HellBoy: Chained Coffin

Originalmente concebida para ser la historia debut del investigador de lo oculto perteneciente a la casa editorial del equino oscuro y de nuevo lo tenemos en las reseñas intermedias.

Es una historia muy sencilla, incluso usa el recurso de la literatura epistolar para darle un toque muy retro a la historia de una de las personas que estuvo el día en que este investigador llegó a la tierra y su alma es reclamada por un ser abismal con el cual había pactado hace ya tiempo. En su lecho de muerte está persona se arrepiente de todo lo que había hecho, lástima que alguien no la quería dejar ir.

Como es habitual, apareció esta historia en el DHP número 100 en glorioso blanco y negro, posteriormente hizo una aparición a todo color más tarde. Aunque debo agregar que es uno de las tantos recopilatorios del mencionado personaje, colección en la cual se recopilan varias mini series, historias breves y así como otras historias que hizo el autor; creo que no le estoy haciendo mucha justicia al personaje con las reseñas intermedias, pero creo que sus historias breves son altamente disfrutables y que merecen la pena, al como como la presente, un desarrollo más amplio.

Anuncios

Lobster Johnson The Iron Prometheus

Dentro del universo de cierta organización que combate lo paranormal y su rojo agente, hubo un personaje muy singular. Considerado por unos como un mero producto de la época, los años treinta, aunque al parecer parece que  sus aventuras tenían un basamento real  ya que sus encuentros no solo con los criminales típicos de la época, sino también con lo sobrenatural y los temidos nazis al parecer fueron reales.

Y los primeros cinco números de esta genial serie, la cual es una carta de amor a los héroes de folletín de los treinta y los cuarenta,  así como los nazis que han puesto sus ojos en un singular experimento de un científico loco relacionado con un singular traje que, por alguna razón  se encuentra muy vinculado con el asistente del científico ¿Qué debo agregar? A sí, una aparición de Genghis Khan quien, al parecer, es el primer emperador de una civilización caída así como su acercamiento con nuestro héroe a quien, le deja una marca de la misma forma en que él mismo lo hacía con sus rivales. Eso sí, es una narración es muy entretenida. Agrego que, de todas las reseñas intermedias que he hecho, esta obra me ha animado mucho y que quizás no le haga justica, pero al menos espero disparar su curiosidad por leerla.