Finalizando con: X Force de Warren Ellis 102 al 105

El autor Warren Ellis vuelve a aparecer en el blog, debo ser honesto, no le he prestado la atención que se merece; en algún momento del año 2000 este autor regresó a las grandes ligas del comic estadounidense y siendo conocido por su visión del mundo (oscura y cínica) fue uno de los responsables de darle nueva vida a ese singular equipo mutante llamado X Force, ese que se hizo famosos por sus acciones dentro de las viñetas y que entre sus responsables se encuentra un Rob muy famoso, más por su deficiente estilo de dibujo que por ser un artista medianamente decente.

X Force, desde sus días cuando Cable consistía en un grupo de mutantes que hacían el trabajo que sus hermanos mutantes (los de la academia de Xavier) más heroicos no podían hacer; quizás por eso el enfoque que le dio don Warren  era una revisión necesaria, durante una etapa dentro de la casa de las ideas con el título de “Revolución”, etapa que servía para renovar todo lo referente a la franquicia mutante.

Ahora, este equipo lejos de ser una guerrilla, ahora devenidos en un equipo de operaciones encubiertas y en el presente caso, el equipo recibe entre los suyos a un agente británico llamado Peter (como cosa rara también agente secreto) y con lo que queda del mencionado equipo (personajes que a duras penas reconozco, la verdad) y que deben detener a una amenaza que no solo data de los días de la guerra fría sino que, como cosa rara, todo deriva de un plan para derrotar al enemigo desde adentro, esta vez usando los genes mutantes latentes en todos los humanos.  Quizás el villano, a mi parecer, así como el encargado del equipo son los mejores personajes, ya que el equipo como tal me parece un poco olvidable, quizás sea por el hecho que estos números son muy avanzados, lo que hace difícil conocer a los integrantes de este equipo.

Anuncios

Finalizando con: Ignition City

 Debo hablar con franqueza sobre esta obra, es la primera que leo de Warren Ellis, uno de los artistas británicos que llegaron a la industria estadounidense del cómics que dejaron su huella en la misma. Aunque no es la primera obra que leo del sello editorial llamado Avatar Press, creo que esta mini serie de cinco episodios es un cóctel explosivo compuesto de muchos elementos que, a simple vista, son del agrado del mencionado autor así como el del resto de las personas que estuvieron involucradas en su realización; en lo personal, creo que Don Warren se va a volver alguien recurrente en este pequeño rincón.

Exactamente ¿De qué trata? Pues sobre una muchacha que va a la ciudad que le da título a la obra para indagar la muerte de su padre, pero en esa ciudad hay personajes que son un homenaje a los viejos aventureros espaciales de días pasados, hay tiroteos que recuerdan al western así como es una historia que recurre al planteamiento de un mundo alternativo, donde razas extraterrestres se involucran en la segunda guerra mundial y no precisamente en el bando de los aliados, aunque esto último es brevemente mostrado, pero lo más interesante es el hecho que es una delicia ese mundo alternativo que el autor y el resto del equipo se crearon para esta obra; un mundo que mezcla elementos de muchos géneros con la ópera espacial, el western, las historias policiales  y los mundos alternativos.

En lo personal, creo que si bien ese mundo da para mucho más que una mini serie, creo que alejar un poco el foco de ese agujero (palabras de los residentes no mías) que le da título a la obra aquí mencionada ya que puede dar para más y plantea una pregunta interesante ¿Cómo llegaron esos pilotos a ese lugar? Digo, ya que tiene las características de que se vendió como una especie de recinto donde esos héroes espaciales vivirían bien, una especie de salón de los héroes.

See Your Space Cowboy