Batman Mad Monk

Seguimos con la estela dejada por el autor Matt  Wagner dejada en el homenajeado del presente especial. En lo personal, esto de meter elementos sobrenaturales en las historias del Caballero de la Noche no es un mal recurso; de hecho uno de sus villanos llamado Grundy tiene un origen sobrenatural, pero ¿Qué hay de vampiros?

Un villano de días pasados, tal como buena parte de los personajes que usó el autor de esta obra que es una secuela de, ni más ni menos, que Batman y los hombres monstruos; ambas obras formaron parte de una pequeña saga que hizo Don Matt con el murciélago. Pero dejando de lado tanta palabras y pasemos a la reseña en cuestión. Pues resulta que los hechos de la mini serie anterior dejaron en muy mal estado, tanto económico como anímico, al padre de Julie y a ella misma; pero las cosas empeora no sólo con un cargamento de drogas que se ha salido de las manos de una de las familias criminales de la ciudad. Ahora ha llegado a la ciudad un extraño culto que ha estado dejando a su paso cadáveres con heridas el cuello y sin sangre.

Un rastro que, como es evidente, deja pensando y con las manos atadas a la policía y que prefiere dedicarse a asuntos más importantes y terrenales. Al punto que el buen comisionado de la policía tiene una de las mejores tramas secundarias, sólo siendo opacada por la de Julie y su padre así como ese final. Lo interesante es como aborda el tema sobrenatural el cruzado encapotado y como siempre aborda lo referente al crimen. De una forma temporal, pero lo que hay que destacar, aparte del dibujo y el guión, son esas referencias que hace (mejor dicho hizo) a los mitos del personaje en el viejo universo de la Distinguida Competencia.

 

See Your Space Cowboy

Anuncios

Picotazo Asesino

Para el año de mil novecientos ochenta y nueve salía en la revista llamada orígenes secretos  una singular historia de uno de esos villanos del Caballero de la Noche y homenajeado en el presente especial que,  si bien todo indica que ya dejó de ser canónica es una muestra de ese villano llamado el Pingüino y en especial esa extraña historia personal que carga encima. Una de esas historias breves, que llegan mucho al lector en vista del fuerte tono personal que tiene, no solo para el villano ene cuestión, sino también para la víctima.

De hecho, si soy honesto, muchos conocedores de los mitos del homenajeado consideran a este criminal el mismo estatus que tiene otros ya plenamente conocidos. De hecho, si mi memoria no me falla, en la famosa serie animada de los noventa el presente villano apenas recuerdo que tuvo aparición alguna, era sin embargo alguien de temer considerando que también tenía los recursos de nuestro protagonista. Aquí es algo similar, solo que vemos de donde salió ese apodo así como todo lo referente a que lo motivó a ser un criminal así como buena parte de las motivaciones que tenía en concreto contra ese pequeño criminal.

 Y es sorprendente el hecho, o quizás viejo hecho, que fueron los abusos de un futuro criminal con quien compartió años de juventud y escuela que lo llevó a ese camino. De hecho, también se ve que no es un criminal con el que sea buena idea tener rencillas personales, ya que buena parte de esa breve obra se dedica no sólo a rememorar esos amargos días sino también a la tortura. El muchacho que lo estuvo atormentado también tomó el camino del crimen y en el traslado desde la ciudad de Chicago hasta el santuario del murciélago,  tuvo un terrible desvío. Uno que le costó la vida.

Batman Prey

Seguimos con el especial y como cosa rara, también repetimos villano. Con ni más ni menos que con el Doctor Hugo Strange; la presente historia fue publicada en la revista Legendas del Caballero Oscuro, entre los números del once al quince. Pero ¿Qué tiene de interesante? No sólo es por el hecho del villano, sino también todo lo que hizo para llegar al homenajeado del especial.

Aquí se nos mezclan una historia de secuestro de ni más ni menos que la hija del alcalde de la ciudad así como uno de los tantos intentos de las fuerzas de la ley en detener a ese personaje que pasó a ser algo serio y no un mito urbano recurrente en el bajo mundo. Así que al famoso Comisionado de la policía se le da la misión de detener a su colaborador, sin importar el coste así como la inclusión del villano arriba mencionado.

El mencionado psiquiatra se une a esa fuerza especial, mientras James decide emplear personal al que no le tiene tanta simpatía. Un grave error de su parte, ya que la trama secundaria de los contrabandistas de armas es rápidamente superada y ahora comienza el ajedrez mental entre el caballero de la noche y el singular doctor, que es igual de peligroso que cualquier otro villano.

Es un arco argumental que, a mi parecer, puede llevarse tranquilamente a la gran pantalla y daría a conocer a otros villanos de nuestro vigilante. Uno que realmente es un problema, dado su amplio conocimiento en la mente humana por un lado así como por el hecho que también es un demente.

Quizás, como único punto negativo, la aparición leve de cierto personaje femenino relacionado con los gatos pudo dar para más y no dejarlo como un secundario que regresa de forma oportuna ya en el final.

BatGirl Year One

Los mitos del murciélago no necesariamente se centran en él y sus aventuras, extrañamente es una figura que no combate sola en esa cruzada. Así que llegamos a un personaje que siempre ha estado en los mitos del caballero de la noche, sea de forma activa o como parte del elenco de soporte, ni más ni menos que Bárbara Gordon y su alter ego. Introducida para el año de 1961, por ni más ni menos que Bob Kane, una de las pocas cosas buenas que trajo el código de censura ya que fue el responsable de la aparición de uno de esos personajes que al sol de hoy, tienen relevancia dentro de la mencionada casa editorial, siendo el interés romántico de ni más ni menos que el primer Robín, relación que siempre estuvo ahí.

Nuevamente, esta obra sirve para refrescar la primera aparición de Bárbara y como se ganó el respeto del homenajeado en este especial así como todo lo referente a quien es esa persona bajo la máscara. Un punto que me gustó bastante fue ese empuje que mostró Bárbara para salir de la sombra de su padre  ni más ni menos que el Comisario de Ciudad Gótica, todo el potencial que tenía y todo lo que debía hacer para ganarse el respeto del detective oscuro y su socio; un empuje que la llevó a buscar apoyo en el primer equipo de héroes de La Distinguida Competencia.

Pero, para completar todo, los villanos aquí merecen su reconocimiento ya que estamos hablando de unos villanos menores llamados Polilla Asesina y Luciernaga, villanos menores en esa amplia galería de rivales que aquí mostraron una particular saña en contra de Bárbara. Villanos que quieren brindar el mismo servicio que hace el caballero de la noche, pero para el mundo del crimen de esa ciudad, un ingenioso cambio de motivación para un dúo de villanos menores.

Batman Dark Victory

Es extraño, quien fuese recordado por ser el peor guionista que cayese en La Casa de las Ideas, tuvo un buen momento en la Distinguida Competencia escribiendo novelas gráficas de los personajes más reconocidos; la presente es una secuela de una que ya fue reseñada, el largo halloween, pero esta sirve a modo de secuela. Se ambienta en aquellos primeros cuatro años de carrera de nuestro murciélago.

Nuevamente, hay un asesino haciendo de las suyas aunque sus víctimas no se limitan a los integrantes de las familias criminales de la ciudad donde el caballero de la noche merodea, sino que a los uniformados de la Policía están también en la lista. No es para menos, los archivos que pertenecían al anterior fiscal de distrito ahora convertido en un criminal, sirven como base de investigación para la Policía así como da señales de quienes son las víctimas. Si bien el asesino comienza con un patrón similar, es decir que las muertes están relacionadas con alguna festividad.

Quizás en un momento eso se sienta ya cansino, pero las tramas secundarias ayudan bastante aquí, siendo  revisiones a detalles que simplemente debas saber cómo va a concluir todo. De hecho, las apariciones de villanos más reconocidos de nuestro vigilante tienen unos buenos momentos, como el juicio civil que le hacen a Harvey, por dar un ejemplo. Los nuevos personajes que se agregaron en ese magnífico relato llamado año uno y los que este autor fue agregando; pero esta serie de trece entregas es una muestra de lo que una vez fue el talento del señor Loeb.

He visto esta obra reseñada entre las mejores del personaje en cuestión, quizás se sienta derivada de la ya mencionada historia, así como del maravilloso año uno, también sirve para revisar y refrescar ciertos elementos de los mitos del murciélago, que ciertamente se lo merecían, en concreto la relación entre Bruce y su primer pupilo, una historia que ciertamente merecía un retoque.

Batman The Arrow and the Bat

Desde el número 127 al 131 de la publicación llamada leyendas del caballero oscuro, nos llega esta simple historia pero, igualmente, sumamente interesante. No es para menos, ya que el legendario Dennis O Neal trabajó como el guionista de este pequeño arco argumental, donde el murciélago comparte protagonismo con, ni más ni menos, el arquero esmeralda.

La historia va sobre un tirano que quiere sacar a Oliver del camino, extrañamente, usando una fórmula química que hizo la empresa del álter ego del arquero y que también vincula a las empresas de Bruce Wayne. Así que los veremos correr contra el reloj y a lo largo de cinco números para indagar sobre los planes de cómo llegó al poder ese criminal y algunos detalles de que estaba pasando en la mente de Oliver, ya que desde el comienzo lo vemos pasando por una etapa de frustración, al punto de abandonar una de sus mejores facetas, la arquería.

 Quien abandonó por un buen rato el arco y la flecha, quizás de forma muy temprana, pero sin perder su acostumbrado carácter, ese que le dio tantos problemas a quien se trata de homenajear en el presente especial. Esta historia huele a días pasados, ya que pareciera que ambos personajes no se conocen, aunque han compartido afiliación con la Liga de la Justicia, aunque lo hacen para evitar problemas; espero equivocarme, pero también huele a que fue una de las tantas historias que hicieron entre algunos momentos después de obras tales como el fantástico Año Uno del murciélago y su correspondiente Año Uno del arquero, en algún momento del viejo universo de la Distinguida Competencia.

La serie no será una de esas que siempre estará mencionada en esos conteos de los mejores relatos de alguno de los dos personajes, pero es suficientemente buena para llegar a tu corazón, ya que su guionista conoce muy bien a ambos.