violencia

¿Cuánto nos cuestan los ejercicios militares? Y otros comentarios.

Posted on

La pregunta que le da título al presente (intento de) artículo es una que me parece que es válida. En vista que, seguramente, cuando estas líneas vean luz pues las fotos que se sacaron de esos ejercicios militares bolivarianos que se realizaron a nivel nacional ya tienen rato circulando. Por supuesto, a la comparsa creada se le unió ni más ni menos que “el pueblo”. De hecho, creo que por el valor de esos ejercicios nos podemos comprar un buen número de comida en el extranjero.

De hecho, los primeros ejercicios se hacían no para infundir miedo a los militares extranjeros, sino a los que no estamos en buenos términos con el gobierno revolucionario, pero este último pues da un ataque de risa. Mira que usar maquetas sacadas de alguna primaria y esperar que unos humildes barcos pesqueros (llamados peñeros) vayan a servir de muro de contención contra los portaaviones de la armada del gigante del norte causa una risa impresionante.

Considerar que el escenario en Venezuela le va a ser tan adverso a los Marine como el que hay en el Medio Oriente, es realmente tonto. De hecho, la situación en la cuna de libertadores es bastante sencilla en comparación con esos problemas en aquella región del mundo y dudo mucho que el comando borracho, el comando manteca y la milicia canosa así como los soldados criollos vayan a ser una amenaza. El chiste se cuenta solo, la verdad.

Además ¿Qué tanto desastre pueden hacer los drones? De hecho si comparamos los daños que causan con los que ha causado el socialismo revolucionario en Venezuela, creo que los primeros se quedan como niños pequeños y aunque muchos hablen del hecho que todo el asunto de la intervención podría derivar en una guerra civil llega bastante tarde. En vista que ya estamos en una, pero no declarada de forma plena, ya que ¿Qué nacionalidad tienen los miles de asesinados por la inseguridad? Y el mero hecho que estos asesinatos lejos de aplacarse, ahora son mayores dice mucho de la administración de la justicia en la cuna de libertadores y el  hecho que unos no quieren ver el problema de forma seria. Y ¿Qué tengo que decir los “refuerzos rusos y chinos” que estarían apoyando a los revolucionarios? Y creo que mi respuesta es una pregunta ¿Han visto un mapa en los últimos días? Digo, la distancia vía marítima que hay que recorrer desde costas rusas y chinas para llegar a Venezuela es bastante amplia, pero si la comparamos con la distancia que deben recorrer la flota estadounidense es bastante menor.

Además señores, en caso que todo ese cuento de la invasión (que me recuerda al cuento de Pedro y el Lobo) pues en caso de darse ¿Van a cumplir la promesa de invadir la Casa Blanca? De hecho yo creo que debo agregar unas cuantas preguntas con respecto a eso, creo que merecen un análisis; así que creo que debo comenzar por ¿El glorioso ejército bolivariano de Venezuela tiene la capacidad técnica, humana y de fuego para no solo sacar a un ejército invasor sino para devolver la jugada?

Digo, yo creo que si le meto un golpe a cualquier miliciano de recién ingreso estoy más que seguro que le saco el aire. Siguiendo con las preguntas  si no hay comida para los civiles ¿Qué les hace creer que lo habrá para los uniformados? Así mismo y en ese asunto de las preguntas ¿Cuántas bases estadounidenses creen que hay solo por aquí? Y ¿Cuántas aguas internacionales van a tener que cruzar para llevar a cabo esas palabras? Digo, dudo mucho que algunos países vayan a aceptar eso, así como dudo mucho que la flota pueda aguantar dicho trayecto.

No comprendo tampoco la doble moral, se quejan de las bases militares del gigante del norte en el mundo pero aplauden que países como China y Rusia quiera hacer lo mismo a nivel mundial. De hecho, si nos vamos a quejar del imperialismo y las intervenciones militares al menos vamos a hacerlo de forma plena, señalando a todos los culpables en cuestión y sin distinción alguna. Creo que lo mejor que puede hacer el residente de La Casa Blanca es jugar a la invasión con su par de Miraflores, de hecho hasta le sale más barato que movilizar tropas (así sean las de reserva).

Con respecto a las nuevas sanciones y al hecho que las ventas del oro negro venezolano hacia los Estados Unidos van a entrar en una debacle, pues creo que me toca reiterar unos puntos. Las sanciones tienen una razón de peso, de hecho creo que las últimas acciones que ha hecho el actual gobierno dejan mucho que desear y el mero hecho que países como Japón y Canadá se han manifestado en contra ¿Aún siguen pensando que es un simple capricho? De hecho, creo que no.

Esas sanciones son específicas, tienen nombres y apellidos. Y esos corresponden exactamente a ciertos funcionarios del gobierno revolucionario que ¿Dónde dejan su coherencia en el discurso que no le tienen mucho aprecio a los Estados Unidos? Cuando tienen no solo cuentas bancarias sino también, bienes raíces e incluso buena parte de sus familiares están allí. De hecho, los casos de corrupción venezolanos son ya asunto serio y más considerando el hecho que tiene nexos con lo peor de lo peor que hay en el mundo.

Así que ese cuento de que las sanciones van en contra de toda la cuna de libertadores es otro recurso que da risa. Pero, si bien la popularidad tanto de lo que queda del partido de gobierno y su mal llamada oposición no están en su mejor momento tanto a nivel nacional e internacionalmente el cuento es casi casi similar. De hecho, no creo esos cuentos que el escenario que sirva de acto de apertura para una nueva guerra mundial sea Venezuela, de verdad es un asunto que da un poco de risa. De hecho, las economías de las grandes potencias están tan interconectadas, que dudo mucho que de un día a otro, vayan a caerse a golpes y misiles solo por un pequeño terreno en el continente sudamericano.

Anuncios

¿Por dónde comenzar a reconstruir?

Posted on

Cuando la pesadilla bolchevique Bolivariana llegue a su final tendremos una pregunta muy seria que atender ¿Por dónde  comenzar? No es para menos, el paso destructivo de esa cosa ha tenido repercusión en muchos aspectos de nuestra vida cotidiana. La respuesta tampoco va a ser sencilla, mucho menos las soluciones a aplicar posiblemente generen rechazo. Quizás, deberíamos comenzar ese proceso de forma lenta, pero sin pausa y en un plazo que no es del agrado de muchos políticos y ciudadanos venezolanos,  a largo plazo.

Considero que uno de los puntos a abordar será todo lo referente al individuo, esa minoría que más golpes se ha llevado en todo esto; no es para menos, ya que todo lo que debe hacer esa minoría es sacrificar todo lo que aspira por el bien colectivo, algo que no ha generado los resultados esperados. Asegurar que sus derechos más básicos, como lo son la libertad, el derecho a la propiedad y la búsqueda de su felicidad, no sean comprometidos es más que suficiente, ya que lo demás llega tranquilamente por añadidura.

Pero luego llegamos al asunto de la educación, uno que puede generar comentarios encontrados. Yo creo que la educación debe servir para hacer ciudadanos, no borregos que defienden ciegamente a su propio verdugo; suena difícil, pero se comprueba que estos mal llamados programas sociales enfocados a la educación en Venezuela, también conocidos como misiones, sólo han servido para coaccionar a un sector de la población y asegurar un flujo de votos.

Y lo mismo sucede con el sistema de pensiones, la asignación de viviendas, los espacios culturales y al punto donde quería llegar. Los medios de comunicación en el país. Seamos honestos, después del sector empresarial el ya mencionado sector ha sido uno de los que ha tenido que lidiar con dos engendros y uno de ellos, generado por ellos mismos en vista del panorama en que estamos.

Se ha escrito mucho con respecto al tema de la censura y de su hermana la auto censura, en nuestros medios de comunicación y si bien no la necesitan implementar en la red de redes, basta con prestar un servicio barato pero de calidad dudosa para hacer el trabajo de ahorcar el Internet. Pero lo que hay que empezar a escribir desde ya es saber si vamos a estar a la altura de la libertad de expresión, sin un ente público que actúe como la Inquisición.

Podemos quitar buena parte de los controles al mercado, es decir el control de precios y cambiario, así como el hecho de otros controles sociales tal como la mentada ley de responsabilidad social en radio y televisión; aunque eso que mencioné es apenas una pequeña parte de todo el aparato que tiene aplastada no sólo a la sociedad, sino a cada ciudadano de la cuna de libertadores. Lo más extraño del asunto, es que es una ofensa que no tiene distinción alguna entre los ciudadanos, sean o no adeptos al gobierno y su extraña mezcla de ideas.

Pero ¿Cómo se convirtió este ejemplo a seguir en todo lo contrario? Es una pregunta válida si queremos superar el problema, ya sabemos que el Gobierno (o el Estado) no es precisamente alguien indicado para encargarse de todos los asuntos de la sociedad; hemos visto hasta las peores consecuencias que no genera una mejora en el problema sino que lo empeora. Así mismo, hay ejemplos alrededor del mundo en el cual todo ese asunto de la propiedad comunal y propiedad estatal no impulsa a la sociedad a un mejor estadio. De hecho, lo que es de todos a la final no es de nadie ya que un problema con esa propiedad, por ejemplo una avería, no sólo empeora sino que se multiplica ya que es “problema de alguien más”.

Y esto de buscar un líder no ha servido de buena idea. A la final el líder quiere convertirse en una figura que debe ser adorada y que se necesita de su aprobación para manejar nuestras vidas, en ocasiones no se convierte sino que la misma sociedad lo pone en ese sitio y lo peor del asunto con la ayuda de algunos quienes el término de intelectuales les queda muy grande. Creo que la sociedad venezolana está tan acostumbrada al desastre, a la rapiña y al mal comportamiento que por eso no ha entendido bien el mensaje de libertad.

De hecho, creo que si dejamos de escuchar los cantos de sirena así como a esos que se venden como el elegido del pueblo para enmendar sus problemas lo mejor es dejarlos hablando solos; no sólo sería regresar al problema el cual vamos cerca de salir; sino también una señal de que no entendió bien las razones por las cuales muchos se sacrificaron. Dudo mucho que quiera una persona volver a caer en una fantasía que no es otra cosa que una estafa intelectual, cuyos resultados dejan mucho que desear y que sólo llevan a la violencia desmedida.  Como cosa rara, ejemplo de eso también la historia está repleta y es triste ver como Venezuela es uno de esos ejemplos y todo esto se lo busco la misma gente ya que puso por encima la revancha y no la calma.

Considero que los primeros pasos para una Venezuela libre y mejor no van a ser sencillos, de hecho por cada buena idea que se debe implementar y otorgar más libertad al individuo, de seguro muchos van a poner el grito en el cielo cuando, por ejemplo, se decida prescindir de los servicios de algún Ministerio o de alguna otra institución. Pero no pongamos en duda que eso es lo que va a pasar, cada uno de nosotros podemos pensar cuáles serían las primeras instituciones van a desaparecer pero se debe ver como una liberación, como una cadena que se rompe y que ese hecho lejos de llenarnos a la barbarie, nos llevará a una  mejor sociedad, una que pone por encima la cooperación voluntaria y espontánea ante cualquier delirio de convertir al individuo en una masa al servicio de un líder.

 

See Your Space Cowboy

¿Qué propongo yo? Dame un momento y te explico.

Posted on

Si, de seguro muchos ya están cansados de que mis mares de texto diga lo evidente sobre el bipartidismo venezolano así como la situación en la que estamos metidos. Quizás es un prefacio demasiado extenso para una propuesta que se tomaré el mismo tiempo en darla a conocer, pero con el presente mar de letras quiero hacer algo diferente, quiero acercar lo que quiero proponer a algún curioso, sea venezolano o no, que se atreva a leer esas líneas así como las presentes.

La solución al problema en la cuna de libertadores se dice fácil, pero la aplicación será otro cuento y no será para nada sencillo, prácticamente será una terapia de choque para muchos cuyos beneficios, posiblemente, lo van a disfrutar sus nietos. Pero, los años  de atraso que nos dejaron el socialismo del comediante sideral y su sucesor no van a hacer un obstáculo fácil de sortear aunque por mucho que sintamos que van de salida.

Pero, debemos comenzar con una pregunta ¿Qué contexto sirvió como detonador para qué países como Singapur pasaron de ser un desastre a lo que es hoy?  Digo, aquella nación del continente asiático  pasó por malos ratos, algunos periodistas opinan que hay similitudes entre Singapur de días pasados y la cuna de libertadores actual y la respuesta es sencilla. Un gobierno que se limita a dos simples tareas, justicia y seguridad. Quizás Singapur no sea el mejor ejemplo de libertad, de hecho allá también hay violencia policial y represión lo admito, pero luego de ser prácticamente la guarida de cuanto criminal asiático ¿Cómo creen que van a enmendar las cosas? No esperen flores y arco iris con eso, la verdad.

Pero Singapur, así como Suiza o Chile llegaron a donde están gracias a una simple noción, mantener a la burocracia política lo más lejos de los bolsillos de las personas y que se limiten a sus labores ya que la sociedad por su acción, es decir el mercado, puede encontrar formar de desarrollarse de forma libre, espontánea y sin necesidad de que alguien se comporte como un general que de órdenes aquí y allá.

Hay que entender algo, allí donde el comercio no puede llegar, llega los tanques. Por mucho que nos quejemos del mercado negro (bachaqueros) no son más que una consecuencia de la necesidad humana y de dos leyes que rigen al mercado, oferta y demanda. Y les planeto lo siguiente, si dejasen al sector privado producir y llenar los anaqueles de productos ¿Qué creen ustedes que estarían haciendo esas personas? No tiene sentido contralar precios de forma obligatoria, ya que causas el efecto contrario, si quieres que bajen los precios deja que otras personas ofrezcan bienes o servicios y asunto arreglado

¿Qué creen ustedes que pasa con el petróleo? Lo mismo, hay una situación llamada sobre-oferta, es decir alguien dentro de la OPEP anda ofreciendo muchos barriles y si a la situación le sumamos que Estados Unidos se está comiendo su propio petróleo y los nuevos pozos que se han conseguido ¿Creen que el resultado de todo eso iba a ser una lavadora? Y les pregunto ¿Sirvieron el control cambiario, el de precios o la ley en contra de la violencia? No, de hecho  han empeorado la situación y la solución al predicamento no está en mantener eso.

 

See Your Space Cowboy

Sobre educación, violencia y manos atadas

Posted on

Un caso de violencia escolar no pasó por debajo de la mesa, siendo ese hecho uno de los tantos artículos que salieron publicados el día doce de marzo del presente año en el periódico El Nacional. Una estudiante fue linchada por tres “compañeras”  en la capital venezolana, tristemente casos como ese hay por miles, pero fue ese el que despertó el interés del burócrata llamado ministro de educación.

No importa esto de “integrar a la comunidad en la educación” o de algo tan ridículo como “concejos comunales de profesores” o cuantas leyes redacten con el “fin” de terminar la violencia, no le han dado una solución al problema. A la final del día, ni la ley de videojuegos y juguetes bélicos, así como las modificaciones  en las reglas del sistema educativa criollo nos convirtieron en potencia; ya que como lo indicó el responsable del artículo, los estudiantes violentos se salen con la suya en vista de que los profesores no tienen como aplicar un castigo o algo que sirva, temporalmente, para aplacar el mal comportamiento.

Tristemente debo comentar que el mal  ya se hizo, los estudiantes se sienten orgullosos de ser lacras, de un pésimo desempeño académico y más reciente de grabar las peleas entre estudiantes, se viene convirtiendo en una realidad desde mis días mientras estudiaba bachillerato; donde la burla a los buenos estudiantes y las peleas eran cosa normales, era algo “normalizado” o que siempre pasaba.

La violencia en la cuna de libertadores es un problema tan serio que lleva rato cortando vidas, tanto en los salones de clase como en otros aspectos de la vida. Mao se sentiría orgulloso al ver que alguien siguió su ejemplo de la revolución cultural en los jóvenes. Pueden tildar al culpable que quieran, el asunto es que solo se harán a los oídos sordos al respecto, ya que el problema de fondo y la raíz de todo, la impunidad y el discurso de los gobernantes, nunca será puesto en tela de juicio. El pacifismo no es algo de machos  criollos o de guerreras con sus bendiciones, el discurso grosero y violento con guerras imaginarias nos está quitando población. Esperar que los responsables de la impunidad sean castigados es un sueño, mientras sus guardianes los exaltan, estamos pecando por inocentes mientras las tumbas se van amontonando.

Streets of glory

Posted on

Debo ser honesto en varios tópicos relacionados con esta reseña. Lo poco que he leído del autor irlandés Garth Ennis se limita a unas cuantas reseñas de sus obras y el volumen uno (edición española) de PUNISHER MAX; tampoco se mucho del sello editorial llamado Avatar, pero cuando escuché que el guionista ya mencionado estaba publicando allí un comic de temática western para el año de 2007.


Pero ¿Qué podemos esperar en esta mini serie de 6 números? Con los dibujos de Mike Wolfer, estamos ante una historia que es una carta de amor al género del salvaje oeste, primero por la forma en la que maneja los arquetipos y recursos tan propios del género pero les agrega su particular forma de hacer violencia y de narrar las escenas “más calmadas” en sus trabajos. Esta mini serie, a mi parecer, tiene el indicio que la disfrutó en realizar.
Esta mini serie nos relata la salvaje vida de un hombre, Joe Dunn, militar retirado y quizás el último de una especie, los pistoleros del salvaje oeste. En su regreso, se percata que es padre de una hija que no conoció y que el tiempo de la civilización, está por llegar a pesar de “las buenas intenciones” de algunos corruptos que quieran justificar sus acciones con la frase “el fin justifica los medios”. Pero lo interesante, es como está narrado, como el cuento de un señor mayor hace a una camarera (viuda de un militar en la segunda guerra mundial) en una cafetería estadounidense.
Si ya han leído al autor, ya saben a lo que se esperan, para mí fue un viaje salvaje, digno de ser inmortalizado en alguna película de la misma temática.