver algo de eso hecho en estas latitudes, se agradece bastante.

Yo dudo que estas últimas líneas las vaya a leer el responsable de ese proyecto, del cual me vengo a enterar recientemente y gracias por un breve video en la red social que nos mira a todos por igual, pero espero que le vaya bien y que sirva de ejemplo para que muchos se animen en hacer algo diferente.


Hago un pequeño paréntesis en los temas más recurrentes en esta sección del blog, la Venezuela que tenemos y la que queremos, para escribir un poco de un tema que me tiene pensando un buen rato, además que siempre es bueno cambiar un poco las cosas. Así mismo, debo comentar que no sé si el presente mar de letras vaya a cumplir con el requerimiento de los nuevos artículos que estoy escribiendo que es llegar a algo más de mil palabras y que, ciertamente, poco tengo que decir sobre la adaptación occidental de la obra del muchacho loco que se consiguió la herramienta de trabajo de un “dios de la muerte” de los mitos japoneses.

Al menos dentro de los confines de la cuna de libertadores, no estamos en la mejor temporada para tener hijos y tampoco es que hay mucho con que asumir semejante tarea. Ya saben, pañales, comida, talcos, escuelas y esto debería ser un indicador para que los embarazos adolescentes no estuviesen por las nubes; pero la realidad es otra. En el peor de los casos, hasta lo políticamente correcto ha llegado a la forma en cómo se instruyen a los niños en las escuelas llegando hasta ser parte de lo habitual en las casas.

Y ¿Con que me refiero a lo políticamente correcto a nivel educativo? Pues el hecho que simplemente no se le puede levantar la voz a un infante ya que puede traumarlo, ni mucho menos darle a conocer no solo a sus padres sino también al resto de sus compañeros que tiene un buen o mal desempeño académico ya que también es otra fuente de traumas mentales. Ya saben, todo este asunto de ser un copito de nieve que debe ser resguardado al punto que debe perder su individualidad.

Si no es eso, pues tenemos padres que esperan que sus hijos sean educados por los medios electrónicos y no es de extrañar que salgan unos verdaderos desastres como personas que solo necesitan gritar y pedir para que tengan en sus manos lo que están pidiendo, generalmente una tableta o una de esas consolas de videojuegos portátiles. Con todo este escenario, creo que es normal el hecho que algunos no quieran tener hijos; yo soy uno de esos, que mientras aún se encuentre dentro de la tierra de gracia el asunto de tener hijos no le anima en lo absoluto.

Después de la desagradable experiencia de ver como los hijos de dos primas se comportan en el día a día, uno llegando al punto de no solo decir groserías sino también recurriendo a la violencia en contra de su padre, pues en mis días eso era  algo que se solucionaba con unos buenos golpes; no importaba si estaba en una fiesta, sitio público o que mostrarle al infante que su comportamiento no es el mejor “le va a causar un trauma” después del merecido regaño que se ha ganado.

Esas son conductas que no se deben dejar pasar, ya que ¿Qué clase de personas estamos dejando en este loco mundo? Ya que el problema de fondo es ese, las personas que dejamos. Si esto sigue así, va a ser mucho más complicado esto de darle la estocada fatal a lo políticamente correcto.  A esa necedad de que todo debe ser una zona de seguridad para que estos copitos de nieve puedan vivir tranquilos; no, el mundo no debería ser un lugar lleno de arco iris y unicornios políticamente correctos, no debería serlo y (si la razón está de mi lado) nunca lo será.

Es por esa razón que vemos a los niños rotando de un deporte a otro, de una actividad a otra ya que los padres no quieren lidiar con el problema y que eso sea asunto de alguien más. Y en ocasiones también eso se ve con las estadísticas (que quieren ocultar) de temas tan delicados como el abuso escolar, el abandono escolar y el ya mencionado embarazo adolescente que son asuntos serios.

No digo que cada nuevo niño que llega a esta tierra de gracia vaya a ser un copito de nieve o en su defecto un abusador, pero el caso es que esas probabilidades son demasiado altas y creo que no cuenten conmigo, hasta nuevo aviso, ya que después de la experiencia que ha sido lidiar con los dos hijos de una prima; quienes por todo están llorando, exigiendo y pidiendo pues en lo personal, no me metan en ese juego de apuestas.

Yo no sé si esta situación puede tener remedio, que lo tiene, pero lo cierto es que a unos no les va a gustar. Aunque quiero dejar en claro que si bien estoy en desacuerdo con los castigos físicos, creo que los niños de ahora deberían comprender que con berrinches no van a conseguir lo que quieren incluso dentro de casa y que el mundo real está muy dispuesto a aplastar sus sentimientos en repetidas ocasiones.

Por mucho que tengamos el sueño de ser médico (menciono la primera profesión que pasa por mi cabeza) si no tenemos un buen promedio académico en bachillerato, no tenemos conocimientos de biología y por sobre todo las ganas de estudiar esa carrera sacrificando  muchas de las cosas que antes te gustaba hacer. No basta con solo desearlo, hay que también un poco de su parte y eso implica dedicación y esfuerzo; así que esperar que por un mandato divino o que a alguien se le ocurra que debes estudiar medicina, sino te formas y si no tienes la vocación es mejor que te dediques a otra cosa.

No todos podemos ser médicos, ya que la vocación y el talento se encuentran en otros aspectos. Tampoco esto de crear zonas seguras para unos, no es otra cosa que una forma refinada de discriminar por una razón de dudoso soporte. Te va a tocar defenderte, te guste o no, te va a tocar un día recurrir a la violencia, ya que esa persona no tiene otra forma de entender que quieres estar tranquilo.


Originalmente estuve escribiendo sobre esos cambios en la historia de la música donde el rock había estado en el ojo del huracán, pero luego de aglomerar algo más de doscientas palabras y llegar a la idea que esos cambios llegan gracias a que los patrones de consumo no son variables que se mantienen de forma constante. Algo que no quieren entender muchos los defensores del rock pesado y sus ramificaciones y siempre segmentando, de forma subjetiva, que es y que no es “metal”. Quizás, por esa mentalidad, su acercamiento con el mundo otaku no es algo que sea tan descabellado, nichos de mercado que tienen más en común de lo que creen y por mucho que se quejen de que los tilden de eso.

Así que esa idea la descarte, exactamente al día siguiente, ya que sentí que no podía extenderla a las mil palabras y que me ganaría, como cosa rara, el odio de algún inquisidor de la iglesia del metal por semejante blasfemia. Pero bueno, la verdad es evidente a tal punto que no se llega a ver y por mucho que desprecien a sus casi pares, los otakus, dudo mucho que vayan a cambiar las cosas mientras todos actúen y piensen de forma similar.

De hecho todo ese asunto de una revolución friki es un asunto que debe tomarse como lo que es, un chiste. Uno de esos que no te debes tomar en serio, pero cuando comienza a rondar más allá de sus sitios habituales, creo que esos responsables del marxismo cultural no dudarían en apoyar a estos nuevos “marginados” y “víctimas” del consumismo al que son adictos. Yo recuerdo a uno que se perfilaba como el líder de esto, uno de esos muchachos deslumbrados por los ideales del comunismo, que consumía anime y rock mientras pregonaba la idea de una sociedad “más justa” donde está bien ser friki. A la final, cuando la chequera de su progenitor ya no llegó a tener tantos ceros dejó de lado las ideas de la revolución venezolana, quizás por algo más individualista.  Honestamente, no sé si ese personaje al sol de hoy sus sueños presidenciales siguen de pie y que siga pensando en formar su base de votantes en un nicho como los ya mencionados.

Ya cambiando de tercios, creo que el fenómeno de los libros escritos por usuarios famosos de la red social llamada Y.T comienza a perder potencia. Si bien es uno de esos fenómenos que no ha tenido tanto impacto en la cuna de libertadores, ya que hay mejores cosas por las cuales angustiarse y que si bien uno de los involucrados en dicho fenómeno es criollo, tiene rato viviendo en la tierra de Gardel; pero debo preguntarme de forma honesta ¿Qué tienen de especial esos libros? En serio, más allá del nombre de su irresponsable creo que no hay más que se pueda decir.

El fenómeno arriba mencionado se le puede interpretar de miles de formas, pero lo cierto es que la fama en dicha red social podría tener los días contados. Y si bien las visitas de estos seres en las ciudades de Venezuela solo son malas noticias para la administración de los centros comerciales, pues si bien la juventud venezolana también se encuentra deslumbrada por  esa sensación de llegar a miles por medio de la red social llamada Y.T ¿Es un cambio? Ni tanto, ya que todavía hay gente joven que cree que lo mejor que se puede aspirar es ser un maleante; esa mala costumbre de elevar por los cielos a los malos ejemplos así como a los que toman el camino fácil.

Si en una sociedad, buena parte de los integrantes de la misma se vuelven estrellas de la mencionada red social ¿A quién van a recurrir cuando su computador se dañe o cuando su salud se vea en peligro? Creo que son detalles que no han considerado así como uno bien grande, mientras halla no solo un control cambiario, sino un pésimo servicio de internet en la cuna de libertadores, así como una ahorcada industria editorial, solo me queda desearles buena suerte cuando la realidad les dé en la cara. Va a ser uno de esos golpes que les marcará de por vida, muchachos, la verdad.

Me gustaría ver, ya de forma seria, un movimiento friki en contra de las convenciones. En concreto una de las tantas que hay en la ciudad jardín, uno que sepa capitalizar la sensación de que no hay mucho para donde ir; ya que la joya de la corona parece que no es un asunto del todo agradable para muchos. En lo personal, creo que hace falta una situación así, ya que si esta gente quiere romper con la situación casi monopolista, hace falta algo muy contundente, convencer a compañeros de movida de sus ideas y que la venta de entradas comience su declive; aunque dada la situación del país, pues estamos a tiro de piedra de que eso se concrete.

Digo, si las cosas siguen su marcha natural, pues el ciclo natural de las “convenciones” va a aparecer y hacer de las suyas. Estamos hablando de ese momento cuando la barrera de los cinco años aparece y comienza a hacer aguas el barco. De hecho, me extraña que ahora ya no sea tan mencionada en ciertas páginas de la movida, centradas (con justa razón) en lo que sucede en la capital de la nación; donde realmente suceden las cosas que importan y en donde los viejos estudios de mercadeo marcaban como el punto cable a tomar si querías vender tu servicio o producto en Venezuela.

O en el extraño escenario, el camino se acorte a unos cuatro años en la palestra para luego aparezcan los agujeros en la embarcación, para posteriormente ser olvidada y otra tome su lugar. Tal como pasa con los ídolos de pies de barro que adornan las miles de series animadas que salen del país del sushi; quizás esa es la mejor metáfora que se me ocurre, ya que estos mercadillos y los ídolos que siempre usan para promocionarse siempre tienen el mismo final.


Para cuando estas líneas vean la luz de la publicación, honestamente espero estar más cerca de mi meta, doscientas diez mil visitas para el presente año. Pero mi meta secundaria ya se logró, ni más ni menos que mis primeros mil comentarios. Pueden decirme lo que quieran, que buena parte de los mismos son de una misma persona, pero para mí es un logro; al menos sé que le he llegado a una persona.

Quizás la celebración llega en mal momento, dada la situación del país en donde resido. Pero una pequeña celebración y recordatorio de lo que se está viviendo no viene a mal; cincuenta días de protesta se dicen fáciles, pero como ha sido cuesta arriba todo el asunto así como todas las consecuencias negativas que han traído a la sociedad. Ciertamente con el escenario actual, poco o nada hay que celebrar, pero unos breves minutos de descanso no vienen a mal, señores. Hasta ahora, he visto los frutos de diez años de escribir aquí, he visto organizaciones caer, gobiernos dar tumbos y más recientemente acercarse mucho a su tumba, así que muy difícilmente dejaré de escribir sobre la situación de mi país.

Y ¿Qué es lo que está por llegar? Ciertamente no lo sé, solo les puedo asegurar que seguiré escribiendo aquí, así como el hecho que seguirán viendo mis mares de letras y quisiera tratar de agregar más cosas, como retomar esto de mostrar fotos y alguna que otra historia en este pequeño rincón, pero también quiero buscar nuevas formas de comunicarme con los lectores que tengo, aunque me gustaría que se manifestasen un poco (en especial) con esos lectores silenciosos que (espero) tengo, ya que son estos últimos son los que han aportado bastante en las estadísticas del blog, ya que gracias a ellos ese número está donde está .

 

See Your Space Cowboy


Bueno, al parecer el desastre sigue así como todos los gastos necesarios para ver si de algún lado salen más convencidos del socialismo del siglo XXI o del marxismo cultural reinante; se habla que la ciudad jardín va a ser sede este año del circo que acostumbra hacer el rockero revolucionario y posiblemente tanto adeptos al gobierno así como los no tanto van a matarse para asistir. Es el mismo cuento que se repite desde que el personaje que organiza esos circos se declaró defensor de la dictadura del proletariado (más de una cosa que de otra).

Como cosa rara, pues traerá bandas internacionales, lo que realmente motiva a los asistentes a escuchar esos monólogos ridículos de juventud rebelde que le besa la bota  a su nuevo amo y tratando de negar que en días pasados participó en otros desastres como el Miss Venezuela o Sábado Sensacional.

Hay que ser honestos, El Rock ahora no es de todos, esa banda que bromee sobre el pasado del defensor revolucionario es convertida en un paria y su participación en las radios, televisoras o cualquier otro medio “del pueblo” es nula; ciertamente, todo un ejemplo de participación e inclusión que debe emularse en todo el mundo. Pero yo me pregunto ¿Qué pasó con el argumento de apoyar el rock nacional por sobre todas las cosas?  Y si a eso vamos ¿No van a apoyar a otros géneros musicales que se hace aquí o también hay que pedir carnet de militancia para eso? ¡Yo pensé que esto era Venezuela, la mejor democracia del mundo!

No importa si sea el rockero del pueblo, el esquiador venezolano o quien sea, ya que el desastre y el nepotismo se han convertido en el sello de calidad del todos los gobiernos de la cuna de libertadores, que los revolucionarios del siglo XXI (que parecen más a los bolcheviques burocratizados) ya que es algo tan evidente que simplemente pasó a ser tradición nacional.

Siguiendo con las tradiciones, no importa cuánto dinero se haya mandado a imprimir para los carnavales seguros en Venezuela, dos días libres en una economía que es impresionante ver como se mantiene de pie no es un merecido descanso. La inseguridad y una moneda que no sirve de nada se han convertido en los eternos compañeros de los venezolanos; excepto para los que están bien posicionados en el partido de gobierno (sin importar su posición en esa pirámide) ya que tienen guardaespaldas, pueden usar pasaportes diplomáticos para irse a alguien sitio cercano por estos dos días (pero un lugar donde no le puedan poner los ganchos, cosa que se está acabando)

See Your Space Cowboy


No hace mucho, ya que no sé para cuando estas líneas van a ver publicación, se vio un pequeño debate en un (intento) de artículo de mi autoría sobre la situación de la industria del anime y sus dos mercados (el legal y el ilegal) son casi iguales; pero en otro lado de las redes sociales tuve uno relacionado con las elecciones del gigante del norte y sobre ese engendro llamado Estado y todo lo que hace (para mal) en la sociedad.

¿Cuál de los dos temas tiene mayor peso en la sociedad? Mientras uno se reduce a opiniones subjetivas de una notoria realidad del entretenimiento, aunque la realidad que vive la industria responsable de uno de los productos de exportación japoneses más consumido por la juventud (sea de forma legal o ilegal) desde los noventas; mientras el otro tema no tiene una arista agradable, ya que las dos opciones con mayor reconocimiento de los medios, mientras las otras opciones a la presidencia no han tenido tanta relevancia en los medios de comunicación o son vistos como, por mucho que duela admitirlo, opciones menores, aunque en muchos aspectos mejores que los dos representantes de un vencido bipartidismo.

Es raro, de hecho no recuerdo cuando fue el último debate que tuve así en tan buenos términos no solo en mi cuchitril ya que desde hace algún tiempo, pues las ofensas, los sobrenombres y groserías han sido una constante, al igual que unas pequeñas discusiones que he tenido en la red social del pajarito azul.  Y si hablo de que discutir con un venezolano, lo normal es que todo eso termine en improperios o en las otras palabras que mencioné anteriormente; creo que muchos de los comentarios que hay en esta cosa son prueba de ello; pero también es prueba de los pájaros que tienen muchos en la cabeza y que cuando un tercero le cuestiona sus gustos o lo que ellos ven como la realidad, lo mejor que se les sale son los insultos y nada de argumentos.



Instituto Mises Cuba

Economy and Freedom: Tu ne cede malis, sed contra audentior ito.

Fernando Díaz Villanueva

Política | Economía | Historia

El Criticón

Opinión de cine y música

Neuronaliberal

«El estado es la gran ficción por la cual todo el mundo busca vivir a costa de todos los demás.»

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Series Ciencia Ficción

Ciencia Ficción, Fantasía y Terror en TV

El liberal escandalizado

Escritos indignados y otras cosas

Punto de Vista Economico

"There is only one difference between a bad economist and a good one: the bad economist confines himself to the visible effect; the good economist takes into account both the effect that can be seen and those effects that must be foreseen." Frederic Bastiat

Death Detective Blog

Una pequeña cueva de reunión friki

Tomos y Grapas

Tu sitio de Cómics!

Caribe Libertario

La voz de la Libertad, desde el Caribe para el Mundo

Comic Play

Hablamos de tus intereses sin censura

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

El Blog de Martín |x|

Notas, lecturas, apuntes e intereses...

Quiero ser presidenta

Politóloga y administradora publica en formación/UNAM/Pro la mujer/DDHH/Desarrollo sustentable/Seguridad pública.

Minerva de Terralba

Just a gal and her dreams

Logos Podcast

Pensamientos, Cyberpunk y Tecnología.

Cautivos de un Sistema

Just another WordPress.com site

El Mundo de Shiku

THE WordPress.com weblog

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

ComicCriticon

ComicCriticon es un Blog de criticas y valoraciones sobre cómic y manga

Historias Siniestras

Escritores, Cuentos y Poemas Macabros

David Gaughran

Let's Get Digital

Vegeta Rukawa's Corner

Un blog sobre... no sé, lo que se me ocurra escribir ^^

Western Corner

Dos Pistoleros, un blog y muchas opiniones

Komic's Custodies Klub's Weblog

Viaja entre Universos

Todo y nada

Welcome to my world

Bloguionistas

La voz de los guionistas en castellano

The pfff blog

Nuestra misión en la tierra es descubrir nuestro propio camino. Nunca seremos felices si vivimos un tipo de vida ideado por otra persona.