Archivos de etiquetas: Viajes

Desempolvando fotos

Mi primera Budweiser

Una foto con uno de los grandes villanos

Otra foto en la gran manzana

 

See Your Space Cowboy

Otra panorámica

 

See Your Space Cowboy

¿Quien es ese valiente ?

 

See Your Space Cowboy

Tabi Machi Late Show

Si hablamos de anime y tenemos algo de conocimiento sobre ello nos viene a la mente títulos como Dragon Ball, One Piece, Neon Genesis Evangelion o si eres de la vieja escuela Mazinger Z, Space Adventure Cobra entre otros, si eres nuevo en el mundo quizá Naruto o Bleach te sean mas familiares.

Todos los años cientos de nuevos anime de toda clase de géneros son estrenados en la tierra de los samurái, pero hay unos pocos que difieren del resto, que resaltan con luz propia y hoy tuve la fortuna de terminar de ver uno muy corto en duración, pero bastante especial.

comix-wave-produce-tres-nuevas-miniseries-para-este-invierno

Tabi Machi Late Show del director y creador original Yuu Numata nos narra en cuatro cortos episodios pero muy hermosos en su realización historias que se enfocan en el tema de los viajes personales y las despedidas.

De todos el episodio 3 fue el que mas me gusto pero no perdamos el tiempo y dejare que ustedes mismos los disfruten.

“Receta”

“Smartphone transistor”

“Festival de verano”

“Trébol”

 

 

 

Lo que deja el viajero

Una pregunta, con trampa, para los que leen esta cosa en la red de redes; si un viajero deja una de sus pertenencias ¿Deja de ser un viajero? En un burdo intento de alejarme de los comentarios políticos, vienen estas líneas.

Creo que cuando cambiamos dejamos una pequeña parte de nuestro “equipaje” atrás, para ganar una nueva pieza de “equipaje” la cual sustituirá a la extraviada, o en su defecto, lo que considerábamos que no lo habíamos empacado, siempre estuvo con nosotros.

Nos matamos buscando esa pieza de nuestro “equipaje” que incluso llegamos a sustituirla, pensando que nos irá mejor en nuestro viaje; cuando a veces no nos irá del todo bien con esa nueva adición a nuestras maletas. En ese punto comenzamos a considerar los resultados de los cambios que hemos hecho y de cuan lejos hemos llegado, tanto con lo viejo como con lo nuevo.

Pero creo que no dejamos de ser viajeros, por mucho equipaje que perdamos durante nuestro viaje por la vida. Seguiremos siendo viajeros con ciertas irregularidades de equipaje.

Un Expreso de medianoche hacia Ganimedes 4/6

Atamos a los bandoleros con las hebras del saco a uno de los tubos de las butacas, y le colocamos como custodio, uno de los robots sobrecargos reparado por Yukio.

—Claramente, estamos en desventaja.

Comentó Lorena.

— ¿Cuándo hemos tenido peleas justas?

Agrega Christopher.

—Pero contamos con el elemento sorpresa.

Continuó la cartógrafa.

—Me encanta ese factor ¿A ti no Christopher?

Dijo Yukio.

—No sean así con la dama—Comenté molesto.

—Está acostumbrada. Entonces ¿Nada de ataques frontales?—Pregunta Christopher.

—Pésima idea—Responde Lorena.

—Podemos usar los uniformes de los sobrecargos. Con sus placas inteligentes nos abriríamos camino hasta la sala de máquinas—Sugiere Yukio.

— ¿Me permitirían ir con ustedes?—les pregunto.

— ¿Sabes algo de combate armada?—Me pregunta Lorena.

—Fui policía.

— ¿Cargas contigo alguna arma a la mano?—me pregunta Christopher.

—Una pistola calibre 22.

Y eso fue suficiente.

Les quitamos las armas a los bandoleros y nos marchamos.

Yukio se hizo pasar por robot mientras que Lorena nos controlaba los movimientos.

Estábamos buscando la ruta más corta y con menos obstáculos que sortear, no cargábamos muchas municiones para enfrentarnos a todos los secuaces de Eli.

Finalmente, llegamos a la entrada de la sala de máquinas.

—Tengo sed—se quejó Yukio.

—Te aguantas—responde su amigo.

—No hablemos mucho, que podemos perder la sorpresa— agregué.

Abrimos la puerta. Pensé que Eli había eliminado al maquinista, pero no, solo lo estaba golpeando.

—Creo que dejé claro que nadie debía entrar—Dijo molesto el pirata, mientras nos daba la espalda.

—Deja al maquinista en Paz—dice Christopher quitándose la boina y apuntando a Eli.

—Nos volvemos a ver. Que mala suerte. Tu siempre tan valiente ¿Crees que esa arma tuya me asusta?

— ¿Qué tal si son dos armas?—Le pregunté.

— ¿Quizás tres?—Dice Yukio sacando su sable de luz.

El pirata comienza a reír, yo a molestarme.

—Nos reunimos de nuevo ¿Todo para que? ¿Un plan mediocre de tu parte de retenerme aquí hasta llegar al punto de control de la ley?

—Ese no es el plan—responde Yukio.

—Ilústrame—dice sarcástico el pirata.

—Es detenerte de una buena vez—Christopher jala del gatillo. Acierta la bala en el hombro izquierdo de Eli.

De inmediato, Yukio procede a acercarse y cortar el cañón de la pistola de Eli.

—Esto es por seguridad—Yukio apuñala a Eli en las piernas, dejándolo en el suelo, gritando de dolor.

Y no me pareció brutalidad, solo algo necesario.  Con tal de detener al pirata y que no molestara mas, estaba bien.

Un Expreso de medianoche hacia Ganimedes 2/6

En medio de los acordes de jazz, la cerveza, el humo de un cigarrillo y la vista panorámica, quise recordar quien soy. Antes de que mi memoria y algunas neuronas se dañasen por el alcohol.

Mi nombre es Charly Miller, el primogénito de un matrimonio entre un obrero y una maestra de primaria, luego está mi hermana Roxana.

Al comienzo éramos la típica familia de clase trabajadora de la ciudad, cosmopolita para unos y jungla de concreto para otros, de nunca rendirse y bien educados.

Mi padre quería que me fuera por un camino seguro, mi madre que no me limitara. Así terminé en la Academia de Policías. Mi hermana siempre supo que terminaría en aquel lugar, no pensó que sus juegos terminarían siendo ciertos, además de ser la primera persona que supo sobre mi aceptación e ingreso.

A los pocos años, mi padre muere de un fulminante infarto, mi hermana culminó sus estudios y siguió los pasos de nuestra madre, convirtiéndose en profesora y dando clases en las mismas instituciones que ella, y esta última cayó enferma, sus defensas se vieron afectadas por un virus pulmonar y por la depresión de perder a su esposo.

¿Cómo era de policía? Me apodaban “el intachable”, correcto en todo, quizás demasiado apegado a la noble causa de mantener la ley y el orden en aquella jungla de concreto y neón. De por sí era bastante difícil sobrevivir con otro empleo, y al ser de las fuerzas del orden, más lo era.

Cuando comenzó la colonización del planeta Ganimedes, fue todo un suceso. Mi madre recibió de un familiar, nunca nos especificó quien, un mensaje, en el cual relataba como le estaba yendo y que pronto le daría un cable para ayudarla, ya que sabía las penurias por las cuales estábamos pasando. Mi madre estaba emocionada con ese documento, tenía tiempo sin saber de ese familiar. Y que luego de un tiempo te diga que te va a ayudar, creo que no sería para menos.

Me topé, después de ese asunto, con un caso muy singular. Uno que creí que resolvería, pero estaban involucrados unos amigos del alcalde y algunos del alto mando policial. Si seguía, mi cabeza iba a tener un precio, así como las de mis familiares.

Estuve meditando mi retiro, paradójicamente el día de mi cumpleaños. Si me iba por las buenas, me pagaban como un retirado más de la fuerza, y hasta me convenía.

De repente la realidad se convirtió en algo insoportable, en un peso que no podía cargar por más tiempo. Todo en lo que una vez creí se convirtió en algo inútil, algo que le molestaba a muchos. Sentía que debía doblegarme a algo que desde pequeño me dijeron que estaba mal hacer.

Fue difícil para mí aceptar que estaba encerrado en una situación que no podía cambiar y debía cambiar de enfoque. Eso o esperar una úlcera por la frustración.

Me fui haciendo a la idea de que emigrar sería lo más sano, aunque no era algo a tomarse a la ligera. Dejar familiares, amigos atrás, sin saber cuando vas a volver a verlos; creyendo en ideas de un futuro incierto en un lugar desconocido.

Así, lentamente, creí que en Ganimedes podía hacerme de un futuro a mi gusto. Acorde a lo que quería lograr y a las nuevas metas que me había propuesto.

Los trenes estelares llevaban a muchos a nuevos parajes, un transporte hacia una posibilidad de un posible lugar mejor.

Mi madre cae muerta y es mi hermana quien me da un regalo, uno que sería el que abrió la puerta hacia eso que con tanto anhelo deseaba.

—Cuando estés establecido allá, no te olvides de mi.

Me comentó mi hermana.

Al abrir una cajita mi hermana me entregaba un ticket.

—No lo haré hermana. Pero me demoraré en estar estable en Ganimedes. Sacarte de aquí es mi nueva meta.

Mi hermana soltó unas lágrimas. No era para menos. No todos los días un familiar se marchaba, aunque si bien se estaba haciendo algo común en muchos de la clase obrera, siempre es algo fuerte de afrontar.

Aquella noche empaqué lo necesario para el viaje. Pero me invadía un pesar, dejaba a mi hermana sola ante un peligro muy grande.

Pero no debía ver hacia atrás, no desaprovechar aquella ocasión. Nuestro padre nos solía alentar a tomar las oportunidades, siempre con su tono de guía, siempre supuse que alguna vez se le presentó una oportunidad y quizás no la pudo aprovechar por alguna circunstancia.

Pero me fue imposible contener el llanto. Afortunadamente solo mi hermana me vio llorar.

 

Instituto Mises Cuba

Economy and Freedom: Tu ne cede malis, sed contra audentior ito.

Fernando Díaz Villanueva

Política | Economía | Historia

El Criticón

Opinión de cine y música

Neuronaliberal

«El estado es la gran ficción por la cual todo el mundo busca vivir a costa de todos los demás.»

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Series Ciencia Ficción

Ciencia Ficción, Fantasía y Terror en TV

El liberal escandalizado

Escritos indignados y otras cosas

Punto de Vista Economico

"There is only one difference between a bad economist and a good one: the bad economist confines himself to the visible effect; the good economist takes into account both the effect that can be seen and those effects that must be foreseen." Frederic Bastiat

Death Detective Blog

Una pequeña cueva de reunión friki

Tomos y Grapas

Tu sitio de Cómics!

Caribe Libertario

La voz de la Libertad, desde el Caribe para el Mundo

Comic Play

Hablamos de tus intereses sin censura

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

El Blog de Martín |x|

Notas, lecturas, apuntes e intereses...

Quiero ser presidenta

Politóloga y administradora publica en formación/UNAM/Pro la mujer/DDHH/Desarrollo sustentable/Seguridad pública.

Minerva de Terralba

Just a gal and her dreams

Logos Podcast

Pensamientos, Cyberpunk y Tecnología.

Cautivos de un Sistema

Just another WordPress.com site

El Mundo de Shiku

THE WordPress.com weblog

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

ComicCriticon

ComicCriticon es un Blog de criticas y valoraciones sobre cómic y manga

Historias Siniestras

Escritores, Cuentos y Poemas Macabros

David Gaughran

Let's Get Digital

Vegeta Rukawa's Corner

Un blog sobre... no sé, lo que se me ocurra escribir ^^

Western Corner

Dos Pistoleros, un blog y muchas opiniones

Komic's Custodies Klub's Weblog

Viaja entre Universos

Todo y nada

Welcome to my world

Bloguionistas

La voz de los guionistas en castellano

The pfff blog

Nuestra misión en la tierra es descubrir nuestro propio camino. Nunca seremos felices si vivimos un tipo de vida ideado por otra persona.