Publicado en Música, Reseña de Discos

The Beatles A hard day´s night

El tercer disco de los cuatro de Liverpool llega finalmente a esta sección, de hecho, parece que estoy escuchando la discografía de esta legendaria banda en modo aleatorio, ya que escuchar la discografía de forma cronológica de una banda (sea cual sea) te da una idea de cómo fue creciendo y evolucionando la banda a lo largo y ancho de su historia; lo extraño de esta obra, es que según la nada cambiante WK, fue Lennon quien compuso la mayor parte de las canciones, haciendo una diferencia ya que anteriormente las canciones eran compuestas por Lennon y Sir Paul McCartney. Se me olvidaba que también hubo una especie de película  para promocionar esta obra y que parece que fue un hito muy importante que, con el paso del tiempo, parece que perdió importancia.

A todas estas ¿es un buen disco? Estamos hablando de los cuatro de Liverpool y si bien lo es, hay canciones que son tan de su época que no me terminaron de convencer plenamente, pero son también graciosas y llenas de la buena onda y alegría de la banda en aquellos inocentes días.  Quizás, al menos personalmente se ve, que esta obra fue una de las tantas que ayudó a la banda a conquistar el mercado estadounidense y que sirvió  de inspiración a bandas de la misma Albión o del gigante del norte en hacer sus propias canciones y composiciones.

Y creo que en este disco aparecen, como cosa rara, muchas de las canciones emblemáticas de esta banda y lo interesante es que también hicieron la banda sonora de la mentada película que hicieron con el nombre de este disco. Obra que, realmente, no me interesa mucho, aunque debo preguntarle al admirador más grande que conozco de esta banda si se acuerda sobre esta película, pero bueno, yo en lo personal creo que es una de esas obras musicales que se siente rara, la verdad.

Publicado en Música, Reseña de Discos

Diver Down

El quinto estudio de la legendaria banda es uno de esos que antecede ese momento previo a la explosión de fama que tuvo la banda, pero otro punto interesante es que la portada es en realidad una bandera relacionada con el mundo del buceo, uno en que no tengo la menor idea; adicionalmente, me vengo a enterar que esta obra está compuesta por varias canciones que no son originales de ellos, aunque creo que eso no le resta méritos a la banda.

Y ¿Tengo algo más que decir? Bueno, no mucho, ya que es una de esas claras demostraciones de la calidad que tiene la banda, aunque lo interesante del asunto es que el paso del tiempo le cayó bien a este disco, ya que no se siente tan viejo, pero tampoco tan meloso como cualquier otra cosa que haga de las bandas del rock glamoroso que siguen dando giras por ahí. Eso sí, debo agregar el hecho que suena bastante mejor que cualquier canción de ese ruido molesto llamado música urbana del día moderno. Si bien todo lo podría dejar aquí, en vista que la (nada) confiable Wikipedia tampoco anda colaborando mucho en estos días y concretamente con la información relacionada con esta obra.

Pero bueno, a mi parecer es un disco que abre las puertas para lo que estaba por llegar a la historia de la banda, el uso de un instrumento musical que (al menos para la época) muy difícilmente se asociaba con el rock y más concretamente esa segunda ola del rock pesado nacida en la soleada california que parecía que había llegado para quedarse y que la primera ola y su marcada influencia inglesa  estaba ya de salida. Y sí, hablo del sintetizador y toda la polémica que causó en ese momento, de hecho creo que unos la mantienen al día de hoy, ya saben cómo son de intensos en algunos temas los seguidores del rock.